Canciones de la Iglesia Católica

Cancionero Católico - (700 canciones)

1 - Bendito seas, Señor

Bendito seas, Señor,
Dios del universo,
por este pan, fruto de la tierra
y del trabajo del hombre,
que recibimos de tu generosidad,
y a Ti te presentamos;
él será para nosotros,
Pan de Vida.

Bendito seas, Señor,
Dios del universo,
por este vino, fruto de la vid
y del trabajo del hombre,
que recibimos de tu generosidad,
y a Ti te presentamos;
él será para nosotros,
Bebida de Salvación.
Bendito seas por siempre, Señor.






2 - Vendrá tu Cruz
Desatada tormenta en mis entrañas que me
deshace para hacerme de nuevo;
como Angel venido desde las montañas,
como un torrente que en el alma llevo.

Vendrá la luz a herirme en las pupilas, la
verdad a desnudar mi frente;
que si perdí mis horas más tranquilas, nace
una hora nueva más valiente.

Vendrá el dolor que no verá ninguno;
vendrá la Cruz, Señor, vendrá Tu Cruz;
y Tú sabrás al fin que he sido uno,
de los que han muerto por Tu Amor, Jesús.

Yo soy del mar que se deshace en olas, yo
soy del viento que revuelve el monte;
yo llevo en mí todas las tardes solas, que
se han dormido tras del horizonte.

Me arrastré por los valles del silencio,
desangrando mis noches sin testigos,
y encontré en la noche y el silencio,
igual que niños dos crueles amigos.

     Vendrá el dolor que no verá ninguno;
     vendrá la cruz, Señor, vendrá tu Cruz;
     y Tú sabrás al fin que he sido uno,
     de los que han muerto por tu amor, Jesús [bis]





3 - Profecías
Ya está cerca en venir aquel
que nos va a explicar
sin violencias ni gritos
paz para este mundo traerá.

Caminando vendrá a ofrecer
lo que siempre faltó
es el Hijo del Hombre
paz para este mundo traerá.

De dónde viene, cómo se llama
nadie lo sabe, ni yo lo sé.

No me importa su nombre, no,
ni cómo nacerá
lo importante es que viene,
trae la oportunidad.

Mucho más fácil es creer,
mucho más que matar,
por ser hombre soy tonto
busco fe dónde no está.

Las cosas predichas
ya se han cumplido
hoy yo las predigo y se cumplirán.




4 - Quiero mirarme en tus ojos
Quiero mirarme en tus ojos,
tus ojos que cielo son.
quiero mirarme en tus ojos,
que me roban mi corazón, mi corazón.

Quiero mirarme en tus ojos,
como miro una ilusión,
tus ojos que en mi sendero,
me calmarán todo dolor, todo dolor.

Quiero mirarme en tus ojos,
cuando me quede sin sol,
cuando en el puerto de mi alma
muera la flor del amor, del amor.

Quiero mirarme en tus ojos,
para sentir el calor
como sintió tu ternura Jesús,
el Hijo de Dios, nuestro Señor.




5 - Virgen de la esperanza
Virgen de la esperanza,
en nuestra marcha danos tu luz,
queremos ir contigo
por el camino que abre la cruz.

Madre del pueblo, condúcenos
por el camino de salvación
Que en nuestra Patria reine la paz,
en la justicia y la libertad.

Cielo y tierra nueva,
esa es la meta de nuestro andar.
Somos la tierra en marcha,
que hacia la Pascua cantando va.

Sobre cerros y pampas
despunta el alba nueva luz,
esta es la luz que trajiste
cuando nos diste al Hijo Jesús.

Afirma nuestros pasos,
da a nuestros brazos fuerza y valor.
para luchar unidos
como instrumentos de salvación.

Mientras peregrinamos
vamos sembrando llanto y dolor,
volveremos llevando
en nuestras manos trigo de Dios.




6 - Quédate con nosotros, Señor
Quédate con nosotros Señor de la esperanza
el mundo que Tú amas hoy lucha por vivir
y aunque a veces dudamos de tu presencia en casa
no dejes que la noche nos sorprenda sin Ti.

Y porque ya anochece quédate con nosotros
no dejes que la noche nos sorprenda sin Ti.

Quédate con nosotros Señor de la pobreza
los pobres y los niños te quieren descubrir
porque a veces no saben que son tus preferidos
no dejes que la noche nos sorprenda sin Ti.

Quédate con nosotros Señor de la justicia
los hombres no aprendemos a dar sin recibir
vivimos muchas veces una justicia falsa
no dejes que la noche nos sorprenda sin Ti.

Quédate con nosotros Señor de la promesa
Tú mismo aseguraste amarnos hasta el fin
por eso humildemente volvemos a pedirte
no dejes que la noche nos sorprenda sin Ti.





7 - Antes que te formaras
Antes que te formaras 
dentro del vientre de tu madre
antes que tú nacieras
te conocía y te consagré.
Para ser mi profeta
en las naciones yo te elegí
irás donde te envíe
y lo que te mande proclamarás.

Tengo que gritar, tengo que andar,
ay de mí si no lo hago
cómo escapar de Ti, cómo no hablar
si tu voz me quema dentro.
Tengo que arriesgar, tengo que luchar
ay de mí si no lo hago
cómo escapar de Ti, cómo no hablar
si tu voz me quema dentro.

No temas arriesgarte
porque contigo yo estaré,
no temas anunciarme
porque en tu boca yo hablaré.
Te encargo hoy mi pueblo
para arrancar y derribar
para edificar, destruirás y plantarás.

Deja a tus hermanos,
deja a tu padre y a tu madre
abandona tu casa
porque la tierra gritando está.
Nada traigas contigo
porque a tu lado yo estaré
es hora de luchar
porque mi pueblo gritando está.




8 - Mírame Señor
Tómame Señor,
no soy digno de que entres en mi casa.
Háblame Señor,
tu palabra bastará para sanarme.
Sáname Señor,
Tú conoces cuántas luchas en mis límites.
Quiero dar tu luz
el misterio que descansa en mi interior.

De tu cuerpo brota sangre y agua viva
van cayendo suavemente en mi interior,
te recibo con asombro y me conmuevo,
Cristo vivo.
Dios está presente en mi pobre corazón.

Mírame Señor,
yo no sé confiar en medio de las tormentas.
Llámame Señor,
nadie sostiene mi vida entregada.
Te suplico Dios,
serte fiel hasta la cruz y cruz de amor.

Te amaré Señor,
aunque tenga que olvidarme de mí mismo.
Tomaré mi cruz,
seguiré tus pasos sin mirar atrás.
Sonreiré Señor,
aunque todo fracasara y quede solo,
y si estoy muy mal,
tu palabra ardiente me liberará.

Lavaré Señor,
mis vestidos en tu Sangre de Cordero.
Cantaré Señor,
y tu fuego abrazará mi corazón.
Me aliviarás Señor,
con el peso de tu Cuerpo en mis entrañas,
y te bendeciré
contemplando el crecimiento que anidé.




9 - Oh noble Jesús
Oh noble Jesús,
Buen Pastor de Dios
fui la oveja perdida
de tu gran rebaño
y Tú sin esperar
a mi encuentro saliste
y yo sin vacilar
volví a tu lado para amar.

Oh mi buen Jesús,
Noble Pescador
me pediste: sube a la barca
con tu Señor.
Te dije: le temo a la mar,
prefiero tierra firme
y respondiste: ténme fe
y tu mano tendiste.

Eres Tú, Buen Jesús
agua para mi sed
pan que alimenta
mi amor eres Tú,
vida mía no me dejes
sin luz en esta vida.

Oh noble Jesús,
Buen Carpintero
me pediste: ayúdame
con estos maderos;
y sólo te ayudé a hacer 
la cruz donde moriste
pero al resucitar
Tú igual me redimiste.




10 - Padre
Saber que soy tu hijo, Señor
alegra mi corazón.
Tu hijo soy, oh Señor.

Señor, como un niño pequeño,
tomado de tu mano,
camino feliz.
Ni la noche, ni el frío temo,
Tú eres mi Padre Bueno,
que vela por mí.

Señor, llévame a tu casa
me hablaron mucho de ella,
yo quisiera ir,
que no falte la esperanza,
el camino es largo,
me pierdo sin Ti.

Señor, que plantas los rosales,
y cuidas las estrellas,
forjas el amor.
Acúname en tu regazo,
mientras sueño alegre,
que mi padre es Dios.





11 - Dios está aquí
Dios está aquí,

tan cierto como el aire que respiro,
tan cierto como la mañana se levanta,
tan cierto como yo te hablo y me puedes oír.

Dios está en ti...

Dios está en mí...

          


12 - Magnificat
Mi alma canta el amor de Dios,
y mi espíritu, al Salvador
porque El miró mi humildad
todo el mundo me aclamará

     Y la Virgen Santa
     le cantó al Señor,
     dándole las gracias
     por su gran amor [bis]

Al humilde Dios levantará,
al soberbio lo derribará,
al hambriento le dará su pan,
y a los ricos los despedirá.

Y la Virgen Santa...

Desde siempre Dios nos eligió,
para ser testigos de su amor
su misericordia y su bondad
con nosotros siempre estarán

Y la Virgen Santa...




13 - Oh Santo altar
Oh Santo Altar, por ángeles guardado,
yo vengo al fin con júbilo a tus pies;
aquí mi Dios, de mí tan deseado,
se ofrece a mí por primera vez.

Hora feliz, en que el Señor del Cielo,
se ofrece a mí, por la primera vez [bis]

Cristo Jesús, amigo de los niños,
me llego a Ti confiado en tu bondad.
Yo sé que Tú me miras con cariño,
yo sé que Tú me quieres visitar.

Recibe, oh Dios, la ofrenda de mi alma,
toda mi vida y todo lo que soy.
Quiero vivir en tu divina Gracia,
quiero hasta el fin, servirte con amor.

Dame Señor, en este hermoso día
lo que te pido con todo el corazón,
dicha y unión concede a mi familia
al mundo da tu paz y bendición.





14 - Quédate con nosotros
Quédate junto a nosotros
que la tarde está cayendo
pues sin Ti a nuestro lado
nada hay justo, nada hay bueno.

Caminamos solos por nuestro camino
cuando vemos a la vera un peregrino,
nuestros ojos, ciegos de tanto penar,
se nos llenan de vida,
se nos llenan de paz.

Buen amigo, quédate a nuestro lado
pues el día ya sin luces se ha quedado
con nosotros quédate para cenar, 
y comparte mi mesa,
y comparte mi pan.

Tus palabras fueron la luz de mi espera,
y nos diste una fe más verdadera;
al sentarnos junto a Ti para cenar,
conocimos quién eras al partirnos el pan.





15 - Salmo 130
Señor mi corazón no está engreído,
mis ojos no pretenden ser soberbios,
no voy por un camino de grandezas,
sencillo y escondido es mi sendero.

No busco maravillas ni prodigios
pues me conozco y sé que soy pequeño,
mantengo el corazón en paz contigo,
y mi alma está tranquila y en silencio.

Señor te revelaste como Padre,
desde mi pequeñez yo te contemplo.

Un niño en los brazos de su padre,
parece mi alma dentro de mi pecho,
pues Tú les das respuesta a mis temores,
trayendo la certeza de lo eterno.

Un niño que en los brazos de su madre,
descansa y se abandona sin recelo,
así también me basta tu presencia,
para calmar en mi alma todo anhelo.




16 - Oh Señor
Oh Señor toma este pan,
cámbialo, transfórmalo,
para que sea tu cuerpo santo.

Oh Señor toma este vino,
cámbialo, transfórmalo,
para que sea tu sangre santa.

Oh Señor toma nuestra vida,
cámbiala, transfórmala,
para que ame como vos amás.





17 - Salmo 17
Yo te amo, Señor mi fortaleza,
mi roca, mi baluarte, mi liberador.
Eres la peña en que me amparo,
mi escudo y mi fuerza, mi Salvador.

En el templo se escuchó mi voz,
clamé por Ti en mi angustia.
Extendiste tu mano y no caí,
tu poder del enemigo me libró.

Las olas de la muerte me envolvían,
me aguardaba la ruina,
pero el Señor venció.
Tu eres la luz que me ilumina,
quien abre mis caminos,
Tú eres mi Dios.

Cuando yo invoqué tu Nombre,
con mano poderosa,
me salvó tu Amor.
Son perfectos tus caminos,
tus manos me sostienen
Tú eres mi Rey.



18 - Jesús está entre nosotros
Jesús está entre nosotros
El vive hoy y su Espíritu a todos da.
Jesús, razón de nuestra vida
es el Señor, nos reúne en pueblo de Amor.

Cambia nuestras vidas con tu fuerza,
guárdanos por siempre en tu presencia.
Tú eres verdad, tú eres la paz.

Rompe las cadenas que nos atan,
llénanos de gracia en tu Palabra.
Gracias, Señor; gracias Salvador.

Nuestras existencias hoy te alaban,
nuestros corazones te dan gracias.
Tú eres amor, eres canción.





19 - Brilló la luz siendo día
Brilló la luz siendo día
y el amor se hizo palabra,
el campo fue más fecundo,
y la gente más hermana
­Gracias Señor!

Felices los pobres de alma,
pero ricos en ternura,
su cielo será mas cielo,
su pobreza más ventura.

Felices los mansos de alma,
pero fuertes sin violencia,
la tierra será la dulzura,
y no tierra de inclemencia.

Felices los que en dolores,
secos tienen ya sus ojos
el cielo estará en el suelo,
el dolor trocado en gozo.

Felices los puros de alma,
e inocentes en sus vidas,
sus ojos serán luceros
para ver la luz divina.




20 - Lo importante es amar
Tú que vez en el placer,
al mejor de tus amigos,
piensa un poco en ti mismo,
y verás...

Lo importante es amar,
lo importante es amar,
lo importante es amar
y nada más.

Tú que vives sin pensar,
encerrado en ti mismo,
sal y prueba conocer
la amistad...

Lo importante...

Tú que miras con desdén,
todas las pequeñas cosas,
cuyo valor es inmenso,
si lo sabes ofrecer...

Lo importante...

Tú que sientes soledad
y tristeza y hasta odio,
busca en los ojos de un niño
la alegría de vivir...

Lo importante...




21 - María música de Dios
Me quedé sin voz
con qué cantar
y mi alma vacía
dormida se quedaba.
Y pensé para mí:
Me pondré en sus manos,
manos de Madre, 
me dejaré en su amor.

Y Tú, María,
hazme música de Dios
y Tú, María
afina tú las cuerdas de mi alma.
Aleluya. Amén.

María acompaña
tú mi caminar
Yo solo no puedo,
ayúdame a andar.
Y pensé para mí:
Me pondré en sus manos,
manos de Madre, 
me dejaré en su amor.

Y Tú, María...





22 - Padre Nuestro (I)
Oh, Padre que estás en el cielo
envía tu reino de paz,
paz para un mundo de lucha
porque no entiende de tu verdad.

Te diste por todos nosotros,
y a cambio ya ves, oh Señor,
más no nos dejes de tu mano
porque sin tu perdón
nuestro vivir se hará tinieblas, oh Dios.




23 - Vuelve a casa
Señor quiero contarte,
algo que me está pasando,
en medio de este silencio,
una voz me está llamando.
Es una voz que me dice,
que le diga a mis hermanos,
con gozo y con alegría,
poniendo mi canto en alto...

Vuelve a casa, hermano mío
vuelve a casa,
que el Señor, con amor
se alegrará y te abrazará,
ya no pienses en aquello
que una vez te hizo alejar...
pues saber arrepentirse,
es querer hallar la paz.

Si yo sé que vos hermano
no estás cerca de Jesús
te invito a tomar mi mano
y marchemos tras su luz.
Canta conmigo esta letra,
carga en tu espalda la cruz
y el dolor de tus heridas 
es el camino a Jesús.

Vuelve a casa...

Y ahora que todos unidos,
nos ponemos a rezar,
me doy cuenta de lo mucho
que tenemos que luchar,
pregonando al mundo entero,
convirtiendo más y más,
regalando estas palabras
por aquí y por allá.

Vuelve a casa...




24 - Magnificat
Bendita sos vos, muchacha de ensueños
y bendito el fruto que crece en tu seno.
De dónde me viene, lo que no merezco:
que amanezca en casa el mismo Lucero.
Hoy que apenas supe que eras vos mi cielo
me brincó la vida que llevo por dentro.
Feliz por creer lo que te dijeron
de parte de Dios tendrás sufrimiento.
Los mismos profetas prestaron su acento
para que naciera este canto nuevo.

Al Señor que es bueno
canta mi alma
aunque soy pequeña
y no valgo anda,
El hizo conmigo
sus grandes hazañas
por eso me dicen
bienaventurada.

Porque el Poderoso
me dio su mirada
que es misericordia
y a todos alcanza
Nos mostró su fuerza
dejando sin nada
a aquellos que tienen
soberbia en el alma.

Derribó a los grandes
que en ellos confiaban 
y a la gente humilde
hacia sí El elevaba,
al que estaba hambriento
le calmó sus ansias
y al rico orgulloso
dejó con las ganas.

Escuchó a su pueblo
que le suplicaba
acordándose de la vieja alianza
que con nuestros padres
El mismo jurara
y que los siglos
mantiene sellada. Amén.





25 - Creo
Creo, aunque todo te oculte a mi fe.
Creo, aunque todo me grite que no.
Porque he basado mi fe 
en un Dios inmutable,
en un Dios que no cambia,
en un Dios que es amor.

Creo, aunque todo parezca morir.
Creo, aunque ya no quisiera vivir.
Porque he fundado mi vida 
en palabra sincera,
en palabra de amigo,
en palabra de Dios.

Creo, aunque todo subleva mi ser.
Creo, aunque sienta muy solo el dolor.
Porque un cristiano que tiene
al Señor por amigo
no vacila en la duda,
no vacila en la fe.

Creo, aunque veo a los hombres matar.
Creo, aunque veo a los niños llorar.
Porque aprendí con certeza
que El sale al encuentro,
en las horas más duras,
con su amor y su luz.

Creo, pero aumenta mi fe.




26 - El Peregrino (I)
Un día por las montañas
apareció un peregrino
apareció un peregrino.
Se fue acercando a las gentes
acariciando a los niños [bis].

Iba diciendo por los caminos:
Amigo soy, soy amigo.

Sus manos no empuñan armas,
sus palabras son de vida
sus palabras son de vida.
Y llora con los que lloran
y comparte la alegría [bis].

Reparte el pan con los pobres
a nadie niega su vino
a nadie niega su vino.
Y está junto a los que buscan
y consuela a los mendigos [bis].

Y los hombres que lo vieron
contaban a sus vecinos
contaban a sus vecinos.
Hay un hombre por las calles
que quiere ser nuestro amigo
que quiere ser nuestro amigo.
Hay un hombre por las calles
que lleva la paz consigo [bis].





27 - Salmo 115
Amo al Señor porque El escucha
el clamor de mis súplicas.
Porque inclina su oído hacia mí
cuando yo lo invoco.
Los lazos de la muerte me envolvieron,
me alcanzaron las redes del abismo.
Caí en la angustia y la tristeza
invoqué al Señor, sálvame.

El Señor es justo y bondadoso
nuestro Dios es compasivo.
El Señor protege a los sencillos,
yo estaba en la miseria y me salvó.
Alma mía recobra la calma
porque Dios ha sido bueno contigo
El libró mi vida de la muerte,
de lágrimas y caídas.

Tenía confianza cuando dije:
qué grande es mi desgracia.
Con qué pagaré al Señor,
todo el bien que me hizo?
Alzaré la copa de la salvación
invocaré el nombre del Señor.
Cumpliré mis votos al Señor
en presencia de todo su pueblo [bis].





28 - Oración simple
Señor haz de mí,
un instrumento de tu paz.

Donde haya odio, ponga yo amor.
Donde haya ofensa, ponga yo perdón.
Donde haya discordia, lleva la unidad.
Donde haya error, lleve la verdad.
Donde haya miedo, ponga la esperanza.
Donde haya dudas, lleve yo mi fe.
Donde haya tristezas, lleve mi alegría.
Donde haya tinieblas, ponga yo tu luz.
Donde haya odio, ponga yo tu amor.

Señor haz de mí,
un instrumento de tu paz.




29 - Gloria de Dios (nt3)
No sé cómo alabarte
ni qué decir Señor.
Confío en tu mirada
que me abra el corazón.

Toma mi pobre vida
que sencilla ante Ti,
quiere ser alabanza
por lo que haces en mí.

Gloria, gloria Dios [4 veces].

Siento en mí tu presencia
soy como Tú me ves,
bajas a mi miseria
me llenas de paz.

Indigno de tus dones,
más por tu gran amor
tu Espíritu me llena
gracias te doy Señor.

Gracias por tu palabra,
gracias por tu amor,
gracias por nuestra Madre,
gracias te doy Señor.

Gracias por mis hermanos,
gracias por el perdón,
gracias porque nos quieres
juntos en Ti, Señor.





30 - Canción del Sea
Que sea en mí Señor,
aquello que Tú quieras,
que sea en mí Señor,
la luz de tu presencia,
que sea en mí Señor,
y en todos mis hermanos, 
que sea un canto
por tu amor y con tu fe.

Que sea en mí, Señor
y en todos sea.

Que sea en mí Señor, tu sabia solidaridad
que sea en mí todo el esfuerzo y la esperanza,
que sea en mí la adoración y la alabanza,
con la alegría del encuentro y la amistad.

Que sea en mí, Señor 
y en todos sea.
Sea en mí, sea en mí, sea en mí,
deja que sea en mí, Señor.

Que sea en mí tu presencia
aunque no vea,
que sea en mí tu voluntad
aunque no entienda,
que sea en mí poder sentirte
aunque no sienta,
que sea en mí toda la fuerza de tu Amor.

Que sea en mí, Señor 
y en todos sea.

Quiero aprender a abandonarme en Ti,
y pronunciar el sea de tu voz,
que por siempre sea, sea en mí.

Sea en mí, sea en mí...





31 - Me imagino
Me imagino un lugar
donde nunca se irá el sol
donde nunca vi llover
donde nunca frío hará.

Donde dos o más están
allí también está el calor
me imagino un lugar
donde nunca se irá el sol.

El lugar no son las cosas
el lugar no es la casa
el lugar es la gente
que en ella el tiempo pasa.

Me imagino un señor 
que nadie quería escuchar
compartiendo su dolor,
solamente oírlo hablar.

Donde dos o más están
allí también está el calor
me imagino un lugar
donde nunca se irá el sol.

El lugar no son las cosas
el lugar no es la casa
el lugar es la gente
que en ella el tiempo pasa.






32 - María de Nazareth
Dulce muchacha humilde de Palestina
a vos para ser Madre Dios te eligió,
y cuando desde el Cielo te mandó un ángel
para pedir tu consentimiento
vos le dijiste: "su esclava soy" [bis]

Por eso voy a darte mi corazón,
y cantando repetiré tu nombre
María de Nazareth [bis].

Fue tu materna espera luz de esperanza
hasta que el gurisito nació en Belén
y vinieron los pobres y peregrinos
para adorarlo y El sonreía,
Dios con nosotros, el Emmanuel [bis].

En aquel tallercito de carpintero
Dios aprendió el oficio del buen José,
y vos yendo y viniendo de la cocina
guardabas cosas dentro del alma
que te sirvieran para después [bis].

Viendo a morir a tu hijo en el Calvario
te hiciste madre nuestra junto a la cruz
y quedaste esperando porque sabías
que volvería resucitado,
de entre los muertos, tu buen Jesús [bis].

Ahora que en cuerpo y alma estás en el Cielo,
sentimos tu plegaria junto al Señor,
y que vas caminando con el que sufre,
con el que llora, con el que sueña
con la justicia, con el amor [bis].





33 - Si yo no tengo amor
Si yo no tengo amor,
yo nada soy. Señor [bis]

El amor es compasivo,
el amor es servicial,
el amor no tiene envidia
el amor no busca el mal.

El amor nunca se irrita,
el amor no es descortés
el amor no es egoísta,
el amor nunca es doblez


El amor disculpa todo,
el amor es caridad,
no se alegra de lo injusto
sólo goza en la verdad.

El amor soporta todo,
el amor todo lo cree,
el amor todo lo espera,
el amor es siempre fiel.

Nuestra fe, nuestra esperanza
frente a Dios terminarán
el amor es algo eterno
nunca, nunca pasará.




34 - Cartas de San Pablo
Si yo hablara todas las lenguas de la Tierra
pero no tengo amor,
soy como un bronce que retiñe,
un címbalo que resuena.
Si tuviera el don de la profecía
conociera toda la ciencia,
si tuviera la fe de transportar las montañas,
pero no tengo amor...
No soy nada, porque un hombre,
no es hombre si no ama [bis].

Si yo diera a los pobres todos mis bienes
y entregara mi cuerpo a las llamas
pero no tengo amor, nada me sirve.
Pasarán las profecías, cesarán todas las lenguas,
las ciencias algún día acabarán,
pero el amor nunca morirá
porque todo lo cree, todo espera,
todo sufre, todo suple, no busca sólo lo suyo,
más goza de la verdad [bis].




35 - Despertemos llega Cristo
Despertemos, llega Cristo, ven Señor.
Acudamos a su encuentro,
ven Señor

La iglesia espera tu venida ven Señor
y llena de alegría canta:
ven Señor

Palabra eterna y creadora, ven Señor
a renovar todas las cosas
ven Señor

Imagen de la luz eterna, ven Señor
a iluminar nuestras tinieblas,
ven Señor

Verdad y vida encarnada ven Señor
a responder a nuestras ansias,
ven Señor.

Pastor y rey de nuestro pueblo, ven Señor
a conducirnos a tu Reino
ven Señor.



36 - Toma mi vida
Señor, toma mi vida nueva
antes de que la espera
desgaste años en mí.
Estoy dispuesto a lo que quieras
no importa lo que sea,
Tú llámame a servir.

     Llévame donde los hombres
     necesiten tus palabras
     necesiten mis ganas de vivir.
     Donde falte la esperanza,
     donde todo sea triste simplemente 
     por no saber de Ti.

Te doy mi corazón sincero
para gritar sin miedo
lo hermoso que es tu amor.
Señor tengo alma misionera
condúceme a la tierra
que tenga sed de vos.

Y así me marcharé cantando
por pueblos predicando
tu grandeza Señor.
Tendré mis brazos sin cansancio
tu historia entre mis labios
la fuerza en la oración.




37 - Ofrenda
Padre yo te adoro, 
yo te ofrezco mi alma y vida
­Cómo te amo!

Jesucristo yo te adoro...

Espíritu Santo yo te adoro...

Trinidad Santa yo te adoro...

Virgen santa te venero...




38 - Crucifixión
Un hombre llegando al Calvario está
y el monte lo espera frío y cruel.
Con la cruz comienza a caminar
y lágrimas de sangre resbalan por su piel.

Ese hombre, sólo vino a cumplir aquí
el mandato de su Padre, el gran Rey.
Y es Jesús, que vino a sufrir, que vino a
morir para que podamos vivir.

Oh Señor,
escucha el ruido atroz
del látigo feroz
que castiga tu cuerpo sin piedad!
Y tu marcha más lenta se hace aún
pues agotado estás
por el castigo tan tenaz.
Pero llegan y te clavan en la cruz
por mí, Oh buen Jesús!

Ya se acerca el momento de expirar
porque casi sin hablar
una frase dice con amor:
Padre, perdónalos, Señor
porque no saben lo que hacen.
Y después, alzando la mirada
a la altísima morada
pronuncia: "Consumado es".

Ya murió el Hijo Redentor,
el único Señor
que dio todo su amor
por salvar al mundo pecador
y darles el perdón,
la vida y un nuevo corazón.
Muchas gracias mi Dios,
muchas gracias mi Rey y Señor.




39 - Tú, que puedes cantar
Tú, que puedes cantar por qué no cantas ya,
la fe de los que luchan por un mundo mejor,
la fe de los que aman en medio del dolor,
el gozo que El nos trajo,
la paz que El derramó.
Su amor de caridad que el odio desplazó,
la dicha de vivir amando de verdad
Tú, que puedes cantar por qué no cantas ya.

Tú, que puedes hablar
qué esperas para hablar,
de los que ya no pueden gritar su propio mal
de todos los que mueren de frío y soledad,
los que para comer venden su libertad,
porque no tienen ni nombre ni nación;
hay hombres que olvidaron
lo que es la luz del sol.
Tú, que puedes hablar,
qué esperas para hablar.

Tú, que puedes amar,
que esperas para amar,
a los que sólo saben
de odio y de rencor.
Los ricos han echado
la llave al corazón,
los pueblos y las clases
se buscan con rencor
tú ama en su lugar
con todo el corazón.
el reino del amor
se forja en el dolor.
Tú, que puedes amar,
qué esperas para amar.





40 - La mañana siguiente
Tendrá que haber un nuevo día,
tendrá que haber una ilusión,
en donde todo sea alegría,
en donde todo sea amor.

Gracias Señor por tus heridas,
gracias también por tu perdón
Por nosotros diste la vida.,
hoy te la damos para Vos.

Veré nacer un nuevo día, 
veré brillar de nuevo el sol,
veré surgir una esperanza,
renacerá la dicha, renaceremos al Amor.





41 - Tus ojos color miel
Quiero tener tus ojos color miel,
saber mirar de frente y hasta el fondo ver.
Aprender a sonreír junto a la cruz,
y en tu nombre descubrir la canción de Dios.

María, tu nombre es como el sol,
llamando a los hombres,
a alabar a Dios,
nombre del Amor.

Quiero amar a Dios, como vos lo amás,
pedirle que en mí
se cumpla sólo su voluntad.
De rodillas alabarlo en el dolor,
y en mi canto darle gracias por su amor.





42 - El niño perdido
Por las calles ruidosas busca María
al niñito perdido hace tres días.
Ese niño pequeño tiene en sus labios
un saber misterioso para los sabios.

     María conservaba
     todas las cosas
     meditándolas en su corazón.

Madre mía, no tienes porqué buscarme,
en las cosas del Padre debo ocuparme.
Por las calles un día has de llorarme
y al tercer día, vivo, has de abrazarme.

Por las calles los hombres, andan buscando
a ese Dios que perdieron, no saben cuándo.
Y si tú los ayudas, Santa María,
lo hallarán en un Niño, por fin un día.




43 - Hermano Sol , Hermana Luna
Hermano sol, hermana luna yo quiero saber,
cómo ha hecho el Señor
para dejar sembrado de color
toda la tierra de verde y de flor,
y hacer que el cielo se adorne
en su esplendor.

Hermano sol, hermana luna yo
de ver la vida yo creo en el amor,
de las estrellas del cielo creo en Dios,
de ver las aves por aire volar
de ver los prados alegres saludar.

Hermano sol, hermana luna yo pido a los 
dos mi día acompañar
y las bellezas siempre iluminar,
a la mañana oro se le dará,
plata en un manto la noche azul tendrá.

Hermano sol, hermana luna
yo quiero poder a los cielos cantar
y a Dios por todo
las gracias quiero dar.




44 - Me pongo en tus manos
Me pongo en tus manos, oh Señor,
te entrego toda mi vida,
no me sueltes nunca Señor,
mi fuerza eres Tú, y mi alegría.

Tú que fuiste obediente hasta la muerte,
Tú que fuiste el testigo fiel,
enséñame a cumplir hoy tu promesa
enséñame a decirte siempre amén.

Tú no has venido a ser servido,
Tú te hiciste esclavo por amor,
dame un corazón grande y sencillo,
dame un corazón de servidor.

Guarda entre tus manos mi pobreza,
guía mi camino con tu Luz,
quiero estar de pie junto a María
abrazando el leño de tu Cruz.





45 - Zamba de Navidad
Navidad, Navidad
mañana será Navidad.
Esta noche es la Nochebuena,
mañana será la Navidad [bis].

Niño Dios, Niño Dios,
Niño Dios de los changuitos,
que como ellos muy pobrecito
en un ranchito vas a nacer [bis].

Navidad por el salitral
que alegre llegó,
que alegre se irá,
dejando a los pobres changos
mucha dulzura en el corazón.

Suenen ya,  suenen ya,
las campanas en la iglesia,
y los changos mirando al cielo
esperando al Niño que ha de nacer [bis].

Llega ya, llega ya,
montado en una estrellita,
llega ya el niñito bueno
a los pobres changos a consolar [bis].



46 - Espíritu Santo ven
Espíritu Santo, ven aquí;
Espíritu Santo, sobre mí.
Quiero vivir, quiero ser feliz
con tu poder dentro de mí.

Ahora sé lo qué es vivir;
puedo reír, puedo cantar.
Ahora sé que yo puedo amar
con tu poder dentro de mí.

Hermano si querés vivir
la Gloria de Nuestro Señor,
acepta pues esta bendición
que será tu Salvación.




47 - Gracias , Señor
Por el cielo, la estrella y el sol
­gracias Señor!
Por la nube, la luna y su luz,
­gracias, Señor!
Al mirar su fulgor, conocemos tu amor
­gracias a Ti, Señor!

Por la nieve y el buen chaparrón,
­gracias, Señor!
La neblina, el rocío sutil,
­gracias, Señor!
Tu caricia ellos son, y nos muestran tu
amor, ­gracias a Ti, Señor!

Por el bosque y el viento cantor,
­gracias, Señor!
Por el ritmo incesante del mar,
­gracias, Señor!
Nos recuerdan tu voz que nos hace cantar,
­gracias a Ti, Señor!

Por la dicha de hallarnos aquí
­gracias, Señor!
Al abrigo de tu creación
­gracias, Señor!
Por cantar a una voz,
nuestra fe y nuestro amor,
­gracias a Ti, Señor!





48 - Te ofrecemos, Padre Nuestro
Te ofrecemos, Padre nuestro
con el vino y con el pan
nuestras penas y alegrías,
el trabajo y nuestro afán.

Como el trigo de los campos
bajo el signo de la cruz,
se transformen nuestras vidas
en el Cuerpo de Jesús.

A los pobres de la Tierra
a los que sufriendo están,
cambia su dolor en vino
como la uva en lagar.

Estos dones son el signo
del esfuerzo de unidad,
que los hombres realizamos
en el campo y la ciudad.




49 - Salmo 33
Bendeciré al Señor en todo tiempo,
y mi boca no dejará de alabarlo.
Mi alma se enorgullece en el Señor,
que lo oigan los humildes y se alegren.

     Prueben qué bueno es el Señor,
     hagan la prueba y véanlo.
     Dichoso aquel
     que busca en El, refugio

Engrandezcan conmigo al Señor,
ensalcemos todos su Nombre.
Busqué al Señor, y me dio una respuesta,
me libró de todos mis temores.





50 - Coplas del Yaraví
Señor, que nuestra vida sea
cual una quena simple y recta,
para que Tú puedas llenarla,
llenarla con tu música [bis]

Señor, que nuestra vida sea,
semilla suelta por el aire,
para que Tú puedas sembrarla,
sembrarla donde quieras [bis]

Señor, que nuestra vida sea
arcilla blanda entre tus manos,
para que Tú puedas formarla,
formarla a tu manera [bis].

Señor, que nuestra vida sea,
leñita humilde y siempre seca
para que Tú puedas quemarla
quemarla para el pobre [bis].




51 - Si el Espíritu de Dios
Si el Espíritu de Dios se mueve en mí,
yo creo Señor en Ti (bis).
Yo creo, yo creo,
yo creo Señor en Ti (bis).

- Yo espero...
- Yo amo...
- Yo hablo...
- Yo vivo...
- Yo crezco...
- Yo canto...

Amén puedo decir.





52 - No hay mayor amor
     No hay mayor amor
     que dar la vida
     No hay mayor amor [bis].

Este es mi cuerpo y mi sangre
todo esto es lo que soy.
Estaré siempre entre ustedes,
aunque parta no me voy.

No teman amigos míos
si algún tiempo no me ven,
que si entre ustedes se quieren
me verán a mi también.

El miedo no es sentimiento
que abriga el que cree en mí,
recuerden estas palabras:
Al mundo yo lo vencí.

Les enviaré mi Espíritu
que consuela en el dolor,
alentará en la esperanza,
traerá fuego al corazón.




53 - Es la cruz
Es la cruz de salvación
árbol que nos dio la vida,
precio de la redención
de la humanidad caída.

     ­Cruz de Cristo vencedor
     te adoramos, sálvanos!

Ara donde se inmoló
el Cordero Inmaculado.
Cristo en Ti nos redimió
árbol santo e inmortal
son tus frutos redentores
Gracia, luz, perdón y paz
brindas a los pecadores.

Santa Cruz de redención,
arco iris de la Alianza,
signo eterno del perdón,
fuente viva de esperanza.




54 - Triunfo de la vida
Viene la Magdalena
por el sendero,
hay una tumba abierta
y un jardinero.
Alguien dice su nombre
y la Magdalena
siente que se terminan
todas sus penas.

     Este es el triunfo lindo,
     muerte vencida,
     triunfo de Dios y el hombre
     triunfó la vida.

Juan y Pedro corriendo hacia su gente
llevan la gran noticia del Dios viviente.
Venga Tomás y toque llagas y heridas,
créale a los demás, crea en la vida.

Hacia Emaús conversan los dos vecinos,
mientras se acerca a ellos un peregrino.
Cuando se parte el pan, anochecido,
hay un Cristo viviente reconocido.

Larga noche sin pesca y los pescadores
echan redes cansadas de sus labores,
Qué cantidad de peces, cruje la quilla,
es el Resucitado, que está en la orilla.




55 - El mensajero de la Paz
     Es hermoso ver
     bajar de la montaña
     los pies del mensajero
     de la paz.

El Señor envió a sus discípulos
los mandó de dos en dos...

Los mandó a las ciudades
y lugares donde iba a ir El...

La cosecha es abundante
les dijo el Señor al partir...

Pídanle al dueño del campo
que envié más obreros a su mies...

Al entrar en una casa
saluden anunciando la Paz...

Cuando entren y no los reciban,
la Paz a ustedes volverá...

El Reino de Dios está cerca,
a todos anunciarán...

Los que a ustedes los reciban
me habrán recibido a mí...

Quien recibe mi palabra
recibe al que me envió...




56 - Salmo 79 (Cantad alegres)
Cantad alegres, cantad a Dios
habitantes de toda la tierra.
Servid a Dios con alegría,
venid a El con regocijo.

     Aleluya, gloria Aleluya [4 veces]

Reconoced que Yahvé es Dios,
El no hizo y no nosotros mismos.
Pueblo suyo, suyo somos
y ovejas de su prado.

Entrad por sus puertas
con acción de gracias
por sus atrios con alabanzas
alabadle, bendecid su nombre.

Porque el Señor, el Señor es bueno
y para siempre su misericordia
y su Verdad, su Verdad por todas
por todas las generaciones. 




57 - Estoy pensando en Dios
     Estoy pensando en Dios,
     estoy pensando en su amor [bis].

Olvida el hombre a su Señor
y poco a poco se desvía
entre angustia y cobardía
va perdiéndose el amor.
Dios le habla como amigo
huye el hombre de su voz.

Yo siento angustia cuando veo
que después de dos mil años
entre tantos desengaños
pocos viven de su fe.
Muchos hablan de esperanza
mas se alejan del Señor.

Todo podría ir mejor
si mi pueblo procurase
caminar sin alejarse
del camino del Señor,
pero el hombre no hace suyos
los senderos del amor.

Todo podría ir mejor
si en fervor y alegría
fuesen las madres María
y los padres San José, 
y sus hijos imitasen
a Jesús de Nazareth.




58 - Me enamoraste Señor
Me enamoraste Señor
y me dejé seducir
me cautivaste,
has podido conmigo.

No quiero volver a nombrarte
ni hablar jamás de Ti
pero dentro mío siento como un fuego ardiente
y aunque trate de ahogarlo no puedo.

Porque el que empieza a seguirte
prepara el alma ante las pruebas
fortalece el corazón con toda su firmeza
y no tiene miedo a la oscuridad.

Aférrate y no te separes de El
cuando te humillen ten paciencia
aceptando todo con tranquila indiferencia
aunque en la senda reine la oscuridad.

No me preguntes por tres veces
en la playa si te amo
porque no me animo a responderte otra cosa
Oh, Señor, Tú sabes que te amo.




59 - Lo llaman Jesús
Hay un hombre que está solo
tiene triste la mirada
con sus manos lastimadas
que no dejan de sangrar.

El sembró todas las flores
tiene muchos animales
tiene tierras tiene mares
pero vive en soledad

Lo llaman Jesús [3 veces]

Cada vez está más solo
sus hermanos lo olvidaron
sin querer lo lastimaron
y hoy se muere de dolor.

Ya cumplió más de mil años
y parece siempre un niño
al que dio tanto cariño
hoy le niegan el amor.

Lo llaman Jesús [3 veces]





60 - Desde que te descubrí
Desde que te descubrí
mis ojos se han llenado de esperanza,
desde que te descubrí
la noche más oscura tiene luz.

Y pienso que esta vida no es tan dura
pues siempre en realidad me ayudas Tú.
Andando de tu mano más fácil es la vida,
andando de tu mano más fácil es vivir.
En Vos tengo un amigo no dejes que lo pierda,
aumenta mi creencia porque tengo fe en Ti,
oh Dios.

Y no me importa morir
sabiendo que estaré muy cerca tuyo
que alguna vez  llegará
el día en que comparta yo tu mundo.

Y creo firmemente en otra vida
colmada de plena felicidad
donde no habrá tristezas
ni llantos ni mentiras
todo será distinto,
un mundo de verdad.
Después de haber luchado,
durante un largo tiempo,
olvidaré el pasado,
y correré hacia Ti,
oh Dios.




61 - Como Cristo nos amó
Como Cristo nos amó
nadie pudo amar jamás;
El nos guía como estrella
por la inmensa oscuridad.
Al partir con El el pan
alimenta nuestro amor
es el pan de la amistad, el pan de Dios

     Es mi cuerpo, vengan a comer
     es mi sangre, vengan a beber
     porque soy la vida, yo soy el amor,
     a tu amor eterno llévanos Señor.

Como Cristo nos amó
nadie pudo amar jamás;
en su pueblo es un obrero
como todos los demás.
Con sus manos gana el pan
trabajando con amor.
El conoce la pobreza y el dolor.

Es mi cuerpo...

Como Cristo nos amó
nadie pudo amar jamás;
al morir en una cruz
nos dio su paz y libertad.
Pero al fin resucitó
por la fuerza de su amor
y salió de su sepulcro vencedor.

Es mi cuerpo...

Como Cristo nos amó
nadie pudo amar jamás;
El nos une como hermanos
en su reino de bondad.
Para siempre junto a El
viviremos sin temor
nada puede separarnos de su amor.

Es mi cuerpo...





62 - Juntos como hermanos
     Juntos como hermanos
     miembros de una Iglesia, 
     vamos caminando
     al encuentro del Señor

Un largo caminar
por el desierto bajo el sol,
no podemos avanzar
sin la ayuda del Señor.

Unidos al rezar,
unidos en una canción
viviremos nuestra fe
con la ayuda del Señor.

La Iglesia en marcha está
a un mundo nuevo vamos ya,
donde reinará el amor,
donde reinará la paz.





63 - Al despertar
Al despertar, encuentro en mí
oh Señor, ganas de vivir.
Al abrir, mis ojos ya
descubro que tu amor
se me ha dado una vez más.

Gracias Señor, por este nuevo día
por esta nueva luz.
Por despertar en mí,
el deseo de brindarme
y cambiar mi dolor por tu amor.

Te ofrezco hoy, todo lo que soy
mis tristezas, mis alegrías.
Todos mis esfuerzos,
que se vuelvan a Ti
y no importe nada de mí.

Gracias Señor...





64 - Esta es la luz de Cristo
Esta es la luz de Cristo
yo la haré brillar [3 veces]
Brillará, brillará, sin cesar.

Soy cristiano y esta luz
yo la haré brillar...

Nunca la ocultaré
yo la haré brillar...

Toma hermano esta luz
y hazla tú brillar...




65 - Id y enseñad
Sois la semilla que ha de crecer
sois la estrella que ha de brillar
sois levadura, sois grano de sal
antorcha que debe alumbrar.

Sois la mañana que vuelve a nacer
sois espiga que empieza a granar
sois aguijón y caricia a la vez
testigos que voy a enviar.

     Id, amigos, por el mundo,
     anunciando el amor.
     Mensajeros de la vida
     de la paz y el perdón.
     Sed amigos los testigos
     de mi resurrección.
     Id llevando mi presencia
     con vosotros estoy.

Sois una llama que ha de encender
resplandores de fe y caridad.
Sois los pastores que han de guiar
al mundo por sendas de paz.

Sois los amigos que quise escoger
sois las palabras que intento gritar,
sois reino nuevo que empieza a engendrar
justicia, amor y verdad.

     Id, amigos...





66 - Una espiga
Una espiga dorada por el sol,
un racimo que corta el viñador,
se convierten ahora en pan y vino de amor,
en el cuerpo y en la sangre del Señor.

Compartimos la misma comunión,
somos trigo del mismo sembrador,
un molino, la vida nos tritura con amor,
Dios nos hace Eucaristía en el amor.

Como granos que han hecho el mismo pan,
como notas que tejen un cantar,
como gotas de agua que se funden en el mar,
los cristianos un cuerpo formarán.

A la mesa de Dios se sentarán,
como hijos su pan comulgarán,
una misma esperanza caminando cantarán,
y en la vida como hermanos se amarán.




67 - Ustedes son mis amigos
Hijos míos, 
voy a estar poco tiempo entre ustedes.
Me buscarán
mas donde voy no podrán venir;
les doy un mandamiento nuevo,
ámense unos a otros
así como los amé.
En eso todos verán,
que ustedes son mis amigos [bis].

El que me ama
cumplirá todas mis palabras.
Y mi Padre lo amará
y vendremos a El.
Les dejo la paz, les doy mi Paz,
no como le da el mundo.
No teman ni se acobarden,
oyeron lo que les dije.
Me voy pero volveré. [bis]

Ya no son
como el siervo que ignora a su dueño,
conocen ya
lo que mi Padre me ha dicho a mí.
Ustedes son mis amigos
si hacen lo que les mando,
recuerden que los amé,
no me eligieron a mí.
Soy yo quien los ha elegido. [bis]




68 - Angelus
El Angel vino de los cielos 
y a María le anunció
el gran misterio de Dios hombre 
que a los Cielos admiró.

Virgen madre, Señora nuestra, 
recordando la Encarnación
te cantamos tus hijos todos 
como estrella de salvación.

Yo soy la esclava del Señor mi Dios 
la Virgen dijo al contestar,
Que se haga en mí según has dicho, 
se cumpla en mí tu voluntad.

Virgen Madre...

Y el Verbo para redimirnos 
tomó su carne virginal,
vivió hecho hombre entre nosotros 
librándonos de eterno mal.

Virgen Madre...




69 - Marcha con fe
Marcha siempre con fe dentro del corazón, y
serás pronto rey de un mundo mejor, confiando
verás que aunque viendo sufrir, es siempre hermoso vivir.

Es tan dulce soñar, es tan bueno sonreír, el ayer
borrarás, porque hoy tu porvenir te dice que al
fin el temor quedó atrás, feliz así marcharás.

Si miras hacia el cielo, allí descubrirás, que un
Dios de amor sonriendo está al ver tu felicidad.

Deja atrás el dolor, que la vida te dará la razón
de vivir la tan ansiada paz, comienza a creer, a
vivir de verdad, feliz, así marcharás.




70 - Tú que buscas la felicidad
Tú que buscas la felicidad,
que quieres encontrar la paz,
que quieres vida en tu marchar.
Tú que quieres hoy redescubrir,
una razón para vivir, acércate y escúchame.

Hay algo muy simple que te saciará,
es algo tan simple, que puedes empezar ya.
Ven sigue los pasos del niño Jesús
ama a tus hermanos enséñales tu luz.

Ten siempre dispuesta tu sonrisa de amor,
bríndala a los hombres con todo tu calor.
Acércate al que sufre, dale una nueva ilusión,
enséñale que siempre a su lado estará Dios.

Y verás que todo va mejor,
por el camino del amor,
verás a tu hermano feliz.
Y verás que todo cambiará,
verás que Cristo triunfará,
y que en el mundo habrá paz.





71 - Den gloria a Dios
Den al Señor sus alabanzas
denle poder, honor y gloria
a una voz canten un himno al Señor.

En siete días creó Dios al mundo
Adán pecó y perdió el Cielo
Jesús vino para redimirnos,
murió en la cruz y nos salvó.

A Moisés Dios dijo: "Haz mi pueblo libre
yo seré tu guía, siempre sígueme"
Salidos ya de Egipto y el mar pasado,
cantaron y bailaron, se llenaron de júbilo.

Jesús dijo a Pedro: "Ven, te llamo
el camino es duro mas iré contigo"
Pedro respondió: "Soy un pescador"
Tiró sus redes y hacia el Señor corrió.

Entrégate hermano al Señor Jesús
El te ama aunque seas pecador
El pagó el precio de tu salvación
y ahora eres una nueva creación.



72 - Himno a la Alegría
Escucha hermano la canción de la Alegría
el canto alegre del que espera un nuevo día.

     Ven, canta, sueña cantando,
     vive soñando el nuevo sol,
     en que los hombres
     volverán a ser Hermanos.

Si en tu camino sólo existe la tristeza,
y el llanto amargo de la soledad completa.

     Ven, canta...

Si es que no encuentras la alegría en esta tierra,
búscala hermano más allá de las estrellas.

     Ven, canta...




73 - María
Era como la mañana 
y con ella amanecía
ese sol que al mirarla 
en sus brazos se dormía.

Ella, ella es, ella es María

Ella acunaba en su cuerpo 
al niño que salvaría 
a los hombres y mujeres 
que le entregaran su vida.

Luego al sufrir la muerte 
de ese hijo al que amaba
llevó en su silencio al mundo 
la verdad de sus palabras

Dame tus fuerzas María 
para que pueda encontrar
el camino que en su vida 
El nos quiso señalar.




74 - Quiero serte fiel
Toda mi vida, quiero serte fiel
fiel en el gozo
y en el dolor también.
Demostrando al mundo
tu reinado Señor
demostrando que en tu nombre
existe el amor.

Toda mi vida, quiero serte fiel
demostrando cada día
que Tú eres el rey.
Para que los hombres
descubran que tu amor
es el camino cierto
que nos lleva a la salvación.




75 - Tú lo sabes todo
     Tú, Señor Tú lo sabes todo
     Tú sabes que te quiero
     Tú sabes que te amo

Dónde estás Jesús
te llevo oculto en mi interior
cálmame la sed.
Sin nada voy, siguiéndote.

Cuántas veces fui
junto al sagrario a suplicar
vi tu lucha en mí
tu Cruz me dio la ansiada Paz.

Mi oración cambió
ya no protesto más Señor
hoy te miro al fin
con ojos de Resurrección.

Siempre te pedí
tu gran amor ardiendo en mí.
Hoy espero en Ti
yo sé a quién di mi corazón.

Este es mi lugar
acompañarte hasta morir.
Escondido en Ti
me gozo en dar mi humilde sí.




76 - Vine a alabar a Dios
Vine a alabar a Dios, 
vine a alabar a Dios
vine a alabar su nombre,
vine a alabar a Dios.

El llegó a mi vida
en un día muy especial
cambió mi corazón
por un nuevo corazón
y esa es la razón
por la que digo que: 
vine a alabar a Dios.

Vine a alabar a Dios...




77 - Canción del grano de trigo
Sé como el grano de trigo que cae 
en tierra y desaparece,
y aunque te duela la muerte de hoy,
mira la espiga que crece.

Un trigal será la Iglesia
que guardará mis entregas,
fecundadas por la sangre de Aquél
que dio su vida por ella.
Ciudad nueva del amor
donde vivirá el pueblo
que en los brazos de su dueño nació,
sostenido de un madero...

Yo mi vida he de entregar
para aumentar la cosecha
que el sembrador al final buscará
y dejará ser eterna.
Y un día al Padre volveré
a descubrir el secreto
de la pequeña semilla que fiel
cobró su herencia en el Cielo.



78 - Padre mío
Padre, Tú conoces 
todo mi ser
Padre, Tú sabes
te estoy deseando ver;
en tu vida vivo, 
en tus ojos veo,
respiro de tu aliento
y volver a vos espero.
Mi alma se alegra
pues soy parte de ti
en ti he sido formado
y contigo he de vivir.

Padre mío, Tú eres
Padre hoy te conocí
esta es la vida
saber que amas
y que te amo y tu hijo soy.

Padre tus promesas
yo he visto cumplir.
Veo hoy tu amor
que se oculta en mí,
Padre a las pruebas 
no temeré
lo único que importa
es amarte y serte fiel.
Tu mirada tierna
me invita a confiar
y tu mano abierta
me hace descansar.





79 - Háblame
Háblame, quiero saber de Ti
mucho más de lo que puedo ver:
una mano abierta, un niño jugando,
unos ojos tristes, hombres luchando.

Naufragar en barcos de papel
y llegar al puerto donde estés,
porque sé que no querrás ocultarte,
porque sé que Tú vas a ayudarme.

Gritaré tu nombre por todas partes
viajaré hasta encontrarte,
porque sé que esperando estás, Jesús;
mi vida, mis sueños, mis pocos años,
mi guitarra, un tambor de lata
para juntos poder cantar.

Volverán los hombres a creer,
a luchar y ver salir el sol
porque sé que existes y estás allí, Señor 
porque sé que vives en nuestro corazón.

Gritaré...




80 - Somos un pueblo que camina
Somos un pueblo que camina
y juntos caminando
podremos alcanzar
otra ciudad que no se acaba
sin penas ni tristezas
ciudad de eternidad.

Somos un pueblo que camina
que marcha por el mundo
buscando otra ciudad.
Somos errantes peregrinos
en busca de un destino
destino de unidad.
Siempre seremos caminantes
pues sólo caminando
podremos alcanzar
otra ciudad que no se acaba
sin penas ni tristezas
ciudad de eternidad.

Danos valor para la lucha
valor en las tristezas
valor en nuestro afán.
Danos la luz de tu Palabra
que guíe nuestros pasos
en este caminar.
Marcha Señor junto a nosotros
pues sólo en tu presencia
podremos alcanzar
otra ciudad que no se acaba
sin penas ni tristezas
ciudad de eternidad.

Dura se hace nuestra marcha
andando entre las sombras
y en tanta oscuridad.
Todos los cuerpos desatados
ya sienten el cansancio
de tanto caminar.
Pero tenemos la esperanza 
de que nuestras fatigas
al fin alcanzarán
otra ciudad que no se acaba
sin penas ni tristezas 
ciudad de eternidad.



81 - Cristo nuestro amigo
A veces
en algunos días grises
cuando pierdo la esperanza
cuando no encuentro la paz
me pregunto
si es verdad que existes,
si realmente eres mi amigo,
si lo eres, ¨dónde estás?

Es ese
el momento cuando dudo
un momento de vacío
y de fría oscuridad
porque pienso
que si en verdad no existes
mi vida sería vana,
como un libro sin final.

Pero una voz siento surgir dentro de mí
que me devuelve toda mi fe
es la voz de Dios, mi amigo.
Y es esa voz que con dulzura me habla de paz,
la que me dice que Dios será
siempre nuestro amigo.

A veces
me contás que estás perdido,
que no encuentras el camino
que te devuelva la fe
y me dices
que Dios está muy lejos
que no sabes acercarte,
quieres que se acerque El.

Ahora
que ya encontré de nuevo
al Señor que me guía
y que me enseña a amar
te invito
a que intentes encontrarlo
verás que no está lejos
y que El te espera ya.

Y tú también has de escuchar la dulce voz
que te hablará llena de amor
es la voz de Dios, mi amigo.
Y es esa voz que con dulzura te habla de paz
la que te dice que Dios será
siempre nuestro amigo.




82 - Tuyo Soy
Yo no soy nada y del polvo nací
pero Tú me amas y moriste por mí.
Ante la cruz sólo puedo exclamar:
tuyo soy, tuyo soy.

Toma mi mano, te pido
toma mis labios, te amo.
Toma mi vida.
Oh Padre, tuyo soy, (tuyo soy).

Cuando de rodillas te miro Jesús
veo tu grandeza y mi pequeñez.
Qué puedo darte yo, todo mi ser,
tuyo soy, tuyo soy.




83 - Sencillamente Dios
Sencillamente Dios
el que todo lo puede hacer
el que desde el Cielo
contempla este suelo
con inmenso amor.

Sencillamente Dios
el que sufre al contemplar
las andanzas del hombre
que su Santo Nombre
se atreve a ignorar

Tú que estás en el cielo
y en la tierra también
Tú que escuchas mi canto
cuando te doy gracias
porque Tú eres sencillamente Dios.
El que en todas partes está
El que pasa en la brisa
o en una sonrisa
me dice aquí estoy.

Sencillamente Dios
un Dios capaz de amar
el que yo necesito
porque de infinito
es mi corazón.

Tú que estás...




84 - Salmo de la Palabra
Señor si Tú no me hablas
Señor vivo en soledad
Señor si Tú no me hablas
si Tú no me hablas vivo en soledad.

Señor me han dicho tu nombre
la piedra, el viento y el mar.
Señor me han dicho tu nombre
las cosas que un día creara tu amor.
Señor pero si no me hablas
si Tú no me hablas vivo en soledad.

Señor sentí tu presencia 
herido de soledad
Señor sentí tu presencia
herido del tedio de un mundo banal
Señor pero si no me hablas
si Tú no me hablas vivo en soledad.



85 - Canción de meditación
Te agradezco Señor tu palabra,
te agradezco tu verbo de amor,
meditar en silencio tus cosas,
aprender lo que es el amor.

Te agradezco tu vivo silencio,
este rato para hablar con vos,
encarnarme en tu sabiduría,
y vivir tu palabra Señor.

Gracias, Gracias, Gracias Señor,
Gracias, Gracias, Gracias Señor.




86 - Callemos Hermanos
Callemos hermanos y vuelva el silencio
que ya hemos perdido el don de escuchar;
y en este tumulto de nuestras palabras,
somos incapaces de escuchar a Dios.

Callemos hermanos y que hable el Señor.

Los hombres llevamos mil máscaras vanas
para no encontrarnos con nuestra verdad.
Tememos mirarnos de frente a los ojos
y al ver lo que somos, tener que cambiar.

Callemos hermanos y que hable el Señor.




87 - Zamba del grano de Trigo
Zamba del grano de trigo
mañana yo he de ser pan
no le tengo miedo al surco
algún día he de brotar.

Barbecho de terrón fresco
tu sangre yo he de mamar
tierra que serás mi madre
un nuevo ser me has de dar.

Silencio y noche en mi tumba
espigas germinarán
ciento por una y molienda
mañana voy a ser pan.

Me enterraré en tus entrañas
y el mundo me olvidará
es doloroso tu abrazo
pero yo quiero ser pan.

La muerte aguarda en el surco
cálido abrazo nupcial
muerte sabrás un secreto
cuando matas vida das.

Tallo verde dos hojitas
mi espiga despunta ya
ciento por una y molienda
mañana voy a ser pan.




88 - No tengamos miedo a nada
No tengamos miedo a nada: ­adelante,
a vivir, a dar y trabajar!
La verdad que defendemos es de todos
y queremos hacerla triunfar.

     Y si se quiere triunfar
     nunca se debe olvidar
     que lo primero es amar. [bis]

El Señor nos quiere fuertes y valientes,
para dar la cara sin temor;
pues el mundo necesita que lo ayuden
nosotros daremos el empujón.

Lucharemos todos juntos y podremos
de la nada un mundo renovar.
No olvidemos que el cristiano tiene vida,
tiene luz y debe iluminar.




89 - Zamba del perdón
Perdón por aquel mendigo
por aquella lágrima que hice brillar.
Perdón por aquellos ojos
que al mirar los míos no quise mirar.

Señor, no le di mi mano
se encontraba solo y lo dejé partir.
Perdón por no dar cariño, 
por sólo buscarlo y tan lejos de Ti.

Señor, ¨por qué soy así?
estoy como ciego y no sé comprender.
Señor, Tú eres mi esperanza
dame tu mirada y que te sepa ver.
 
Señor, no soy siempre alegre
no doy luz a otros que están junto a mí.
Perdón por esta tristeza
por sentirme solo cuando estás ahí.

Perdón por otros hermanos
a quiénes no importa de tu padecer
estás cerca del que sufre
pasan a tu lado pero no te ven.



90 - Alma de Cristo
Alma de Cristo, santifícame. 
Cuerpo de Cristo, sálvame. 
Sangre de Cristo, embriágame. 
Agua del costado de Cristo, lávame. 
Pasión de Cristo, confórtame. 
­Oh buen Jesús, óyeme! 
Dentro de tus llagas, escóndeme. 
No permitas que me separe de Ti. 
Del Enemigo Malo defiéndeme. 
En la hora de mi muerte, 
llámame y mándame ir a Ti, 
para que con tus santos te alabe, 
por los siglos de los siglos. Amén. 



91 - Si cada día es Navidad
Si cada día es Navidad,
si cada día nace Dios,
nace la paz al corazón
que sabe abrirse a los demás.

Cuando acompañas al amigo
que marcha solo en el camino,
cuando iluminas las tinieblas,
del que va en busca de una estrella.
Tu corazón florecerá
en una nueva Navidad [bis].

Si cada día es...

Cuando tú sientas sin falsía
del bien ajeno la alegría
cuando sus lágrimas tú sientas,
y los compartas plenamente.
Tú corazón florecerá...

Si cada día es...




92 - Ven a mi casa esta Navidad
Tú que estás lejos
de tus amigos
de tu tierra y de tu hogar
y tienes pena,
pena en el alma
por qué no dejas de pensar.

Tú que esta noche
no puedes
dejar de recordar,
quiero que sepas
que aquí en mi mesa
para Ti tengo un lugar.

     Por eso y muchas cosas más
     ven a mi casa esta Navidad.

Tú que recuerdas
quizás tu madre
o a un hijo que no está,
quiero que sepas
que en esta noche
El te acompañará

No vayas solo
por esas calles
queriéndote aturdir,
ven con nosotros
y a nuestro lado
intenta sonreír.

Tú que has vivido,
siempre de espaldas
sin perdonar ningún error,
ahora es momento
de reencontrarnos
ven a mi casa por favor.

Ahora es tiempo
de que charlemos
pues nada se perdió
en estos días
se olvida todo
y nada sucedió.



93 - Llegamos a Ti
Después de una semana de mucho trabajo
querer decirte mil cosas y no poder.
Tan sólo ofrecerte cansancio, quizás un fracaso
y siempre la misma alegría volver a tener.

A Ti, llegamos a Ti,
queremos amarte Señor
donarte todo nuestro amor,
decirte siempre que sí.

Qué lindo Señor encontrarte en cada momento
qué lindo que pueda ofrecerte un poco de pan.
Tú eres la luz, el camino, la estrella en la noche
por eso Señor te pedimos que no nos dejes más.




94 - Recíbeme Señor
Llegar a Ti
trayendo el pan
uniendo a El mi anhelo
de compartir tu paz.

Caminaré
hasta llegar
mi vida ya, no tiene más
que un rumbo a tu verdad.

Mi ofrenda en 
mi integridad
que junto a Ti, podrá lograr
una gran amistad.

Recíbeme
Señor que hoy
con tu amistad conquistaré
la paz por la verdad.




95 - Nueva Jerusalén
Cuando Cristo venga en gloria
yo no me voy a quedar [bis].

Seremos levantados con poder [3 veces]
para la nueva Jerusalén.

A que Tú te vas
a que yo también [3 veces]
para la nueva Jerusalén.

Siento un fuego que me está quemando
es el Espíritu Santo que está bautizando.
Aquí se canta, aquí se ora
se alaba a Cristo a toda hora.

Seremos levantados...

A que tu te vas...




96 - Misión de Apóstol
Qué misión tan bella es ser apóstol
seguir al Señor a dónde vaya
anunciar con gozo su evangelio
ser para los hombres forjadores de su paz.

Tanto nos amó que al despedirse
en la Santa Cena aquella tarde
nos dio como pan su propio cuerpo
y su sangre como vino de fraternidad.

Tanto nos amó que en el calvario
al ver a su madre a Juan le dio
a María como nuestra Madre
Madre de los hombres, Madre del Hijo de Dios.

Tanto nos amó que un Viernes Santo
clavado en la Cruz Cristo murió
en su muerte El nos dio la vida
vida de alegría, vida de hijos de Dios.




97 - El puente
Tú conoces Señor todos mis pasos
conoces hasta el fondo de mi ser
el deseo de ser toda mi vida
un puente entre los hombres y tu amor.

Un puente que partiendo de mi nada
llegue a la orilla de tu eternidad
un puente al que todos pasar puedan
en busca de tu amor y tu amistad

No importa que el dolor de mil pisadas
dejen en él huellas ensangrentadas
yo solo quiero ser un puente divino
y que seas Tú el final de ese camino.

Señor haz que ese puente no se rompa 
y que pueda servir a mis hermanos
y cuando nadie ya lo necesite
destrúyelo a tu antojo entre tus manos.




98 - Vienen con alegría
Vienen con alegría Señor
cantando vienen con alegría Señor,
los que caminan por la vida Señor,
sembrando tu paz y amor.

Vienen trayendo la esperanza
a un mundo cargado de ansiedad
a un mundo que busca y que no alcanza
caminos de amor y de amistad.

Vienen con alegría...

Vienen trayendo entre sus manos
esfuerzos de hermanos por la paz,
deseos de un mundo más humano
que nacen del bien y la verdad.

Vienen con alegría...




99 - Suenen campanas
Suenen campanas, suenen tambores
suenen guitarras y hosannas a Dios.
Renace el día, surge la luz
cantemos hermanos un himno a Jesús.

Porque Cristo resucitó [3 veces]

Canta el ave, brinca el ganado
toda tristeza ya es del pasado.
Hoy la alegría inunda a los hombres
del chico al más grande, del rico al más pobre.

Porque Cristo resucitó [3 veces]

Un hombre nuevo surge en el mundo
hay en las cosas un cambio profundo.
Pascua de Cristo, resurrección
paso del hombre a la vida de Dios.

Porque Cristo resucitó [3 veces]

Desde hoy la muerte ha sido vencida
y es nuestra fe un canto a la vida.
Suenen campanas, suenen tambores,
suenen guitarras y hosannas a Dios.

Porque Cristo resucitó [3 veces]




100 - Ven Hermano
Ven hermano y cántale a Cristo
a ese Cristo joven que un día nos redimió.
Haz de tu amor una plegaria
o un simple canto alegre que el Señor escuchará.

Ven aquí, canta ya, no te olvides tú de Cristo,
piensa que, en la cruz, por nosotros El se dio.

No te alejes del camino marcado
que Cristo ha señalado para acercarnos a El.
Devuélvele con fe inquebrantable
ese amor incuestionable que nos ha ofrecido El.

Ven aquí...




101 - Nuestra Ofrenda
Después de preparar la tierra y de sembrar
se ha recogido el trigo bajo el sol otoñal.
Ha sido necesario blanca harina hacer
el trabajo del hombre ha hecho este pan.

Este es el pan que te ofrecemos hoy
el pan de nuestra vida, el pan de nuestro amor,
el pan de nuestra tierra, del gozo y del dolor,
del esfuerzo en hacer este mundo mejor.

Este es el vino que ofrecemos hoy
el vino de amistad y de nuestra hermandad
esta comunidad y nuestro canto de hoy,
el esfuerzo en hacer este mundo mejor.

Al ofrecer el vino junto con el pan 
pensemos en el hambre que muchos sufren hoy
enséñanos Señor a compartir el pan 
y que alegres vivamos sembrando tu amor.




102 - Saber que vendrás
En este mundo que Cristo nos da
hacemos la ofrenda del pan,
el pan de nuestro trabajo sin fin,
el vino de nuestro cantar.
Traigo ante Ti, nuestra justa inquietud,
amar la justicia y la paz.

     Saber que vendrás,
     saber que estarás,
     partiendo a los hombres tu pan.

La fe de todos los hombres sin luz
la pena y el triste llorar,
el odio de los que mueren sin fe
cansados de tanto luchar.
En la patena de nuestra oblación
acepta la vida Señor.

     Saber que vendrás...



103 - Toma Señor
Toma, que tu cuerpo sea mi cuerpo
que tu sangre sea mi sangre
que tu luz sea mi ciudad.

Deja que penetre en tu misterio
que me hunda en tu palabra
tómame Señor.

Mas tómame y fúndeme en Ti
que olvide mi ayer
que vuelva a creer.
Y así poder volver a gritar
que vivo tu amor
que voy hacia Ti.



104 - Padre me pongo en tus manos
Padre me pongo en tus manos
haz de mí lo que quieras
sea lo que sea, te doy gracias.
Estoy dispuesto a todo, lo acepto todo
con tal que tu voluntad se cumpla en mí.

No deseo nada más
te confío mi alma
te la doy con todo el amor
del que soy capaz.
Porque te amo, necesito darme
ponerme en tus manos, porque eres mi padre.

No deseo nada más...




105 - El Huerto
Señor el huerto aquél donde Tú rezabas
con gran dolor se transformó.
Ha dado frutos, ha dado amor
pues Tú lo regaste con el sudor
que te provocó el peso del pecado
hasta dejarte a Ti desangrado.
Allí tu muerte había comenzado
para salvar a la humanidad
y al mismo hombre que te ha matado 
para que nazca tu gran verdad.

Señor que día a día te traicionamos
perdónanos, perdónanos.
Perdona todos nuestros pecados
perdona nuestras faltas de amor
hacia el amigo, hacia el hermano
hacia el que sufre, hacia el dolor
de todo nuestro género humano
sin distinción de edad ni color.
Perdona cuando no te escuchamos, 
perdón por todo, perdón Señor.

Señor somos cobardes y te negamos
porque no tenemos valor.
Pues no entendemos que ser cristianos 
quiere decir morir por Vos,
por el amigo, por el hermano,
por el que sufre, por el dolor
de todo nuestro género humano
sin distinción de edad ni color.
Perdón pues nuestra cruz rechazamos,
perdón por todo, perdón Señor.




106 - No hay espinas sin rosas
Qué pena pensar que muchísimos hombres
no viven la vida porque no la ven.
Y no la ven porque miran las cosas
miran al mundo con sus propios ojos.

En cambio si la gente lo hiciera
a través del prisma del amor
aún el dolor hablaría de Dios.

Así ya lo humano pierde su color
cuando un alma se abandona a Dios.
Sobre cada lágrima nace una sonrisa
y en cada ocaso un amanecer.

La frase del mundo "No hay rosas sin espinas" 
se transformará, más bien se dirá:
No hay espinas sin rosas [bis]




107 - Tengo un ideal
No, ya no puedo ser,
como fui hasta ayer,
hoy debo cambiar.
Ya debo comenzar
pues para vivir tengo un ideal.

Amar, amar, morir por los demás
y así vivir y no volver atrás. [bis]

Hoy ya comprendo al fin
que debo morir
si quiero nacer.
Pues es muriendo que
al fin entraré en la eternidad.




108 - Gloria correntino
Gloria a Dios en las alturas
y en la tierra tengan paz
aquellos que amen al Señor
los de buena voluntad,
te alabamos, te bendecimos,
te adoramos, te glorificamos,
te damos gracias Señor
por la inmensa gloria tuya.

Señor Dios Rey de los Cielos
Padre Todopoderoso, Señor Jesús
Hijo único, Santo Cordero de Dios.
Tú que quitas el pecado 
demuestra tu compasión,
Tú que quitas el pecado
escucha nuestra oración.

Tú que reinas junto al Padre
envíanos tu perdón
porque Tú solo eres santo
Tú sólo el mismito Dios,
con el Espíritu Santo
en la gloria del Señor [bis]
Amén, Amén.





109 - Marcha de Pentecostés
Hoy tu Espíritu Señor
nos congrega en la unidad
nos da fuerzas para andar
renovados en tu amor.

Santo Espíritu de Dios 
de la paz y de la Luz
que nos das a conocer
el misterio de Jesús.
Ven al fin a saciar
nuestra sed de paz.


Este mundo en su dolor
clama ardiendo de ansiedad,
que tu Espíritu Señor
lo conduzca a la verdad.
Ven al fin a reinar
cambia al mundo ya.

Ni la carga de la cruz
nuestras fuerzas rendirá
la alegría que Tú das
nadie nos ha de quitar.
Ven al fin a gritar 
en mi voz: Amén.




110 - El Peregrino de Emaús
¨Qué venías conversando?
me dijiste, buen amigo;
y me detuve asombrado
a la vera del camino.
¨No sabes lo que ha pasado
allá en Jerusalén?
De Jesús de Nazareth
a quien clavaron en la cruz,
por eso me vuelvo triste
a mi aldea de Emaús.

     Por el camino de Emaús
     un peregrino iba conmigo
     no lo conocí al caminar
     ahora sí, en la fracción del pan.

Van tres días que se ha muerto
y se acaba mi esperanza.
Dicen que algunas mujeres
al sepulcro fueron al alba.
Pedro, Juan y algunos otros
hoy también allá buscaron.
Mas se acaba mi confianza
no encontraron a Jesús
por eso me vuelvo triste
a mi aldea de Emaús.

Hizo seña de seguir
más allá de nuestra aldea
y la luz del sol poniente
parecía que muriera.
Quédate forastero,
ponte a la mesa y bendice
y al destello de su luz
en la bendición del pan
mis ojos reconocieron
al amigo de Emaús.





111 - Jesucristo, danos el Pan
Jesucristo danos este pan
que tu pueblo crezca en la unidad.

Siendo Dios hombre te hiciste
para poderte entregar
en la Cruz sangriento altar
donde a los hombres te diste.
Al morir te diste todo,
ofreciéndote en la cruz
y era el Cielo, buen Jesús
que nos dabas de ese modo.

Cuando eres celebrado
en cada misa te das
pero ya no mueres más
porque estás resucitado.
Una vez todo te diste
y es cada misa esa vez
hasta que vuelvas después
como tú lo prometiste.

Tú Señor has visto el hambre
que tenemos de hermandad
y nos brindas la unidad
con tu cuerpo y con tu sangre.
Y tu cuerpo nos congrega
en eterna comunión
y la sangre del perdón
hasta el corazón nos llega.

Que podamos con María
en tu Espíritu, Jesús
ser los hijos de la luz
más hermanos cada día.
Y estrechando nuestras manos
obedientes a tu voz
ser así el pueblo de Dios
servidor de los hermanos.




112 - Iglesia peregrina
Todos unidos, formando un solo cuerpo
un cuerpo que en la Pascua nació.
Miembros de Cristo en sangre redimidos
Iglesia peregrina de Dios.
Vive en nosotros la fuerza del Espíritu
que el Hijo desde el Padre envió.
El nos impulsa, nos guía y alimenta
Iglesia peregrina de Dios.

Somos en la tierra semilla de otro reino
somos testimonio de amor.
Paz para las guerras y luz entre las sombras
Iglesia peregrina de Dios.

Rugen tormentas y a veces nuestra barca
parece que ha perdido el timón.
Miras con miedo, no tienes confianza
Iglesia peregrina de Dios.
Una esperanza nos llena de alegría
presencia que el Señor prometió.
Vamos cantando, El viene con nosotros,
Iglesia peregrina de Dios.

Todos nacidos en un solo bautismo
unidos en la misma comunión.
Todos viviendo en una misma casa
Iglesia peregrina de Dios.
Todos prendidos en una misma suerte
ligados a la misma salvación.
Somos un cuerpo y Cristo es la cabeza
Iglesia peregrina de Dios.




113 - La canción de la Alianza
El que no ama
a Dios no ha conocido
porque a Dios en el amor
se lo conoce,
porque a Dios en el amor
se lo conoce.

Tenemos un Dios, 
­qué grande es mi Dios!
Tenemos un Dios
y Dios es amor. [bis]
 
El amor del Padre
entregado al mundo
se mostró en Jesús
para que creyendo,
para que creyendo
por El vivamos,
por El vivamos.

Nosotros sabemos
que hemos pasado
de la muerte a la vida
porque nos amamos,
porque nos amamos
y nos aliamos
a los hermanos.

El amor de Dios
se derramó en nosotros
por el Espíritu Santo
que a nuestros corazones,
que a nuestros corazones
ha sido enviado,
ha sido enviado.




114 - Gloria, gloria, Aleluya (nt2)
Gloria, gloria aleluya [3 veces]
en nombre del Señor.

Cuando sientas que tu hermano
necesita de tu amor
no le cierres tus entrañas
ni el calor del corazón.
Busca siempre en tu recuerdo
la palabra del Señor:
mi ley es el amor.

Cristo dijo que quien llore
su consuelo encontrará
quien es limpio y quien es pobre
será libre y tendrás paz.
Rompe pronto tus cadenas
eres libre de verdad
empieza a caminar.




115 - Ven
Ven, no digas nada
deja que te hable el corazón;
El te dirá la verdad
y solamente sentirás que...

Un nuevo día florece por ti
y hasta los campos cambian de color
todo es distinto a tu alrededor
te sentirás muy feliz.

Ven, no digas nada
y en tu silencio una oración.
Dios te hará escuchar su voz
y en la alegría sentirás que...

Un nuevo día...




116 - Canción de Jota
Las cosas te acorralan
y no sabés qué hacer
a mí también me pasa
que busco sin saber
aquello que más quiero
y que aún no se qué es
y siento que Dios dice
seguime que yo sé.

La vida es complicada
difícil de entender
querés llorar a gritos
luego reír también
y Dios desde allá arriba
o de abajo quizá
nos mira y seguro piensa
el camino llega acá.

Por eso hoy amigo
quiero yo cantar
a ese Dios que despista
pero que siempre está.

Yo sé que es muy difícil
confiar del todo en El
pensar que arregla todo
y siempre para bien
y si ese bien nos cuesta
que le vamos a hacer
seguimos su camino
El nos consuela
y qué grande es.




117 - Un nuevo Sol
Una tierra que no tiene fronteras
sino manos que juntas formarán
una cadena más fuerte 
que la guerra y que la muerte
lo sabemos el camino es el amor.

     Un nuevo Sol se levanta
     sobre la nueva civilización que nace hoy.
     Una cadena más fuerte
     que el odio y que la muerte
     lo sabemos el camino es el amor.

Una patria más justa y más fraterna
donde todos construyamos la unidad
donde nadie es desplazado
porque todos son llamados
lo sabemos el camino es el amor.

La justicia es la fuerza de la paz
el amor quien hace perdonar
la verdad, la fuerza
que nos da la liberación
lo sabemos, el camino es el amor.

El que tiene comparte su riqueza
y el que sabe no impone su verdad
el que manda entiende
que el poder es un servicio 
lo sabemos el camino es el amor.

El progreso se alcanza con trabajo
y que el hombre se pueda realizar
que a la casa del pobre
llegue el pan y la alegría
lo sabemos el camino es el amor

Es mi hermano aquél que está a mi lado
todos hijos del Dios que nos creó
porque El ha venido
a la tierra para unirnos
lo sabemos, el camino es el amor.




118 - María, Madre de Dios
María, Madre de Dios
hoy yo te alabo por lo que sos,
por lo que fuiste, lo que serás
siempre en mi vida, mi alegría,
y el más perfecto de los ejemplos
de fidelidad.

Oh María, Oh María, Oh María. [bis]

María, Madre de Dios
hoy yo alabo a mi Señor
por elegirte como mi Madre
y Madre de Dios.

Oh María...




119 - Ave María
Ave María,
traes al mundo el amor;
Madre de los peregrinos,
Madre del pueblo de Dios.

María de la esperanza
de la humildad y el amor,
atiende nuestras palabras,
escucha nuestra oración.

Ave María...

Hay muchos que se olvidaron
de la verdad y el amor,
hay muchos que están perdidos,
buscando la luz del sol.

Ave María...

Hay pueblos que están en guerra
y almas que no tienen luz,
María tu pueblo implora
que nazca otra vez Jesús.

Ave María...




120 - La peregrinación
A la huella, a la huella, José y María,
por las pampas heladas, cardos y ortigas.

A la huella, a la huella, cortando campos,
no hay cobijo ni fonda, sigan andando.

Florecita del campo, clavel del aire,
si ninguno te aloja ¨a dónde naces?

¨Dónde naces, florcita, que estás creciendo,
palomita asustada, grillo sin sueño?.

A la huella, a la huella, José y María,
con un Dios escondido, nadie sabía.

A la huella, a la huella, los peregrinos,
préstenme una tapera, para mi niño.

A la huella, a la huella, soles y lunas,
los ojitos de almendra, piel de aceituna.

Ay burrito del campo, ay buey barcino,
mi niño está viniendo, háganle sitio.

Un ranchito de quincha sólo me ampara,
dos alientos amigos, la luna clara.




121 - Jesús te seguiré
Jesús te seguiré,
donde me lleves iré.
Muéstrame ese lugar donde vives,
quiero quedarme contigo allí.

Escuchando tu palabra algo nuevo nació en mí.
Es que nunca nadie nos había venido a hablar así.
Ahora veo claro, la verdad está en Ti.
Aleluya, gloria al Señor.

Hoy he visto a los leprosos sanos y a los ciegos ver.
Hasta el pan multiplicaste para darnos de comer.
Oh maestro mío, todo lo haces bien.
Aleluya, gloria al Señor.

Hoy he visto como se aman los que viven junto a Ti.
Hace tiempo que sediento había querido amar así.
Ahora veo que tu amor viene hacia mí.
Aleluya, gloria al Señor.



122 - Dulce Doncella
Estamos vivos y vivimos
amarte es nuestro destino
aunque este viaje es distinto 
sólo hay un solo camino.
Llegar a vos...

Sólo quedó hierba seca
por donde antes pisamos
hoy hay flores de pureza 
pues hacia Ti caminamos.
Espéranos...

     Dulce doncella te seguiré
     tú eres mi estrella, te alcanzaré
     yo sé que sí...

En la ruta de mis días
el viaje fue muy pesado
hasta que hallé una doncella
y así juntos caminamos.
Para llegar...

Me demostró que en la vida
el amor es necesario
el que hasta ayer se evadía
al puente al fin ha llegado.
Lo cruzará...

     Dulce Doncella...

A veces se siente sola
por los que aún no han llegado
pero no los abandona
sus huellas les va dejando.
Las seguirán...

El amor que nos ha dado
es la mejor comprensión
la irrealidad fue pasado
el presente es nuestro Dios.
Que está al final...

     Dulce Doncella...




123 - Mi alma glorifica (Magnificat)
Mi alma glorifica al Señor, mi Dios,
gózase mi espíritu en mi salvador.
El es mi alegría, es mi plenitud,
El es todo para mí.

Ha mirado la bajeza de su sierva
muy dichosa me dirán todos los pueblos
porque en mí ha hecho grandes maravillas
el que todo puede cuyo nombre es santo.

Mi alma glorifica...

Su clemencia se derrama por los siglos
sobre aquellos que le temen y le aman
desplegó el gran poder de su derecha
dispersó a los que piensan que son algo.

Mi alma glorifica...

Derribó a los potentados de sus tronos
ensalzó a los humildes y a los pobres
los hambrientos se saciaron con sus bienes
y alejó de sí vacíos a los ricos.

Mi alma glorifica...

Acogió a Israel su humilde siervo
acordándose de su misericordia
como había prometido a nuestros padres
a Abraham y descendencia para siempre.

Mi alma glorifica...




124 - Señor de Galilea
Pon tu mano en la mano
del Señor de Galilea
pon tu mano en la mano
del Señor que calma el mar.
Es Jesús el que te va a cuidar
noche y día sin cesar.
Pon tu mano en la mano
del Señor que calma el mar

Pon tu pie en la huella
del Señor de Galilea.
Pon tu pie en la huella
del Señor que calma el mar.
Es Jesús el que te va a cuidar
noche y día sin cesar.
Pon tu pie en la huella
del Señor que calma el mar.

Y en tus labios la palabra
del Señor de Galilea.
En tus labios la palabra
del Señor que calma el mar.
Es Jesús el que te va a cuidar
noche y día sin cesar.
En tus labios la palabra
del Señor que calma el mar.

Pon tu mano en la mano
del Señor de Galilea.
Pon tu pie en la huella
del Señor que calma el mar.
Es Jesús el que te va a cuidar 
noche y día sin cesar.
En tus labios la palabra
del Señor que calma el mar.



125 - El Peregrino (II)
Yo soy un peregrino
que anda en busca de Dios
me han dicho que se ha escondido
detrás de su voz.

Escalé la montaña
y al cóndor le pregunté
me dijo que hace bastante
que ya no vuela con El.

Pero si Dios es tan grande
donde se pudo esconder
o si quizás se ha marchado
y ya no quiera volver.

Yo he recorrido los bosques
y las praderas también
animalitos del campo
díganme dónde está El.

Los ríos he navegado
y siete mares surqué,
sirenas dejen su canto
y digan dónde está El.

Es que si Dios se ha marchado
¨por qué lo dejamos ir?
no seamos tan insensatos
¨cómo vamos a vivir?

Quizá jugando a la guerra
a cosechando la ruin
seremos hombres sin tierra
esclavos hasta el fin.

En noche de luna llena
a una estrella pregunté,
me dijo que hace bastante
que ya no cena con El.

Pero si Dios es tan grande
dónde se pudo esconder,
o si quizás se ha marchado
tomó su capa y se fue.

Y cuando el sol se ocultaba
en mi triste corazón,
un niño que me miraba
se sonrió y se acercó.

Me dijo señor no llore,
Dios aún no se marchó,
yo lo tengo bien guardado
en mi corazón.


Si usted quiere conocerlo
tiene que ser como yo,
aunque me vea tan pequeño
en mi alma se esconde Dios.



126 - Noche de Paz
Noche de Paz, noche de amor
todo duerme en derredor,
entre los astros que expanden su luz,
brilla anunciando al niñito Jesús,
brilla la estrella de Paz [bis].

Noche de amor, noche de Paz,
Jesús nace en un portal,
llene la tierra la paz del Señor,
llene las almas la gracia de Dios,
porque nació el Redentor [bis].

Noche de Paz, noche de amor,
todo canta en derredor,
clara se escucha la voz celestial,
llamando al hombre al pobre portal,
Dios nos ofrece su amor [bis].




127 - Como busca la cierva
Como busca la cierva
torrentes de agua
así busca mi alma
a Ti, Dios mío.

Tiene sed de Dios
del Dios vivo,
cuándo entraré a ver
el rostro de Dios.

Por qué te entristeces
alma mía,
espera en el Dios
de tu salvación.




128 - El rocío de la mañana
El rocío de la mañana
me habla de mi Dios
el rumor que viene con la brisa
me habla de Dios.

El pájaro que canta y canta
me habla de mi Dios,
y canta una canción mi vida
la canción que hice para Dios.

Las lágrimas del hombre triste
me hablan de mi Dios;
la alegría que en el mundo existe
me habla de mi Dios.

La esperanza de una vida nueva
me habla de mi Dios;
y el amor es brote que renueva
la canción que hice para Dios.





129 - Yo tengo un gozo en el alma
Yo tengo un gozo en el alma
­grande!
gozo en el alma, ­grande!
gozo en el alma y en mi ser.
Aleluya, Gloria a Dios.
Es como un río de agua viva,
río de agua viva,
río de agua viva en mi ser.

Ama a tu hermano,
y alaba a tu Señor [bis]
Da gloria a Dios, gloria a Dios,
gloria a El.
Ama a tu hermano y
alaba a tu Señor.

Con alegría,
alaba a tu Señor [bis]
Da gloria a Dios, gloria a Dios,
gloria a El.
Con alegría, alaba a tu Señor.

No te avergüences
y alaba a tu Señor [bis]
Da gloria a Dios, gloria a Dios,
gloria a El.
No te avergüences y alaba a tu Señor.

Ama a María,
y alaba a tu Señor [bis]
Da gloria a Dios, gloria a Dios,
gloria a El.
Ama a María y alaba a tu Señor.








130 - Si pide María
Hay boda esta noche
Jesús ha llegado
con sus doce amigos
que han sido invitados.
La Virgen María
también ha venido
y tan calladita
que no la han oído.

Los ojos atentos
de la Virgencita
puestos en los hijos
que la necesitan.
Ríe si se alegran,
todo le interesa,
y está preocupada
si tiene tristeza.

     Y dijo María a los Servidores:
Hagan lo que Jesús les diga.

Se ha acabado el vino
y el Hijo que es Dios
no puede a la Madre
decirle que no.
Esta noche, amigos,
nadie tenga penas,
tomen de alegría
seis tinajas llenas.

Al llegar la hora
clavado en la cruz
el vino del cielo
nos dará Jesús.
Si pide María
el Hijo que es Dios
no puede a la Madre
decirle que no.




131 - Virgen Madre del Amor
Toda América Latina
por la sangre de Jesús
se despierta y se ilumina
por el triunfo de la Cruz.

Somos todo un Continente
de rodillas a tus pies
que te pide ardientemente
un nuevo Pentecostés.

Es tu manto nuestro abrigo
en el frío y el dolor
el Señor está contigo
Virgen Madre del Amor.

Junto a Ti, Virgen María
se abre un nuevo porvenir,
la esperanza y la alegría
te venimos a pedir.

Una tierra más humana
nacerá de tu bondad
en donde el pueblo se hermana
con justicia y libertad.

Cuando Tú, Madre querida,
nos acercas al Señor,
la raíz de nuestra vida
se renueva con su amor.

Que en el suelo americano
nunca falte el amor y pan
no nos sueltes de tu mano
Virgencita de Luján.




132 - Un día de bodas
Un día de bodas el vino faltó
imposible poderlo comprar;
qué bello milagro hiciste Señor
con el agua de aquel manantial.
Llenaste hasta el borde del vino mejor
las tinajas que pude llenar
yo puse mi esfuerzo, yo puse mi afán
Tú pusiste, Jesús, lo demás.

Es muy poco Señor, lo que vengo a ofrecer
es muy poco lo que puedo dar:
mi trabajo es el agua que quiero ofrecer
y mi esfuerzo un pedazo de pan.
Es muy poco, Señor, lo que vengo a traer,
es muy poco lo que puedo dar.
En tus manos mi vida yo vengo a poner
Tú ya pones, Señor, lo demás.

La gente con hambre sentada esperó
en el prado que baja hasta el mar
con cuanto tenía a Ti se acercó
un muchacho que quiso ayudar.
Tu mano en su frente feliz descansó
y en sus ojos Tu dulce mirar
él puso los peces, él puso su pan,
Tú pusiste, Jesús, lo demás.


Es muy poco...

Los hombres volvían al amanecer
muy cansados de tanto plegar;
la barca vacía, qué triste es volver
y de nuevo tener que empezar.
Salieron al agua a pescar otra vez,
Tu palabra los iba a guiar;
los hombres pusieron la barca y la red
Tú pusiste, Jesús, lo demás.

Es muy poco...




133 - Aunque marche por la oscuridad (salmo 22)
Aunque marche por la oscuridad
nada he de temer, 
porque Tú conmigo vas
mi pastor que me hace sosegar.

Tú que me conduces
a tus fuentes de paz.
Tú me has bautizado
por tu senda voy.

Tú que me preparas 
la mesa en el altar.
Tú me das la copa
rebosando está.

Tú bondad conmigo 
llega hasta el final.
Y mi vida entera 
para Ti será.




134 - Tan cerca de mí
Tan cerca de mí, tan cerca de mí
que hasta lo puedo tocar
Jesús está aquí.

No busques a Cristo en lo alto
ni lo busques en la oscuridad
muy dentro de ti, en tu corazón
puedes adorar a tu Señor.

Le hablaré sin miedo al oído
le contaré las cosas que hay en mí
y que sólo a El, le interesarán
El es más que amigo para mí.

Míralo a tu lado por la calle
caminando entre la multitud
muchos no lo ven, porque ciegos son
ciegos de ceguera espiritual.




135 - Canción del Sí
Llamas y me ofreces con amor
construir un mundo mejor
necesitas de mi Sí.
Quieres que te siga hasta el fin
que comprenda que sin mí
muchos quedarán sin Ti.

     Sí, no solamente porque sí,
     sino porque yo junto a Ti
     encuentro paz, soy muy feliz.
     Sí, aunque no entienda digo 'sí',
     aunque no vea digo 'sí',
     Tu me elegiste, siempre sí.

Sé que Tú no puedes esperar,
tengo que dejar mi plan,
Tu camino vale más.
Soy la sal que Tú quisiste echar
luz que debe iluminar
me elegiste para amar.




136 - Los Reyes Magos
Llegaron ya los reyes, eran tres,
Melchor, Gaspar, y el negro Baltasar.
Arrope y miel le llevarán
y un poncho grande de alpaca real.

Changos y chinitas duérmanse
que ya Melchor, Gaspar y Baltasar
todos los regalos dejarán
para jugar mañana al despertar.

El niño Dios muy bien lo agradeció,
comió la miel y el poncho lo abrigó
y fue después que sonrió
a media noche el sol relumbró.




137 - Este es el tiempo de América
Este es el tiempo de América
este es tu tiempo, Señor.
Los jóvenes estamos presentes
testigos de tu gran amor.

Nuestro Padre nos llamó
a vivir en este amor
y a encontrar liberación, todos juntos.
Es la Virgen de Luján,
Madre Gaucha como no hay
que nos va a acompañar al caminar.

Una nueva humanidad
con la Iglesia ya surgió
porque Cristo es, en verdad, Hombre Nuevo.
Ante Ti, el pueblo está
oh, María, ayúdanos, 
a cambiar de una vez el corazón.

Nuestras manos se unirán
a luchar contra el dolor
que hoy el pueblo está viviendo sin respuesta.
Ya no hay quién temer
pues María cuidará
a estos hijos que hoy quieren marchar.

Ya en América se ve
entre el odio y el amor
que en el pueblo está viva la Esperanza.
De saber que más allá 
del dolor que hay que vivir
somos todos peregrinos hacia Ti.




138 - Este es nuestro pan
Este es nuestro pan, que amasó el trabajo
con la blanca harina del trigal
Y este vino, el que hizo nuestra mano
con la rica uva del parral.

Estos frutos, que nuestro trabajo dio
en la tierra del Señor
simbolizan la continuación
de su Santa Creación.

Estos dones se convertirán
en el cuerpo de Jesús
y en su sangre que entregó en la cruz
para nuestra libertad.

En la mesa que El nos preparó
presentamos nuestro don:
son las uvas, el trigo de Dios,
el trabajo y la oración.

Demos gracias a nuestro Señor
trabajando por la paz
y entregando nuestro corazón
en servicio a los demás.




139 - Yo conocí
     Yo conocí,
     a un buen Pastor,
     era la brisa,
     la luna y el sol.
     Cuando El cantaba,
     mi alma bailaba
     y juntos éramos una sola voz.

Y cuando el lobo hambriento,
se acercaba al rebaño, 
El levantaba su cayado,
y el muy cobarde se escapaba.
El daba su vida
por sus ovejas tan queridas
El se jugaba por entero,
jamás ponía ningún pero.

Y cuando caminaba
El parecía que flotaba
era tan suave su pisar
que ni la tierra lastimaba.
El era la puerta
que atravesaban sus ovejas
por donde el alma se asomaba
detrás de su sonrisa clara.

Y cuando alguna oveja
se separaba del rebaño
El la tomaba con sus brazos
y la besaba con su aliento.
El siempre contaba
que jamás recibía pagas
mientras amaba y recobraba,
mientras cantaba una canción.

     Yo conocí,
     a un buen Pastor
     era la estrella,
     un oasis una luz,
     que las ovejas,
     de su rebaño
     lo conocían 
     como a un tal Jesús.





140 - Jesús es el Señor
Yo siento, Señor, que Tú me amas
yo siento, Señor, que te puedo amar.
Háblame, Señor, que tu siervo escucha,
háblame lo que quieres de mí.

Señor, Tú has sido grande para mí, para mí.
En el desierto de mi vida, háblame.
Yo quiero estar dispuesto a todo,
toma mi ser, mi corazón es para Ti.
Por eso canto tus maravillas,
por eso canto tu amor [bis]

Te alabo, Jesús, por tu grandeza.
mil gracias te doy por tu gran amor.
Héme aquí, Señor, para acompañarte,
héme aquí qué quieres de mí.





141 - Feliz de Ti, María
Feliz de ti, María
hija santa de Israel
toda la antigua alianza
revive nuestra fe.

Queremos hoy honrarte
como el mismo Dios te honró
y queremos amarte
como Jesús te amó.

Feliz de ti, María
que creíste al Señor
se cumplirá en tu vida
la voluntad de Dios.

Feliz de ti, María
santa, pura y virginal,
Dios mismo se ha prendado
de tu fidelidad

Feliz de ti, María,
que engendraste al Salvador
eres aún más dichosa
por tu obediencia a Dios

Feliz de ti, María
Dios te puso por señal
para anunciar al mundo
la redención total.




142 - Sin Ti
Sin Ti, no sé andar.
Sin Ti, no sé vivir.
Señor yo quiero estar
unido siempre a Ti.




143 - Secuencia del Espíritu Santo
Ven Espíritu Santo
y envía desde el Cielo
un rayo de tu luz.

Ven Padre de los pobres,
ven a darnos tus dones,
ven a darnos tu luz.

Consolador llendo de bondad,
dulce huésped del alma,
suave alivio para el hombre.

Descanso en el trabajo,
templanza en las pasiones,
alegría en nuestro llanto.

Penetra con tu santa luz
en lo más íntimo
del corazón de tus fieles.

Sin tu ayuda divina
no hay nada en el hombre
nada que sea inocente.

Lava nuestras manchas,
riega nuestra aridez,
cura nuestras heridas.

Suaviza nuestra dureza,
enciende nuestra frialdad,
corrige nuestros desvíos.

Concede a tus fieles
que en Ti confían
tus siete sagrados dones.

Premia nuestra virtud,
salva nuestras almas
danos la eterna alegría.




144 - El Alfarero
Yo quiero ser, Señor amado
como barro del alfarero
rompe mi vida, hazla de nuevo
Yo quiero ser un vaso nuevo.





145 - Qué quiero mi Jesús
Qué quiero mi Jesús, quiero quererte.
Quiero cuanto hay en mí, del todo darte.
Sin tener más placer que el de agradarte
sin tener más temor que el de ofenderte. [bis]

Quiero amable Jesús abismarme
en ese dulce hueco de tu herida
y en tus divinas llagas abrazarme. [bis].

Quiero por fin en Ti transfigurarme
morir a mí, para vivir tu vida,
perderme en Ti, Jesús y no encontrarme. [bis]

Qué quiero mi Jesús, quiero quererte.
Quiero olvidarlo todo y conocerte
quiero intentarlo todo por buscarte
quiero perderlo todo por hallarte
quiero ignorarlo todo por saberte.

Qué quiero mi Jesús, quiero quererte.




146 - Mas allá de este Sol
Sos como el agua pura de un manantial
hay en tus ojos dulzura
y es tu expresión celestial.

Llevas en tus manos
estrellas brillantes
para alumbrar el sendero
de los caminantes.

Sos Reina del Cielo y Madre de Dios,
sabes que te quiero, sabes quién soy yo.
Yo soy de esta tierra y te veo de aquí,
cantando canciones yo voy hacia Ti.

Cuando es noche en mi alma
me das ese sol,
el que me da la calma
en la tribulación.

Dios te salve, María
Santa Madre de Dios,
te conocí un día
más allá de este sol.






147 - Al altar del Señor
Al altar del Señor, vamos con amor
a entregar al Señor, lo que El nos dio.

Pan le traemos, trigo de Dios
para la mesa que El nos preparó.
Vino traemos, viña de Dios
para la fiesta de la comunión.

Luces traemos, para alumbrar
la mesa santa de nuestro altar.
Flores traemos para alegrar
esta comida de la amistad.

Hoy nuestro juego, nuestro dolor,
nuestros estudios, canciones al Señor.
Toda la vida vamos a dar,
para la ofrenda de Cristo en el altar.



148 - Abre tus brazos
Si algún día el odio y las guerras
ya no surcan más la tierra,
será el Reino del Amor.
Todos unidos con las manos estrechadas,
alzaremos la mirada
para encontrar al Señor.

Abre tus brazos, Señor, Señor.
Ven a mi lado, mi Dios, mi Dios.

Si los cañones, las granadas y las balas,
se cambiaran por palabras y por rezos al Señor.
Si la envidia, el odio y la codicia,
nuestro suelo ya no pisan
podremos vivir mejor.

Cuando los hombres suban los ojos al cielo,
encuentren allí consuelo
y alguien que les de calor.
Ya que es difícil el mundo en que vivimos,
por nuestra fe te pedimos:
abre tus brazos Señor.




149 - Canción del Misterio y de la Paz
No volveré a vivir un día más sin paz,
sin esa paz, Señor que Tú me das.
Si el mundo no es absurdo,
es tu misterio, Dios,
mi paz nace al abrirse el corazón...

     No volveré a vivir un día más mi vaciedad:
     Tú eres la paz, Señor.
     Qué gozo es esta fe,
     la creación, por el amor,
     marcha hacia Ti, Señor.

No puedo ya vivir en soledad, mi paz
si estás en el que sufre y no te ven.
Si no es vivir tu amor decir:
Señor, Señor,
vivir es dar a todos tu calor.




150 - Cueca de los ramos
Corten ramas, tiendan mantas
batan palmas de alegría
viene llegando el Señor
a cumplir las profecías.
Hosanna.

Hombres de Jerusalén,
que nadie se quede en casa
en homenaje al Señor
orgullo de nuestra raza.
Volvió Lázaro a la vida,
hoy lo grito y no lo niego;
los panes multiplicó,
volvió la luz a los ciegos.

Chicos de Jerusalén,
entonen vivas y hosannas;
las voces de los changuitos
resuenan como campanas.
Por qué será que el Señor
se ha detenido en el muro,
está llorando en silencio,
tal vez piensa en mi futuro.

­Qué se callen insensatos!
claman rostros bien huraños
doctores que ven airados
escaparse sus rebaños.
No se preocupen muchachos
es día de fiesta y canto,
si ustedes cierran la boca
las piedras gritarán alto.




151 - Una canción de la Navidad
Con una canción de la Navidad
desde la montaña viene el pastor
quiere regalar al niño Jesús
corona de luz hecha de amancay [bis].

Traigo para Ti, niño de Belén
la música escondida del manantial
traigo el cascabel de la soledad
que se enamoró del amanecer [bis].

He visto brillar en la Cruz del Sur
gotas de rocío
llorarán también tu muerte Señor
las estrellas que alumbran por tu amor [bis].

Rubio chiquitín, labios de coral
desnudo como el agua quiso nacer
llenos de bondad los ojos del buey
igual que una flor te contemplarán [bis].

Y como el zorzal, mi niño Jesús
cantar si pudiera para velar tu sueño feliz,
porque al despertar
ya comenzarás a llevar la cruz [bis].




152 - Esa voz me dijo paz
Una voz en lo alto se escuchó
que llamaba a toda la humanidad
esa voz que a los hombres convirtió
repetía con fuerza: "Paz".

Esa voz no fue escuchada,
y ahora vimos lo que pasa,
pero aún tenemos tiempo
de forjarnos esa paz.

Cada hombre responde con su ser
a esa voz que un día lo llamó
no miremos lo que no hace aquel
sino lo que no hago yo.




153 - Quiero oír tu voz
Siento que me habla el Señor
es como un clamor,
quiere que me acerque más a El.
Quiero oír a mi Señor,
quiero oír su voz,
su palabra quiero comprender.

Que sepa yo escuchar
que sepa también ver
que sepa yo vivir Señor
tu palabra de amor.

Viene tu palabra mí,
me alegra el corazón,
siento ya la vida que me da.
Que se haga carne a mí, Señor,
lo que me dices hoy,
que sea yo testigo de tu amor.




154 - Quiero hablarte
Quiero hablarte Señor una vez más
y sentirte dentro de mi corazón.
Con el alma yo te quiero cantar
y en el canto, que te canto, renacer.
Porque sé que tu Reino llegará,
porque sé que en tu amistad puedo confiar.
Y también por enseñarme a perdonar,
Señor mío hoy te digo: Aleluya, aleluya.




155 - El viñador
Dios es tu amigo, el viñador,
el que te cuida de sol a sol.
Dios es tu amigo, el viñador,
el que te pide frutos de amor.

Por los caminos sedientos de luz
levantándose antes del sol
hacia los campos que lejos están
muy temprano se va el viñador.
No se detiene en su caminar
no le asusta la sed ni el calor.
Hay una viña que debe cuidar,
una viña que es todo su amor.

El te protege con su valladar
levantando en tu derredor,
quita del alma las piedras del mal
y ha elegido la cepa mejor.
Limpia los surcos con todo su afán
y lo riega con sangre y sudor.
Dime si puede hacer algo más
por su viña el viñador.

Por los caminos sedientos de luz
levantándose antes del sol,
hacia los campos que lejos están,
muy temprano se va el viñador.
Sólo racimos de amargo sabor
ha encontrado en tu corazón
Dime si puede esperar algo más
de su viña el viñador.




156 - Jesús
Te miro a los ojos, y entre tanto llanto,
parece mentira que te hayan clavado,
que seas el pequeño que yo acunaba
el que se dormía tan pronto en mis brazos.
El que se reía al mirar al cielo
y cuando rezaba se ponía serio.

Sobre este madero veo al pequeño
que entre los doctores hablaba en el templo
cuando pregunté, respondió con calma
que de los asuntos de Dios se encargaba.
El mismo niño, el que está en la cruz
el Dios de los hombres, se llama Jesús.

Ese mismo hombre, ya no era niño 
que en aquella boda, le pedí más vino
que dio de comer a un millar de gente
y a pobres y enfermos los miró de frente.
Rió con aquellos a quienes más quiso
y lloró en silencio al morir su amigo.

Ya cae la tarde, se nublan los cielos
pronto volverá a su Padre eterno,
duérmete pequeño, duérmete mi niño
que yo te he entregado todo mi cariño.
Como en Nazareth, aquella mañana
he aquí tu sierva, he aquí tu esclava.




157 - Hay que encender una luz
Hay que encender una luz
por pequeña que sea,
aunque tengas la noche en los ojos
y el alma desecha,
uno sabe que siempre
la paz sobrevive a la guerra,
y que sirve decir tu verdad
aunque nadie la crea.

Hay una hoja esperando
que escribas en ella
y detrás del teléfono
hay alguien que sufre tu ausencia
no te quedes ahí
mezquinando tu grano de arena,
porque todos veremos tu luz
por pequeña que sea.

La madrugada
puede más que la que tormenta
y el color de la mañana
en el borde de tu cama se sienta.
Es la vida y la muerte
lo que en este juego apuestas
cuando sales a la calle
sin miedo pateando las piedras.

Hay que intentar el amor
aunque el odio no ceda
porque el tiempo perdido
se paga en la misma moneda
y si quieres que juntos lleguemos
a ser una hoguera
es preciso que enciendas tu luz
por pequeña que sea.

La madrugada...




158 - Consagración de una alma Joven
Esa flor que vi en el campo
y el sol de ese atardecer
me hablaron de tu belleza, Señor
y entonces te quise ver.
Y por eso, por eso oh Señor,
te adoré, te adoré en silencio.

Y los ojos de mi amigo
brillando de amor sincero
me hicieron imaginar 
el poder de tu "Te quiero"
y por eso, por eso oh Señor
te adoré, te adoré en silencio.

Pero dimensión de amor
como la cruz de tu Hijo
no podía imaginar
fue tu amor el dolor vivo
y por eso, por eso oh Señor
me entregué, me entregué en silencio.




159 - Te ofrecemos Señor
Te ofrecemos Señor,
Dios del universo,
con este pan, todos nuestros esfuerzos,
todo nuestro trabajo.
Te agradecemos tu inmensa bondad
y te pedimos que lo conviertas
en el cuerpo de tu hijo, pan de vida

Te ofrecemos Señor,
Dios del universo,
con este vino, todas nuestras tristezas,
toda nuestra alegría.
Te agradecemos tu inmensa bondad
y te pedimos que lo conviertas
en la sangre de tu Hijo salvador.




160 - Bienaventurados
Bienaventurados son los pobres
bienaventurado es quien lloró.
Bienaventurado es quien construye
y logra mantener la paz y la ilusión.
Bienaventurados.

El pobre porque un día, un día reinará
quien llora porque un día, un día reirá
quien lucha por la paz
porque la encontrará
Bienaventurados por siempre.

Bienaventurado es quien intenta
que reine la justicia y el amor,
quien conoce el fruto del perdón
y sabe conservar sin mancha el corazón.
Bienaventurados.

Es justo porque al fin, su causa triunfará,
el hombre que perdona pues convencerá,
los corazones limpios pues verán a Dios.
Bienaventurados son por siempre.

Bienaventurado es el que sufre
sembrando la justicia y el perdón,
bienaventurado es el que lucha
por causa de Dios,
por causa de su hermano.
Bienaventurados.

Feliz es siempre aquel
que lucha por la paz
y hace de su vida una liberación
y, aunque le odien todos, vive sin odiar.
Bienaventurados son por siempre.




161 - El cazador
Me has forjado caminante,
buscador de horizontes,
más lejanos y claros. [bis]

Ser un buscador paciente,
de sus huellas amadas,
es la cruz que yo abrazo. [bis]

     Señor que esté mi corazón velando ardiente
     cuida que no me olvide de mi destino
     que nunca la soberbia esté en mi frente,
     mantenme como humilde peregrino,
     cazador paciente, viajero en camino.

Como el cazador que asecha,
y no alcanza a su presa,
desfallezco y me caigo. [bis]

Me detengo y es vano,
solo vivo si dejo,
la esperanza en lo alto. [bis]

Si mi marcha te conmueve
y alivianas mi carga,
y agilizas mis pasos. [bis]

Nos veremos una aurora,
y sabré al alcanzarte,
que soy yo el alcanzado. [bis]



162 - Dios me dio a mi hermano
Dios me dio a mi hermano
para que mi amor le diera,
y que mi vida le brinde
si su dolor lo pidiera.

Esta es la única seña
que nos dejó el Señor
para que así el mundo sepa
si somos o no de Dios.

Quien ame a sus hermanos
que coma de este pan
que beba de esta copa
quien sirva a los demás
que venga a nuestra mesa
a brindar su amistad.

Amar a fondo al amigo
es dar la vida por El,
Cristo murió por nosotros
es el amigo más fiel.
Esta es la única ley
que nos dejó en su Evangelio:
Amense unos a otros
así como los amé

Yo soy Maestro y Señor,
dijo Jesús en la cena,
y sin embargo estoy
como el que sirve la mesa.
Esta es la única senda
que yo les puedo enseñar
el que pretenda seguirla,
empiece a ser servicial.

Este es el pan compartido,
este es el cáliz brindado,
este es el cuerpo entregado,
esta es la sangre vertida,
esta es la única Misa
que celebró el Señor
no hay que guardar a vida
hay que darla en Comunión





163 - Moveremos las montañas
Se ha puesto el sol,
en la noche caminamos,
venimos del dolor pero sonreímos;
somos la semilla del día que comienza,
y forjamos con Dios nuestro destino.

Volveremos a nacer de las cenizas,
plantaremos la flor donde no hay nada,
hablaremos de amor donde haya odio,
y algún día y algún día,
moveremos las montañas.

Porque somos partidarios de la vida,
y llevamos en el pecho la esperanza,
porque somos caminantes en la noche
de los tiempos y en la noche
previvimos la mañana.

Construiremos la paz sobre la guerra,
llenaremos las casas de alegría,
llamaremos hermano a cada hombre
y será entonces que los hombres
formarán una familia.




164 - Una vez más rezaré
Una vez más rezaré,
de rodillas me pondré
puede ser que una vez más
El me perdone.

Le diré que soy humano
que pequé, que lucho en vano,
puede ser que una vez más
El me perdone.

Para un Dios que conoció la tentación
del amigo la traición
yo no dudo me perdone Dios mi amigo.

Yo vi sufrir a mi hermano
y no le tendí la mano,
puede ser que una vez más 
El me perdone.

Lo vi solo y desahuciado 
y yo de brazos cruzados
puede ser que una vez más 
El me perdone.



165 - Volved a mí
Volved a mí, yo soy tu Dios
y no tengáis ningún temor.
Yo te hablaré de Amor y Paz,
te atraeré con suavidad.
Mucho he esperado tu regreso
y hoy yo te prometo
darte mi perdón.

Convierte a mí, tu corazón
y así hallarás la salvación.
Yo borraré tu iniquidad,
a mí, tu voz, ha de alabar.
Todas tus llagas curaré 
y rocío yo seré
que apague tu maldad.

Confía en mí, pues Santo soy
mi gozo es ser tu salvador.
Arráigate muy fuerte a mí,
y brotarás cual dulce vid.
Y con los cielos cantarás
mis sendas de verdad,
justicia, amor y paz.




166 - Señor, Tú lo sabes todo
Señor, Tú lo sabes todo
sabes que te quiero,
y no puedo decirte que no.

Que puedo dar mi pequeñez
pero en tu amor yo creceré.
Soy débil, tengo miedo de amar
serás mi roca hasta el final

Y cuando se escapa la luz
estás ahí, mi buen Jesús,
y puedo amarte
Y si no te puedo alcanzar
sobre la cruz voy a trepar.

Por ser cobarde he sido infiel
sé que no soy digno de ser tu amigo.
Grande es tu amor, perdóname
de ahora en más yo quiero ser testigo.

Echar mis redes, lanzarme al mar,
para abrazar la inmensidad
ya no le temo a la tempestad
sobre las aguas te veo llegar.

Qué puede un simple pescador
decir cuando habla su Señor
muy dentro
decir "sí", o decir "no",
dejando todo por amor: te sigo.




167 - Los frutos de la tierra
Elegiste, Señor, para quedarte
frutos simples surgidos de la tierra,
pan y vino sembrados por el hombre
y que puedan estar en cualquier mesa.

­Que sepamos, Señor, ser tu pan bueno
nacido de la espiga verdadera!

Hoy trayendo espigas y racimos
nos llegamos, Señor, hasta tu mesa
para unir a la ofrenda de tu Hijo
el goza y le dolor de tu cosecha.

­Que sepamos, Señor, ser tu pan bueno
nacido de la espiga verdadera!




168 - Pescador
Pescador, que al pasar
por la orilla del lago
me viste secando mis redes al sol.
Tu mirar se cruzó
con mis ojos cansados
y entraste en mi vida
buscando mi sol.

Pescador, en mis manos
has puesto otras redes
que pueden ganarte la pesca mejor
y al llevarme contigo
en la barca me nombraste
Señor, pescador.

Pescador, entre tantos
que había en la playa
tus ojos me vieron
tu boca me habló
y a pesar de sentirse mi cuerpo cansado
mis pies en la arena
siguieron tu voz.

Pescador, mi trabajo
de toda la noche, mi dura faena
hay nada encontró
pero Tú conoces
los mares profundos
compensa, si quieres,
mi triste labor.

Pescador, manejando
mis artes de pesca
en otras riberas mi vida quedó,
al querer que por
todos los mares del mundo
trabajen mis fuerzas
por Ti, pescador.




169 - Qué alegría
Qué alegría cuando me dijeron:
Vamos a la casa del Señor.
Ya están pisando nuestros pies,
tus umbrales, Jerusalén.

Jerusalén está fundada
como ciudad bien compacta.
Allá suben las tribus,
las tribus del Señor.

Desead la paz a Jerusalén
vivan seguros los que te aman,
haya paz dentro de tus muros,
en tus palacios seguridad.

Por mis hermanos y compañeros
voy a decir: la paz contigo,
por la casa del Señor,
nuestro Dios, te deseo todo bien.





170 - Quédate Señor
Quédate Señor, ya cierra la noche,
quédate aquí Señor con nosotros.

Danos la paz, danos tu amor
la noche jamás caerá.
Quédate Señor, nos llevarás
por las rutas del mundo Señor.

Te llevaremos a los hermanos
que van perdidos por los caminos.
Quiero confiarte mis pobres manos
quiero entregarte toda mi vida.




171 - Quédate Señor conmigo
Quédate en mí, un nuevo día.
Que mi alma viva en Ti, como María
­Qué lindo estar aquí!, ven a mi tierra,
para que a través de mí, muchos te quieran.

No me dejes nunca más, acompáñame.
Que puedas confiar en mí, utilizarme.
Irrumpe en mi vida así, y transfórmame
que todos vean en mí tu rostro suave.

Encuentra Señor en mí, un lugar santo.
Ven Señor a descansar, te quiero tanto
tres tiendas hagamos ya, no nos vayamos,
qué bien estamos acá, para quedarnos.

¨Por qué te fijaste en mí? No había nada...
y me hiciste comprender con tu mirada.
Ahora yo te tengo a Ti, y me rebalsa,
tu presencia suave en mí, me deja calma.




172 - Cristo vale la pena
Yo sé que me necesitas
que necesitas mi amor,
me llamas para que luche
en este mundo de hoy.

Yo sé que diste la vida
para nuestra salvación,
hoy quiero amar sin medida
quiero jugarme por vos.

Cristo vale la pena
luchemos con fe.
María será la estrella
que nos guíe hasta El.

María dame la fuerza
para poderles mostrar
a todos mis hermanos
lo hermoso que es amar.

Para poder con mis labios
tu palabra proclamar
haz de mí un instrumento
y así tu amor sembrar.

Cristo vale la pena...



173 - Salmo
Dios, Tú, mi Dios
yo te busco, se de Ti tiene mi alma.
Te necesita como tierra seca
agotada y sin agua [bis].

Y te pienso por las noches
te busco y alabo cada día
porque sé que eres mi socorro
mi alma se aprieta contra Ti
y siento que tus alas me acarician [bis].

Como cuando en el
santuario te veía
al contemplar tu poder y tu gloria
así quiero en mi vida bendecirte
levantar mis manos en tu nombre [bis]

Ahora sé que tu amor es mejor que la vida,
sé que tus manos me sostienen
sé que tus alas envuelven mi pequeñez,
la aman, la acarician y soy en Ti [bis].





174 - Salmo 139
Conoces Señor mi corazón
y llévame por el camino eterno.

Señor tu me sondeas y me conoces,
tú sabes si camino o si descanso.
De lejos percibes lo que siento
conoces cada uno de mis pasos.

No ha llegado la palabra a mi boca,
y ya conoces plenamente.
Me abrazas por todos mis costados,
tu mano amorosa me sostiene.

Qué admirable encuentro tu misterio,
tan grande que no puedo comprenderlo.
¨A dónde irá lejos de tu aliento?
¨A dónde escaparé de tu mirada?



175 - En memoria tuya
Llegada la hora del retorno al Padre
sabiendo que iba camino a su cruz
reunió a sus amigos en la última cena
y nos dio su Cuerpo el Señor Jesús.

En memoria tuya Cristo Redentor
vamos a tu mesa en señal de amor.

Profundo misterio de amor y ternura
de querer quedarse antes de partir
de dejar su sangre como alianza nueva
de darla en bebida antes de morir.

Tómenlo y coman pues esto es mi Cuerpo.
les dijo rompiendo en su mano un pan.
Tómenla y beban pues esta es mi sangre,
la que por ustedes he de derramar.

Y hagan lo mismo cuando se reúnan
sabiendo que un día he de retornar
para convidarlos a beber unidos
de aquel vino nuevo que el Padre ha de dar.

Por eso inclinados a su Cuerpo adoramos
y aunque nada vemos nos basta creer,
el antiguo rito ha dejado paso
a su Sacramento, Misterio de Fe.




176 - Yo soy el camino
Yo soy la Luz del mundo 
no hay tinieblas junto a Mí
tendrán la luz de la vida
por la palabra que les di.

Yo soy el camino firme
yo soy la vida y la verdad
por mí llegarán al Padre
y al Santo Espíritu tendrán.

Yo soy el Pan de Vida
y con ustedes me quedé
me entrego como alimento
soy el Misterio de la Fe.

Yo soy el Buen Pastor
y por amor mi vida doy
yo quiero un solo rebaño
soy para todos salvador.

Yo soy la vid verdadera
mi Padre es Dios, el viñador
produzcan fruto abundante
permaneciendo en mi amor.




177 - Noche anunciada
Noche anunciada, noche de amor,
Dios ha nacido, pétalo en flor,
todo es silencio y serenidad,
paz a los hombres, es Navidad.
Angeles canten sobre el portal,
Dios ha nacido, es Navidad.

En el pesebre, mi Redentor
es mensajero de paz y amor
cuando sonríe se hace la luz
y en sus bracitos crece una cruz.


Esta es la noche que prometió,
Dios a los hombres y ya llegó.
Es Nochebuena, no hay que dormir,
Dios ha nacido, Dios está aquí.




178 - No pongáis los ojos
No pongáis lo ojos
en nadie más que en El.

Porque sólo El te puede guiar...
Porque sólo El te puede liberar...
Porque sólo El te puede perdonar...
Porque sólo El el Cielo te dará...
Porque sólo El la paz te puede dar...
Porque El es camino, es vida y es verdad...




179 - Virgen Nazarena
Virgen Nazarena, muéstranos a Jesús
nadie supo amarlo como Tú,
Madre del silencio háblanos del Señor,
déjanos entrar en tu oración.

     Conservabas todo dentro de tu corazón,
     fiel al hombre, fiel a Dios,
     Madre nuestra, María del Señor.

María del Huerto guíanos sin temor,
tras los pasos del Hijo de Dios,
servidora atenta enséñanos a guardar,
la palabra ardiendo hasta el final.

Madre de los pobres, mira nuestro dolor,
oye el grito sordo de quienes no tienen voz,
Tierra prometida, engéndranos otra vez,
a la vida queremos volver.






180 - Junto a ti María
Junto a Ti María
como un niño quiero estar
tómame en tus brazos
guíame en mi caminar.
Quiero que me eduques
que me enseñes a rezar
hazme transparente,
lléname de paz.

Madre, Madre, Madre, Madre. [bis]

Gracias, Madre mía
por llevarnos a Jesús,
haznos más humildes,
tan sencillos como tú.
Gracias, Madre mía
por abrir tu corazón,
porque nos congregas
y nos das tu amor.





181 - Gracias
Gracias, porque me das la vida.
gracias, por ver de nuevo el sol,
gracias, por mis penas a ti
puedo yo confiar.

Gracias, por todos los amigos
gracias, por ellos, oh Señor.
gracias, porque a mis enemigos
puedo perdonar

Gracias, por el trabajo diario
gracias, por la felicidad,
gracias, por la serenidad
y por poder cantar.

Gracias, también por las tristezas.
Gracias, porque consuelo das.
Gracias, por que tu mano
me conduce por doquier.

Gracias, porque tu hablar comprendo
Gracias, porque me das la luz.
Gracias, porque a los hombres amo
donde quiera esté.

Gracias, porque tu amor no cesa.
Gracias, porque conmigo estás.
Gracias, yo te agradezco
porque puedo agradecer.





182 - Recíbeme
Recíbeme con toda la miseria que hay en mí
con todos los deseos de seguir por tu camino.
Iluminar es hoy el reto en la oscuridad
servicio entrega en fidelidad hasta la muerte.

Hoy es tiempo de dar,
a manos llenas lo que se me dio.
Brillar hasta consumirse.
Iluminar al mundo en penumbras
hasta que no quede yo sino Tú.

No nos hiciste una lámpara
para ocultarla bajo el cenit
la llama que encendiste en mí,
la ponga yo en lo alto
y que María me ayude a decir Sí.




183 - El Tabernáculo
Estás ahí siempre esperas
el Tabernáculo está
porque Tú sabes que tarde o temprano
sabremos que en Ti el paraíso está.

Estás ahí para que comprendamos
que a pesar de estar en el silencio
pensamos que no hacemos nada
y cuando vienes en el sacramento
entras Tú en mí, es más real,
nosotros entramos en Ti.

Estás ahí para que comprendamos
que solos ya no estamos más
que el cielo es nuestra casa
cumpliendo con amor tu voluntad
momento por momento
se llega a toda la humanidad.




184 - Señora de la Paz
Hoy señora de la paz
te ruego por mi hogar, 
por mi tierra y por mi gente.

Los argentinos te rezan por la paz
y quieren demostrar 
que Tú estás presente.

Señora, te pido por el sol
que no deje de brillar 
sobre los campos arados.

Señora mi ruego es por la paz,
por un mundo de verdad
que necesita de tu ejemplo.

Y así como tú dijiste sí,
que sepamos responder 
a la palabra de tu hijo.

Señora, mi ruego es por la paz
por un  mundo de verdad
que necesita de tu ejemplo.





185 - Aleluya (I)
Busca primero el reino de Dios
y su perfecta justicia
y lo demás añadido será
Aleluya, aleluya.

Aleluya, aleluya, aleluya.
Aleluya, aleluya.




186 - Santo (I)
Santo Santo Santo es el Señor
Dios del universo
llenos están el cielo y la tierra
de tu gloria.

Hosanna en el cielo
hosanna en las alturas
bendito el que viene
en nombre del Señor.

Hosanna en el cielo
hosanna en las alturas
bendito el que viene
en nombre del Señor.




187 - Aleluya (II)
Oí una voz que me llamaba
que me decía ven a mí.
Hoy vi una luz en mi camino
hoy mi destino conocí.

Santo, Santo Aleluya
Santo, Santo es el Señor
Aleluya, Aleluya.
Santo, Santo es el Señor




188 - El Martillero
Una cabeza colgando, las manos destrozadas
los pies sangrando. Una cruz, varios clavos
y una corona de espinas para mi hermano.

Yo Señor, con estas manos martillé y me mirabas,
y me lo dejabas hacer.

Te ofendí en la cara, cómo puede ser Señor 
que me digas que me amas y le pidas a mi Padre
que perdone lo que estoy haciendo en vez de odiarme.

Yo Señor, con estas manos martillé y me mirabas,
y me lo dejabas hacer.

Y tus ojos se cierran pero en vez de condenarme
me miran en forma tierna y se hiela mi sangre
porque he matado a mi hermano que vino para salvarme.

Yo Señor, con estas manos martillé y me mirabas,
y me lo dejabas hacer, Señor,
con estas manos martillé y me mirabas
y me lo dejabas hacer...




189 - Cordero (I)
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo
ten piedad de nosotros, ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo
ten piedad de nosotros, ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo
ten piedad de nosotros, ten piedad de nosotros.




190 - Padre Nuestro (II)
Padre nuestro tú que estás
en los que aman la verdad
haz que el reino que por Ti se dio
llegue pronto a nuestro corazón
y el amor que tu hijo nos legó
el amor este ya con nosotros.

En el pan de la unidad
Cristo danos Tú la Paz
y olvídate de nuestro mal
si olvidamos el de los demás
No permitas que caigamos en tentación
Oh Señor, ten piedad del mundo.

Padre nuestro que estás en los cielos...




191 - María , Criatura Bella
María, criatura bella
como una flor callada en su nada
ofrece todo como un manto de nieve
bella como la Luna.

María tú eres la virgen
la mujer del hermoso amor
amor, fuente del amor
agua viva de la eternidad.

Estas aquí, 
cantamos a ti en armonía
y tu camino
nos lleva al paraíso.
Estamos aquí
y nos dejamos llevar por ti
María nuestra madre llena de amor.

María eres la madre
madre de la humanidad
y también madre del creador
creación, fruto del amor.




192 - Mi Reino
Mi reino es un grano de mostaza 
que alguien en la tierra sembrará
y que cuando crezca será fuerte y grande
las aves en él anidarán.

Es también como la levadura
que toma en sus manos la mujer
y que si la mezcla con la blanca harina
fermenta y la masa hace crecer.

Tú tienes mi reino en tus manos
trabaja para que pueda ser
tú eres la semilla y el fermento vivo
haz que el mundo en mí pueda creer.




193 - El puerto
Sólo en el puerto de la verdad
veo mi vida meciéndose en el mar
es una barca que no viene ni va
mis esperanzas son velas sin hinchar.

Dime Señor a quién tengo que esperar
con qué viento con qué rumbo debo navegar
Dime Señor, pescador del más allá,
habrá puerto donde pueda anclar.

Solo en el puerto de la verdad
dos nubes blancas se mecen en el mar
son dos amores que no supe alcanzar
son dos entregas por las cuales me he de dar.




194 - Amigos míos (II)
Amigos míos me quedo aquí por poco tiempo.
Luego me iré, me buscarán, sin encontrarme.
Pero volveré.

Habrá entre ustedes alguno que los sabrá consolar
él los guiará hacia la verdad.

Por eso ahora les quiero dar mi nuevo mandamiento:
Amense así como los amé
Si así se aman me quedaré 
siempre entre ustedes como una vez.

Porqué se turban sus corazones, no queden tristes.
Crean en mí, pues es mejor que yo me vaya.
Pero volveré.

Por eso ahora les quiero dar mi nuevo mandamiento:
Amense así como los amé
El mundo queda sin comprender
pero no teman, regresaré.





195 - Vamos, qué esperamos.
Es el tiempo de la paz,
de buscarse y abrir las manos
de entregarse,
amor cristiano.

Vamos, qué esperamos
para darnos como hermanos.
Vamos, qué esperamos
para abrirnos a Dios.

Comprendernos, ser sinceros
y ser por fin hombre nuevo,
arrancar el egoísmo que nos ata
destruir la soberbia que es tan fuerte.

Pedir perdón, 
para ser de una vez hombres valientes
dar la cara, sin temor,
ser los últimos en todo y los primeros en amor.




196 - Alianza
Te amé con todo mi amor
te rescaté del horror
y te curé en el desierto.
Calmé tu hambre y tu sed
con juramentos sellé
un pacto de amor eterno.
Oh, por qué entonces te rebelaste,
te apoyaste en lo que es nada y vacío
y ahora estás,
desolado,
estás perdido.

Porque no vuelves hijo mío
si está en mis brazos tu lugar
si tú conoces el camino
por qué, por qué esperar.
Por qué no vuelves pueblo mío
te abro la fuente del perdón
que resplandezca nuestra alianza
será un lazo de amor.




197 - Vale la pena
Señor ahora que estás aquí
quisiera hablarte de frente
contarte lo que viví
dejar llorar al silencio
tenerte cerca de mí
pues necesito tu ayuda
por eso quédate aquí.

Señor no encuentro la solución
que no me traiga problemas
me invade la indecisión
quisiera hallar las palabras
que siempre tenga razón
pues necesito tu ayuda
por eso quédate aquí.

Señor vale la pena seguir
vale la pena jugarse
vale la pena sentirse vivo.
Señor, nunca te apartes de mí
que este momento sea eterno
para que vivan aquí en mí.

Señor yo quiero un mundo mejor
quiero un mundo diferente
un mundo sin depresión
un mundo lleno de puentes
lleno de cartas de amor
pues necesito tu ayuda
por eso quédate aquí.





198 - Madre
Creciendo junto a Ti
descubrí la verdad
la pureza y la paz.
Me enseñaste a seguir
me enseñaste a vivir
en un mundo de injusticia y soledad.

Guiaste nuestra juventud
sed de vida y esperanza
respuesta sincera al mañana.
Fuerza capaz de crear
y hacer un todo de la nada.

     Madre que cuando pasen los días
     tus enseñanzas perduren
     que el mundo no me abrume
     y que pueda levantarme en la caída
     invocando tu presencia
     que da vida.

Que el miedo de las cosas
no acalle el silencio de tu amor.
Ayúdame a forjar un camino
donde no exista el odio, la mentira ni el rencor.
Dame tu mano hermano
para que junto con nuestra Madre
curemos todas las heridas
con fe, esperanza y perdón
despertando siempre con una sonrisa.



199 - Rendid a Yahvé (Salmo 29)
Rendid a Yahvé santos del Señor,
gloria y poder al que hace la creación,
rendid honor al glorioso nombre del Señor,
­y adoradle en su santo esplendor!

Sobre los mares resuena la voz de Dios.
Glorioso es Dios su voz hace temblar.
­Qué poderosa es la voz del Altísimo!
Su voz descuaja los cedros del Líbano.
La voz del Señor lanza llamas de fuego.
Sacude los bosques la voz del Altísimo
y en su santuario gritan ­gloria!

Sentado está Dios sobre la tempestad,
sentado está Yahvé cual Rey eterno,
la fuerza da al que pone su confianza en El,
Yahvé bendice a su pueblo con paz.



200 - Getsemaní
Para que mi amor no sea un sentimiento
tan solo de deslumbramiento pasajero.
Para no gastar mis palabras más mías
ni vaciar de contenido mi te quiero.

Quiero hundir más hondo mi raíz en ti
y cimentar en solidez este mi afecto.
Pues mi corazón que es inquieto y es frágil
sólo acierta si se abraza a tu proyecto.

     Más allá de mis miedos, 
     más allá de mi inseguridad
     quiero darte mi respuesta
     aquí estoy para hacer tu voluntad
     para que mi amor sea decir que sí, 
     hasta el final.

No es en las palabras, ni es en las promesas
donde la historia tiene su motor secreto.
Sólo en el amor en la cruz madurado,
el amor que mueve a todo el mundo entero.

Hazme comprender, Señor, tu amor tan puro
amor que persevera en cruz, amor perfecto.
Hazme serte fiel cuando todo sea oscuro
para que mi amor no sea un sentimiento.

Duermen en su sopor y temen en el huerto
ni sus amigos acompañan al maestro.
Si es hora de cruz, es de fidelidades
pero el mundo nunca puede aceptar esto.

Pongo mi pequeña vida entre tus manos
por sobre mis seguridades y mis miedos.
Y para elegir tu querer y no el mío
hazme en Getsemaní fiel y despierto.


201 - Todo en esta vida
Todo en esta vida, es un decidir
si me voy contigo, o me quedo aquí.
Romperé los muros, de mi propia casa,
iré mar adentro y pescaré por Ti.

Hoy mi pueblo está clamando,
pide vida, pide amor
gritan mis hermanos
y llega hasta el Cielo su voz.

La misión que tu me has dado
debo hacerla realidad
Luchar por la vida,
luchar por un mundo de paz.


202 - Servidor de Yahvé
No gritará ni protestará,
caña doblada no partirá
su sacrificio paz traerá,
todo soportará.

Este es mi servidor
en quien me complaci,
hijo mío tan querido
todo es para ti.

Como retoño ante Dios creció,
como basura se lo trató,
desfigurado se lo humilló,
el supo del dolor.


203 - Quiero ser tu amigo
***********************************************
***********************************************
Autora: Mónica Palmisano
Dirección Nacional de Derecho de Autor: 99435
NO se puede incluir en ningún cancionero sin 
poseer permiso escrito de la autora por pedido 
específico de ella.
***********************************************
***********************************************

Eres tu, Señor, acércate.
eres fuego ardiente, abrásame.
Deja en mi tu amor crecer
enséñame a ser hoy tu amigo.

Desde el brillo eterno de tu luz
o en la dura cuesta de una cruz,
déjame tu rostro ver,
muéstrame el camino.

Deja hoy en mí, Señor, caer
como lluvia fresca tu amistad.
Yo tu amigo quiero ser,
mójame con tu verdad.

Que en mi vida pueda yo llevar
tu alegría y un canto de fe,
que mis manos a otras den
el amor que tu me das.

Eres esperanza, envuélveme,
mi agua mansa, calma tú mi sed
Sé mi estrella, guíame,
enséñame a ser hoy tu amigo.

Donde falte amor seré tu voz
y tu luz donde no brille el sol.
Sobre tus huellas, Señor,
seguiré el camino.

***********************************************
***********************************************
***********************************************
***********************************************


204 - Perdón Señor
Perdón Señor, hoy yo te ofendí
perdóname por no comprender
que me amabas antes de nacer
que me esperas ya en mi atardecer.

Perdón Señor pues no sé vivir,
de mis hermanos yo me separé
el calor de tu dulce hogar
quiero revivir, haz que vuelva a tí.

Ayúdame quiero serte fiel
resucitar contigo otra vez
y llevarte en mi caminar
por esta ciudad hacia los demás.

Igual que el sol, que al despertar
sabe que tiene mucho que brindar
yo al fin se por qué vivir
porque tu perdón fecundó mi andar.



205 - Consagración a la Virgen (chamamé)
Bendita sea tu pureza
y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea
en tan graciosa belleza,
a ti Celestial Princesa, 
Virgen sagrada María,
Yo te ofrezco en este día:
Alma, vida y corazón.
Mírame con compasión
no me dejes Madre mía,
morir sin tu bendición
sería mi perdición.

Hoy todo el pueblo te canta,
mi niña, mi niña linda,
también yo quiero cantarte
un lindo canto de amor.

Hoy todo mi ser 
lo pongo a tus pies
por ti llegaré
a Jesús contemplar,
Oh Virgen gaucha 
te vengo a pedir
que vos nunca me dejés.


206 - Canción de la juventud
Una canción alegre cantare
Una canción de vida y juventud.
Del corazón el ritmo llevar,
un ritmo de esperanza, de ilusión y luz.

Yo canto, yo amo,
sin miedo avanzare,
con Dios en mi alegría
ya no temer,.

Caminare por sendas sin hacer,
descubriré, caminos sin trazar,
y al avanzar yo mismo grabaré,
la senda de mi vida con mí caminar.

Con mi vivir, construye una mansión
grande y feliz que un día he de habitar.
Me pide Dios esfuerzo y oración,
yo canto cuando rezo y canto al trabajar.



207 - Vamos Pastorcillos
Vamos Pastorcillos,  vamos a Belén,
que en Belén acaba Jesús de nacer (Bis)

Vamos  Pastorcillos, vamos a Belén,
que Dios ha nacido para nuestro bien (Bis)

Esta feliz nueva, debemos honrar
y llenos de gozo a Dios alabar (bis)

Pobre humilde nace, nuestro redentor
temblando de frío por el pecador. (Bis)

Suenen las campanas, cante el corazón
todos a ser buenos que Cristo nació. (Bis)


208 - María (II)
Una entre muchas fue la escogida
fuiste tu María la elegida
Madre del Señor, Madre del Salvador.

María, 
llena eres de gracia y consuelo
ven a caminar con el pueblo, 
nuestra Madre eres tú.

Ruega por nosotros, pecadores en la tierra,
Ruega por el pueblo que en Dios espera,
Madre del Señor, Madre del Salvador.



209 - El amor es nuestro canto
El amor es la palabra limpia que hace vivir
es el fruto de la tierra nueva y del sufrir.
Es decirle al hermano pobre: "solo no estás"
­No dejes que pase tu tiempo sin más!

	El amor es nuestro canto
	a la vida que se da
	y que espera un amanecer
	en la verdad.

El amor es el regalo eterno que nos da Dios
es tener el corazón abierto y es perdón.
Es la fe y la esperanza ciertas en el más allá.
­No dejes que pase tu tiempo sin más!

El amor es un camino largo y sin final.
Es la luz que ilumina sombras en la oscuridad.
Es la vida que te brinda un tiempo de oportunidad
­No dejes que pase tu tiempo sin más!


210 - Las bodas de Caná
Hay boda esta noche, Jesús ha llegado
con sus doce amigos que han sido invitados,
la Virgen María también ha venido
y tan calladita que no la han oído

	Y dijo María a los servidores
Hagan lo que Jesús les diga

Los ojos atentos de la Virgencita
puestos en los hijos que la necesitan
Ríe si se alegra, todo le interesa
y está preocupada si tienen tristeza

Se ha acabado el vino, y el hijo que es Dios
no puede a la Madre, decirle que no.
Esta noche, amigos, nadie tenga pena
tomen de alegría seis tinajas llenas

Al llegar la hora, clavado en la cruz,
el vino del cielo nos dará Jesús.
Si pide María, el hijo, que es Dios
no puede  a la madre decirle que no. 


211 - Si amo mi vida
Quiero caer en tierra y morir
sino quedaré solo
ser un grano de trigo
quiero dar mucho fruto
ser tu testigo por el mundo.

	Si amo mi vida, la perderé
	si doy mi vida, la ganaré.
	Donde tu estás Jesús
	allí estoy yo
	Te sigo soy tu servidor.

Padre ha llegado la hora
glorifica tu nombre
en mi ser que muere
para que seas Tú el Rey.



212 - Oración Simple
Hazme un instrumento de tu paz.
Donde haya odio lleve yo tu amor,
donde haya injuria, tu perdón
Señor, donde haya duda, fe en ti.

Hazme un instrumento de tu paz.
Que lleve la esperanza por doquier.
Donde haya oscuridad lleve tu luz;
donde haya pena, tu gozo Señor.

	Maestro
	Ayúdame a nunca buscar
	querer ser consolado,
	como consolar,
	ser comprendido
	como comprender
	y ser amado, como yo amar.

Hazme un instrumento de tu paz,
y es perdonando que nos das perdón,
y es dando a todos,
que Tú te nos das,
muriendo es que volvemos a nacer.



213 - Hombre
Cierto día un hombre estuvo aquí
de mirar tan tierno y dulce que nunca se vio
en su canto había una oración
nunca se escuchó otra canción como la de l.
Solamente hablaba l de amor
todo gesto suyo era de amor y paz
l traía en su corazón.

l por esos campos caminó
entre las montañas predicó el amor mayor,
y la luz brilló en la oscuridad
y el sol nació en cada corazón que comprendió
que además de esta vida acá
existe otra vida más allá, y así,
al renacer, morir no es el fin.

	Todo lo que l aquí dejó
	no pasó y siempre va a existir
	por esos lugares que él pisó
	dio el camino cierto a seguir.

Yo se que algún día volverá
que en los mismos campos buscará lo que sembró
cosechar los frutos que plantó
llorar por la semilla que murió sin florecer
pero aún es tiempo de plantar
hacer dentro de sí la flor del bien, crecer,
para esperar cuando l regrese aquí.



214 - ­Hola Jesús!
Hola, Jesús, eres mi amigo
me quieres mucho y también te quiero yo!
Sé que estarás siempre conmigo, 
sé que te llevo aquí en mi corazón

	Amigos tu y yo, qué gran felicidad
	amigos para siempre, amigos de verdad.

­Hola, Jesús, vas a ayudarme
cuando me caiga corriendo acudirás, 
si me caí, a levantarme
si estoy contento, tú vienes a jugar.




215 - Hay un río de vida
Hay un río de Vida corriendo por mi ser, 

	Que hace a los enfermos caminar y ver, 
	libera a los oprimidos y les da felicidad, 

Hay un río de Vida corriendo por mi ser.

Está el Amor del Padre corriendo por mi ser, 

Está el Amor del Hijo corriendo por mi ser, 

Está el Espíritu Santo corriendo por mi ser, 

Está el "Sí" de María corriendo por mi ser, 





216 - La casa
Qué lindo es y qué alegre, Señor,
habitar aquí en tu casa
donde la paz encontramos
donde el alma se llena de gozo.

Quiero cantar, siempre quiero cantar
y donarte, Señor, la alegría
por la divina armonía
que tu morada me da.

Sabiduría en cada cosa
resalta en esplendor,
Señor, aquí en tu casa
querré siempre vivir.




217 - Este es el día del Señor
	Este es el día del señor,
	este es el tiempo de la misericordia.

Delante de tus ojos ya no enrojeceremos
a causa del antiguo pecado de tu pueblo.
Arrancarás de cuajo el corazón soberbio
y harás un pueblo humilde de corazón sincero.

En medio de los pueblos nos guardas como un resto
para cantar tus obras y adelantar tu reino.
Seremos raza nueva para los cielos nuevos,
sacerdotal estirpe, según tu Primogénito.

Caerán los opresores y exultarán los siervos,
los hijos del oprobio serán tus herederos.
Señalarás entonces el día del regreso                                   
para los que comían su pan en el destierro.

­Exulten mis entrañas, alégrese mi pueblo !
porque el Señor que es justo revoca sus decretos;
la Salvación se anuncia donde acechó el infierno,
porque el Señor habita en medio de su pueblo.




218 - Canten todos
	Canten todos la alegría de vivir en Dios. (bis)

La Buena Noticia de Cristo Jesús
la entiendan los pobres y es fuerza y es luz.

Si estamos abiertos cuando habla el Señor
nos da Su Palabra la paz interior.

El hambre y la sed de justicia nos dan
la ardiente pasión de guardar Tu verdad.

Al hombre sediento de vida y verdad
tan sólo Tú, Cristo, lo puedes llenar.

Creer es mirar con tus ojos, Señor,
y dar a la vida todo su valor.




219 - El sermón de la montaña
	Ven, sube a la montaña, a recibir la Ley del Reino,
	Jesús quiere grabarla sobre tu corazón.

Felices los humildes, su herencia es el Señor,
felices los que lloran, tendrán consolación.

Felices los pacientes, el Cielo poseerán,
los que aman la justicia en Dios se saciarán.

Felices los sinceros, porque verán a Dios,
los misericordiosos, porque obtendrán perdón.

Felices los que luchan por construir la paz,
a ellos pertenece el Reino Celestial.






220 - Papá del cielo
	Papá del cielo danos tu perdón y tu amistad

Por no ayudar a mis hermanos que son pobres,
por olvidarme que en ellos vos estás.

Por no prestar a mis amigos los juguetes,
por no ayudar en la escuela a los demás.

Por no cumplir aquello que vos nos pediste,
amen a todos como yo los amé.




221 - Gloria (II)
Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra tengan paz,
aquellos que ama el Señor, los de buena voluntad;
te alabamos, te bendecimos, te adoramos, glorificamos,
te damos gracias, Señor, por la inmensa Gloria tuya;
Señor, Dios Rey de los cielos, Padre Todopoderoso,
Señor Jesús, Hijo Unico, Santo Cordero de Dios,
Tú que quitas el pecado, demuestra tu compasión,
Tú que quitas el pecado, escucha nuestra oración,
Tú que reinas junto al Padre, envíanos tu perdón,
porque sólo Tú eres Santo, Tú sólo el mismito Dios;
con el Espíritu Santo, en la Gloria del Señor,
en la Gloria del Señor, amén, amén.

	Gloria a Dios en el cielo
	y en la tierra paz a los hombres

Te alabamos, te bendecimos, 
te damos gracias, Señor.

Te adoramos, glorificamos,
por tu inmensa Gloria, Señor.

Gloria al Padre, Gloria al Hijo,
Gloria al Espíritu Santo.

Amen.




222 - Salmo 50
	Piedad, Señor, pecamos contra Ti.

Piedad de mí, Señor, por tu bondad,
por tu gran compasión borra mi culpa,
purifícame a fondo del pecado;
de mi maldad límpiame, Señor.

Yo reconozco mi culpa, Señor,
tengo siempre presente mi pecado,
contra Ti, contra Ti sólo pequé
haciendo lo que es malo a tus ojos.

Por eso eres justo en tu sentencia,
tu juicio es irreprochable;
Tú sabes que yo nací culpable,
pecador mi madre me engendró.

Tú amas el corazón sincero,
y me enseñas la verdad en mi interior;
purifícame Señor, quedaré limpio,
quedaré más blanco que la nieve.

Dame, Señor, tu voz y tu alegría,
que se alegre mi cuerpo quebrantado;
aparta tu vista de mis culpas,
y borra todos mis pecados.

Señor, crea en mí un corazón puro,
y renueva la fuerza de mi alma;
no me alejes, Señor de tu presencia,
ni retires de mí tu Santo Espíritu.

Concédeme la alegría del perdón,
que tu aliento generoso me sostenga;
mostraré a los pecadores tu camino,
y hacia Ti volverán los extraviados.

Líbrame de mis culpas, mi Salvador,
y cantaré con gozo tu justicia;
Señor, abre mis labios,
y mi boca anunciará tus alabanzas.

Los sacrificios no te satisfacen
y si te ofrezco un holocausto no lo aceptas,
mi sacrificio es un espíritu contrito,
Tú no rechazas el corazón arrepentido.




223 - Salmo 15
	Tú eres, señor mi herencia,
	Tú eres mi único bien.

Protégeme, Señor, Dios mío,
porque en Ti me confío.
Yo te digo Tú eres Señor
mi único bien.

El Señor es mi parte, mi herencia,
mi suerte está en su mano
me ha tocado la parte más hermosa
la herencia mejor.

Bendigo al Señor porque El me guía
hasta en las noches me habla
yo vivo siempre en su presencia,
con El nada temo.

Por eso mi corazón está contento
y me siento seguro
porque no me entregarás a la muerte
me librarás de la corrupción.

Me enseñarás el sendero de la vida
me llevarás a tu presencia
y gozaré, Señor junto a Ti
de la eterna alegría.





224 - Salmo 129
	Yo pongo mi esperanza en ti, señor
	y confío en tu palabra.

Desde lo más hondo te invoco Señor,
escucha mi voz;
estén tus oídos abiertos
al clamor de mi plegaria.

Si llevas cuenta de las culpas,
quién podrá resistir;
pero Tú perdonas, Señor,
yo temo y espero.




225 - Salmo 65
	­Todo el mundo cante la gloria de Dios,
	aleluya, aleluya!

Aclame a Dios toda la tierra,
y cante en honor de su nombre,
entonemos un himno a su Gloria,
digamos "qué admirables son sus obras"

Señor, por tu inmenso poder
te respetan tus mismos enemigos,
toda la tierra te adora 
y canta la Gloria de tu nombre.

Vengan a ver las obras del Señor,
las maravillas que hizo por los hombres,
cambió el mar en tierra firme
y a pie cruzaron el río.

Que los pueblos bendigan a nuestro Dios
y pregonen su alabanza
porque El nos devolvió la vida
y afirmó nuestros pasos.

Gloria a Dios, Padre omnipotente,
a Su Hijo, Jesucristo, el Señor,
y al Espíritu que habita en nosotros,
por los siglos de los siglos, amén.




226 - Salmo 117
	Demos gracias al señor porque es bueno,
	porque es eterno su amor.

Que lo diga la familia de Israel
es eterno su amor.
Que lo diga la familia de Aarón
es eterno su amor.
Que lo repitan los fieles del Señor
es eterno su amor.

Escuchen, se oyen cantos de victoria
en el pueblo de Dios
el poder del Señor hizo proezas,
su mano nos salvó
nos castigó duramente el Señor
pero no con la muerte.

­No, no moriré!, viviré
para contar sus hazañas;
que se abran las puertas del santuario,
entraré a darle gracias.
­Te doy gracias, Señor, porque me oíste
y fuiste mi Salvador!





227 - Tu palabra me da vida
	Tu palabra me da vida, confío en ti Señor;
	tu palabra es eterna, en ella esperaré.

Dichoso el que con vida intachable
camina en la ley del Señor,
dichoso el que guardando sus preceptos
los cumple de todo corazón.





228 - Aleluya (IV)
Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya,
­Gloria al señor!

Por tu Palabra, Aleluya,
­Gloria al Señor, Aleluya!





229 - Aleluya (III)
Canten alegres, canten a Dios,
habitantes de toda la Tierra,
sirvan a Dios con alegría, 
es nuestro Padre, El nos dió la vida.

Aleluya, Gloria, Aleluya  (4 veces)





230 - Mira nuestra ofrenda
Mira nuestra ofrenda, mírala Señor,
todo te ofrecemos para unirnos más.

	Porque tu misa es nuestra misa
	Porque tu vida es nuestra vida

¨Qué podemos darte, Nuestro Creador?
Sólo nuestra nada tómala, Señor.




231 - Servidores de verdad
	Queremos ser Señor, servidores de verdad, 
	testigos de tu amor, instrumentos de tu paz

Convéncenos de que por tener
un Padre Dios somos hermanos
Tu voluntad es que haya paz, 
justicia y paz van de la mano.

Enséñanos a perdonar, 
para poder ser perdonados; 
recuérdanos que por tu Amor
quiso morir crucificado.

Ayúdanos a comprender, 
que la misión del bautizado
es compartir con los demás
su fe en Jesús resucitado.




232 - Bendito seas, Señor (2)
Bendito seas, Señor, por este pan
y por el vino que acercamos al altar,
bendito seas, Señor, por este pan
y por el vino que acercamos al altar.

Padre del cielo, es tu amor que hoy nos invita
a compartir esta mesa de amistad
y a celebrar como hermanos
la alegría de ser tus hijos 
compartiendo el mismo pan.

También traemos el trabajo de los hombres 
que con la harina hicieron este pan,
que con la uva hicieron este vino;
que en cuerpo y sangre de Jesús transformarás.

Hoy te traemos nuestros juegos y alegrías,
te regalamos, Señor el corazón,
porque queremos que te quedes con nosotros
y amarte tanto como nos amaste Vos.

Todo esto, Padre, con amor te presentamos
al preparar hoy la mesa del altar,
en ella todos los hombres nos unimos
para poder ser instrumentos de tu paz.





233 - Te ofrecemos
Te ofrecemos, Señor, el pan,
Pan de Vida te harás y así 
juntos podremos ser 
como hermanos al fin,
es el signo de amor 
que vos nos pedís.

Este vino que aquí está,
para que Vos, Señor, vivás,
es bebida de luz
para poder guiar 
a los hombres que hoy
buscan tu amistad.

Con sincera humildad, Señor,
queremos ofrendar amor,
alegría, dolor,
y en nuestra pequeñez,
el cansancio también
dejar a tus pies.





234 - Te ofrecemos, oh, Señor
Te ofrecemos, oh Señor,
este pan y este vino.
Recíbelos, es nuestro don,
recíbelos de nuestras manos, Señor.

Es trigo de nuestros campos,
racimo de nuestras viñas.
Este pan será tu Cuerpo,
y este vino, tu Sangre.

Te ofrecemos, oh, Señor,
el trabajo de este día,
nuestra inquietud, nuestra oración,
nuestro dolor y alegría, Señor.




235 - Te presentamos
Te presentamos el vino y el pan,
­bendito seas por siempre, señor!

Bendito seas Señor, por este pan que nos diste,
fruto de la tierra y del trabajo de los hombres

Bendito seas, Señor, el vino Tú nos lo diste,
fruto de la tierra y del trabajo de los hombres.




236 - Ofrenda de amor
Por los niños que empiezan la vida,
por los hombres sin techo ni hogar,
por los pueblos que sufren la guerra,
te ofrecemos el vino y el pan.

Pan y vino sobre el altar
son ofrenda de amor,
pan y vino serán después,
tu cuerpo y sangre, Señor.

Por los hombres que viven unidos,
por los hombres que buscan la paz,
por los pueblos que no te conocen
te ofrecemos el vino y el pan.

Por aquellos a quienes queremos,
por nosotros y nuestra amistad,
por los vivos y por los difuntos,
te ofrecemos el vino y el pan.




237 - Comienza el sacrificio
Comienza el sacrificio sublime del altar.
Cantemos al que pronto su Sangre nos va a dar.

La hostia está dispuesta y el caliz redentor
ya se alza sobre el aura ­cantemos al Señor!




238 - Te ofrecemos, Padre nuestro II
Te ofrecemos, Padre nuestro,
este vino y este pan.
Junto con ellos te damos
el trabajo y el dolor,
la dicha de ser tus hijos,
la alegría del amor.

Te lo ofrecemos por Cristo
que entre nosotros está,
este pan se hará tu Cuerpo
y este vino, Sangre se hará.
Perdona nuestros pecados
y haz que vivamos en paz.




239 - Padre nuestro recibid
Padre nuestro, recibid, el humilde don del pan, 
de este pan que se convertirá en el Cuerpo de Jesús.

Recibid también, Señor, los racimos de la vid,
de la vid que se convertirá en la Sangre de Jesús.

Con el vino y con el pan ofrecemos nuestro don,
nuestra pobre vida de dolor, entregada con amor.

Gloria al Padre y al amor, y a Jesús, nuestro Señor,
bendigamos el nombre de Dios siempre y en todo lugar.
Amen.




240 - Te ofrecemos, Señor
Te ofrecemos, Señor, todo nuestro ser.

Este día que vivimos entre cantos y alegría,
este día en que sentimos tu presencia en nuestras vidas.

Vino y pan hoy te ofrecemos, pronto se convertirán
en tu Cuerpo y en tu Sangre, fuente de alegría y paz.

El estudio y el trabajo, la familia y el hogar,
todo junto hoy te ofrecemos para el mundo renovar.

El amigo que encontramos y nos brinda su amistad
y el esfuerzo realizado para dar a los demás.

Ilusiones y esperanzas, la alegría de vivir,
siempre juntos como hermanos, caminando hacia Tí.





241 - Jesús que perdonas mis faltas
Jesús que perdonas mis faltas, 
Señor que no miras errores, 
ten piedad, Señor, 
ten piedad de nosotros, danos la paz; 
fuente de Amor, danos la paz; 
Luz y Verdad, danos la paz.





242 - Hambre de Dios
No podemos caminar con hambre bajo el sol,
danos siempre el mismo pan, tu cuerpo y tu sangre, Señor

Comamos todos de este pan, el pan de la unidad,
en un cuerpo nos unió el Señor por medio del amor.

Señor, yo tengo sed de Ti, sediento estoy de Dios,
pero pronto llegaré a ver el rostro del Señor.

Por el desierto el pueblo va, cantando su dolor,
en la noche brillará tu luz, nos guía la verdad.





243 - ­Qué lindo es ser cristiano!
­Qué lindo es ser cristiano, sentir a Cristo en mí;
y dar a los hermanos el pan que nunca di!

Dame la mano, hermano y unámonos en paz,
la guerra es infructuosa, nada conseguirás.

No hay ricos ni hay pobres, no hay raza que apartar,
Cristo nos considera a todos por igual.


­Qué lindo es ser cristiano, y estar en la oración
para el necesitado darás tu corazón!

Hay risas en la alegría, consuelo en el dolor,
Cristo en cada día nos nutre con su amor

­Qué lindo es ser cristiano, sentir a Cristo en mí
y dar a los hermanos el pan que nunca di!





244 - ¨De qué color es la piel de Dios?
A mi hijo dije, "Duerme bien"
cuando cansado se acostó,
entonces él me preguntó
Papá, ¨de qué color es la piel de Dios?

¨De qué color es la piel de Dios,
de qué color es la piel de Dios?
dije negra, amarilla, roja y blanca es
todos son iguales a los ojos de Dios.

Y él asombrado se preguntó
Si todos son iguales a los ojos
de Dios, ¨por qué en el mundo hay
tanto temor y entre las razas odio y rencor?

Hijo eso es parte del triste pasado;
pero el hombre sufriendo, por fin aprendió
que en este mundo lo que ha faltado es
que todos vivan como hijos de Dios.

Dios nos ha dado otra oportunidad
de crear un mundo de fraternidad
las diferentes razas por fin serán 
nuestra gloria y fuerza de mar a mar.





245 - Pescador de hombres
Tú, has venido a la orilla, 
no has buscado 
ni a sabios ni a ricos
tan sólo quieres que yo te siga.

Señor, me has mirado a los ojos, 
sonriendo, has dicho mi nombre, 
en la arena he dejado mi barca, 
junto a Ti, buscaré otro mar.

Tú, sabes bien lo que tengo, 
en mi barca
no hay oro ni espada, 
tan sólo redes y mi trabajo.

Tú, necesitas mis manos, 
mi cansancio 
que a otros descanse, 
amor que quiera seguir amando.

Tú, pescador de otros lagos, 
ansia eterna
de hombres que esperan
amigo bueno que así me llamas.





246 - Cristo Jesús
Cristo Jesús, en Ti la Patria espera,
gloria buscando con intenso ardor,
guíala Tú, bendice su bandera 
dando a su faz, magnífico esplendor.

­Salve divino, foco de Amor,
salva al pueblo argentino, escucha su clamor,
salva al pueblo argentino, Sagrado Corazón!

­Oh Corazón!, de  caridad venero,
lejos de Ti no espera salvación;
salva su honor, arroja a su sendero
luz inmortal, destello de tu Amor.

Siempre jamás, nuestra Nación creyente,
jura ante Dios, su pabellón seguir;
sólo ante Ti la pudorosa frente
inclinará sus votos al cumplir.

Brille la paz en su bendito suelo,
brille tu Amor, en su virgínea faz
Marche, a tu Luz, a conquistar el Cielo,
­Patria feliz, que jura a Dios amar!

Dicha y honor disfruten los hogares
donde la imagen de tu pecho esté:
digna piedad circunde los altares,
flor celestial de la cristiana fe.

Dulce Jesús, poblados y desiertos
piden, al par, tu santa bendición:
duerman en paz nuestros queridos muertos,
salva el hogar, la Patria y religión.



247 - ­Oh, Padre Nuestro!
Bendigamos al Señor 
que nos une en caridad, 
y nos nutre con su amor 
en el Pan de la unidad

­Oh, Padre nuestro!

Conservemos la unidad 
que el Maestro nos mandó
donde hay guerra que haya paz, 
donde hay odio que haya amor

El Señor nos ordenó
devolver el bien por mal
ser testigos de su amor
perdonando de verdad.

Al que vive en el dolor, 
y al que sufre soledad
entreguemos nuestro amor
y consuelo fraternal

El Señor, que nos llamó
a vivir en la unidad,
nos congregue con su Amor
en feliz eternidad.





248 - Tenemos un amigo que nos ama
Yo tengo un amigo que me ama,
me ama, me ama, me ama,
yo tengo un amigo que me ama,
su nombre es Jesús.

Y estaremos en su viña, trabajando,   
en la viña del Señor,            

Tú tienes un amigo que te ama, 
te ama, te ama,...

Tenemos un amigo que nos ama,
nos ama, nos ama,...

Yo tengo una madre que me ama,
me ama, me ama,
yo tengo una madre que me ama,
la madre de Jesús

Que me ama, que me ama,
que me ama con su inmenso amor.

Tú tienes una madre que te ama,
te ama, te ama,...

Tenemos una madre que nos ama,
nos ama, nos ama...




249 - La Biblia lo dice
Dios es Amor, la Biblia lo dice;
Dios es Amor, San Pablo lo repite;
Dios es Amor, búscalo y verás
en el capítulo cuatro, versículo ocho,
primera de Juan  (bis)

Dios es la luz, la Biblia lo dice;
Dios es la luz, San Pablo lo repite;
Dios es la luz, búscalo y verás
en el capítulo uno, versículo cinco,
primera de Juan  (bis)

Dios es perdón, la Biblia lo dice;
Dios es perdón, San Pablo lo repite;
Dios es perdón, búscalo y verás
en el capítulo dos, versículo doce,
primera de Juan  (bis)





250 - Queremos ser tuyos
Desde que te vi, entraste en mi vida
y fuiste la luz que me iluminó.
Fue duro llegar, poderte encontrar, 
llenarme la vida de tu amor y paz...

Queremos ser tuyos, aprender a vivir
y en todo momento poderte compartir.

Todos los recuerdos, ya quedaron atrás, 
ahora el presente nos exige más; 
todo tiene un principio y todo un final, 
el mío es el tuyo y está en los demás...




251 - Un mandamiento nuevo
Un mandamiento nuevo nos da el Señor,
que nos amemos todos como nos ama Dios.

Como a mí me ama el Padre,
así yo los he amado.

La señal de los cristianos
es amarse como hermanos.

El que no ama a sus hermanos
miente si a Dios dice que ama.

Donde existe amor fraterno
Cristo está y está su Iglesia.

Amar es estar al lado
del que es pobre y olvidado.

No amemos de palabra,
sino de obra y de verdad.

Cristo, luz, verdad y vida,
al perdón y amor invita.

Perdonemos al hermano
como Cristo ha enseñado.

En Jesús somos hermanos
si de veras perdonamos.

Al comer el mismo pan
en unión siempre vivamos.

En la vida y en la muerte
Dios nos ama para siempre.

En trabajos y en fatigas
Cristo a todos nos anima.





252 - Cuerpo y Sangre de Jesús
Cuerpo y sangre de Jesús, Pan de Vida,
cáliz del Señor en la Eucaristía.

Redimidos por Su amor, bautizados en Su muerte,
renovemos las promesas antes de comer 
Su Cuerpo y Su Sangre.

El Espíritu de Dios confirmó nuestro Bautismo,
y hoy imprime en nuestras almas
el sello de unión de la Eucaristía.

Como granos de la vid, como granos de la espiga,
un cuerpo todos formamos
en la gran unión del amor cristiano.

Por la carne de Jesús Dios nos hace de su raza,
y en el pueblo de elegidos
somos parte fiel de su sacerdocio.

Esta mesa fraternal que nos nutre en el destierro
es figura del banquete
que nos reunirá con Cristo en el Cielo.




253 - Oh, Buen Jesús
Oh, buen Jesús yo creo firmemente
que por mi bien estás en el Altar
que das Tu Cuerpo y Sangre juntamente
al alma fiel en celestial manjar. (bis)

Indigno soy, confieso avergonzado, 
de recibir la Santa Comunión,
Jesús que ves mi nada y mi pecado
prepara Tú mi pobre corazón. (bis)

Dulce maná y celestial comida,
gozo y salud de quien te come bien,
ven sin tardar, mi Dios, mi Luz, mi Vida,
desciende a mí, hasta mi pecho ven. (bis)





254 - Bendigamos al señor
Bendigamos al Señor
que nos une en caridad
y nos nutre con su amor
en el pan de la unidad.
­Oh, Padre Nuestro!

Conservemos la unidad
que el maestro nos mandó
donde hay querra que haya paz,
donde hay odio que haya amor
­Oh, Padre nuestro!

El Señor nos ordenó
devolver el bien por mal,
ser testigos de su amor
y consuelo fraternal,
­Oh, Padre nuestro!

Al que vive en el dolor
y al que sufre en soledad
entreguemos nuestro amor
y consuelo fraternal
­Oh, Padre nuestro!

El Señor que nos llamó
a vivir en la unidad
nos congregue con su amor
en feliz eternidad
­Oh, Padre nuestro!





255 - Los caminos de este mundo
Los caminos de este mundo, 
te conducen con amor
a la tierra prometida 
donde siempre brilla el Sol

Y cantan los prados, 
cantan las flores, 
con armoniosa voz, 
y mientras que cantan 
prados y flores, 
yo soy feliz pensando en Dios

Los caminos de este mundo 
están llenos de amistad,
siempre hay alguien que te quiere
con cariño de verdad.

Los caminos recorridos
y los que hay que recorrer
en un gran camino unido
a la gloria van también

Los caminos de la Vida
te conducen, en verdad, 
al buen Dios que te convida
a entrar en Su eternidad




256 - Lleguemos hasta el Señor
Lleguemos hasta el Señor
cantando himnos de gozo.

Aclamemos al Señor todos los hombres,
sirvamos a Dios con alegría,
cantando lleguemos hasta El.

El Señor es el único Dios,
El nos hizo, a El pertenecemos,
somos su pueblo, ovejas de su grey.

Entremos en su templo dando gracias,
avancemos por sus atrios entre himnos,
alabando y bendiciendo su nombre.

Sí, el Señor es bueno.
Sí, es eterno su amor,
El es fiel por los siglos de los siglos.

Gloria a Dios, Padre Omnipotente,
a su Hijo, Jesucristo, el Señor,
y al Espíritu Santo Paráclito.


257 - Hagan todo lo que El les diga
Para anunciar Su Evangelio,
para luchar con amor,
en la voz de los más pobres
está llamando el Señor.

Hagan todo lo que el les diga,
así nuestra Madre enseñó.
hacemos lo que Jesús nos dice,
seguimos el llamado del amor.

Hoy muchas voces nos llaman,
las voces del mundo de hoy,
en ellas nos llama Cristo
y nos pide el corazón.

Hoy también nos falta el vino,
falta la fuerza de Dios,
Cristo sólo hace milagros
si abrimos el corazón.

Para que seamos hermanos
hoy nos convoca el Señor,
siendo justos, solidarios,
con la fuerza que da Dios.





258 - Si la alegría
Si la alegría toca a tu corazón
y te pide "déjame entrar",(bis)
dile ­Sí, sí, sí!
Cristo vive en mí y aquí hay lugar para ti.

Si el rencor toca a tu corazón
y te pide "déjame entrar", (bis)
dile ­no, no, no!
Cristo vive en mí y aquí no hay lugar para ti.

Si el amor toca a tu corazón
y te pide "déjame entrar",(bis)
dile ­Sí, sí, sí!
Cristo vive en mí y aquí hay lugar para ti.

Si la mentira toca a tu corazón
y te pide "déjame entrar", (bis)
dile ­no, no, no!
Cristo vive en mí y aquí no hay lugar para ti.





259 - Virgencita de Luján
­Oh, María, Madre nuestra, Virgencita de Luján!
Amparadnos y guiadnos a la patria celestial.

En un día de milagro junto al río de Luján
te quedaste con nosotros, tierna Madre de Luján.

Hoy los hijos que te aman vienen juntos a rezar,
por la patria y por el mundo implorándote la paz.

La salud que es don del cielo te venimos a implorar
­Oh salud de los efermos, líbranos de todo mal!

Ten piedad de nuestras almas, no queremos más pecar.
En ti está nuestra esperanza, no nos puedes defraudar.

Una gracia te pedimos, Virgencita de Luján
de vivir siempre a tu lado y de amarte más y más.




260 - María de Nazareth
María de Nazareth, María me cautivó,
hizo más fuerte mi fe y por hija me adoptó.
A veces yo me pongo a pensar
y sin percibirlo me pongo a rezar
y mi corazón se pone a cantar 
a la Virgen de Nazareth.
La niña que Dios amó y escogió
como Madre de Cristo, el Hijo de Dios,
María que el pueblo entero eligió
del cielo Madre y Señora.
María, mujer de fe,
María de puro Amor;
no hay nadie igual a Usted,
Madre de mi Señor.
En cada mujer que la tierra creó,
un trozo de Dios María dejó
un sueño de madre María plantó
para que el mundo encontrara paz.
María que hizo a Cristo hablar,
María que enseñó a Jesús caminar,
María que sólo vivió para El,
Madre del Pueblo fiel.





261 - Mis dos mamás
Tengo en casa a mi mamá
pero mis mamás son dos
en el cielo está María
que es también mamá de Dios.

Las dos me quieren a mí, 
las dos me entregan su amor
a las dos las busco y las llamo 
a las dos las quiero yo...

Cuando llamo a mi mamá
ella viene sin tardar
mi mamá del cielo viene
si me acuerdo de rezar.

Cada día mi mamá
me da un beso al despertar,
en el alma llevo el beso
de mi madre celestial.





262 - Mirad y ved los que andan por el camino
Mirad y ved los que andan por el camino
si hay dolor tan grande como el mío.

Hace más de treinta años al templo yo subí
llevando entre mis brazos al niño que les di.

Había allí un anciano, un santo hombre de Dios
que bendiciendo al cielo en brazos lo tomó.

Estando yo asombrada me dijo aquel varón
una filosa espada herirá tu corazón.

Y aquella profecía que envió ya se cumplió
yaciendo está en mis brazos el que es mi hijo y mi Señor





263 - Cantad a María
Cantad a María, la reina del Cielo,
del hombre consuelo, de Dios alegría.

Cantad, cantad, cantad a María 

Cantad a María, la Virgen sin mancha,
la llena de Gracia, por Dios elegida.

Cantad a María, la estrella del alba
que anuncia a las almas el sol de alegría.

Cantad a María, que dio de su carne
el cuerpo y la sangre al Verbo de Vida.




264 - ­Oh, María!, Madre mía
­Oh, María!, Madre mía,
oh, consuelo del mortal,
amparadme y guiadme,
a la patria celestial.

Con el Angel de María 
las grandezas celebrar,
transportados de alegría 
sus finezas publicad.

Quien a ti ferviente clama
halla alivio en el pesar,
pues tu Nombre luz derrama
gozo y bálsamo sin par.

Pues te llamo con fe viva,
muestra, oh, María, tu bondad,
a mí vuelve compasiva
esos ojos de piedad.



265 - Los cielos, la tierra
Los cielos, la tierra y el mismo Jehová,
aclaman, Señora, tu gloria inmortal.

­Ave, Ave, Ave María!
­Ave, Ave, Ave María!

Llena eres de gracia, de dicha sin par,
y Dios es contigo, contigo Su paz.

­Oh Santa María, oh nuncio de paz! 
de Dios eres Madrem al mundo salvad.







266 - Ven Espíritu desde el Cielo
Ven Espíritu desde el cielo, ven, ven, 
Ven Espíritu desde el cielo, envíanos tu luz.
Ven ­Oh Padre de los pobres!, ven, ven
da tus dones a los hombres, llénalos de tu Verdad
Ven, ven, tu consuelo envíanos
ven, ven, da la paz al corazón

LLega al fondo de mi vida, luz profunda invádenos, 
del dominio del pecado líbranos, Señor; 
limpia todo lo manchado, riega nuestra sequedad
guía a todo el que buscando va, ven y sánanos
Ven, ven y por dentro enciéndenos, 
ven, ven, da la paz al corazón

Al esfuerzo sé Tú el premio, alegría y salvación
Ven Espíritu desde el cielo, ven Espíritu de Amor
Ven, ven y por dentro enciéndenos
ven, ven haznos como quiere Dios.






267 - Soy peregrino
Soy peregrino en esta tierra,
marcho contento hacia Dios,
soy ciudadano de su Reino,
voy anunciando su Amor.

Hay una estrella en mi camino,
la luz divina de la fe,
ella señala mi destino,
llegar a ti, Jerusalem.

Soy peregrino y caminante,
soy mensajero de la paz,
traigo a los hombres el mensaje,
que con nosotros Dios está.

Soy luchador y peregrino,
construir el mundo es mi misión,
y completar así el designio 
de nuestro Padre Creador.

Jerusalén, el mundo nuevo,
ciudad de paz y libertad,
que va surgiendo desde el seno
de nuestra vida terrenal.





268 - Pueblo de Reyes
Pueblo de reyes, asamblea santa,
pueblo sacerdotal, pueblo de Dios,
bendice a tu Señor.

Te cantamos, oh Hijo amado del Padre,
te alabamos, Eterna Palabra salida de Dios.
Te cantamos, oh Hijo de la Virgen María,
te alabamos, oh Cristo nuestro hermano,
nuestro Salvador.

Te cantamos, a Ti, esplendor de la Gloria,
te alabamos, Estrella que anuncias el día.
Te cantamos, oh Luz que iluminas nuestras sombras,
te alabamos, Antorcha de la Nueva Jerusalén.

Te cantamos, Mediador entre Dios y los hombres,
te alabamos, oh Ruta viviente, Camino del Cielo.
Te cantamos, Sacerdote de la Nueva Alianza,
te alabamos, oh Piedra angular y roca de Israel.




269 - En la postrera Cena
En la postrera Cena,
antes de su Pasión
dijo el Señor las frases 
de la Consagración

Tomad, este es Mi Cuerpo
esta Mi Sangre es
que por el mundo entrego,
Misterio de la Fe.

Después hacia el Calvario
para morir marchó
y en una Cruz clavado
Su Sangre derramó.

Católicos hermanos
sedientos de Su amor
en Su memoria hagamos
lo que El nos ordenó.

Comamos de Su Carne
que es Pan de Eternidad,
bebamos de Su Sangre 
la Vida Celestial.




270 - Oh, Víctima inmolada
Oh, Víctima inmolada
por nuestra redención
de cuyas llagas brotan
las aguas del perdón.

Con mis frecuentes culpas
mil veces te ofendí
perdona mis pecados
y ten piedad de mí.

­Oh, cuánto amor respira
tu abierto corazón!
Tu muerte fue mi vida,
Tu cruz mi Salvación.




271 - Vuélvenos tu rostro
Vuélvenos tu rostro
Señor y Padre nuestro.
Oh, Jesús, clavado en una cruz,
con Tu Sangre lávanos.
Danos Tu perdón
Espíritu divino. 




272 - Te adoramos Hostia divina
Te adoramos Hostia divina,
Te adoramos Hostia de amor.
Tú del ángel eres delicia,
Tú del hombre eres amor.

Te adoramos Hostia divina
Te adoramos Hostia de amor.
Tú del fuerte eres dulzura,
Tú del débil eres vigor.

Te adoramos Hostia divina
Te adoramos Hostia de amor.
En la vida eres consuelo 
y en la muerte dulce solaz.





273 - Cantemos al amor de los amores
Cantemos al Amor de los Amores
cantemos al Señor,
Dios está aquí, ­venid adoradores,
adoremos, a Cristo Redentor!

­Gloria a Cristo Jesús,
Cielos y Tierra, bendecid al Señor
honor y gloria a Ti, Rey de la Gloria,
amor por siempre a Ti, 
Dios del Amor!

Unamos nuestra voz a los cantares
del Coro Celestial,
Dios está aquí, al Dios de los Altares
alabemos con gozo angelical.




274 - Toma mi mano , hermano
Toma mi mano, hermano,
Cristo resucitó,
ven conmigo a la mesa
que nos ofrece Dios.
Toma mi mano, hermano,
Cristo resucitó.

Ven hermano, ven,
toma mi mano y ven,
ven al mesa de  nuestro redentor
unidos en la Iglesia
por la fe y el amor.

Al ver nuestras tristezas
Cristo al mundo llegó
y en la cruz de sus brazos
nueva vida nos dio.
Toma mi mano, hermano,
Cristo en la cruz murió.

El vino de su sangre
nuestro dolor borró
y el pan de harina y vida
nueva vida nos dio.
Toma mi mano, hermano,
alabemos a Dios.

Hoy comemos su cuerpo,
trigo de redención,
bebemos de su sangre
vino de cruz y amor.
Toma mi mano, hermano,
alabemos a Dios.






275 - Oh Santísima
Oh Santísima, oh Purísima,
dulce Virgen María
Madre amada, inmaculada, 
ora, ora por nosotros.

Salve límpida rosa mística,
dulce Madre del Redentor.
Llena de gracia, nuestra esperanza,
ora, ora por nosotros.

Los arcángeles y los ángeles, 
Dios te salve te cantan.
También los hombres cantan tu nombre
Ora, ora por nostros.




276 - Cristianos Vayamos
Cristianos Vayamos, jubilosa el alma,
la estrella nos llama junto a Belén
Hoy ha nacido el Rey de los cielos.

Cristianos adoremos, 
cristianos adoremos,
cristianos adoremos
a nuestro Dios.

Humildes pastores dejan su rebaño
y llevan sus dones al Niño Dios.
Nuestras ofrendas con amor llevemos.

Bendita la noche que nos trajo el Día,
Bendita la Noche de Navidad.
Desde un pesebre el Señor nos llama.




277 - Niñito de Belén
El Niño Dios ha nacido
allá lejos en Belén,
vendrán los Reyes a verlo
y los pastores también.
El Niño Dios ha nacido 
allá lejos en Belén.

Ay Niñito de Belén,
ruega por todos 
y por mí también.

Los Reyes le traen oro,
los pastores, su bondad.
Y una estrellita del cielo,
plata del cielo le da.
Los Reyes le traen oro,
los pastores, su bondad.

Su padre como lo mira,
su madre, llorando está,
quizá que llore sabiendo
tormentos que ha de pasar.
Su padre como lo mira, 
su madre llorando está.





278 - En el Portal de Belén
En el portal de Belén
hay estrellas, sol y luna,
la Virgen y San José
y el Niño que está en la cuna.

Bailad pastorcillos, 
bailad en Belén
que Dios ha nacido 
para nuestro bien

En el portal de Belén
hay un arca chiquitita
donde se viste el Señor 
para salir de visita.

En el portal de Belén
hay un espejo dorado,
donde se mira el Señor
con la Virgen a su lado.

Campanitas de Belén
a la madrugada suenan
para despertar al Niño 
que ha nacido en Nochebuena.






279 - Ven Jesús mi Salvador
Ven Jesús mi Salvador,
Divino Cordero
Ven a mí dulce Señor,
oh, mi Dios, mi amor.

Eres Padre tierno,
eres buen Pastor,
eres Verbo eterno,
nuestro Redentor.

Con fervor te imploro,
Dios de majestad,
y en silencio adoro
tu divinidad.

En Ti siempre creo,
aumenta mi fe,
con amor sincero,
te recibiré.

Oh, de mi esperanza,
dulce galardón,
te doy alabanza,
y mi corazón.

Bajo esta apariencia,
divino manjar,
tu santa presencia
quieres ocultar.






280 - El Bautismo
Cantemos la alegría
de ser hijos de Dios
y libres del pecado 
por obra de su amor.
Nacimos en la fuente 
del agua bautismal
con una vida nueva 
de luz y eternidad.

Brillo para nosotros 
la Pascua de Jesús
y fuimos otros Cristos
marcados con Su cruz.
De Dios un templo somos
hermosa realidad
y habita en nuestras almas 
la misma Trinidad.

Si la piedad de un Padre 
la humanidad salvó
respuesta y compromiso 
debemos a su amor.
Señor tu amor de Padre 
protejanos del mal
para alcanzar un día 
la patria celestial.





281 - Hoy lo predicaré
Lo que quiero contarte 
creo que ya te lo he dicho
igual vas a escucharme 
otra vez, otra vez.
Hoy me pongo en tus manos 
y te ofrezco este día,
no sabes la alegría 
que hay en mí, que hay en mí.

Hoy yo predicaré 
tu palabra Señor
donde quiera que esté 
yo hoy llevaré 
tu mensaje de amor
para un mundo, un mundo mejor.

Llevaré Tu Palabra 
donde no se haya oído,
Tu mensaje de vida
yo daré, yo daré.
Porque estábamos solos
enviaste a tu Hijo
por eso yo te digo
lo que haré, lo que haré
donde en nada, donde en nadie
faltes vos.





282 - Oración al Espíritu Santo
Gloria, gloria al Espíritu de amor
que nos hace vivir en comunión
entregando el corazón 
a la obra del Creador.

Gloria, gloria al Espíritu de verdad
que nos da sabiduría para hablar
sellando nuestros labios 
con palabras de verdad.

Gloria, gloria al Espíritu de fe
que nos hace creer en lo que no se ve
corriendo las montañas
porque el Señor es poder.

Gloria, gloria, gloria a nuestro Dios
que nos envíe el Espíritu consolador
para ser fuertes en las luchas 
a pesar de la tentación.




283 - Dios esta aquí (II)
Dios esta aquí, qué hermoso es,
El lo prometió donde hay dos o tres.
Quédate Señor en mi corazón,
quédate Señor aquí.

Si el Espíritu de Dios se mueve,
se mueve, se mueve,
si el Espíritu de Dios se mueve
dentro de tu corazón,
dejalo, dejalo que se mueva, se mueva, 
se mueva, dejalo, dejalo que se mueva,
dentro de tu corazón.





284 - Soplo de Dios viviente
Soplo de Dios viviente
que en el principio cubriste el agua.
Soplo de Dios viviente 
que fecundaste la Creación.

Ven hoy a nuestras almas
infúndenos tus dones
soplo de Dios viviente 
oh Santo Espíritu del Señor

Soplo de Dios viviente
por quien el Hijo se hizo Hombre.
Soplo de Dios viviente 
que renovaste la Creación.

Soplo de Dios viviente 
por quien nacemos en el bautismo.
Soplo de Dios viviente
que consagraste la Creación.





285 - En medio de los pueblos
En medio de los pueblos,
Columna de verdad,
la santa Iglesia se alza
cual mística Ciudad.

Oh, Cristo, sálvanos,
Señor, defiéndenos,
devuelve a la humanidad 
tu Paz y la unidad.

Su jefe y rey es Cristo,
su Ley la unidad.
Su Código divino
la mutua caridad.

La Iglesia es el Misterio
viviente de Jesús,
en Ella recibimos
su Vida, Fuerza y Luz.





286 - Anunciamos a Jesús
Dale que somos la sal
dale que somos la luz
dale que juntos
anunciamos a Jesús.

Con los brazos bien abiertos
y elevados hacia Dios,
con las palmas, con el cuerpo
alabemos al Señor.

Con María caminamos
por la senda del amor,
y a los hombres anunciamos
que Jesús es el Señor.





287 - Al corazón
Al corazón beningno de María,
ven sin tardar, oh pobre pecador;
en su bondad aquel que se confía
perdón y paz alcanza del Señor.

Santa María, Madre de Dios
en este día ruega por nos.

Tu corazón, espejo de pureza,
no lo empañó la culpa original;
Dios te colmó de gracia y de belleza
para salvar a la triste humanidad.

Tu corazón es arca de la Alianza
donde habitó el Verbo redentor.
Todo el que a ti acude con confianza
encontrará la gracia del Señor.




288 - Acuérdate de Jesucristo
	Acuérdate de Jesucristo
	Resucitado de entre los muertos.
	El es nuestra salvación,
	nuestra gloria para siempre.

Si con El morimos, viviremos en El.
Si con El sufrimos, reinaremos con El.

En El nuestras penas, en El nuestro gozo.
En El la esperanza, en El nuestro amor.

En El toda la gracia, en El nuestra paz.
En El nuestra gloria, en El la salvación




289 - Anunciaremos tu reino
Anunciaremos tu reino, Señor,
tu Reino, Señor, tu Reino.

Reino de paz y justicia,
Reino de vida y verdad,
tu Reino, Señor, tu Reino.

Reino de amor y de gracia,
Reino que habita en nosotros,
tu Reino, Señor, tu Reino.

Reino que sufre violencia,
Reino que no es de este mundo,
tu Reino, Señor, tu Reino.

Reino que ya ha comenzado,
Reino que no tendrá fin,
tu Reino, Señor, tu Reino.




290 - Cantemos hermanos
Cantemos hermanos un himno de amor.
cantemos alegres a nuestro Señor.
Unidos comimos el Pan del altar,
unidos cantemos al Rey celestial.

Trajimos al Templo trabajo y dolor
de días pasados en ruda labor.
Salgamos llevando la fuerza y la paz
que alientan los días que van a empezar.

Cantemos hermanos la gloria de Dios;
cantemos al día que hizo el Señor.
Jesús nos recuerda el misterio pascual.
­Perenne Aleluya resuene triunfal!




291 - Cántico a la Virgen María
ant 1:  El Señor hizo en mí maravillas.
	­Gloria al Señor!

ant 2:	Tú eres la gloria de Jerusalén,
	tú la alegría de Israel,
	tú el honor de nuestro pueblo.

Mi alma canta la grandeza del Señor,
mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador.
Porque miró con bondad mi pequeñez,
me proclamarán feliz todos los hombres.

El Señor hizo en mí grandes cosas,
­su Nombre es Santo!
Su amor permanece para siempre
en aquellos que le temen.

Desplegó la fuerza de su brazo
y dispersó a los soberbios.
Derribó a los poderosos de su trono
y elevó a los humildes.

Colmó de bienes a los hambrientos
y despidió a los ricos con las manos vacías.
Socorrió a su pueblo, Israel,
por su gran misericordia.

Como lo había prometido a nuestros padres,
en favor de Abraham y de sus hijos para siempre.




292 - Oh Señor, envía tu Espíritu
Oh Señor, envía tu Espíritu
que renueve la fe de la tierra

Oh Señor, que mi alma te bendiga.
Oh Dios tú eres grande
vestido de esplendor y belleza.

Sobre el agua construyes tus moradas,
oh Dios, en las alturas
y en la alas del viento tú caminas.



293 - Perdón, oh Dios mío
Perdón, oh Dios mío, perdón, indulgencia,
perdón y clemencia, perdón y piedad.

Pequé, ya mi alma su culpa confiesa,
mil veces me pesa de tanta maldad.

Señor, triste vuelvo buscando consuelo,
pequé contra el cielo, pequé contra Ti.

­Piedad! Fiel prometo, oh Dios de clemencia,
hacer penitencia y no pecar más.



294 - Por Ti, mi Dios.
Por Ti, mi Dios, cantando voy,
la alegría de ser tu testigo, Señor.

Me mandas que cante con toda mi voz;
no sé cómo cantar tu mensaje de amor.
Los hombres me preguntan cuál es mi misión,
les digo: "Tu testigo soy"

Es fuego tu Palabra que mi boca quemó,
mis labios ya son llamas y ceniza mi voz;
da miedo proclamarla, pero Tú me dices:
No temas, contigo estoy.

Tu palabra es una carga que mi espalda dobló,
es brasa tu mensaje que mi lengua secó:
Déjate quemar, si quieres alumbrar;
no temas, contigo estoy.




295 - Dios es fiel
Dios es fiel: guarda siempre su alianza,
libra al pueblo de toda esclavitud.
Su Palabra resuena en lo profetas,
reclamando el bien y la virtud.

Pueblo en marcha, por el desierto ardiente,
horizontes de paz y libertad.
Asamblea de Dios eterna fiesta,
tierra nueva, perenne heredad.

Si al mirar hacia atrás somos tentados
de volver a Egipto seductor,
el Espíritu empuja con su fuerza,
a avanzar por la vía del amor.

Si el camino nos lleva desaliento,
por ser largo y de gran dificultad,
con su gracia apoyems nuestra fuerza
recordamos que es Dios de Libertad.



296 - Recibe, oh Dios eterno
Recibe, oh Dios eterno, la hostia inmaculada
que luego a Ti inmolada va a ser en el altar.
Con ella te pedimos que aceptes nuestros dones:
son fieles corazones que a Ti sólo han de amar.

Oh Dios que reformaste la humanidad caída,
confunde nuestra vida con tu divinidad,
lo mismo que se mezcla en esta ofrenda pura
el agua es la figura de nuestra humanidad.

El vino de la uva y el trigo en blanco grano
son fruto de las manos, son hijos del dolor;
esfuerzos y trabajos que en Cristo se agigantan,
y por su medio alcanzan valor de redención.





297 - Rey de reyes
Rey de los reyes,
Señor del orbe,
Rey de las mentes y corazones.
­Gloria al Señor!

­Ven Cristo y reina, tuyo es el cielo, tuya la tierra! 
Hoy te aclamamos Rey de los hombres.
­Gloria al Señor!

Rey que en tu muerte nos das la vida,
Rey que en tu triunfo nos das la dicha
­Gloria al Señor!

Rey que nos brindas tu amor divino,
Rey que te entregas en Pan y Vino
­Gloria al Señor!

Reina en las almas y en los hogares
de nuestra patria.
­Oh Cristo Rey de Amor!
­Gloria al Señor!




298 - Salve, oh Reina
Salve, oh Reina, dulce Madre nuestra,
toda bondad, toda clemencia, amor,
a ti gimiendo el alma se confía:
­Sola esperanza al humano dolor!

Vuelve a nosotros tus divinos ojos,
llenos de amor y de serena luz,
y muéstranos, después de este destierro,
la casta flor de tu seno, Jesús.




299 - Santa María del Camino
Mientras recorres la vida
tú nunca solo estás,
contigo por el camino
Santa María va.

Ven con nosotros a caminar
Santa María, ven.

Aunque te digan algunos
que nada puede cambiar,
lucha por un mundo nuevo,
lucha por la verdad.

Aunque parezcan tus pasos
inútil caminar,
tú vas haciendo caminos
otros los seguirán.




300 - Señor, a Ti clamamos
Señor, a Ti clamamos: 
envíanos tu Salvador.
Confiados esperamos,
tu Luz, tu Vida y tu Amor.

­Ven, oh Señor! Danos tu paz;
tu pueblo ansioso clama a Ti,
socórrenos, no tardes más.

Anhelos del Mesías 
tu pueblo eleva su cantar;
tristeza en nuestra vida,
vivida sin tu paz.

Recuerda tu promesa
y tu deseo de salvar.
Inmensa es la tristeza
de nuestro peregrinar.

Que a nuestro ardiente anhelo
germine ya tu Salvador
y lluevan hoy los cielos
rocío de bendición.

La espera del Mesías también
nos viene a recordar
la última venida 
en gloria y majestad.




301 - Señor danos tu luz.
Fue en esa cruz de madera
donde diste la vida por nosotros,
pocos reconocen lo que hiciste,
tu sangre fue la salvación.

Porque muchas luces apagadas,
no brillan con la fuerza de tu amor,
es que te han dejado ya hace tiempo,
hoy quiero enseñarles a brillar.

	Señor, danos tu luz,
	queremos recorrer el mundo entero
	y así siguiendo tu palabra
	mostrar lo grande que es tu amor.

Señor, perdonanos por lo que hicimos,
nosotros mismos te crucificamos
tú nos perdonaste los pecados
ayúdanos a ser mejor.

Tú con esa luz que no encandila
nos muestras el camino de la vida
haz que todos seamos hermanos,
tus manos bríndanos Señor.




302 - Sí, me levantaré
	Sí, me levantaré,
	volveré junto a mi padre.

A Ti, Señor, elevo mi alma,
Tú eres mi Salvador.

Mira mi angustia, mira mi pena,
dame la gracia de tu perdón.

Mi corazón busca tu Rostro;
oye mi voz, Señor, ten piedad.

A Ti, Señor, te invoco y te llamo,
Tú eres mi roca, oye mi voz.

No pongas fin a tu ternura,
haz que me guarde siempre tu Amor.

Sana mi alma y mi corazón,
porque pequé Señor contra Ti.

Piedad de mí, oh Dios de ternura
sana mi alma, oh Salvador.

Tú sabes bien Señor mis pecados
ante tus ojos todos están.

Como el vigía espera la aurora,
así mi alma espera al Señor.

Vuelve Señor, vuelve a nosotros,
somos tus hijos, tennos piedad.

Abre mis labios para cantarte,
dame el gozar de la libertad.

Feliz el hombre a quien Dios perdona,
todas sus faltas, todo su error.

Aunque mis padres me abandonaran,
me acogería siempre mi Dios.

Tú mi alegría, Tú mi refugio,
todos los santos te cantarán.

Mi corazón te canta y exulta,
te alabaré por la eternidad.





303 - Somos la familia de Jesús
Somos la familia de Jesús
congregada en torno del altar
para celebrar juntos la Fiesta
del Amor que en una cruz
liberó la humanidad.

Es la voluntad de Jesucristo
nos reunamos hermanos
a comer juntos el Pan.
En su amor y fe todos unidos
recibamos la Palabra
que nos da la libertad.

La Palabra viva del Señor
nueva luz y fuerza dará
para proclamar a todo el mundo:
­Jesucristo nos salvó,
llegó el Reino de la Paz!




304 - Es mi Padre
Es mi Padre quien les da
verdadero Pan del cielo,
el que coma de este Pan,
vivirá eternamente.
Yo soy ese Pan de Vida
que ha bajado desde el cielo.

Creemos, Señor, en tu palabra:
Tú eres el Pan que da la Vida

Todo aquel que venga a mí
no padecerá más hambre,
todo aquel que crea en mí
no padecerá más sed:
es mi carne la comida
y es mi Sangre la bebida.

El que come de este Pan
vive en mí y Yo en él,
el que bebe de esta copa
tiene ya la Vida eterna:
Yo lo resucitaré
en el día del Señor.




305 - Es nuestra ofrenda
Es nuestra ofrenda, Señor, recíbela

Este es, Señor, nuestro pan,
el pan que hicieron nuestras manos
con la espiga dorada del trigal
y ahora lo traemos a tu altar

Este es, Señor, nustro vino,
el vino que hicieron nuestras manos
con el fruto de jugoso de la vid,
y ahora lo traemos hasta ti.

Junto a estos dones, Señor,
dándote gracias por tu amor,
consagramos a ti nuestras vidas,
en unión con la ofrenda de Jesús,
consumada para siempre en la cruz.




306 - Jesús la imagen de Dios Padre.
Jesús, la imagen de Dios Padre,
el Hijo eterno de su amor,
se revistió de nuestra carne
y compartió nuestro dolor.

Proclame al mundo nuestra voz
que sólo Cristo es el Señor!

El, que era todopoderoso,
cargó con nuestra esclavitud,
y obedeció hasta la muerte,
hasta la muerte de la cruz.

Por eso Dios lo ha consagrado,
Señor del mundo y Salvador;
su nombre todopoderoso
es signo de resurrección.




307 - Los rosales en flor
Los rosales en flor y los lirios del campo
la rodean como en primavera

Coros celestes cantan y alaban a nuestra Señora
que sube a los cielos

La vi tan bella como la aurora
cual sol refulgente en medio del cielo.

La vi tan bella, la vi radiante,
reinando en el cielo muy cerca de Dios.

Virgen María Reina del Cielo,
oh llena de gracia, rogad por nosotros.

Que por los siglos, Virgen María,
los pueblos alaben a Cristo tu hijo.





308 - Madre de la esperanza
Antífona:
Madre de la esperanza del amor mas hermoso.
Ruega por nosotros.

Desde la aurora de los tiempos
Dios me creó y permaneceré por los siglos.

Y mi Creador me dijo: Mora en Sión,
sea Israel tu heredad para siempre.

Allí me alcé como un cedro, como un ciprés,
como palmera al borde de las aguas.

Igual que el cinamono, di mi perfume y florecí
como rosa de Jericó.

A Jesús que nació de la Virgen, 
gloria y honor.
Bendecid por los siglos a María.




309 - Todos unidos bendigamos.
Todos unidos bendigamos al Señor,
que nuestras voces se levantan hasta Dios,
por tanto bien y tanto amor.

­Gracias te damos, Padre nuestro, eterno Dios, 
y al alejarnos del altar del Redentor,
danos tu santa bendición!




310 - Tu eres , Señor , el Pan de Vida
Mi Padre es quien os da verdadero Pan del cielo.
Tú eres, Señor, el Pan de Vida.

Quien come de este Pan, vivirá eternamente.
Aquel que venga a Mí, no padecerá más hambre.
Mi carne es manjar y mi Sangre la bebida.
El pan que Yo daré, ha de ser mi propia Carne.

Quien come de mi Carne, mora en Mí y Yo en él.
Bebed todos de él: es el cáliz de mi Sangre.

Yo soy el Pan de Vida que ha bajado de los cielos.
Si no coméis mi Carne, no tendréis vida en vosotros.
Quien bebe de mi Sangre, tiene ya de la Vida eterna.
Mi Cuerpo recibid, entregado por vosotros.




311 - Un día la veré
Un día la veré con célica armonía
la gloria de María dichoso cantaré.

Un día al Cielo iré y la contemplaré.

Al cielo Dios llevó su cuerpo inmaculado,
en cuyo seno santo el verbo se encarnó.

Gloriosa es su Asunción, los cielos la coronan
por Reina y por Señora y Reina de toda creación.

Por Madre del Señor y Reina de los cielos,
su ruego poderoso es gracia y bendición.




312 - Un solo Señor
	Un solo Señor, una sola fe,
	un solo Bautismo, un solo Dios y Padre

Llamamos a guardar
la unidad del Espíritu
por el vínculo de la paz,
cantamos y proclamamos...

Llamados a formar
un solo cuerpo
en un mismo Espíritu
cantamos y proclamamos...

Llamados a compartir
una misma esperanza
en Cristo
cantamos y proclamamos...




313 - Vayamos a la mesa
Vayamos a la Mesa del Padre celestial
que allí Jesús ofrece el Pan de eternidad.

Señor, hoy tu visita queremos recibir,
y renovar las vidas uniéndonos a ti.

Tú vienes a nosotros, amigo de verdad,
que nada nos separe, Señor de tu amistad.

Tú solo eres camino que nos conduce a Dios,
revélanos al Padre y muéstranos su amor.

La Santa Eucaristía renueva tu Pasión,
por ella nuestra vida se asocia a tu dolor.

Señor, hoy nos congrega la Mesa de tu Altar,
nos una para siempre la gloria celestial.




314 - Vuélvete a Dios.
Todo te está diciendo: ­Vuélvete a Dios!
Todo te está llamando: ­De corazón!
Hay una voz en todo: ­Vuélvete a Dios!
para el que quiera oirla: ­De corazón!

­Vuélvete a Dios de corazón!
Todo te está diciendo: ­Vuélvete a Dios!

Muchos están hambrientos: ­Vuélvete a Dios!
Muchos están sufriendo: ­De corazón!
Hay injusticia y guerra: ­Vuélvete a Dios!
Hay opresión y odio: ­De corazón!

Cristo sigue muriendo: ­Vuélvete a Dios!
Su Sangre está corriendo: ­De corazón!
Hay una voz en todo: ­Vuélvete a Dios!
Para el que quiera oirla: ­De corazón!




315 - Vayan amigos por el mundo
Son la semilla que ha de crecer
son la estrella que ha de brillar
son levadura, son grano de sal
antorcha que debe alumbrar.

Son la mañana que vuelve a nacer
son espiga que empieza a granar
son aguijón y caricia a la vez
testigos que voy a enviar.

     Vayan, amigos, por el mundo,
     anunciando el amor.
     Mensajeros de la vida
     de la paz y el perdón.
     Sean amigos los testigos
     de mi resurrección.
     lleven todos mi presencia
     con ustedes estoy.

Son una llama que ha de encender
resplandores de fe y caridad.
Son los pastores que han de guiar
al mundo por sendas de paz.

Son los amigos que quise escoger
son las palabras que intento gritar,
son reino nuevo que empieza a engendrar
justicia, amor y verdad.

     Vayan, amigos...





316 - Reina del Cielo
Reina del cielo, alégrate, aleluia.
Porque Aquel a quien tú llevaste en tu seno
aleluia.
Resucitó, como dijo, aleluia.
Ruega al Señor por nosotros, aleluia.




317 - Credo Niceno
Creo en un solo Dios,
Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un solo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios,
Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
que por nosotros, los hombres,
y por nuestra salvación
bajó del cielo,

y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen,
y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria
para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.

Creo en el espíritu Santo
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo
que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia,
que es una santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.
Amén.




318 - Alabado sea el Santísimo
Alabado sea el Santísimo
Sacramento del altar
y la Virgen concebida
sin pecado original

Celebremos con fe viva
este Pan angelical
y la Virgen concebida
sin pecado original.

Es el Dios que da la vida,
y nació en un portal,
de la Virgen concebida
sin pecado original

El manjar más regalado
de este suelo terrenal
es Jesús Sacramentado,
Dios eterno e inmortal.




319 - Te adoro con fervor
Te adoro con fervor, Deidad oculta
que estás bajo éstas formas escondida
A ti mi corazón se rinde entero
y desfallece todo si te mira
Se engaña en Ti, la vista, el tacto, el gusto,
mas tu Palabra engendra fe rendida
Cuanto el Hijo de Dios ha dicho, creo,
Pues no hay verdad cual la Verdad Divina.
En la Cruz la Deidad estaba oculta,
Aquí la Humanidad yace escondida,
y uno y otro, creyendo y confesado,
Yo pido lo que el buen ladrón pedía.
Jesús, a quien ahora miro-oculto,
Cumple, Señor, lo que mi pecho ansía;
Que a cara descubierta contemplándote
Por siempre goce de tu clara vista-Amén.




320 - Tan sublime sacramento
Tan sublime sacramento
adoremos de verdad,
que los ritos ya pasados
den al nuevo su lugar;
que la fe preste a los ojos
la visión con que mirar.

Bendición y gloria eterna
a Dios Padre creador,
a su Hijo Jesucristo
y al Espíritu de amor,
demos siempre igual gloria,
alabanza y honor. Amén




321 - Es imposible no creer en ti.
Mire donde mire, siempre te encontraré
estás en lo alto y a mi lado siempre estás.
En todo lo que me pasa encuentro, tu amor.
Ya no podemos dejar de creer en tu amor.

Es imposible no creer en ti.
Es imposible no escuchar tu voz.
Es imposible no hacer de ti, mi ideal (bis).

Cuando de Ti hablo, siempre presente estás;
cuando te imploramos también escucharás
entregaste tu cuerpo para demostrar
que la muerte no existe para aquél
que en Ti, viviendo está.




322 - Junto a la cruz
Junto a la cruz de su Hijo
la Madre llorando se ve
el dolor lo ha crucificado
el amor la tiene en pie

Quédate de pie junto a Jesús
que tu hijo sigue en la cruz.

Cruz del lecho de los enfermos
de los niños sin un hogar
cruz del extranjero en su patria
del que sufre en soledad.

Cruz de la injusticia y miseria
de los marginados de hoy
cruz de tantas falsas promesas
y de la desesperación.




323 - Mirarte sólo a Ti, Señor.
Mirarte sólo a Ti, Señor, (3) y no mirar atrás.
Seguir tu caminar, Señor. Seguir sin desmayar,
Señor.
Postrarme ante tu altar, Señor.
Y no mirar atrás.

Me llamas, oh Señor a mí,
fijándote en mi pequeñez.
Me brindas tu amor y bondad y tu fidelidad.
Tan sólo me quieres pedir,
que deje todo hoy por Ti y alegre caminar.

Aquí me tienes mi buen Dios,
dispuesto a abandonarme a Ti.
Aqui me tienes mi buen Dios,
queriéndote ser fiel.

Sentir tu caminar, Señor.
Seguir sin desmayar, Señor.
Postrarme ante tu altar, Señor
y no mirar atrás.




324 - María la Madre Buena
Tantas cosas en la vida,
nos ofrecen plenitud;
y no son más que mentiras
que desgastan la inquietud.
Tu has llenado mi existencia
al quererme de verdad,
yo quisiera Madre buena
amarte más.
En silencio escuchabas
las palabras de Jesús,
y lo hacías pan de vida
meditando en tu interior.
La semilla que ha caído
ya germina y está en flor.
Con el corazón en fiesta cantaré:

Ave María. Ave María. Ave María. Ave María

Desde que yo era muy niño
has estado junto a mí
y guiado  de tu mano
aprendí a decir "sí".
Al calor de la esperanza,
nunca se enfrió mi fe,
y en la noche más oscura,
fuiste luz.
No me dejes Madre mía,
ven conmigo a caminar.
Quiero compartir mi vida
y crear fraternidad;
tantas cosas en nosotros
son el fruto de tu amor,
la plegaria más sencilla cantaré:




325 - Vino y Pan
Si al altar vas con tu ofrenda
y te encuentras de camino
que tu hermano tiene algo contra ti
y te encuentras que tienes algo
en contra de tu hermano.

Deja tu ofrenda y vete a decirle
que eres su hermano y que has
perdonado, eso será vino y pan
eso será vino y pan.

Ofrecemos la alegría de vivir como hermanos
siempre unidos en un canto de amistad,
de vivir como hermanos que buscan la verdad.




326 - Virgen Misionera
Hace tiempo que esta tierra,
tiene alianza con el Señor,
ya que un día la Señora,
le abrió las puertas del corazón.

Heridas tiene mi pueblo
heridas tienen para sanar
heridas en el camino, se
van haciendo de tanto andar

Junto a ella creció
América en Guadalupe,
Luján, Itatí del Valle
y en otros lugares que 
por amor a ella se quedó.

María de la esperanza,
mira a tus hijos y cuídalos
no dejes que le arrebaten,
la fe que un día plantó el Señor.

Madre Virgen Misionera,
que estás presente en esta
región, llévanos junto
a la mesa;
reconcílianos con el Señor.




327 - Bendita sea tu pureza
Bendita sea tu pureza
y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea
en tan graciosa belleza,
a ti Celestial Princesa, 
Virgen Sagrada María,
yo te ofrezco en este día:
alma, vida y corazón;
mírame con compasión
no me dejes Madre mía.


328 - Ven , Espíritu Santo Creador
Ven, Espíritu Santo Creador,
ven a habitar hoy en tus hijos,
e ilumina nuestro pobre corazón
con el resplandor de tu gracia celestial.

Espíritu Paráclito de Dios,
altísimo Don de los cielos,
fuente de vida eterna, fuego, caridad,
fortalécenos con tu espiritual unción.

Ven a nosotros, Septiforme Don,
Dedo de la diestra del Padre,
Sabiduría infinita del Señor,
guíanos hasta la plena verdad de Dios.

Enciende con tu luz nuestro sentir,
infunde tu amor en nosotros,
aleja Tú el pecado y toda tentación
de tus fieles, con la fuerza de tu poder.

Al enemigo puedas Tú vencer
dándonos la paz duradera,
condúcenos en esta lucha espiritual
para que logremos evitar todo mal.

Danos al Padre eterno conocer
y a nuestro Señor Jesucristo;
que en ti, que de los dos procedes por amor,
con sincera fe podamos siempre creer.

A Dios el Padre demos gloria,
y al Hijo que ha resucitado,
y a ti, oh Santo Espíritu consolador,
hoy y siempre en la eterna felicidad.
Amén.



329 - El Señor es mi Pastor (Salmo 22)
El Señor es mi Pastor
que no me priva de nada
en las praderas fresquitas
de pasto verde me sacia
y me lleva a los arroyos
donde el agüita es más clara.

El Señor es mi Pastor
nada me puede faltar (bis)

Como una cuestión de honor
se preocupa de mi vida
me lleva por buena senda
y me asiste en las fatigas
y yendo con El
no temo las quebradas más ariscas.

Saber que El marca mi rumbo
me sosiega y tranquiliza
El me brinda su confianza
hasta entre gente enemiga,
me hace sentar a su mesa
y de su copa convida.

Qué lindo saber
que tengo su cariño y su alegría
que siempre vendrá conmigo
a lo largo de la vida
y un día será mi casa,
la casa donde El habita.





330 - Comenzaste a hacerte pan
Comenzaste a hacerte pan en Belén
sol pequeñito en nuestra noche.
Aprendiste en Nazareth de ellos dos
el gesto manso de la entrega.

Niño que en Jerusalén te entregaste
de una vez a las cosas del buen padre.
Debe tu cuerpo crecer para poderse
ofrecer como pan a nuestro hambre.

	Mi cuerpo es esto, mi sangre es esta,
	que por ustedes doy.
	Coman y beban, crean y vivan
	que para siempre soy, soy Yo, soy Yo.

Se multiplicó tu amor, se partió
todos saciados y aún sobraba.
Se mostró tu intimidad,
eres Pan que sólo vive por donarse.

Noche de Jerusalén, Cristo Pan entrégate
eres Tú nuestro cordero,
cena, huerto, beso y cruz, y tu entrega
Pan Jesús, fue más fuerte que el madero.

 




331 - El Sí a María
Al decir la Virgen Sí
el misterio se hacía
y la trinidad de carne
a la palabra vestía.

Aunque tres hacen la obra,
Sólo en Uno se hacía,
y quedó el verbo encarnado
en el seno de María.

Quien tenía sólo Padre
yo también Madre tenía,
aunque no como cualquiera
que de varón concebía.

Pues de las entrañas de ella
El su Carne recibía.
Por lo cual Hijo de Dios
y del hombre se decía.

Te cantamos Padre Santo,
cuyo Hijo se hacía
Salvador, gracias a la obra
del Espíritu en María. Amén.





332 - Mil consejos
Mil consejos voy a darte
pero no sirven de nada
todo depende de ti,
no importa si estás cansado.

Debes seguir adelante
aunque te humille la gente
aunque te quemen los pies
cuando el piso esté caliente.

	No se si pueda servirte
	no se si pueda ayudarte
	pero ten siempre presente
	que mi mano voy a darte.
	
	Mil veces vas a caerte
	y otras mil van a tirarte
	pero lo más importante
	es que puedas levantarte.

Cuando tu sol se te esconda
y no haya ideas brillantes
no debes bajar los brazos
debes seguir adelante.

Cuando se apague tu luz
cuando estés agonizando
Cristo ha muerto en la cruz
para que sigas caminando.





333 - Resurrección II
Porque aún tengo vida, te pido que vivas
porque los caminos, a veces se estiran
y se angostan al final,
donde cuesta caminar
donde te clavas la espina.

Porque aún tengo fuerzas,
te pido que aguantes
porque no estás solo, sólo te encerraste
fabricaste una prisión,
donde nunca ha entrado el sol
que vos mismo te tapaste.

Te llamo desde acá
quiero que resucites
te quiero ver caminar
salir de tu escondite.

Quiero que veas el sol, la vida y a Dios
rompiendo el cascarón,
saliendo de la cueva,
encontrarás la prueba,
de que Dios existe de que Dios está.
Y que jamás te abandonó...
ni lo hará.



334 - Estate
Estate Señor conmigo
siempre y sin jamás partirte
y cuando decidas irte
llévame Señor contigo.
Porque pensar que te vas
me causa un terrible miedo
de si yo sin Ti me quedo
de si Tú sin mí te vas.

Llévame en tu compañía
donde Tú vayas, Jesús
porque bien sé que eres Tú
la vida del alma mía.
Si tu vida no me das
yo sé que vivir no puedo
ni si yo sin Ti me quedo
ni si Tú sin mí te vas.

Por eso y más que a la muerte
temo, Señor, tu partida
y quiero perder la vida
mil veces más que perderte.
Pues la inmortal que tú das
yo sé que alcanzarla no puedo
Cuando yo sin Ti me quedo
Cuando Tú sin mí te vas.

Llévame en tu compañía
donde Tú vayas, Jesús...






335 - Consolad
Consolad a mi pueblo, dice el Señor,
hablad al corazón del hombre,
gritad que mi amor ha vencido
preparad el camino
que viene tu Redentor.

	Yo te he elegido para amar
	te doy mi fuerza y luz para guiar.
	Yo soy consuelo en tu mirar
	gloria a Dios.

Consolad a mi pueblo dice el Señor,
sacad de la ceguera a mi pueblo.
Yo he formado contigo
una alianza perpetua
yo soy tu único Dios.

Consolad a mi pueblo dice el Señor,
mostradle el camino de libertad.
Yo os daré fuertes alas,
transformaré sus pisadas
en sendas de eternidad.




336 - Escúchame Dios
Señor son tus ojos dolor y ternura, 
tus manos llagadas, sembrando amor
Y tu palabra es la fuente de vida, 
que alumbra las almas que van a vos.

Escúchame Dios, escúchame Dios, 
quiero llegar, quiero llegar, 
al horizonte donde haya paz.
Quiero servir, quiero servir, 
hasta morir, hasta morir
a los hermanos que veo en Ti. 

Tu corazón llora el pecado del hombre, 
e invoco a tu nombre por mi redención.
Y con el sol, las tinieblas se alejan, 
y arrepentido yo vuelvo a vos.



337 - Vive Jesús
Vive Jesús el Señor,
vive Jesús el Señor.
El vive, El vive, El vive, vive,
vive Jesús, el Señor.







338 - Tu fidelidad
Tu fidelidad es grande
tu misericordia, incomparable es
nadie como Tú, bendito Dios
grande es tu fidelidad.





339 - Gloria al Rey
Gloria al Rey, Rey santo y justo,
Gloria al maestro, en su trono de Sion.
Digno Maestro, digno de alabanzas,
santo, santo, honra y gloria a Ti.






340 - Te Alabo
Aún en las tormentas
aún cuando arrecia el mar,
te alabo, te alabo en verdad.

Aún lejos de los míos,
aún en mi soledad,
te alabo, te alabo en verdad.

Pues solo a Ti te tengo,
Tú eres mi Heredad,
te alabo, te alabo en verdad.

Aún sin muchas palabras,
aunque no sé alabar,
te alabo, te alabo en verdad.





341 - Aleluya por esa Gente
Los que tienen y nunca se olvidan que a otros les falta.
Los que nunca usaron la fuerza sino la razón.
Los que dan una mano y ayudan a los que han caído,
esa gente es feliz porque vive muy cerca de Dios.

Aleluya, Aleluya, por esa gente
Que vive y que siente en su vida el Amor.

Los que ponen en todas las cosas amor y justicia.
Los que nunca sembraron el odio tampoco el dolor.
Los que dan y no piensan jamás en su recompensa,
esa gente es feliz porque vive muy cerca de Dios.

Los que son generosos y dan de su pan un pedazo.
Los que siempre trabajan pensando en mundo mejor.
Los que están liberados de todas sus ambiciones,
esa gente es feliz porque vive muy cerca de Dios.


342 - Nadie te ama como yo
Cuánto he esperado este momento,
cuánto he esperado que estuvieras aquí,
cuánto he esperado que me hablaras,
cuánto he esperado que vinieras a mí.

Yo sé bien lo que has vivido,
yo sé bien lo que has llorado,
yo sé bien lo que has sufrido,
pues de tu lado no me he ido.

Pues nadie te ama como yo,
pues nadie te ama como yo,
mira la cruz 
esa es mi más grande prueba,
nadie te ama como yo.

Pues nadie te ama como yo,
pues nadie te ama como yo,
mira la cruz, 
fue por ti, fue porque te amo,
nadie te ama como yo.

Yo sé bien lo que me dices
aunque a veces no me hablas.
Yo sé bien lo que en ti sientes
aunque nunca lo compartas.

Yo a tu lado he caminado
junto a ti siempre yo he ido
y aún a veces te he cargado
yo he sido tu mejor amigo.




343 - Contigo va el Señor
Mi vida estaba vacía,
hasta que di paso al Señor
su luz iluminó mi alma y siento
que todo va mejor.

Hermano sigue siempre fiel a Cristo
el te iluminará,
y la alegría que El puede brindarte
nadie te la dará

Hermano ama a tu hermano,
perdona al que te ofendió
y sirve siempre tu con alegría
contigo va el Señor.

Y podrá derrumbarse el mundo,
también podrá apagarse el sol,
mas el Jesús que llevas dentro tuyo
siempre estará con vos.




344 - Transparencia
Dame tu transparencia,
oh fuente del ser, fuente de la vida.
Dame tu transparencia,
el deseo claro tu estable armonía.
No dejes que preocupen mi alma en exceso,
las nubes que tienen que cruzar mi cielo;
dame ojos limpios,
corazón más creyente y más bueno.
(2 veces)

Dame tu transparencia,
oh fuente de todo, fuente de hermosura;
Dame tu transparencia,
creativas mis manos, mansas y seguras.
Lava mi corazón del mal que lo enturbia,
mi amor sea un arroyo de aguas profundas;
dame alma de niño,
transparente a la mirada tuya. (2 v.)

Dame tu transparencia,
oh fuente de amor, fuente de la gracia;
Dame tu transparencia,
recta la intención y fiel la palabra.
Devuelve la inocencia que perdió el pecado,
la estable certeza de saberme amado,
dame tu presencia,
agua viva que limpia mi barro. (2 v.)




345 - Evangelio
Evangelio es decir amigo, es decir hermano,
Evangelio es darte mi tiempo es darte mi mano,
Evangelio es mirarte a los ojos, es reir contigo,
es compartir tu pena, es llevarte a Cristo,
es compartir tu pena, es llevarte a Cristo.

Evangelio es llevar la paz siempre contigo.
Evangelio es amar de balde hasta caer rendido.
Evangelio es decir "Te amo" a tu enemigo,
abandonar tu vida en manos de Cristo,
abandonar tu vida en manos de Cristo.

Evangelio es vivir como un pobre que todo lo espera.
Evangelio es mirar al cielo con ojos de niño.
Evangelio es dar gracias al Padre al nacer el día,
y continuar cantando al hacer camino,
y continuar cantando al hacer camino.

Evangelio es sembrar libertad es vivir unidos,
es llevar esperanza a un mundo que llora perdido,
Evangelio es romper cadenas es abrir sepulcros,
no lo busques muerto que está entre los vivos,
no lo busques muerto que está entre los vivos.




346 - Sos Camino, Verdad, y Vida
Tú eres Señor mi Rey,
Tú eres Señor mi Dios,
mi corazón te alaba hoy.
Se alegra mi vida en Vos,
no tiene miedo al abismo ya,
estoy seguro en tu amor.

Sos Camino que conduce,
Sos Verdad que ilumina,
Sos la Vida que derrama Gracia.
Sobre aquellos que te aman,
y deciden entregarse,
olvidando dolores pasados

Ya no hay más oscuridad,
y veo por donde debo andar,
porque me diste una opción.
Señor mi refugio sos,
tu espíritu arde en mi interior,
porque te amo tuyo soy.




347 - Vive el Señor
Tenemos una buena nueva para darte,
la muerte ha sido vencida por nuestro Señor,
y esta vida también es para vos.

   Vive el Señor, entre nosotros.
   Vive el Señor, en cada uno.
   Vive el Señor.

Esta alegría es honda nunca se acaba,
animate y seguilo, El no defrauda.
Es que vale la pena jugarse por El.

Toda la Iglesia canta está entre nosotros,
Despertate y gritalo El está vivo.
Es que vale la pena jugarse por El.






348 - Oigo una voz
Oigo una voz que llama, oigo una voz cercana,
eres tu Señor, ¨qué quieres que yo haga?
Señor ¨qué puedo darte?, soy pobre e ignorante,
háblame Señor, ¨qué quieres que yo haga?

Ven, ven y sígueme, contigo yo estaré
luchando por la paz, Ven, ven y sígueme,
Yo te daré una red, para poder pescar.

Mis manos están ya prontas, mi corazón esta ardiendo.
Hablamé Señor, ¨qué quieres que yo haga?
Dispuesto estoy a todo, con mi cruz iré a tu lado,
vamos ya Señor te seguiré confiado.




349 - Invitación a la Alabanza
Escuchadme, hijos piadosos,
alaben las obras del Señor,
Canten un cantar, bendigan al Señor,
engrandezcan Su Nombre,
Con cítaras tocad, con sus labios recitad;
­Glorias y Alabanzas al Señor!

Qué hermosas son las obras del Señor,
a su tiempo se ejecutarán,
ya no hay que decir, ¨qué esto? o ¨para qué?
pues todo lo creado tiene un fin.
Aclamen al Amor, de nuestro creador,
denle gracias al Señor.

Su mirada abarca la eternidad,
nada puede escapar a sus ojos.
Con todo el corazón, alaben al Señor
por Su Providencia.
Himnos cantad, los brazos elevad,
bendiciendo al Señor.




350 - Esperamos contra toda esperanza
Hoy al fin tenemos que seguir
esperando en paz, 
esperamos contra toda esperanza.
Y es así que todo va a cambiar, resucitarás
esperamos contra toda esperanza.

Vos sos la vida, sos la paz,
vos Sos nuestra esperanza.
Sos el camino para andar,
sos fuerza y sos confianza.

No aflojar, seguirte hasta el final, tu cruz abrazar. 
Esperamos contra toda esperanza.
Esperar también es transformar
un sueño en realidad.
Esperamos contra toda esperanza.

Al saber que vos vas a volver a resucitar,
esperamos contra toda esperanza.
Al sentir Jesús que estás aquí esperándonos,
esperamos contra toda esperanza.




351 - Hasta dar la vida
Háblame ya Amigo al corazón
descanse en vos mi frente mi vida en vos.
Porque me rescataste del fatal secuestro,
porque me liberaste de mi eterna tumba.

Porque me amaste hasta dar la vida.
Porque me amaste hasta dar la vida.

Tan asombrado miro todo acabó
manso te has dormido hermano y Dios.
Muriendo descuajaste mi árbol más sombrío
Muriendo conquistaste el centro de mí mismo.

Partir en una mesa y no guardar,
soltar y hechar a vuelo ya no aferrar.
Yo recibí al nacer mi moneda dorada,
no la atesoraré quiero verla entregada.


352 - Tres cosas tiene el amor
   Tres cosas tiene el amor 
   que no se pueden olvidar 
   que él nos amó primero 
   que hay que darse por entero 
   y ponerse a caminar. (4 veces)
 
En medio de su pueblo, Jesús va caminando.
En todos tus hermanos hay señas de su paso.
Si escuchas el silencio, su amor está cantando.
  
Señor, tú me has llamado a ser tu peregrino
si un paso yo he entregado tu cien haces conmigo.
Para anunciar tu nueva la dicha de ser hijos.
 
Tu mano me conduce de noche y de día
llevando tu evangelio me llenas de alegría 
Me alumbra Tu Palabra me sanas las heridas.



353 - La paz es posible
Si queremos construir la paz, debemos renegar de la violencia, 
educar para la paz, en la justicia y la dignidad. 
Si queremos construir la paz 
derribemos las fronteras y así se hará.

   La paz es posible, 
   depende de vos, 
   depende de mí.

Si queremos construir la paz primero está el reconciliarnos, 
sembrando entre los hermanos cimientes de fraternidad.
Asumiendo al otro tal como es, 
brindándole una nueva oportunidad.
 
Si queremos construir la paz hay que aceptar 
que es don de Dios y sin Dios nunca jamás 
en nosotros florecerá. Fue Cristo quién nos dijo así: 
Mi paz les dejo, mi paz les doy.
 


354 - María de América
Quinientos años con María en nuestra tierra,
regalándonos la vida de Jesús,
abrigando con su manto nuestro tiempo
junto a la Iglesia y sus ganas de vivir.
  
Se está gestando un nuevo nacimiento,
Quiere en tu puerta entrar y dar a luz,
necesitamos tomarnos de tu mano
y despertar a la vida de Jesús.
 
   Iglesia levántate y camina,
   evangeliza con maría otra vez.(bis)
 
Somos hijos de una misma Madre,
nos quiere unidos por voluntad de Dios,
que el enemigo no divida esta familia,
es de todos la Nueva Evangelización.
 
Somos Iglesia y por eso hay esperanza,
somos de Cristo y por eso hay amor.
Quinientos años con María en nuestra tierra,
Peregrinamos con la madre del Señor.
 


355 - Más allá de las fronteras
   Más, más allá de las fronteras,
   Más allá, de las fronteras,
   Con Jesús, más allá de las fronteras.
 
Allí donde Dios lleva donde alguien espera
donde hay un hermano que la marginación segrega.
Donde la  muerte da vueltas y la vida se pelea
donde una esperanza duerme y la justicia espera.
 
Un llamado a la Iglesia a anunciar la Buena Nueva
dándonos todos las manos y abriendo las puertas.
Desafiando las guerras con las paz que nos libera
donde la tierra sedienta está aguardando la siembra.
 
Cinco continentes con diversidad de lenguas
cruzando desiertos, mares, montañas, ríos y selvas.
Una nueva primavera, por toda la tierra
más allá de las fronteras la Iglesia Misionera.
 
Es consuelo y fortaleza María Virgen Misionera
ella nos guía en la senda a todo pueblo y aldea.



356 - Dios te salve María
   Dios te salve maría,
   llena de gracia, madre de dios,
   dios te salve maría,
   a ti te entrego mi corazón.
  
Florecita del cielo, niña alegre de Dios,
eres tú la creatura que fue formada en manos de amor.
Dulce, dulce María, regalito de Dios,
eres tú la cunita donde la gracia se derramó.
 
Una hermosa mañana, cuando el tiempo llegó,
Dios envió a un mensajero para que hablara a tu corazón.
Dijo si tú aceptabas ser la Madre de Dios,
Y con un sí profundo el verbo divino en ti se encarnó.



357 - Los peregrinos
Qué sagrado alimento que es el cansancio 
y la fuerza divina de andar descalzos. 
Si al final del camino, que buen misterio.
Y es que nunca está fuera porque está dentro.
 
De los exodos somos y los exilios. 
Hemos ido hasta Roma y hasta el Egipto. 
No hay aviones ni trenes, ni auto, 
dinero que me lleven al sitio que yo mas quiero.
  
   Si Jesús caminaba sobre las aguas 
   yo su siervo camino sobre mis llagas
   paso a paso contamos por los caminos, 
   con las penas al hombro, los peregrinos. 
 
En mi tierra Santiago de Compostela, 
entre todas las huellas va Jacobea. 
Y alumbrando a las puertas de Obradoiro 
que en Galicia me aguarda su Santo Apóstol.
 
Como en µfrica y Asia, como en Europa, 
hoy la Pampa, Argentina perfuma a gloria. 
Va a llegar trotamundos como la aurora, 
que en Luján nos aguarda la Virgen Criolla.



358 - Virgen de la esperanza
*** ES LA MISMA QUE LA CANC0005 ***

Virgen de la esperanza, 
en nuestra marcha danos tu luz. 
Queremos ir contigo por el camino 
que abre la cruz.
 
   Madre del pueblo condúcenos 
   por el camino de salvación, 
   que en nuestra patria reine la paz, 
   en la justicia y la libertad.
  
Cielo y tierra nueva, esa es la meta de nuestro andar, 
somos la Iglesia en marcha, que hacia la Pascua cantando va.
 
Sobre cerros y pampas despunta el alba de nuestra luz, 
es la luz que trajiste cuando nos diste a tu Hijo Jesús.
 
Afirma nuestros pasos, dá a nuestros brazos fuerza y valor, 
para luchar unidos como instrumentos de salvación.
 


359 - Qué hermoso sueño soñé
María soñé que tu niño, que Jesús de Nazaret
había nacido en mi pago que hermoso sueño soñé.

Y vi a mis campesinos, ponerle al niño a sus pies
con la humildad de mi pueblo ofrendas de amor y fe.
Te traigo leche de cabra, al burrito alfalfa azul,
también un pan de algarrobo, para el niñito Jesús.
 
   María soñé que tu niño, que Jesús de Nazaret
   nació en mi pago María, que hermoso sueño soñé.

Yo soy chayero María busco en el río mi pan
te traigo un bagre de plata y una flor de espuma y sal.
 
Yo soy melero Señora, traigo un Payaso de miel
y un ramillete de trigo que en el monte me encontré.
 
Yo me llamo San Silencio, soy hachero niño Dios
te hice una cuna de quebracho y un caballito de sol.
 
    María soñé que tu niño, que Jesús de Nazaret
    nació en mi pago María, que hermoso sueño soñé.



360 - Ave María te quiero
   Ave, ave, ave María te quiero
   Ave, ave, ave María te quiero
 
Llena de Espíritu Santo tu vientre de amor lleno
dile a Jesús que yo digo ese que te a-ma soy yo.

Como la arena en el mar con estrellas en el cielo
infinita es tu pureza Ave María te quiero.
 


361 - Alzad las manos
   Alzad las manos 
   Y dadle la gloria a Dios (bis)
   Alzad las manos 
   Y alabadle como niños del Señor.
 
Dios dijo a Noé construye una barca (bis)
y hazla toda ella de madera como niños de Señor.
Los animalitos subieron de dos en dos (bis)
los elefantes y canguros como niños de Señor.
 
Los animalitos subieron de dos en dos (bis)
los pajaritos y pingüinos como niños del Señor.
 
Si tu vas al cielo, primero que yo (bis)
dile a todos esos angelitos que también yo iré.



362 - Cristo te está llamando
   Ven, amigo ven; ven acércate
   Cristo te esta llamando
   A la nueva civilización.
   Sí Jesús, mi Jesús, buen Jesús
   ­Oh Dios!
 
Nosotros somos, el futuro de Cristo 
y nuestro lema, es: ­Estamos creciendo!
Tú que eres hijo  de un mismo Padre
ven a ayudarme a construir un mundo mejor.
  
En esta vida hay muchos caminos,
y    uno  de ellos es seguir a Jesús.
Un paso en estas rutas de amor,
es lo que nosotros hacemos hoy.
 


363 - Cristo te llama
   Cristo te llama, nos llama, 
   te envía te pide que no le aflojés.
 
Cristo necesita tus manos
para dar un abrazo al pobre de hoy..
  
Cristo necesita mis labios
para dar testimonio que l vive aquí.
 
Cristo necesita un joven
que entregue su vida hasta darla por l.
 


364 - Alégrate pueblo de Dios
   Alégrate, pueblo de Dios 
   Porque el señor en medio de ti está. 
 
Alza tus brazos, cierra tus ojos, 
deja que inunde tu corazón.
Alza tus brazos, cierra tus ojos,
Deja que inunde tu corazón.
Alaba al Padre, alaba al Hijo, 
alaba al Santo Consolador. (bis)
 


365 - Tú, Señor
Tú Señor cada mañana llamas a mi puerta
y me dices: ven.
Yo quiero seguirte con todas mis fuerzas,
que se haga tu voluntad.
  
Sabes que no tengo nada
que soy muy débil y pecador
mi vida te ofrezco, mis pies, mis manos
te entrego mi corazón.
 
   Tú, Señor,
   has tomado todo lo que soy
   me seduce tu evangelio y tu bondad
   tu amor y tu amistad.
   tú, Señor,
   me has mostrado un modo de vivir
   un camino de renuncia y caridad,
   contigo soy feliz.
 
Tú me has hecho un hombre nuevo,
un hombre libre, capaz de amar,
María me enseña a ser sencillo
viviendo en fidelidad.
 
Tú me has puesto entre los hombres
como un testigo de tu verdad
ser sal de la tierra, ser luz del mundo
tu fuerza me bastará.
 


366 - Constructores
Cantemos hoy a la vida, que nace con  alma joven
un grito de esperanza de Latinoamérica unida.
Jóvenes protagonistas, la esperanza ha redimido
a hermanos de un mismo rostro, que la guerra ha desunido
 
   Constructores de nueva historia, 
   somos semilla y vientre, 
   con la  fuerza de la vida  
   que brota en el continente...
   derribemos hoy los  muros 
   para construir la igualdad,
   el sueño de todos juntos 
   que se llama libertad 
   derribemos hoy los  muros 
   para construir la igualdad,
   el sueño de todos  juntos 
   que se llama libertad 
  
Alcemos hoy nuestras manos, cosechemos el futuro
en este pueblo de hermanos, que ya el grano esta maduro.
En la mesa de los pobres compartamos pan y vino
hemos encontrado a Cristo para hacer nuestro camino.
 


367 - Levántate
   Levántate, alza tus manos 
   en una cadena de amor  y de paz. 
   jesús hoy te lo está pidiendo, 
   te ofrece su mano, levántate ya. 
   levántate, alza tus manos, 
   vamos todos juntos, somos la unidad.
 
El mundo parece muy frío, 
que no hay esperanzas, ni hay unidad. 
La gente camina de prisa de un lado a otro, 
no puede pensar.
 
Te dicen que te equivocaste, 
y no tiene sentido ponerse a luchar. 
No temas seguir adelante porque no estás solo, 
te voy a ayudar.
 
Jesús hoy te dice no temas, 
toma mi mano y levántate ya. 
Un gran trabajo nos espera, 
solamente juntos podremos triunfar.
 
Si a veces bajas tus brazos 
pensando que nada puedes lograr, 
recuerda a tu Madre del cielo, 
con toda su ayuda podrás continuar.
 
La Iglesia hoy está esperando 
que con nuestro esfuerzo podamos lograr 
que el mundo despierte a la vida, 
que todos conozcan por fin la verdad.
 
  


368 - Pensamiento loco
Tengo un pensamiento y no lo puedo parar,
tengo un pensamiento y no lo puedo parar,
no puedo dejar de pensar, si Cristo me salvó 
yo que le voy a dar.

Tengo esta mano...
Tengo este codo...
Tengo este hombro...
Tengo esta cola...
Tengo la rodilla...
Tengo esta pierna...
Tengo este cuerpo...
Tengo un pensamiento...
 


369 - Qué lindo es llegar cantando
   Qué lindo es llegar cantando
   a tu casa Padre Dios,
   y hermanados en el canto,
   comenzar nuestra oración.
   Darte gracias y alabanzas,
   pedirte ayuda y perdón.
   ­Qué lindo es llegar cantando
   a tu casa Padre Dios!

Qué lindo es traer la vida a nuestra celebración,
contarle a nuestros hermanos y que se vuelva oración,
sudor, lágrimas, esperanzas, trabajo, rezo y amor.
­Qué lindo es rezar cantando la vida que nos dio!

Qué lindo encontrar hermanos, que viven la misma Fe,
y amando son serviciales, y esperando saben ver.
Que el Reino de Dios avanza, sencillamente y de a pie.
­Qué lindo rezar cantando el misterio de la Fe!

Qué lindo saber que somos una Iglesia en comunión,
que nace con el bautismo y crece con la misión
De unir entre sí a los hombres y a la humanidad con Dios.
­Qué lindo rezar cantando y sentir la comunión!

Qué lindo ver a la gente compartir y festejar
y es que la Pascua de Cristo nos obliga a celebrar.
Comenzando aquí en la tierra el banquete celestial.
­Qué lindo rezar cantando nuestra alegría pascual!




370 - Mano abierta y tendida
   Mano abierta tendida,
   corazón fraternal,
   testimonio y anuncio es la comunidad.
   Somos buena noticia
   del pesebre a la cruz,
   con tu Espíritu Santo te seguimos Jesús.

Enviada del Padre junto a nuestro dolor,
la Virgen nos convoca, Dulce Madre de Dios.
Con María sentimos que al llegar la misión
se abre un tiempo de gracia y de encuentro con Dios.

Enviado del Padre es Jesús Salvador,
muerto y resucitado nuestro Hermano y Señor.
Con María escuchamos tu Evangelio de Amor,
y creyendo en tu Reino te seguimos, Señor.

Enviados de Cristo los bautizados son,
en las comunidades vida y liberación,
con María anunciamos el reinado de Dios,
ya está aquí entre nosotros y es Justicia y Amor.




371 - Gloria (I)
Gloria a Dios en el Cielo y en el tierra paz
a todos los hombres que ama el Señor.

Por tu inmensa gloria te alabamos,
te bendecimos, te adoramos.

Te glorificamos, te damos gracias Señor, Dios
Rey Celestial, Dios Padre Todopoderoso,
Señor, Hijo énico Jesucristo.

Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre.

Tú que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Tú que quitas el pecado del mundo,
atiende nuestras súplicas.
Tu que estás sentado a la derecha del Padre
ten piedad de nosotros.
Porque solo Tú eres Santo, solo Tú Señor,
solo Tú altísimo Jesucristo
con el Espíritu Santo 
en la gloria de Dios Padre. Amén.
Amén.






372 - Tu bendición
Cuando nos das tu Palabra, la vida palpita tanto
Que el pueblo entero te nombra, con verso, música y canto.

Es que tu Palabra es vida que consuela al caminante
Y al débil lo reanima a que siga pa'adelante.

Es agua limpia y fresquita que alivia tantos penares.
Es simple porque es clarita serenata de cantares.

   Tu palabra es querendona,
   suave y dulce como miel,
   nos toca y nos enamora,
   y nos hace pueblo fiel.

Así sentimos clarito que la historia es caminata
Y es tarea de hermanarse con la vida arremangada.

Con empeño siempre firme aceptando la Palabra,
la vida del suelo crece y un tiempo nuevo amanece.

Por eso Tatita Dios, dejanos tu bendición,
y esa caricia del cielo que es tu palabra, Señor.




373 - Al altar nos acercamos
Al altar nos acercamos, con el vino y con el pan;
son los frutos del trabajo que queremos presentar,
son los frutos del trabajo que queremos presentar.

Estos dones que ofrecemos el Señor convertirá;
en su Sangre y en su Cuerpo, signos de fraternidad,
en su Sangre y en su Cuerpo, signos de fraternidad.

Ojalá que en esta ofrenda expresemos la unidad;
que si hubo alguna ofensa la sepamos perdonar,
que si hubo alguna ofensa la sepamos perdonar.





374 - Vals de ofrenda
   Te ofrecemos Señor
   nuestro esfuerzo común,
   por vivir y servir a tu reino de amor

La alegría de sembrar la tierra y esperar los frutos,
el cansancio de los que trabajan silenciosamente,
los que buscan la paz, los que solos están.
cuando hacen oír su voz.

La grandeza de los que mejoran la vida del hombre,
la impotencia de los que padecen tantas injusticias,
los que cargan su cruzm en perdón y amor,
los que entregan su corazón.

La alegría de ofrecer la vida entera por tu Reino,
la esperanza en tu promesa que sostiene nuestras luchas,
el milagro de creer que tu gloria está aquí,
que es posible un mundo mejor.




375 - Santo (II)
Santo, Santo, Santo es el Señor
Dios del universo
Llenos están el cielo y 
la tierra de tu Gloria
­Hosanna en el Cielo!
Bendito el que viene
en nombre del Señor.
­Hosanna en el cielo!




376 - Padre Nuestro
Padre nuestro que estás en el Cielo,
santificado sea tu nombre.
Venga a nosotros tu Reino,
y hágase tu voluntad
en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día,
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación
y líbranos del mal.




377 - Cordero (III)
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo
ten piedad, ten piedad, ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo
ten piedad, ten piedad, ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo
danos la Paz, danos la Paz, danos la Paz.




378 - Jesucristo, Pan de Vida
Dos mil años recorridos dicen que presente estás,
peregrino con tu Iglesia alentándola en su andar.

Gran regalo de Dios Padre que propicia la unidad,
se agradece y se comparte y nos lleva a celebrar.

Porque al Padre obedeciste para hacer su voluntad,
hoy sirviendo a los hermanos te queremos imitar.

   Te cantamos, Jesucristo,
   Jesucristo, Señor Nuestro,
   Pan de Vida de los hombres,
   esperanza de mi pueblo.

A tu mesa nos convidas, Cuerpo y Sangre, Vino y Pan,
como centro en nuestras vidas te queremos contemplar.

Virgencita Madre nuestra guarda en nuestro corazón,
las palabras de tu Hijo que anidaste en tu interior.

Las familias argentinas asumimos la misión
de esta gesta que se llama Nueva Evangelización.




379 - Signo de Esperanza
Queremos ser una Iglesia servidora del Señor
Jesús el Dios hecho hombre, el profeta, el servidor.
Una Iglesia de testigos, con mártires donde son
protagonistas los pobres y hombre nuevo el pecador.

   Signo de esperanza, causa de alegría
   con Santa María y un Jesús Pascual.
   La gente se siente siendo servidora
   que es transformadora de la sociedad.

Queremos ser una Iglesia de veras comunidad,
fraterna porque la gente comparte fe y realidad.
Con sencillez y alegría aprende a participar,
como hacían los cristianos con Pedro, Santiago y Juan.

Queremos ser una Iglesia que está siempre en oración,
que alumbra toda la vida con la Palabra de Dios.
Que celebra como pueblo la nueva alianza de amor,
en la fiesta de la vida que es la cena del Señor.

Queremos ser una Iglesia samaritana y cordial,
que organiza la esperanza y la solidaridad.
Donde el Espíritu Santo, Padre de los pobres, va
suscitando los servicios, según la necesidad.

Queremos ser una Iglesia que muestra el amor a Dios.
Que sale a encontrar al hombre y lo abraza en su perdón,
que consuela y acompaña, que agranda su corazón,
a medida de la gente que sufre la situación.

Queremos ser una Iglesia en estado de Misión,
que se abre y sale y propone al mundo el Reino de Dios.
Que transforma desde adentro sociedad y corazón,
y planta comunidades donde se da conversión.




380 - Escondido
Escondido estás a los ojos y tan claro estás en la fe,
en los dones del pan y el vino hoy presente otra vez te hacés/
Al comer de tu Cuerpo y Sangre, nos unimos a tu pasión.
Y en nosotros, como un torrente, brota vida y resurrección.

   Somos Señor tu familia que en el altar,
   se reune en un gran banquete
   festejando que vos estás.
   se reune en un gran banquete
   festejando que vos vendrás.

Es costumbre que nos reunamos a comer para festejar
porque el hombre que no se encuentra
va muriendo en su soledad.
Los cristianos hacemos fiesta porque con tu resurrección
a la muerte la hiciste vida, y a nosotros, hijos de Dios.

A la mesa también traemos los dolores del caminar,
la injusticia en la que vivimos, y la falta de pan y paz.
Que tu Espíritu los transforme en ofrenda de comunión
para hacer más presente el Reino y apurar la liberación.





381 - Yo soy de los dos
Por un sendero camino en busca de Ti, Señor.
Quiero llegar a tu encuentro para vivir junto a Vos.
­Qué duro y largo el camino, cuánta piedra en el andar!
Pero queremos brindarte hasta la vida, Señor.

   Hay que saber que por tu cruz
   se vive una vida mejor;
   pero Señor como nos cuesta
   creerlo en el corazón.
   Quiero, Señor, vivir para vos
   y ser de los demás.
   con tu palabra y mi cansancio
   haremos la vida crecer.

Quiero cantarle esperanza a aquel que no tiene voz,
trabajo y pan en su mesa y en la de todos los pobres.
Canto por los que sienten el horizonte oscuro,
y por aquellos que sufren en su cuerpo desnudo.

Miro a Dios y a la gente porque soy de los dos,
de su vida y su silencio yo haré mi canción.
Como María y el trigo desde el vientre dan la luz,
quiero en mi vida fecunda nacer a tu entrega, Señor.




382 - Vamos a hacer la comunión
Vamos a hacer la Comunión, vamos a hacerla todos,
vamos a hacer capaces de pedirnos perdón.
Vamos a hacer la Comunión, a trabajar unidos
a dialogar buscando tu voluntad, Señor.

   Vamos todos, todos juntos,
   todos, todos bien unidos,
   sin dejar de ser distintos,
   pero tirando adelante. 
   Todos para el mismo lado,
   como es de buenos hermanos,
   vamos a hacer la comunión,
   reconciliémonos.

Vamos a hacer la Comunión, a no tener vergüenza
de pronunciar nuestra opinión y de participar.
Vamos a hacer la Comunión, aunque seamos distintos.
a respetarnos y a creer que en todos está Dios.

Vamos a hacer la Comunión, por encima de todo
lo que nos pueda dividir nos vamos a amigar.
Vamos a hacer la Comunión porque somos valiosos,
porque podemos, y además, porque lo quiere Dios.

Vamos a hacer la Comunión, no le tengamos miedo,
hace ya dos mil años Jesús la regaló.
Vamos a hacer la Comunión, para eso hay que largarse,
tenerles fe a los otros y darle nuestro amor.

Vamos a hacer la Comunión, para ofrecer al mundo
la misma reconciliación que entre nosotros hay.
Vamos a hacer la Comunión, para que el mundo crea
que en medios de ellos vive Dios y que el Reino está cerca.


   


383 - Zamba para que te quedes
Para que estés siempre en medio nuestro,
para que nos juntes en la comunión,
para que a pesar de toda tristeza
ésta sea una fiesta porque aquí estás Vos.

   Compartimos la copa y el pan
   que es amor
   amor bien jugado por vos en la cruz,
   celebramos que no hay muerte
   que pueda atar,
   a la vida que recibimos de vos.

Padre te pedimos con todo el pueblo
por aquel que sufre injusticia y dolor,
cambia nuestro llanto por alegría
danos esperanza, ahuyenta el temor.

En el barrio tantos te necesitan
y quién sabe cuántos en esta ciudad,
danos la palabra, el gesto, el cariño,
que te muestre simple, así como sos.


   


384 - Consuelen a mi pueblo
Como mi Padre me enseñó, yo les enseño
su proyecto de amor, su viejo sueño
de juntarnos y hacer aquí en el suelo
lo que dice la fe que será el cielo.
 
   Cristianos por favor,
   consuelen a mi pueblo,
   atiendan su aflicción
   que está clamando al cielo,
   cristianos por favor,
   anúnciele mi reino,
   denle mi bendición,
   consuelen a mi pueblo.

Como mi Padre Creador, yo soy la Vida,
y viven, y aquí estoy para que vivan,
al compartir el pan y hacer justicia,
descubrirán que estoy dando la vida.

Como mi Padre la entrego, yo se las entrego,
es mi paz, yo se las doy, no tengan miedo,
abran su corazón, es como un fuego,
que incendiará de amor el mundo entero.

Como mi Padre me envío, yo los envío,
mi espíritu les doy, a El los confío.
Vayan de dos en dos, y sean amigos, 
con ustedes estoy, cuenten conmigo.





385 - Hace tiempo
Hace tiempo que esta tierra tiene alianza con el Señor
ya que un día la Señora le abrió las puertas del corazón,
ya que un día la Señora le abrió las puertas del corazón.

Heridas tiene mi pueblo, heridas tiene para sanar.
heridas que el camino se van haciendo de tanto andar,
heridas que el camino se van haciendo de tanto andar.

   Junto con ella creció América:
   en Guadalupe, Luján, Itatí, del Valle
   y otros lugares
   que por amor ella se quedó. (bis)

María de la Esperanza mira a tus hijos y cuidanos;
no dejes que te arrebaten la fe que un día plantó el Señor.

Madre Virgen Misionera que está presente en cada región,
llevanos junto a la mesa reconcilianos con el Señor.





386 - Chacarera de la Virgen
Esta flor de chacarera ha nacido en el camino
fue acunada entre los brazos de la Virgen y su Hijo.

La Madre ha visitado a su pueblo con ternura,
regalando su presencia, la más hermosa fortuna.

Sembradora de esperanza, manitos en oración,
intercede por nosotros, pide a Dios liberación.

   Chacarera de la Virgen,
   misionera y peregrina,
   todo el pueblo te venera,
   madre gaucha de Argentina.

En tu corazón de Madre se acurruca el dolor,
de los pobres de la tierra, virgencita del amor.

Es tu paso el que nos une Madre linda de Luján,
no permitas que ninguno destruya nuestra hermandad.

Soy tu humilde peregrino, aquí va mi corazón,
al servicio de los pobres para la gloria de Dios.






387 - Toda la Tierra espera
Toda la tierra espera al Salvador,
y el surco abierto a la obra del Señor:
es el mundo que lucha por la libertad,
reclama justicia y busca la verdad.

Dice el profeta al pueblo de Israel,
De Madre virgen ya viene el Emmanuel,
será "Dios con nosotros", hermano será,
con la esperanza al mundo volverá.

Cerros y valles habrá que preparar,
nuevos caminos tenemos que trazar;
el Señor está cerca, hay que irlo a encontrar,
y todas las puertas abrir de par en par.

En mi pesebre, Jesús apareció
pero en el mundo es donde nace hoy,
vive en nuestros hermanos, con ellos está,
y vuelve de nuevo a darnos libertad.





388 - Consagración a la Virgen
*** MISMA QUE CANC0327 ***

Bendita sea tu pureza
y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea
en tan graciosa belleza,
a ti Celestial Princesa, 
Virgen Sagrada María,
yo te ofrezco en este día:
alma, vida y corazón;
mírame con compasión
no me dejes Madre mía.



389 - Nada te turbe
Que nada te turbe, que nada te espante, 
que todo se pasa, Dios no cambia.
Y es la paciencia, que todo lo alcanza,
y quien a Dios tiene, nada le falta.
Sólo Dios alcanza... Dios.
Estamos hechos para Vos, para Dios.
Sólo Dios llena el vacío interior.
Sólo Dios alcanza... Dios.


390 - Santo (típico)
Santo, Santo, Santo es el Señor,
Dios del Universo.
Llenos están el Cielo y la Tierra
de su gloria.
Hosanna en el Cielo, hosanna en las alturas.
Bendito es el que viene en nombre del Señor.
Hosanna en el Cielo, hosanna en las alturas.
Bendito es el que viene en nombre del Señor.


391 - Santo (carnavalito)
Santo, Santo, Santo, Santo es el Señor, 
Dios del Universo, Santo es el Señor.

Hosanna en el Cielo, Hosanna en las alturas.
Bendito el que viene en nombre del Señor. (bis)


392 - Cordero (V)
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, 
ten piedad de nosotros. (dos veces)

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
danos la paz, danos la paz.


393 - Te presentamos nuestras obras
Oh Padre, que creaste todo,
darnos la vida fue tu Voluntad.
Nos diste fe para creer,
nos diste luz para entender,
nos diste fuerza para obrar.

Hoy te ofrecemos nuestras obras, Señor.
Obras humildes, pero de corazón.
Acéptalas y danos más 
fuerza, luz y fe para seguir

Oh Padre, que creaste todo,
darnos la vida fue tu Voluntad.
Nos diste voz para cantar,
nos diste hermanos para amar, 
nos diste un mundo que arreglar.

Hoy te ofrecemos nuestras obras, Señor.
Obras humildes, pero de corazón.
Ayúdanos a construir
un mundo mejor donde vivir.


394 - María es esa mujer
¨Quién será la mujer que a tantos inspiró
poemas bellos de amor?
Le rinden honor la música y la luz,
el mármol, la palabra y el color.

¨Quién será la mujer que el rey y el labrador
invocan en su dolor?
El sabio, el ignorante, el pobre y el señor,
el santo al igual que el pecador. 

María es esa mujer
que desde siempre el Señor se preparó,
para nacer, como una flor,
en el jardín que Dios enamoró.

¨Quién será la mujer radiante como el sol
vestida de resplandor?
La luna a sus pies, el cielo en derredor,
y ángeles cantándole su amor.

¨Quién será la mujer humilde que vivió
en un pequeño taller?
Amando sin milagros, viviendo de su fe,
la esposa siempre alegre de José.


395 - Yo cantaré
Yo cantaré al Señor un himno grande.
Yo cantaré al Señor una canción.

Mi alma se engrandece, mi alma canta al Señor.
Mi alma se engrandece, mi alma canta al Señor.
Se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador.
Se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador.
Porque ha mirado la humillación de su sierva,
la humillación de su sierva.
Cantad conmigo la grandeza de Dios.
Todas las naciones, alabad al Señor.


396 - Madre feliz
MADRE FELIZ, VIRGEN FIEL Y SENCILLA,
MADRE DE DIOS, DE SU GRACIA INVADIDA.
LLENA DE GOZO, VIRGEN MARIA,
DANOS A JESUS, DANOS A JESUS.

Tu alma canta dichosa y exulta
porque Dios te eligió,
y a tu seno de Madre y de Virgen
todo el Cielo bajó.

Elegida y amada del Padre,
el amor te inundó.
Fue tu vida canción de alabanza
a tu Dios y Señor.

Yo quisiera a tu lado, cual niño,
aprender el amor,
y decirle a Jesús para siempre:
lo que quieras, mi Señor.


397 - María de Nazareth (II)
María de Nazareth, 
María me cautivó.
Hizo más fuerte mi fe, 
y por hijo me adoptó.
A veces yo me pongo a pensar
y sin percibir me pongo a rezar,
y mi corazón se pone a cantar 
a la Virgen de Nazareth.

La niña que Dios amó y escogió
para Madre de Cristo, el Hijo de Dios,
María que el Pueblo entero eligió,
del Cielo, Madre y Señora.

María, mujer de fe,
María del puro amor,
no hay nadie igual a Usted,
Madre de mi Señor.

En cada mujer que la Tierra creó
un trazo de Dios, María dejó,
un sueño de Madre, María plantó
porque el mundo encontrara paz.


398 - Este pan
ESTE PAN Y VINO, SE¥OR,
SE TRANSFORMARAN
EN TU CUERPO Y SANGRE, SE¥OR,
EN NUESTRO MANJAR.

Gracias al sol y al labrador,
en el altar florecen hoy
las espigas, los racimos,
que presentamos a Dios.

Lo que sembré con mi dolor,
lo que pedí en mi oración,
hoy son frutos, son ofrendas,
que presentamos a Dios.


399 - Quédate con nosotros
Quédate con nosotros,
quédate, Señor de la paz.
No nos dejes tan solos,
danos siempre tu amistad.

En tu Nombre nos reuniste para darnos de tu paz.
Tú, Señor, nos prometiste que hasta el fin te quedarás.

Acompaña nuestros pasos, fortalece nuestro andar,
porque a veces nos cansamos de ayudar a los demás.

Tu alegría se hace nuestra al saber que más allá
hay un Dios que nos espera a vivir su Eternidad.


400 - La casa (2v)
Hoy hubo alguien que dijo:
tú, ven a vivir aquí en mi casa.
Lleno de alegría, un canto desde el alma surgió.

QUE LINDO ES Y QUE ALEGRE, SE¥OR,
HABITAR AQUÖ EN TU CASA,
DONDE LA PAZ ENCONTRAMOS, 
DONDE EL ALMA SE LLENA DE GOZO.
QUIERO CANTAR, SIEMPRE QUIERO CANTAR,
Y DONARTE, SE¥OR, LA ALEGRIA,
POR LA DIVINA ARMONIA
QUE TU MORADA ME DA.

Sabiduría en cada cosa
resalta el esplendor.
Señor, aquí en tu casa siempre queremos vivir.


401 - Himno de la caridad (o Carta de San Pablo)
Si yo hablara todas las lenguas de la Tierra
pero no tengo amor,
soy como un bronce que retiñe, un címbalo que resuena.

Si yo tuviera el don de profecía,
conociera todas las lenguas
y tuviera la fe de transportar las montañas,
pero no tengo amor,
yo soy nada, porque el hombre no es hombre sino ama.

Si yo diera a los pobres todos mis bienes,
y entregara mi cuerpo a las llamas,
pero no tengo amor, de nada sirve...

Pasarán las profecías,
cesarán todas las lenguas,
la ciencia un día acabará.

Pero el amor nunca morirá, 
porque todo cree, todo espera,
todo cubre, todo sufre,
no busca sólo suyo,
más goza de la verdad.


402 - Más cerca, oh Dios
Más cerca, oh Dios, de Ti, más cerca, sí,
aunque sea una Cruz que me lleve a Ti.
Si tiende al sol la flor, si el agua busca el mar,
a Ti, mi solo Bien, yo he de buscar.

Mi pobre corazón inquieto está
hasta que en Ti, Señor, encuentre paz.
Abráceme Tu Amor, oh Luz de eternidad.
Cerca de Ti, Señor, quiero morar. 

Refugio es el Señor, no temeré.
Mi fuerza en el dolor, confío en l.
Si brama y gime el mar, las olas al romper,
conmigo Dios está, no temeré.

Yo creo en Ti, Señor, yo creo en Ti.
Dios vivo en el altar, presente en mí.
Si ciegos al mirar, mis ojos no te ven,
yo creo en Ti, Señor, aumenta mi fe.


403 - Recibe, oh Dios
Recibe, oh Dios, toda mi libertad,
mi voluntad y todo mi querer.
Dirige Tú mi mente y mi ser todo,
hágase en mí, Señor, tu Voluntad.

Concédeme tu amor y tu Gracia,
sólo de Ti mi alma siente ansia.
Concédeme tu amor y tu Gracia,
sólo de Ti mi alma siente sed.

Recibe, oh Dios, toda mi libertad,
mi voluntad y todo mi querer.
Todo de Ti, Señor, lo he recibido,
a Ti lo torno, recíbelo, Señor.


404 - Gracias
Señor, vengo hasta Ti para decirte gracias.
Gracias por una y mil ocasiones de servirte.
Gracias, Señor, te doy por la Mujer que a Ti se entregó,
la cual me enseñó con su vida a ser mejor.

Gracias, Señor, te doy por todo aquel que de Ti me habló,
con su ejemplo o su ayuda, con su alegría o con su palabra.

Señor, gracias te doy por la fe que me diste.
Señor, gracias te doy por los padres que me escogiste.
Gracias, Señor, te doy porque entre mil me elegiste a mí
para que por doquier yo te lleve a Ti.

Gracias, Señor, te doy, por mis hermanos, por mis amigos;
bendícelos, Señor, para que también gocen contigo.


405 - Aleluya, el Señor resucitó
Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya, 
aleluya, aleluya, el Señor resucitó.

El Señor resucitó, cantad con alegría.
Demos gracias al Señor, aleluya.

Mi pecado redimió, el Señor subiendo al Cielo.
Nueva Vida ahora tengo, aleluya.


406 - Espíritu Santo, ven
Espíritu Santo, ven.
Espíritu Santo, ven.

Si Tú no vienes, 
nos faltarán las alas para la plegaria,
desgastaremos el silencio y las palabras,
si en lo escondido, tu voz no clama.
Si Tú no vienes, 
será imposible el abrazo del reencuentro
con el hermano que la ofensa puso lejos,
si Tú no enciendes de nuevo el fuego.
Pero si vienes a recrearnos
y con tu soplo das vida al barro,
como un artista, irás plasmando
un rostro nuevo de hijos y hermanos.
Por eso, ven...

Si Tú no vienes,
nuestra mirada será ciega ante tu rastro,
la poca fe dominará lo cotidiano,
si no nos donas el ser más sabios.
Si Tú no vienes,
y no sacudes con un viento nuestra casa,
y con un sello de profetas nos consagras,
tendremos miedo, si no nos cambias.
Pero si vienes, y en el silencio
del alma escribes renglones nuevos,
entre nosotros se irá escribiendo
la historia cierta del nuevo Reino.
Por eso, ven...


407 - Buenas y malas
Buenas y malas son cosas que vivo hoy.
No es esta tierra, no, sueño color azul.

Y no es, quizás, que no sé mirar
cuánto, cuánto hay a mi alrededor,
más de lo que mis ojos pueden mirar
y llegar a ver;
y esas son razones que dicen
que sólo sé que sé querer,
que tengo Dios y tengo fe,
y que doy amor,
y puedo ser.

Sé que en algún lugar alguien me espera hoy.
Sé que ahora tengo yo alguien a quien buscar. 


408 - El Sembrador
Título Original: "Juntos"
Autora: Mónica Palmisano
Dirección Nacional de Derecho de Autor: 99435

El Sembrador que vive en nuestro canto
cada mañana iba regando gotas de vida en su trigal.
Mas no podía solo con aquel trabajo, 
necesitaba de otras manos que lo pudieran ayudar.
Muchos, al escuchar, de corazón fueron a dar
su tiempo y su amistad, y así empezaron a cantar.

JUNTOS ALEGRES CANTAREMOS,
JUNTOS SEMBRAREMOS TU AMOR Y PAZ,
Y ESPARCIREMOS POR EL MUNDO 
SEMILLITAS DE AMISTAD.
NO DEJAREMOS QUE CREZCAN SOLAS,
LAS REGAREMOS PUES SON TU OBRA,
ASI VERAS, SE¥OR, QUE PRONTO CRECERAN. (bis)

Juntos lograron reverdecer todos los campos,
las semillas que habían sembrado, en mil espigas transformar.
Pero creyeron que todo aquí había terminado,
algunos fueron olvidando lo que su amor hizo brotar. 
El sol ya no brilló, el Sembrador se entristeció,
pues su trigal quedó sólo con el eco de su voz.

Después de un tiempo, los sembradores regresaron,
plantas marchitas encontraron, y al verlas se pusieron mal.
Y descubrieron que estando juntos como hermanos, 
juntos en la fe y el trabajo, algo podrían mejorar.
Al dueño del trigal le prometieron no irse más,
juntos con El luchar, juntos con El también cantar. 


409 - El Amor de Dios es maravilloso
El Amor de Dios es maravilloso,
el Amor de Dios es maravilloso,
el Amor de Dios es maravilloso...
­Grande es el Amor de Dios!

Tan alto que no puedo estar arriba de El,
tan bajo que no puedo estar abajo de El,
tan ancho que no puedo estar afuera de El...
­Grande es el Amor de Dios!


410 - Madre (II)
Madre, hoy quiero hablarte una vez más,
estar cerca de tu corazón, junto a vos.
Y quiero contarte que ya estoy 
en la lucha diaria por lograr la santidad.

Quiero que tú me vayas guiando 
por ese camino que escogí, ser como el Padre.
Pero tengo miedo de caer,
y en la oscuridad no ver, pero Madre, tú estarás allí.

El mal va dejando huellas tras de sí,
pero el joven quiere construir un mundo nuevo,
donde el hombre tenga que luchar 
para que Cristo pueda reinar junto a su Padre.

Ser respuesta para el mundo es la misión,
y yo, Madre, me consagro a vos, por entero.
Sos la Reina de mi corazón, Madre humilde esclava del Señor,
hazme fuerte en la Alianza de amor.


411 - Déjame nacer
Tú conoces la dureza en mi sentir
y la terquedad que hay en mi corazón.
Son las cosas que me alejaron de Ti, Señor,
dame vida nueva con tu amor.

Déjame nacer de nuevo,
Déjame nacer de nuevo,
Déjame nacer de nuevo, oh Señor.
No importa la edad que tenga,
Tú no la tienes en cuenta.
Déjame nacer de nuevo, oh Señor.

Tú conoces el pecado que hay en mí
y el dolor que dejo en mi corazón.
Por la muerte que he causado vuelvo a Ti, Señor,
Dame nueva vida en tu amor.


412 - Hoy te vuelvo a encontrar
Nos volvemos a encontrar una vez más aquí,
como el día en que te conocí.
Hablabas de amar a mis hermanos, y yo te creí.

Tus palabras me llenaban de a poquito,
se metían en mí corazón,
y cuando intenté seguir tus pasos, creo que me perdí.

Y hoy te vuelvo a encontrar otra vez.
Quiero ir de tu mano hasta el fin.
No sé si esta vez lo conseguiré,
al menos se que otra vez lo intentaré...
Y si me vuelvo a perder, espera,
no dejes que me aleje, Jesús.

Sé que muchas veces me cuesta encontrarte,
por quedarme en lo superficial;
y mientras aumento tus heridas, con amor me miras.

Acordate, siempre, siempre, que te quiero,
y que para siempre vas a estar,
porque desde el día en que apareciste, yo ya puedo amar.


413 - Si quieres ser feliz
Si quieres ser feliz 
y amar como El nos amó,
todo depende de Ti,
Dios te ayudará, Dios te ayudará,
a encontrar el camino de la paz.

Vas en busca de tu luz,
y esa luz es el Amor;
y, al escuchar tu oración,
Dios te llevará, Dios te llevará,
y en El a un Padre encontrarás.

Sí, Dios está aquí,
lo ves con el corazón.
El nos da todo su Amor, 
no te dejará, no te dejará,
porque El es tu Verdad.

Cuando sientas el dolor,
llorar tiene su valor,
pero ve junto al Señor,
te consolará, te consolará, 
y te hará más fuerte en el dolor. 
Dios ve tu corazón.


414 - Madre del Salvador
María, Madre del Salvador,
enséñanos a amar como Jesús amó.
María, pequeña niña fiel,
danos humildad, enséñanos a amar.

Quiero ser como eres Tú,
una bella y blanca flor,
dando a la humanidad,
el calor y la hermandad.
Quiero ser como eres Tú,
en silencio amar a Jesús,
responderle que sí,
con todo el corazón.

María, llévame a Jesús,
para entregarme a El, cumplir con mi misión.
Aleluya, soy hijo de Dios,
démosnos la paz, cantemos al amor.


415 - Con el alma en la palma
Señor, dame la gracia de ser
transparente contigo, conmigo y con todos.
No teniendo nada que esconder,
nada que disimular, nada que disfrazar
en mi conducta o en mis pensamientos.

Que te conozcan, que me conozcan como soy.
que así me vean los demás,
transparente es mi verdad.
Quiero ser como un libro que se lee,
con el alma en la palma
de la mano, quiero ser, quiero ser.

Quiero acabar con todas las sombras 
que viven en mi alma, aceptándolas.
Es decir, aceptándome a mí misma,
tal como soy, con luces y sombras.
Quiero ser lo que me has llamado a ser. 


416 - Cristo calla
Si pudiera preguntarte tantas cosas,
aquellas que por hombre no comprendo,
cómo pudiste abrigar un sentimiento 
de tan inmenso amor y estar muriendo.

Y cómo soportar que no entiendan
todo el dolor del mundo a tus espaldas,
si hasta lloraste sangre en aquel huerto,
sintiendo la traición de aquel que amabas.

Te dolió, (te dolió) te dolió tanto
que golpearan tu cuerpo hasta cansarse,
pero quizás te doliera mucho más el alma,
al ver que no entendieran tu mensaje.

¨Por qué callas Tú, Cristo, tantas veces,
por qué dejas al hombre no escucharte?
Acaso fue tu amor tan infinito,
que pudo con la angustia confortarte.

Si aún llevas la cruz, es por mi culpa,
no supe levantarla en su momento. 
Por culpa, día a día, de mi ofensa,
hoy debes soportar el sufrimiento.


417 - Antífona ("Te adoramos, Cristo...")
Te adoramos, Cristo, y te bendecimos,
porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo.


418 - Padre Nuestro
Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.



419 - Santo (III)
Santo es el Señor, mi Dios, digno de alabanza.
A El el poder, el honor y la Gloria. (bis)

Hosanna, hosanna, hosanna, oh Señor. (bis)

Bendito el que viene en nombre del Señor,
con todos los santos cantamos para El. (bis)


420 - Zaqueo
El día es hoy, la hora ya; pronto, Jesús, por mi vida pasarás.
Sé que tu amor es fuerte, quiero trepar y verte.

Ven a mi casa, a mi hogar,
que hace tiempo guardo un lugar,
y llevo dentro tantos deseos de conversar.
Ven a mi casa, a mi hogar,
que con vos se va a iluminar,
ese rincón oscuro y cerrado se abre de par en par...
y sea tuyo lo que es mío, tuyo mi hogar.

No sé por qué estoy aquí, quiero guardar tus ojos dentro de mí.
Porque miraste hondo, lo comprendiste todo.

El que me amó, sin despreciar, y me buscó y me vino a visitar,
le devolvió a mis manos un saludo de hermano.


421 - Gloria (nt1)
Gloria a Dios en el Cielo, y en la Tierra que haya Paz,
que se derrame a los hombres que tengan buena voluntad. 

Quiero que mi vida sea,
que aunque no estés te vea,
quiero vivir en ti.

Gloria a Vos, Jesucristo, nos diste la salvación,
y a tu Pueblo, la esperanza de vivir en el amor.

Gloria al Espíritu Santo, fuerza, templanza y valor,
dulce huésped del alma, alivia nuestro dolor.


422 - Yo sé que al final
Señor, qué duro es comprender,
que el sol se ocultará, que vamos a crecer.
Señor, quisiera despertar,
volverme hacia Ti y encontrar la paz.

YO SE QUE AL FINAL LLEGARE A TU ALTAR
Y OFRECERE MI ALMA. (bis)

Señor, mi corazón está
sediento de tu amor, ansía tu amistad.
Señor, en los días de luz,
ayúdame a aceptar, a llevar bien la Cruz.

Señor, yo traigo ante Ti 
todo aquel dolor que ayer no comprendí.
Señor, Tú eres para mí
La Luz de un nuevo sol, la dicha de vivir.


423 - Quiero ser santo
Quiero ser santo, Señor, me cuesta tanto seguirte.
Quiero ser santo, Señor, porque Vos me lo pediste.

Y aunque me cueste, aunque no pueda,
aunque reviente, aunque me muera...
Sólo lanzado a la aventura de tu amor,
mi vida tiene sentido.

Con los pies en la tierra, pero los ojos en el Cielo,
necesito tu mano, porque solo no puedo.



424 - A Jesús Crucificado
No me mueve, mi Dios, para quererte, 
el Cielo que me tiene prometido; 
ni me mueve el infierno tan temido,
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, mi Dios, muéveme el verte,
clavado en una cruz, y escarnecido;
muéveme ver Tu Cuerpo tan herido, 
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, Tu Amor y en tal manera, 
que, aunque no hubiera Cielo, yo te amara, 
y aunque no hubiera infierno te temiera,
y aunque no hubiera infierno te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera;
porque aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera,
lo mismo que te quiero te quisiera.


425 - Ven, Señor
VEN, SE¥OR, NO TARDES, 
VEN QUE TE ESPERAMOS,
VEN, SE¥OR, NO TARDES,
VEN, PRONTO, SE¥OR.

El mundo muere de frío, el alma perdió su calor,
los hombres no son hermanos, porque han matado al amor.

Envuelto en noche sombría, gime el mundo de pavor, 
va en busca de una esperanza, buscando Tu Fe, Señor.

(est.)

Al mundo le falta vida y le falta corazón, 
le falta Cielo en la Tierra, si no lo riega Tu Amor.

Rompa el Cielo su silencio, baje el rocío a la flor. 
Ven, Señor, no tardes tanto, ven pronto, Señor.


426 - Ven, Espíritu de Dios
Ven, Espíritu de Dios, 
inúndame de amor, 
ayúdame a seguir. 
Ven y dame tu calor, 
quema mi corazón, 
enséñame a seguir.

Ven, Espíritu de Dios,
ven a mi ser, ven a mi vida.
Ven, Espíritu de Amor,
ven a morar, ­Maranathá!

Hoy la vida que me das, 
te invoca en mi dolor, 
y clama, Ven Señor.
Ven y cambia mi existir, 
transforma mi penar
en glorias hacia Ti.



427 - Gracias, María
María,  hoy quiero darte las gracias,
por ser mi Madre, mi amiga, mi atajo hasta Jesús.
Gracias, por tu eterna compañía,
tu presencia fiel y erguida cuando sufro con mi cruz.

POR ESO HOY TE CANTO, OH MARIA,
LA MAS GRANDE Y MAS SENCILLA,
RESPLANDECIENTE DE AMOR.
TE QUIERO Y TE RUEGO, VIRGENCITA,
QUE NOS GUIES, NO BENDIGAS
Y NOS DES TU PROTECCIàN.

Gracias, por tu oración, tu confianza, 
tus silencios, tu esperanza, Modelo de Perfección.
Gracias, por enseñarme, María, 
a llevar paz y alegría para llevar al Señor.


428 - Santo (Tin)
Santo, santo, santo es el Señor, Dios del Universo.
Llenos están los Cielos y la Tierra de su Gloria.
Hosanna, hosanna, hosanna, hosanna, 
hosanna en lo alto del Cielo.
Bendito es el que viene en el Nombre del Señor.
Hosanna, hosanna, hosanna, hosanna, 
hosanna en lo alto del Cielo.


429 - Virgen India
Virgen morenita, Virgen milagrosa,
Virgen morenita, te elevo mi cantar.
Son todos en el valle devotos de tus ruegos,
son todos peregrinos, Señora del lugar. (bis)

Virgen morenita, india fue tu cuna, 
porque india tú naciste por la Gracia de Dios.
Así somos esclavos de tu bondad divina, 
así somos esclavos de tu infinito amor. (bis)

Así será, Virgen mía,
mereces el respeto y la veneración.
Por eso yo te canto, hoy te elevo mi plegaria
y pido que escuches mi ruego por favor. (bis)

Virgen morenita, santa inmaculada,
Virgen morenita, Señora del lugar;
tú gozas del respeto y cariño de tus hijos,
así los peregrinos te rezan en tu altar. (bis)

Virgen morenita, india te llamamos,
porque india tú naciste por la Gracia de Dios.
Así somos esclavos de tu bondad divina,
así somos esclavos de tu infinito amor. (bis)


430 - Corazón Inquieto
Corazón Inquieto, que buscas la paz, 
tanteando en la oscuridad.
Quieres encontrar una Luz
que alumbre tu caminar.

Tu alma busca
donde pueda descansar en paz,
donde pueda encontrar la Verdad.
Todavía no amas, pero amas el amar;
tu alma busca 
donde pueda descansar en paz.

Tarde te amé, 
Hermosura tan antigua y tan nueva.
Tarde te amé, 
Tú estabas dentro de mí, yo afuera.
Y por fuera te buscaba
por amor y amistad.
Ama, y haz lo que quieras. (bis)


431 - Tan pobre y tan rico
Oye, Señor, mi amigo, cuando veo tu Amor eterno,
siento encogerse mi alma, soy tan pequeño.

No te importan mis obras, no te alejas si yo estoy lejos,
me amas aunque no te ame, no impones precio.

Quisiera darte todo, pero es tan poco lo que tengo,
un pobre y triste amor que busca dueño.

Pero a pesar de todo, Tú lo aceptas con gran afecto,
y haces, del tibio amor, un amor nuevo.

Soy tan pobre y tan rico,
pues tu amor me hace valioso.
Pongo ante Ti mi nada
y reluce como el oro.
Y al ver cuanto me amas,
quiero regalarme todo...
Señor, hazme generoso como Tú.

Al repetir tu Nombre, se me llena de gozo el alma
y me brota este canto y un mar de calma.

Quiero gritarle al mundo que el amor ha vencido al odio
y quiero amar al hombre como Tú lo amas.

Si acaso Tú quisieras ser el dueño de esta alma inquieta,
no dudes en tomarla, ella es tu sierva.

Pero como es tan débil se resiste a cambiar de senda,
hazla pues mansa y dócil como una oveja.


432 - Envíanos, Padre
Envíanos, Padre, tu Espíritu Santo,
que nos prometiera tu Hijo, el Señor.

Que venga a tu Iglesia, con sus siete dones,
y nos dé el coraje de vivir tu amor.

Que nos dé su Ciencia, su Sabiduría,
el Entendimiento y el don de oración.

Nos traiga el Consejo, la Piedad de hijos,
nos dé Fortaleza y el Temor de Dios.


433 - Santo (MyB)
Santo, santo, santo es el Señor,
Dios del universo, del Cielo y la Tierra.

Hosanna, hosanna, hosanna en el cielo.

Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosanna en el Cielo, en el Cielo.


434 - Cordero (VI)
Cordero de Dios,
que quitas el pecado del mundo,
ten piedad. (dos veces)

Cordero de Dios,
que quitas el pecado del mundo,
danos la paz, danos la paz, 
danos la paz, danos la paz, 
danos la paz.


435 - Dejar en Ti mi corazón
No quiero hoy, arrepentirme de lo que no soy,
busco un camino junto a vos, Señor.
Dame las fuerzas para no caer
y dame Gracia de vivir en Ti.
Sé que no soy un buen pastor, Señor,
intento serlo junto a Vos.

Yo quiero ser, un instrumento de tu Amor y amar,
amar como lo hiciste Vos, Señor,
vaciar mis penas y llenarme de Ti,
abandonarme en Ti, Jesús.
Dame las fuerzas para no caer 
y dame Gracia de vivir en Ti.
 
Dame humildad, dame confianza en Ti, Jesús,
yo quiero ser, como Maria al pie de la Cruz.
Quiero entregarme entera a Ti, Señor,
llena de Ti mi corazón.
Dame las fuerzas para no caer
y dame Gracia de vivir en Ti,
llena de Ti mi corazón.


436 - Es el Señor
Es el Señor, 
el que quiere que le abra mi puerta.
Es El que quiere entrar en mí. 

Es el Señor, 
el que me pide permiso
para poder hacerme feliz.

¨Cómo negarme,
si mi corazón sólo arde
con tu voz?
Ya nunca dejes
que el pecado en mi vida me aleja
de tu amor.
Solo te dijo que sí.

A veces cuando tengo 
mi mirada en Ti,
y alguna cosa me distrae,

entonces tengo miedo
y me empiezo a hundir,
pero está tu mano para salvarme.


437 - Mi regalo
Vengo a traerte un millón de anhelos, 
todo mi trabajo de amor y de esfuerzo.
Padre, te ofrezco mi nada, 
Y todo lo que me diste, 
todo lo bueno, y hasta el fracaso,
todo lo pongo aquí en tus manos. (bis)

Quiero ser uva de tu racimo,
permaneciendo siempre en tu Hijo.
Que mis lágrimas sean agua,
que se mezcla con el vino, 
traerá alegría, alegría santa,
Amor que embriagará mi alma. (bis)

Sólo unos panes y dos pescados,
toma mi vida, haz tú el milagro,
de partirme y repartirme,
de ser pan entre tus manos, 
darme a los demás como Tú te nos das.
Haz de mi vida tu regalo. (bis)


438 - Nos hiciste para Ti
Señor, nos hiciste para Ti, 
y nuestro corazón está inquieto, 
hasta que descanse en Ti, Señor, 
hasta que descanse en Ti.


439 - Si rasgaras
Si rasgaras los Cielos y descendieras,
si se corriera el velo y yo te viera, 
la Luz de tu mirada, me iluminaría, 
y en un eterno abrazo de Amor me consumiría.


440 - Cordero (IV)
Cordero de Dios que quitas los pecados de este mundo,
ten piedad, ten piedad, ten piedad de nosotros. (2 veces)

Cordero de Dios que quitas los pecados de este mundo,
danos paz, danos paz, danos la paz. (bis)


441 - El hijo del mercader
Aquel que ves por las calles
dicen ellos que es un rey,
en Asís le dicen todos,
el hijo del mercader.
Nadie podía imaginar
que Dios le iba a llamar,
que a Cristo el crucificado
su vida iba a entregar. 

MIRALO AQUEL QUE VA
CON SU SAYAL REMENDADO,
NO SE FIJA DONDE VA,
PARA EL ES BUENO CUALQUIER LUGAR.
MIRALO AL DESLIZAR
SU ALMA ENTRE LAS FLORES,
O CON LAS AVES CANTAR
UN CANTICO DE AMOR Y PAZ.

Míralo si no parece
que se fuera a entremezclar
con el polvo del camino o con el agua del mar.
Que un día entre la hierba
mirando de cara al sol
elevaría su plegaria
cantándole al Señor.


442 - Cántico de las criaturas
Altísimo, omnipotente y buen Señor,
tuyas son las alabanzas, la gloria y el honor,
y toda bendición a ti, Altísimo, solo corresponde
y ningún hombre es digno de hacer de ti mención.

Loado seas, mi Señor, por todas tus criaturas,
especialmente el hermano sol con el cual Tú nos alumbras.
El es bello y radiante y de gran esplendor
y sólo de Ti Altísimo lleva significación.

Loado seas, mi Señor, por las hermanas luna y estrellas.
En el cielo las has formado luminosas, preciosas y bellas.
Loado seas, mi Señor, por el hermano viento,
por el aire y el nublado, el sereno y todo tiempo.


443 - La Virgen de Guadalupe
La Virgen de Guadalupe,
estrella de la mañana,
ojos negros, piel morena
mi Virgencita Americana.
Protectora de los pobres,
crisol de todas las razas,
transformaste a nuestra tierra
en Continente de Esperanza.

Juan Diego no se explica, cómo pudo pasar,
la Reina de los Cielos lo vino a visitar.
Está llorando el indio, el rosal floreció,
Dios le ha dado una madre de su mismo color.

Ya no son enemigos indio con español,
a través de su gracia la Virgen los unió.
A través de los siglos, aún perdura esa fe 
de América que grita que quiere renacer.


444 - Somos gente nueva
SOMOS GENTE NUEVA VIVIENDO EN UNIàN, 
SOMOS NUEVA SEMILLA DE LIBERACIàN, IE, IE. 
SOMOS PUEBLO NUEVO VIVIENDO EN AMOR, 
SOMOS COMUNIDAD, PUEBLO DEL SE¥OR. IE, IE.

Voy a invitar a mis hermanos trabajadores, 
obreros, cosecheros, campesinos y otros más; 
y juntos vamos celebrando la esperanza,
nuestra lucha y la confianza de tener tierra, pan y paz. Ie, ie.

Vengan ustedes, los que quieren que las cosas 
sean nuevas y tengamos una nueva sociedad, 
hombres libres por Cristo liberados
luchando todos juntos por la gran liberación. Ie, ie.

Voy a invitar a las mujeres de mi pueblo, 
las que luchan día y noche procurando por su pan. 
Y reunidos formando comunidades 
construir un mundo nuevo donde no haya más dolor. Ie, ie.

Voy a pedir a María, nuestra Madre,
que acompañe a nuestro pueblo en su duro caminar. 
Voy a pedir al Espíritu de Cristo
que en la lucha junto al pobre no nos deje descansar. Ie, ie.

Voy a invitar a los jóvenes y niños 
a cantar juntos el canto que nos da la libertad 
y con los brazos levantados a lo alto
nos hagamos como un grito reclamando la igualdad.


445 - Los yuyos de mi tierra
Achícate, hermano, no busques la loma, 
andá por los bajos, pisá el arenal. 
No temas el charco que el agua es playita, 
y el barro del campo no sabe ensuciar.

Si querés altura mirá las estrellas, 
donde anida el rumbo que conduce a Dios.
No negués tu rostro al ala del viento, 
ni cubrás tu frente por no ver el sol.

No vendás distancia por comprar sosiego,
no dejés taperas después de acampar.
Tené fe en la huella, buscá el horizonte,
de seguro un día, lo habrás de encontrar.

Florecé a los vientos como lo hace el cardo, 
que llegando a seco libera el pompón. 
No apurés la historia, no arriés tus banderas, 
confiá en tus hermanos, como ellos en vos.

Vení y matearemos despacito juntos, 
me hablarás de lucha, te hablaré de fe.
Y al final del día nos daremos cuenta
que en la misma senda andamos tal vez.

Cuando el sol se vaya y la tarde caiga,
se abrirán los ojos al partir el pan
y por fin sabremos que por el camino
nos venía arreando el Dios de la paz.





446 - Aleluya (múltiple)
Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya.
Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya.
Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya, gloria al Señor.
Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya, gloria al Señor.
Gloria al Señor, aleluya, gloria al Señor, aleluya,
gloria al Señor, aleluya, gloria al Señor.
Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya, gloria al Señor.
Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya, gloria al Señor.


447 - El Dios de la Vida
Somos un nuevo Pueblo, 
gestando un mundo distinto, 
los que en el amor creemos, 
los que en el amor vivimos. 
Llevamos este tesoro 
en vasijas de barro, 
es un mensaje del Cielo 
y nadie podrá callarnos. 
Y proclamamos un nuevo día, 
porque la muerte ha sido vencida. 
Y anunciamos esta noticia, 
hemos sido salvados por el Dios de la Vida.

En el medio de la noche,
encendemos una luz,
en el nombre de Jesús.

Sembradores del desierto, 
buenas nuevas anunciamos, 
extranjeros en el mundo, 
que no entiende nuestro canto. 
Y aunque a veces nos cansamos, 
nunca nos desanimamos, 
porque somos peregrinos, 
y es el amor nuestro camino. 
Y renunciamos a la mentira, 
vamos trabajando por la justicia. 
Y rechazamos toda idolatría, 
sólo creemos en el Dios de la Vida.

Que nuestro mensaje llegue 
más allá de las fronteras 
y resuene en todo el mundo, 
y será una nueva tierra. 
Es un canto de victoria, 
más allá de las heridas, 
alzaremos nuestras voces 
por el triunfo de la Vida. 
Y cantaremos con alegría, 
corazones abiertos, nuestras manos unidas. 
Celebraremos con alegría, 
porque está entre nosotros el Dios de la Vida. 


448 - No me dejes caer (o Salmo 140)
Ven, Señor, ven a mí,
escucha mi voz cuando clama a Ti.
Suba a Ti mi oración, que te implora:
no me dejes caer en la tentación.

ADONAI, HACIA TI TIENDO MIS OJOS,
EN TI ME REFUGIO, EN LA HORA DE PELIGRO.
PROTEGEME DEL LAZO DEL ENEMIGO,
DE LAS TRAMPAS DEL QUE QUIERE SEPARARME DE TI.

Vigila, Señor, lo que sale de mi boca,
y que mi corazón no desee malas obras.
Que no negocie con lo oscuro y lo turbio,
no me dejes caer en la tentación.

No me dejes probar las golosinas del mal.
Y ayúdame a escuchar a quien me puede enseñar.
Señor, sólo quiero cumplir tu Voluntad,
no me dejes caer en la tentación.


449 - Oración por la Patria (Argentina)
Argentina, canta y camina,
junto a María, canta y camina.

Jesucristo, Señor de la Historia,
tus hijos muy heridos y agobiados están.
Queremos crear una nueva Argentina,
siempre en busca de la verdad
y del bien fraternal.

Danos la valentía que tienen
todos tus hijos en el obrar,
para así amar al más pobre
y perdonar al que nos hace mal,
aborreciendo el odio y construyendo la paz.

Concédenos el saber dialogar 
y la alegría de esperar en tu Amor.
Tú nos llamas y aquí estamos, Señor,
construyendo esta nueva nación,
que camina y canta con María desde Luján.


450 - Me quieres amar
Me quieres amar, no me puedo negar.
Tú eres la Luz que brilla en mi oscuridad.

Y sé que tal vez yo te vuelva a negar.
y sé que mi cruz yo tendré que cargar,
pero si me caigo, me vas a levantar.
Me has dado más de lo que pude esperar,
sigues esperando que te ame a pesar
de mi pecado y mi miseria, me quieres amar.

Me quieres amar, no me puedo negar.
Sólo tu Amor mi corazón puede colmar.


451 - Hay una fuente en mí
Hay una fuente en mí, 
que está brotando, 
que está fluyendo, 
dentro de mí.

Hay una fuente en mí, 
que está brotando,
que está fluyendo, 
dentro de mí.

Es un río de alabanza 
y de adoración,
dirigido hacia Ti, Señor Jesús,
recíbelo.


452 - Ejemplo
Ejemplo fue un sí que dio María,
un sí que lo dio todo, un sí que dio la vida.
Y fue creer en el Amor divino
lo que le dio la fuerza para seguir el camino.

Aquí estoy, oh, María,
dame tu mano, tómame la mía.
Haz que tus pasos sean mis pasos, siempre,
que tu alegría pueda ser la mía.

En el hermano encontramos el mensaje
del Cristo que tú amaste, del Cristo que enviaste.
Hoy te pedimos bendigas nuestras almas,
bendigas nuestros pasos, también nuestras palabras.


453 - Santa María de la Estrella
Cuando me encuentro solo, y siento que me muero,
cuando en mi noche oscura no puedo ver el Cielo,
escucho las palabras que dijiste aquella tarde:
Mujer, mira a tu hijo; hijo, ésa es tu madre.

María, me guía,
cuando pierda la huella,
ella será mi estrella. (bis)

Si te sentís vencido, no pierdas la esperanza.
El poder de María llega adonde tu confianza.
Para amar a María, a nadie se le hace tarde,
no olvides que en el Cielo te está esperando una madre.


454 - María de la Alianza
Qué silencio más delicado
amor del amor más escondido.
Eres Mujer, Puerta del Cielo
tres colores adornan tu manto.
Bajan las cascadas de los árboles
que caen hasta el suelo
y llegan al Santuario.

Me quieres dar la mano
y yo pedir la tuya.
No puedo estar sin ti,
sin tu mirada pura.
Tu voz me llena el alma,
María de la alianza,
palabra hecha flor.

He cambiado todo mi canto 
tan sólo para soñar tu risa
y no ser más que polvo en el camino,
aunque no soy polvo de tu olvido.
Quiero ser un puente hacia el Cielo
hecho de barro y fuego
que nace en el Santuario.


455 - Virgen del Pilar
Vivía la Virgen, cuando Santiago
salió en su viaje de caridad.
Al despedirse, pidió su venia,
con gran respeto y mucha humildad.
­Ay, mi Señora, me voy a España
para contarles la cristiandad!
Y hasta que muera, allí, de viejo,
tu causa noble voy a guardar. (bis)

­Mi Virgen santa! La peregrina,
que sin morirte y con claridad,
le prometiste que a los conversos
protegerías desde el pilar.
Esa columna que te sostuvo
hoy es la base de un gran altar.
Y en Buenos Aires todos tus fieles
frente a tu iglesia te alabarán. (bis)

Fue en Zaragoza, juntito al Ebro;
te apareciste sobre un pilar,
y fue a Santiago que le pediste
que construyera tu Catedral.
Santiago Apóstol cumplió tus ruegos,
y desde entonces Vos protegés
a toda España, y al mundo entero,
y a la Argentina, que Vos querés.


456 - Qué te puedo dar
¨Qué te puedo dar, que no me hayas dado Tú?
¨Qué te puedo decir que no me hayas dicho Tú?
¨Qué puedo hacer por Ti, si yo no puedo hacer nada,
si yo no puedo hacer nada, si no es por Ti, Señor?

TODO LO QUE SE, TODO LO QUE SOY,
TODO LO QUE TENGO ES TUYO. (bis)


457 - Cordero (II)
Jesús, que perdonas mis faltas,
Señor, que no miras errores,
ten piedad, Señor, ten piedad de nosotros.

Danos la paz, Fuente de Amor,
danos la paz, Luz y Verdad, danos la paz.


458 - Si conocieras el Don de Dios
Si conocieras cómo te amo, 
si conocieras cómo te amo,
dejarías de vivir sin amor.
Si conocieras cómo te amo, 
si conocieras cómo te amo,
dejarías de mendigar cualquier amor.
Si conocieras cómo te amo, 
cómo te amo,
serías más feliz.

Si conocieras cómo te busco, 
si conocieras cómo te busco,
dejarías que te alcanzara mi voz.
Si conocieras cómo te busco, 
si conocieras cómo te busco,
dejarías que te hablara al corazón.
Si conocieras cómo te busco, 
cómo te busco,
escucharías más mi voz.

Si conocieras cómo te sueño, 
si conocieras cómo te sueño,
me preguntarías lo que espero de ti.
Si conocieras cómo te sueño, 
si conocieras cómo te sueño,
buscarías lo que he pensado para ti.
Si conocieras cómo te sueño, 
cómo te sueño,
pensarías más en Mí.


459 - Nada es imposible para Ti
¨Por qué tengo miedo, 
si nada es imposible para Ti? 
[4 veces]

¨Por qué tengo tristeza, 
si nada es imposible para Ti? 
[4 veces]

Nada es imposible para ti,
nada es imposible para ti.

¨Por qué tengo duda, 
si nada es imposible para Ti? 
[4 veces]

Enséñame a amar, 
porque nada es imposible para Ti 
[2 veces]
Enséñame a perdonar,  
porque nada es imposible para Ti 
[2 veces]
 
Tú te hiciste hombre,
porque nada es imposible para Ti 
[4 veces]

Tú venciste a la muerte,
porque nada es imposible para Ti 
[2 veces]
Tú estás entre nosotros,
porque nada es imposible para Ti 
[2 veces]

¨Por qué tengo miedo, 
si nada es imposible para Ti? 
[2 veces]


460 - El que pierde su vida la encuentra
Quien pierde su vida por Mí, 
la encontrará, la encontrará, la encontrará.

Quien deja su padre por Mí, su madre por mí, 
me encontrará, me encontrará.

No tengas miedo. No tengas miedo.
Yo estoy aquí, Yo estoy aquí.

Quien deja su tierra por Mí, 
sus bienes por Mí, sus hijos por mí, me encontrará.

No tengas miedo. 
Yo conozco a quienes elegí, a quienes elegí.

Quien pierde su vida por Mí, 
la encontrará, la encontrará, la encontrará.


461 - Como Tú, María
Juventud rebelde que cantas sufriendo
y protestas porque quieres un mundo mejor,
acércate y mira un corazón ardiendo
con llamas que queman produciendo amor.

Corazón de Hombre, de Hermano y Amigo,
que viene a ofrecerte un camino mejor.
Corazón que siente y sufre contigo,
que no engaña ni miente cual héroe impostor.

MISIONEROS SEREMOS
DE UNA ALEGRE ESPERANZA 
QUE ILUSIONE A LA TIERRA
Y QUE NUNCA SE ACABA.
PORQUE CRISTO HA VENCIDO,
LUCHAREMOS SIN MIEDO
YA NO ES HORA DE DUDAS
SINO QUE CONFIAREMOS
COMO TU, MARIA,
COMO TU, COMO TU.

El te ofrece una fuente donde brota alegría,
necesita que tú la siembres en el corazón,
de las cosas que haces cada día en tu vida
y así Cristo estará presente en tu interior.

Corazón de hombre, no temas a Cristo
porque te ha regalado la salvación.
Corazón que siente y sufre contigo,
que no engaña ni miente cual héroe impostor.


462 - Parábola del sembrador
Salió muy temprano el sembrador
tirando semillas en derredor
estaba la tierra sedienta de amor
y el surco esperando el precioso don.

  Qué ilusión, qué ilusión, qué ilusión
  que tenía el sembrador
  el quería ver crecer la flor
  y después el fruto madurando al sol.

Pero el grano que calló a la orilla del camino 
tuvo muy triste destino
un gorrión se la comió.

Otras semillas fueron a dar 
a las duras rocas de un pedregal
allí a la sombra pudieron brotar 
estas sí parecía que pudieran triunfar.

(estribillo)

Pero cuando el sol salió 
estas plantas se secaron 
sin raíz no soportaron
el calor de la aflicción.

Más aún quedan granos en un lugar 
donde hay abrojos sin arrancar
allí las semillas pudieron brotar
esta vez que fruto darán.

(estribillo)

Pero al poco de brotar 
estas plantas se murieron 
los abrojos las cubrieron
con su manto vegetal.

Cuando ya parecía que no había más
semillas dispuestas a germinar
unas hojas verdes se vieron brotar
en la tierra más fértil de aquel lugar.

(estribillo)

Con la profunda raíz 
estas plantas germinaron
y con su verdor pintaron 
aquel suelo cual tapis.

Como premio de color
a esta tierra generosa
surgen flores tan hermosas
que deslumbran su esplendor.

Y esta bella historia no acaba aquí                         
lo mejor todavía lo tienes que oír                           
pues salieron frutos por cientos o mil                     
y aquel sembrador cosecho muy feliz.  

(estribillo dos veces)



463 - Porque es tarde, Dios mío
Porque es tarde, Dios mío,
porque anochece ya
y se nubla el camino,
porque temo perder,
porque temo perder 
las huellas que he seguido,
no me dejes tan solo,
y quédate conmigo.

PORQUE ARDO EN SED DE TI
Y EN HAMBRE DE TU TRIGO.
VEN, SIENTATE A MI MESA,
DIGNATE SER MI AMIGO.
QUE APRISA CAE LA TARDE...
QUEDATE CONMIGO.
DIGNATE POR FAVOR EN SER MI AMIGO.

Porque he sido un rebelde
y he buscado el peligro
y escudriñé curioso
las cumbres y el abismo,
perdóname, Señor, 
y quédate conmigo, 
perdóname, Señor,
y quédate.


464 - Enciende una luz
Enciende una luz 
y déjala brillar, 
la luz de Jesús
que brilla en todo lugar.

No la puedes esconder,
no la puedes callar, 
ante tal necesidad, 
enciende una luz 
en la oscuridad.


465 - Señor, quiero caminar
Señor, quiero caminar
sin fijarme en los espigos, 
que se pegan al andar, 
al andar por los caminos.

Dame amor, dame humildad,
y yo moveré montañas.
Sí, Señor, tu me acompañas,
que me pudiera faltar.

Señor, quiero caminar, 
quiero caminar contigo, 
y al volver la vista atrás, 
ver el árbol florecido.

Si me llegara a caer, 
si las fuerzas me faltaran, 
recordando tu mirada 
volvería a renacer.

Jesús, quiero caminar, 
quiero caminar contigo, 
y al volver la vista atrás, 
ver el árbol florecido.


466 - Me diste la vida
Señor Jesús, hoy vengo ante ti. 
Busco tu perdón, lléname de ti. 
Te quiero dejar, mi debilidad. 
Calma con tu amor, todo mi dolor borra mi maldad.

  Me diste la vida, y yo, 
  no fui capaz de regalarte mi mano extendida, 
  al ver, que me necesitabas y sangraban tus heridas. 
  Perdón. Hoy quiero regresar a vos.

Hermano mío, siempre te esperé. 
Pero no te angusties, contigo estaré. 
Guardé para vos, todo mi perdón. 
Quédate a mi lado, borra tu pecado, cambia el corazón.





467 - Las siete palabras
Jesús, nazareno, Rey de los judíos. 
Jesús de las siete palabras y un grito.

	Corazón, amigo. Corazón herido. 
	Corazón de Cristo Jesús, 
	yo confío en vos. (bis)

Perdónalos Padre no saben lo que hacen. 
Dios mío por qué, me abandonaste. 

Ahí está tu Madre, ahí está tu hijo. 
Conmigo estarás hoy en el Paraíso. 

Dijo: "Tengo sed", lanzó un fuerte grito. 
En tus manos Padre yo pongo mi espíritu. 

Todo está cumplido, y entrega su aliento. 
Y emana agua y sangre del costado abierto. 





468 - Padre tierno
Un padre tierno que siempre acompaña. 
Que aunque no lo veas, siempre está. 
Que en cada historia esconde una sonrisa. 
Y en cada ocaso un amanecer.

Porque fuiste más que un Cristo muerto en la cruz. 
Porque fuiste quien me acompañó. 
Cuando necesité una palabra 
con tu dulzura de Padre me diste dos. 
Porque, sos vos, quien me da la fuerza. 
Sólo vos, sólo vos. 

Sos vos, quien cura mis heridas. 
Sos vos mi libertad, mis alas para volar. 
Sos vos mi sensación de vuelo. 
Sos vos, mi libertad.





469 - Aquí estoy
Señor, aquí estoy, 
otra vez postrado a tus pies. 
Para entregarte,
toda mi vida lo que tengo, lo que soy. 
Lo pongo en tus manos, 
porque no hay lugar mejor para mí. 
(3 veces) 




470 - El corazón de Jesús
Cuando pierdas la esperanza, 
la razón, la fe y el sentido.
Jesús te estará esperando, 
para cobijarte en su nido. 

Si te sientes que no puedes, 
y el rencor te llena de tristeza. 
l secará cada lágrima 
que de tus ojos desciendan.

  Deja todo y no lo pienses, 
  que Jesús te está llamando. 
  No te des ya por vencido, 
  que el aún te sigue amando.

Y así. El corazón de Jesús, 
es la paz, amor y ternura. 
Donde quiera que te encuentres, 
latiendo, estará contigo. 

Acércate al corazón de Jesús, 
y enciéndete con su llama. 
Recuerda que siempre te ama 
y del mundo te quiere libre. (bis)




471 - Te adoro
Al estar en la presencia de tu divinidad. 
Y al contemplar la hermosura de tu santidad. 
Mi espíritu se alegra en tu majestad. 
Te adoro a ti. Te adoro a ti.

Cuando veo la grandeza de tu dulce amor. 
Y compruebo la pureza, de tu corazón. 
Mi espíritu se alegra en tu majestad. 
Te adoro a ti. Te adoro a ti.

Y al estar aquí, delante de ti, te adoraré. 
Postrado ante ti, mi corazón, te adora oh Dios. 
Y siempre quiero estar para adorar, y contemplar tu santidad. 
Te adoro a ti Señor, Te adoro. (bis)





472 - María mírame
María mírame, María mírame, 
si tú me miras, l también me mirará
Madre mía mírame, de la mano llévame, 
tan cerca de l, que ahí me quiero quedar
María cúbreme con tu manto
que tengo miedo, no sé rezar
que por tus ojos misericordiosos,
tendré la fuerza, tendré la paz
María mírame, María mírame...
Madre consuélame de mis penas,
Es que no quiero, ofenderle más
Que por tus ojos misericordiosos,
Quiero ir al cielo, y verlos ya
María mírame, María mírame,...





473 - Canción a María
De este nuevo amanecer
tú fuiste el crepúsculo mujer
tú sí fue la respuesta con que
el hombre Dios pudo nacer.

En su candoroso andar
las heridas Cristo no sufrió
tus brazos fueron cuna de sonrisa
y algodón.

Coro:
Madre del mundo virgen
paciente, tímido umbral
que le abres paso al cielo
dicen que hoy muere en la Cruz
tu hijo Jesús.

Creció el niño hasta los treinta
como una hoja junto a ti
rama vital
pero ese crudo otoño los hubo
de separar

Pero llegara pronto el día
en que lo vuelvas a ver María
en la gloria del Reino Celestial





474 - Me tocaste Jesús
Me tocaste Jesús y cerré mi puerta 
y me hablaste Jesús con el pan y el vino
y así con tu sombra detrás
que todo alumbró
tu rostro sereno.

Con un trozo de ayer yo te esperé en mi puerta
con un montón de papel que jamás se pudo leer
y casi sin mirar me alejé Jesús sentí tu llamada.

Me sonrió dulce y me miró fijo
yo soy tu amigo me dijo.
Le sonreí luego y lo sentí cerca
tienes un nuevo amigo.

Hoy he vuelto al lugar
donde hay amor sincero
no me quiero alejar
por favor escucha Jesús
donde hay vida tu estarás
quiero ser de ti
tu hermano amigo.





475 - Canción al Corazón de Jesús
	Quiero hablar de un amor infinito
	que se vuelve niño, frágil
	amor de hombre humillado
	quiero hablar de un amor apasionado.

	Con dolor carga nuestros pecado
	siendo rey se vuelve esclavo
	fuego de amor poderoso
	salvador, humilde, fiel, silencioso.

Amor que abre sus brazos de acogida	
	quiero hablar del camino hacia la vida	       
	corazón paciente, amor ardiente,	       
	quiero hablar de aquel que		       
	vence la muerte				       

	Quiero hablar de un amor generoso
	que hace y calla amor a todos
	buscándonos todo el tiempo
	esperando la respuesta al encuentro.

	Quiero hablar de un amor diferente
	misterioso inclaudicable
	amor que vence en la cruz
	quiero hablar del corazón de Jesús.


Quiero hablar hoy de un amor
		quiero hablar hoy del Señor
		corazón paciente, amor ardiente,
		quiero hablar de aquel que 
		vence a la muerte.





476 - Dame de beber
Quiero estar en tu presencia
Y poderte contemplar
Necesito estar contigo
Necesito adorar

 Dame de beber  de tu manantial
 Dame de beber  necesito más
 Dame de beber  de tu manantial
 Dame de beber  necesito más





477 - Reconstrúyeme
Jesús, escucha mi oración de amor
atiéndeme en mi humilde petición
pedirte quiero hoy tu sanidad
en cuerpo, alma y corazón
pues soy aquel ciego que suplicó
pues soy aquel Pedro que te negó
pues soy aquel Lázaro que murió
y necesita oír tu voz para vivir

Quita la ruinas que hay en mi Señor
y reconstruye en mí mi corazón
quita esos miedos que no me dejan amar
y que el pasado me heredó
bota las murallas de Jericó
partamos el río Jordán en dos
y pon tu arca frente a mi Señor
y caminemos ya los dos

Quita las ruinas......

es hora ya de construir
quitar lo viejo y ya vivir

Lo viejo al fin pasará
y todo nuevo tu lo harás
pues este ciego verá
pues este Pedro amará
y el Lázaro que hay en mi
a la vida volverá
al escucharte decir:
Sal y camina hacia mí
Las viejas ruinas se tornan ya
en una bella ciudad
y ahora puedo decir:
me has construido mi Señor
y me has sanado con tu amor
en cuerpo, alma y corazón




478 - Vive Dios
Cuando sientas que se queman 
tus entrañas por amor
y te entregas al llamado sin temor.

Cuando están en armonía
voluntad y corazón,
te iluminas y en tu cuerpo vive Dios.

Vive Dios, por siempre vive Dios,
en tu vida y en tu historia vive Dios.
Vive Dios, por siempre vive Dios.

Por tu muerte y por tu gloria vive Dios.

Cuando estás en la penumbra
aguardando lo peor
y desprecias la existencia y su valor.

Si no encuentras un sentido,
anda y busca en tu interior
y verás que aún en tu cuerpo vive Dios.





479 - Gracias Padre
GRACIAS PADRE, HOY TE VENGO A DAR
HE VENIDO HASTA TUS PIES
SOLO PARA AGRADECER
SOLO PARA DARTE GRACIAS
PUES NO ENCUENTRO OTRAS PALABRAS, EN MI SER
GRACIAS PADRE, YO SE QUE TE HE HECHO LLORAR
AL SER UN MAL AGREDECIDO, 
AL NO HABERTE OBEDECIDO
Y AUN ASI TU AMOR ME HAS DADO
Y AUN ASÖ NO ME HAS DEJADO
NO TE HAS IDO DE MI LADO, Y HOY TE VENGO A DAR

GRACIAS PADRE, POR TU AMOR EN UNA CRUZ
POR AMARME DE TAL FORMA
POR MANDAR A JESéS A TU HIJO JESéS

GRACIAS PADRE, POR TU AMOR Y TU BONDAD
POR TU FUERZA Y TU AMISTAD
POR SER UN PADRE LEAL, SIEMPRE LEAL

GRACIAS PADRE, POR LOS PEQUE¥OS Y BELLOS DETALLES
POR CADA COSA QUE ME HAS DADO
POR CADA COSA QUE HAS NEGADO
Y MµS QUE ESO
GRACIAS PADRE, POR TI MISMO Y LO QUE ERES
POR TI MISMO Y COMO ERES
HOY TE VENGO A DAR

Mismas notas que el coro anterior

GRACIAS PADRE, POR TU AMOR EN UNA CRUZ
POR AMARME DE TAL FORMA
POR MANDAR A JESéS A TU HIJO JESéS
GRACIAS PADRE, POR TU AMOR Y TU BONDAD
POR TU FUERZA Y TU AMISTAD


POR SER UN PADRE LEAL, SIEMPRE LEAL
GRACIAS PADRE, POR LAS BUENAS POR LAS MALAS
PORQUE HAS ESTADO A MI LADO SIEMPRE
POR TU AMOR DE DIOS, MI SE¥OR

GRACIAS PADRE, GRACIAS PADRE
GRACIAS, GRACIAS





480 - Amarte a ti, Señor
Amarte a ti, Señor
en todas las cosas
y a todas en Ti.
En todo amar y servir,
en todo amar y servir.
	
Tu amor me ha dado vida, tu amor me ha dado ser,
de Ti me viene todo y a Ti debe volver.
Gustoso, pues, te ofrezco mi haber, mi poseer,
tu amor y gracia dame, demás no es menester.

Presente en las creaturas y activo en todo estás
en mí, como en un templo, te dignas habitar.
De Ti bondad y gracia me lluueven sin cesar,
mi oficio ya no es otro sino servir y amar

Achicate hermano no busqués la loma,
andá por los bajos, pisa el trebolar.
No temás el charco que el agua es playita,
y el barro del campo no sabe ensuciar.

Si querés altura mira las estrellas,
donde anida el rumbo que conduce a Dios.
No negués tu rostro al ala del viento,
ni cubras tu frente por no ver el sol.

No vendás distancias por comprar sosiego,
no dejés taperas después de acampar.
Tené fe en la huella, buscá el horizonte.
De seguro un día lo habrás de encontrar.

Florece a los vientos como lo hace el cardo,
que llegado a seco, libera el pompón.
No apurés la historia, no arríes tus banderas.
Confiá en tus hermanos, como ellos en vos.

Vení, matearemos despacito, juntos,
me hablarás de lucha, te hablaré de fe.
Y al final del día nos daremos cuenta
de que igual senda andamos tal vez.

Cuando el sol se vaya y la tarde caiga,
se abrirán los ojos, al partir el pan.
Y entonces sabremos que por el camino,
nos venía arreando el Dios de la paz.




481 - Ama totalmente
Ama totalmente a quién totalmente 
se entregó por tu amor. 
A aquél cuya hermosura admiran el sol y la luna, 
cuyos premios no tienen límite 
ni por su número ni su grandeza, 
ni por su preciosidad. 
A aquél Hijo del Altísimo, 
dado a luz por la Virgen María, 
quién lo formó en su seno de doncella. 
Fija tu mente en el espejo de la eternidad, 
fija tu alma en el esplendor de la gloria y 
tu corazón en la divina sustancia 
y transfórmate toda entera 
por la contemplación. 



482 - María mírame
María mírame, María mírame, 
si tú me miras él también me mirará. 
Madre mía mírame, de la mano llévame, 
tan cerca de El 
que ahí me quiero quedar.

María, cúbreme con tu manto 
que tengo miedo, no sé rezar,
que por tus ojos misericordiosos,
tendré la fuerza, tendré la paz. 

Madre, consuélame de mis penas, 
es que no quiero ofenderle más, 
que por tus ojos misericordiosos, 
quiero ir al Cielo, y verlos ya.



483 - Amame Señor
Amame Señor, quiero recibir 
ese gran amor que es para mí, 
ven tu sobre mí y hazme al fin sentir 
esa vida dulce, vida en ti Señor. 
Ven y ámame, ven y ámame. 
Quiero recibir todo tu amor. 
Ven y ámame, ven y ámame. 
Te abro a ti las puertas de mi corazón.




484 - Porque es tarde Dios mío
Porque es tarde, Dios mío, 
porque anochece ya 
y se nubla el camino, 
porque temo perder, 
porque temo perder 
las huellas que he seguido, 
no me dejes tan solo, 
y quédate conmigo. 

Porque ardo en sed de ti
y en hambre de tu trigo.
Ven, siéntate a mi mesa,
dígnate ser mi amigo.
Que aprisa cae la tarde...
Quédate conmigo.
Dígnate por favor
en ser mi amigo.

Porque he sido un rebelde
y he buscado el peligro 
y escudriñé curioso 
las cumbres y el abismo, 
perdóname, Señor, 
y quédate conmigo, 
perdóname, Señor, y quédate. 


485 - Consagración
Oh Señora y Madre mía, 
con filial cariño vengo a ofrecerte 
en este día cuanto soy y cuanto tengo: 
mis ojos para mirarte, 
mi voz para bendecirte, 
mi corazón para amarte 
y mi vida para servirte. 

Acepta Madre este don, 
que te ofrece mi cariño, 
guárdame como un niño 
dentro de tu corazón(2).

Que nunca sea traidor
al amor que hoy se me entrega 
y que rechace sin pena 
los halagos de otro amor 
y aunque el dolor me taladre, 
y haga de mi un crucifijo 
que yo sepa ser tu hijo 
y que sienta que eres mi Madre. 

En la dicha y en la aflicción, 
en mi vida y en mi agonía, 
mírame con compasión 
no me dejes Madre mía.(2)



486 - Tengan los sentimientos de Jesús
Tengan los sentimientos de Jesús, 
que siendo Dios se hizo hombre (2) por amor.  
El no defendió su igualdad con Dios, 
se despojó se hizo servidor, 
y apareció en la tierra con aspecto humano, 
y vivió como uno de tantos. 

El se humilló se hizo obediente, 
hasta la muerte y muerte en una cruz, 
por eso Dios lo engrandeció 
y le concedió el nombre, 
que está sobre todo nombre.

Ante su nombre se arrodillan en el cielo, 
en la tierra y entre los muertos, 
y todo proclama Jesucristo es el Señor, 
para la gloria de Dios Padre.





487 - Torrentes de vida
Torrentes de vida haz brotar en mí, 
mi tierra sedienta suspira por ti. 
Nada puedo Señor sin tu gracia.
Todo lo puedo con Cristo mi rey. 

Mueve mi corazón para que te reciba siempre, 
abre mis ojos para que pueda verte, 
mis oídos que puedan escucharte. 
Mi vida sea palabra que hable de ti.



488 - Debes amar
Debes amar, 
la arcilla que va en tus manos, 
debes amar su arena hasta la locura,
y si no, no lo emprendas que será en vano.
Sólo el amor alumbra lo que perdura, 
sólo el amor convierte en milagro el barro (bis). 

Debes amar, el tiempo de los intentos, 
debes amar la hora que nunca brilla,
y si no, no pretendas tocar lo cierto.
Sólo el amor engendra la maravilla, 
sólo el amor consigue encender lo muerto (bis).



489 - Señor tu me conoces
Señor, tu me conoces, 
tu sabes lo que siento si camino, 
si me levanto o simplemente si duermo. 

Señor, tu me conoces
y me sabes tan pequeño 
también sabes de mis miedos, 
mis caídas, mis tropiezos. 

Señor, tu me conoces, 
y sabes lo que siento, 
lo que callo, lo que lloro, 
lo que a veces no comprendo. 

Señor, tu me conoces y 
sabes lo que quiero, 
que aunque a veces me revelo 
siempre vuelvo a tu encuentro.



490 - Jesús estoy aquí
Jesús, estoy aquí. 
Jesús, ¨qué esperas de mí? 
Mis manos están vacías,  
¨qué puedo ofrecerte? 
Sólo sé que quiero ser diferente. 
Jesús, estoy aquí. Jesús, 
¨qué esperas de mí? 
Mis ojos temen al mirarte, 
quisiera poder enfrentarte. 

Amar como Tú amas,
sentir como Tú sientes,
mirar a través de tus ojos, Jesús.
Contigo mi camino es difícil.
Me exiges abrir un nuevo horizonte
en la soledad de mi noche, Jesús.

No, no puedo abandonarte. 
Jesús, en mí penetraste. 
Me habitaste, triunfaste, 
y hoy vives en mí.



491 - Madre del Señor
Desde que el mundo fue creado 
Tú ya estabas elegida 
para ser Madre de Dios. 
Estaría la Gracia contigo, 
el pecado no tocaría 
tu dulce corazón.
Nadie se imaginaba  
que una mujer tan sencilla 
sería Madre del Señor.
Tú, María Nazarena, 
esclava siempre fuiste, 
esclava del Señor. 

María tú eres 
ejemplo de amor.
Eres simplemente
la Madre de Dios.

Cuando estabas en el calvario 
sentías que se partía en dos tu corazón. 
Pero tu ya lo sabías 
que algún día El se iría 
para estar junto a Dios. 
Con su último aliento 
Jesús te nombró la madre 
de toda la humanidad
y ahora somos tus hijos, 
por eso te pedimos 
que nos guíes en la verdad.



492 - Jesús de dulcísima memoria
Oh Jesús de dulcísima memoria, 
que nos das la alegría verdadera, 
más que miel y que toda otra cosa 
nos infunde dulzura tu presencia. 

En Jesús se confía el que sufre, 
qué piadoso te muestras al que ruega, 
qué bondad en ti encuentra el que te busca, 
qué dichoso será el que te encuentra. 

No habrá canto más suave al oído, 
ni que grato resulte al escucharlo, 
ni tan dulce para ser recordado, 
como tú, oh Jesús, el Hijo amado. 

No habrá lengua que pueda expresarlo, 
ni palabra que pueda traducirlo, 
pues tan sólo el que lo ha experimentado, 
es capaz de saber lo que es amarlo.




493 - Cara a cara
Solamente una palabra, 
solamente una oración, 
cuando llegue a tu presencia, 
oh Señor
no me importa en qué lugar 
de la mesa me hagas sentar
o el color de mi corona
si la llego a ganar. 

Solamente una palabra, 
si es que aún me queda voz 
y si logro articularla 
en tu presencia
no te quiero hacer preguntas, 
sólo una petición 
y si puede ser a solas, 
mucho mejor. 

Sólo déjame mirarte 
cara a cara y perderme 
como un niño en tu mirada 
y que pase mucho tiempo, 
y que nadie diga nada 
porque estoy viendo al maestro 
cara a cara. 

Que se ahogue mi recuerdo 
en tu mirada quiero amarte 
en el silencio y sin palabras 
y que pase mucho tiempo 
y que nadie diga nada 
sólo déjame mirarte 
cara a cara.

Solamente una palabra, 
solamente una oración, 
cuando llegue a tu presencia, 
oh Señor, 
no me importa en qué lugar, 
de la mesa me hagas sentar, 
o el color de mi corona 
si la llego a ganar. 

Cuando caiga ante tus plantas, 
de rodillas déjame 
llorar pegado a tus heridas 
y que pase mucho tiempo 
y que nadie me lo impida 
que he esperado este momento,
toda mi vida.





494 - Tú me has seducido
Tú Señor, me has seducido y yo me dejé, 
me has forzado y has sido más fuerte, 
más fuerte que yo. 
Pero ves Señor, ahora soy motivo de risa, 
todo el día se burlan de mí, 
porque yo me he enamorado de Ti. 

Tú me has seducido Señor, 
y yo me dejé seducir, 
me has forzado 
y has sido más fuerte que yo
Ahora soy solo para Ti. 

Ya ves, Señor, 
tu palabra ha sido humillación y sacrificios, 
por eso resolví no hablar más en tu nombre 
ni volverte a mencionar. 
Pero había en mí, 
como un fuego ardiente en mi corazón 
prendido a mis entrañas, 
y aunque ahogarlo 
yo quería no podía contenerlo. 

Tu me has fascinado Jesús, 
y yo me deje enamorar, 
he luchado contra Ti, 
contra todo lo que siento, 
pero has vencido Tú, 
pero has vencido Tú.





495 - El Señor es mi fortaleza
El Señor es mi fortaleza
y en él me alegraré.
Sólo sus ojos miraré,
en el confío no he de temer.

El Señor es mi fortaleza
el Señor es mi canción.
El nos da la salvación,
en él confío no temo más.




496 - Salmo 139 (II)
Mi Dios Tú me conoces, 
conoces desde dentro mi pensar. 
Adviertes mi andar y mi reposo, 
conoces todos mis caminos.
Pues aún no está la palabra en mi voz, 
y Tú la sabes. 
Delante y detrás, Tú me rodeaste. 
Pusiste sobre mí tu amor. 
Grande eres, 
y no lo puedo comprender. 

¨A dónde me iré de tu espíritu? 
¨A dónde huiré de tu presencia?
Porque si fuera a los cielos, te hallaré. 
Y si tomara las alas del alba te encontraré. 
Aunque habitaras en el extremo del mar. 
Tu mano me guiará, conmigo estará. 


497 - Jesus Christ, you are my life.
Jesus Christ you are my life, 
alleluia, alleluia.
Jesus Christ you are my life, 
you are my life, alleluia. 

Tu sei via sei verit…
tu sei la nostra vita,
camminando insieme a te
vivremo in te per sempre. 

En el gozo caminaremos
trayendo tu evangelio;
testimonios de caridad,
hijos de Dios en el mundo. 

Tu nous rassembles dans l'unité
réunis dans ton grand amour,
devan toi dans la joie
nous chanterons ta gloire. 



498 - LumiŠre du monde / Light of the World
Celui que de nos yeux nous avons vu, 
Celui que de nos mains nous avons pu toucher, 
Celui que nos oreilles ont entendu, 
Celui que dans nos coeurs nous avons rencontré... 
Voil… Celui que nous vous annon‡ons 
Et qui a resplendi 
Sur la terre o— nous vivons! 

So many in our world drift into sleep, 
while others only know a darkness without ennd. 
Let brothers rise to call them from the deep! 
Let sisters take their hands 
to heal and be their friends. 
together, let us stand against the storm 
and in the heart of night be the watchers of the morn. 

LumiŠre du monde! Sel de la terre! 
Soyons pour le monde visage de l'Amour! 
The light of the world, Christ is our light. 
We shine with his brightness, 
the reflection of his light 
from day to day! 

Hay tantos que se pierden al buscar 
Sentido de vivir, razones para amar. 
Si los pudiéramos acompañar 
Compartir su dolor, presentarles a Jesús; 
Quizás ellos pudiesen comprender 
Que es en el partir del pan 
Que podemos renacer. 

La gente dove andare pi— non sa, 
In noi cerrando va l'amore che non ha: 
Il senso della vita trover… 
Facendo insieme a noi la comunit…... 
Cos potr… conoscere Ges— 
Spezzando il pane che 
Vita eterna doner…! 



499 - Regina caeli
Regina caeli laetare, Alleluia.
Quia quem meruisti portare, 
alleluia:
Resurrexit sicut dixit, alleluia. 
Ora pro nobis,Deum, alleluia.
Gaude et laetare Virgo Maria, 
alleluia.
Quia surrexit Dominus vere,
alleluia.




500 - Tantum Ergo
Tantum ergo Sacramentum
Veneremur cernui:
Et antiquum documentum
Novo cedat ritui:
Praestet fides supplementum
Sensuum defectui. 
Genitori, Genitoque
Laus et iubilatio,
Salus, honor, virtus quoque
Sit et benedictio:
Procedenti ab utroque
Compar sit laudatio.
Amen. 



501 - Salve Regina
Salve Regina, Mater misericordiae,
Vita dulcedo et spes nostra salve.
Ad te clamamus exsules filii Hevae.
Ad te suspiramus gementes et flentes,
in hac lacrimarum valle.
Eja ergo advocata nostra,
illos tuos misericordes oculos ad nos converte.
Et Jesum benedictum fructum ventris tui
nobis post hoc exsilium ostende.
O clemens, o pia, o dulcis Virgo Maria.


502 - Santo (IV)
Santo, Santo, Santo, Dios y Señor Nuestro,
canta tu grandeza la hermosa creación; 
junto con sus voces, suba nuestro canto:
Hosanna, hosanna, hosanna a nuestro Dios. 


     
    


503 - Santo (V)
Santo, Santo, Santo, Dios y Padre Nuestro, 
hoy la Iglesia canta la obra de tu amor; 
canten con nosotros, Angeles y santos: 
Hosanna, hosanna, hosanna, nuestro Dios. 


    


504 - Gloria (Misa Criolla)
Gloria a Dios
en las alturas
y en la Tierra
paz a los hombres
paz a los hombres (paz)
paz a los hombres (paz)
que ama el Señor,
que ama el Señor. [Bis]

Te alabamos
te bendecimos
te adoramos
glorificamos [Bis]

Te damos gracias (3 veces)
por tu inmensa gloria
Señor Dios Rey Celestial.


Dios Padre Todo poderoso
Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre.

Tu que quitas el pecado del mundo
ten piedad de nosotros.

Tu que quitas el pecado del mundo
atiende nuestras súplicas.

Tu que reinas con el Padre
ten piedad... de nosotros.


Gloria a Dios
en las alturas
y en la tierra
paz a los hombres (paz)
paz a los hombres (paz)
que ama el Señor. [Bis]

Porque  Tú
solo eres Santo
solo Tú
Señor tú solo [Bis]

Tú solo Altísimo Jesucristo
Tú solo Altísimo Jesucristo
Con el Espíritu Santo
Con el Espíritu Santo

En la gloria, de Dios Padre
Amén, amén, amén.
Amén.



505 - Gloria (Catena)
Gloria a Dios en el Cielo
y en la Tierra paz a los hombres
y en la Tierra paz a los hombres
que ama el Señor.

Por tu inmensa gloria te alabamos,
te bendecimos, te adoramos.
Te glorificamos, te damos gracias.
Señor Dios, Rey Celestial,
Dios Padre Todopoderoso.

Gloria...

Señor, Hijo Unico Jesucristo,
Señor Dios, Cordero de Dios,
Hijo del Padre.

Tú que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Tú que quitas el pecado del mundo,
atiende nuestra súplica.
Tú que estás sentado la derecha del Padre,
ten piedad de nosotros.

Gloria...

Porque sólo Tú eres santo,
sólo Tú Señor.
Sólo Tú Altísimo Jesucristo,
con el Espíritu Santo
en la gloria de Dios Padre.

Amén, amén.





    


506 - Antífonas
[1]
Si rasgaras los cielos y descendieras 
Si se corriera el velo y yo te viera. 
La luz de tu mirada me iluminaría
Y en un eterno abrazo de amor me consumiría

[2]
Baja hasta lo más hondo de nuestra condición, 
hasta lo más profundo baja nuestro Señor. 
Sos el Rey, Hijo de Dios Señor Jesús.  

[3]
¨Quién eres Tú Altísimo Señor? 
¨Quién eres tu Dulcísimo Señor? 
¨Y quién soy yo gusanito y servidor? 
¨Y quién soy yo hediondo y pecador? 
­Cuánto quisiera amarte! (bis) Mi Dios y mi todo

[4]
Enciende una Luz, y déjala brillar, 
la luz de Jesús que brilla en todo lugar, 
no la puedes esconder, no la puedes callar, 
ante tal necesidad enciende una luz, en la oscuridad...

[5]
El Señor es mi luz y mi salvación (bis).

[6]
El Señor es mi fortaleza, y en El me alegraré, 
solo sus ojos miraré, en El confío no he de temer, 
en El confío no he de temer.

[7]
Ven y sígueme, y mar adentro echa ya tus redes. 
Ven y yo te haré, pescador de hombres. 
En tu Palabra echaré mis redes. 
Dejo mi barca y donde quieras iré. 
Tú me llamaste Señor por mi nombre, 
y sólo a ti Señor te seguiré.

[8]
Donde hay amor y caridad, 
donde hay amor, Dios allí está

[9]
Alabe todo el mundo alabe al Señor,
alabe todo el mundo alabe a nuestro Dios

[10]
Tu fidelidad es grande tu misericordia, incomparable es, 
nadie como Tú, bendito Dios grande es tu fidelidad



507 - Rezo del Rosario
Misterios Gozosos (Lunes y Sábado) 

1. La Anunciación del Angel a María y la 
Encarnación del Hijo de Dios.
2. La visita de María a su prima Isabel.
3. El nacimiento de Jesús en Belén.
4. La presentación del niño Jesús en el Templo.
5. El niño Jesús perdido y hallado en el Templo.

Misterios Dolorosos (Martes y Viernes) 

1. La Oración de Jesús en el monte de los Olivos.
2. La flagelación de Jesús.
3. Jesús coronado de espinas.
4. Jesús con la cruz a cuestas camino al Calvario.
5. La Crucifixión y muerte de nuestro Señor Jesucristo.

Misterios Gloriosos (Miércoles y Domingo) 

1. La resurrección de nuestro Señor Jesucristo.
2. La ascensión de nuestro Señor Jesucristo al cielo.
3. La venida del Espíritu Santo sobre María y los apóstoles.
4. La asunción de María en cuerpo y alma al cielo.
5. La coronación de María Santísima como reina 
y señora de todo lo creado.

Misterios Luminosos -o de la Luz- (Jueves) 

1. Bautismo de Cristo en el río Jordán 
2. La autorrevelación de Cristo en las bodas de Caná 
3. El anuncio de Cristo del Reino de Dios invitando a la 
conversión 
4. La transfiguración de Cristo 
5. La institución de la Eucaristía, expresión sacramental 
del misterio pascual 




508 - La señal de la Cruz
En el nombre del Padre, 
y del Hijo, 
y del Espíritu Santo. 
Amén


509 - Gloria (oración)
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, 
como era en un principio, ahora y siempre, 
y por los siglos de los siglos. 
Amén




510 - Ave María (oración)
Dios te salve María, 
llena eres de gracia, 
el Señor está contigo, 
bendita tú eres entre todas las mujeres, 
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. 

Santa María, Madre de Dios, 
ruega por nosotros pecadores, 
ahora y en la hora de nuestra muerte. 
Amén.





511 - Salve (oración)
Dios te salve, reina y madre de misericordia, 
vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve. 
A ti clamamos los desterrados hijos de Eva; 
a ti suspiramos gimiendo y llorando 
en este valle de lágrimas. 

Ea, pues, Señora, abogada nuestra, 
vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y, 
después de este destierro, muéstranos a Jesús, 
fruto bendito de tu vientre. 

­Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María! 
Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, 
para que seamos dignos de alcanzar las promesas 
de nuestro Señor Jesucristo. Amén



512 - Consagración (oración)
Oh Señora mía, oh Madre mía, 
yo me ofrezco todo a Ti, 
y en prueba de mi filial afecto 
te consagro en este día: 
mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón, 
en una palabra, todo mi ser. 
Ya que soy todo tuyo, oh Madre de bondad, 
guárdame, defiéndeme y utilízame, 
como instrumento y posesión tuya. Amén 




513 - Pésame
Pésame, Dios mío, 
y me arrepiento de todo corazón 
de haberos ofendido. 

Pésame por el infierno que merecí 
y por el cielo que perdí 
pero mucho más me pesa, 
porque pecando ofendí 
a un Dios tan bueno 
y tan grande como Vos. 

Antes querría haber muerto 
que haberos ofendido; 
y propongo firmemente no pecar más 
y evitar todas las ocasiones 
próximas de pecado. 

Amén.



514 - Santo (VI)
Santo, Santo, Santo,
Santo es el Señor.
Dios del Universo,
Santo es el Señor.

Hosanna en el cielo, Santo es el Señor
Hosanna en el cielo, Jesús Salvador [bis]

Santo, Santo, Santo,
Santo es el Señor.
Dios del Universo,
Santo es el Señor.

Bendito, el que viene, en nombre de Dios
bendito el que viene, Jesús Salvador [bis]





515 - Gloria (III)
Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres.

Gloria a Vos Padre eterno, poder y amor, 
que hiciste de la nada la creación, 
que por salvar al mundo de su pecado, 
enviaste desde el cielo a tu Hijo amado.

Gloria a Vos Jesucristo, Dios hecho hombre, 
que llevaste en tu carne nuestros dolores, 
que venciste a la muerte crucificado 
y reinas junto al Padre resucitado

Gloria a Vos Santo Espíritu, viento y fuego, 
que hiciste de los pueblos un solo pueblo, 
que animas a la Iglesia con tu aliento 
para que anuncie al mundo tu Evangelio.



516 - Quiero ser pan
Es joven el que espera, 
el que sabe caminar, 
el que lucha por el Reino 
sin volver la vista atrás.

El que da su mano a otro, 
el que sabe transformar, 
el que es pan para los pobres, 
defendiendo la verdad. 

QUIERO SER PAN, 
PARA EL HAMBRE SER PAN, 
DE MI PUEBLO Y CONSTRUIR 
EL ESCANDALO DE COMPARTIR. 

Es joven el que arriesga, 
el que sabe caminar, 
el que siempre pregunta 
sin volver la vista atrás.

El que sabe hacer historia, 
el que sabe transformar, 
el que es voz de los pequeños, 
defendiendo la verdad. 

El que sigue a Jesús pobre, 
el que sabe caminar, 
el que apoya la justicia 
sin volver la vista atrás.

El que vive siempre abierto, 
el que sabe transformar, 
el que canta con los otros, 
defendiendo la verdad.



517 - Resucitó
Ninguno de nosotros vive para sí, 
ni ninguno muere para sí. 
Si vivimos, vivimos para el Señor, 
si morimos, morimos para l.


Aleluya.
todo es posible para nosotros,
resucitó,
Cristo nuestro Señor.
Revive hoy
nuestro amor y nuestra esperanza.
Renace la vida y el corazón (2).


Nos apremia el amor del Redentor 
porque por nosotros él murió, 
para que todos los que vivan, 
vivan para él en la Pascua de su amor.



518 - Sopla
Sopla Señor te lo pido, 
quédate esta noche en mi alma 
pues sólo tu amor y abrigo, 
me dará consuelo y calma.
Sopla Señor sopla fuerte, 
envolveme con tu brisa. 
Y en tu Espíritu renovame, 
hazme libre en tu sonrisa.
A pesar de mis caídas, 
hazme fiel a tus promesas.
Sopla Señor en mi vida, 
y arrancame esta tristeza.

Sopla, sopla Señor tu grandeza, sopla
Hazme fiel en mi pobreza, sopla.

Sopla Señor en mi oído, 
sopla fuerte arranca el miedo 
pues sin Ti me hallo perdido, 
sin tu luz me encuentro ciego.
Sopla Señor y hazte viento, 
y bautízame en tu nombre 
llámame a servir Maestro, 
hazme fiel entre los hombres.
Toma mi vida en tus manos, 
mis sueños mi amor, mi todo, 
mi cansancio, mis pecados 
y moldéame a tu modo. 

Sopla, y bautízame en tu brisa, sopla 
renovame en tu sonrisa, sopla.

Sopla Señor tu caricia, 
y sobre mis sentimientos
Que sea el µngel de Tú Misa, 
quien obre en todo momento. 
Sopla Señor y hazte canto, 
pon tu palabra en mis manos 
en ellas tu providencia 
y bendice a mis hermanos.
Quiero ser de tu árbol rama, 
fruto nuevo de tu cielo
Que madura en tu palabra, 
como un ave en pleno vuelo.

Sopla, sopla, sopla Señor, sopla (4)



519 - Venimos aquí
Venimos aquí Oh Señor 
con el alma llena de gozo,
juntos queremos agradecerte...
Por darnos la vida te agradecemos, 
por darnos la gracia te agradecemos, 
por darnos el gozo te agradecemos...



520 - En el nombre de Dios
Aquí estamos Señor, en tu casa otra vez,
qué alegría volverte a encontrar.
Vamos a compartir y expresar nuestra fe
como hermanos en torno al altar.

EN EL NOMBRE DE DIOS VAMOS A CELEBRAR
EL MISTERIO DE LA SALVACIàN
EL SE¥OR NOS DARµ SU PALABRA Y SU PAN
ES LA FIESTA DE LA COMUNIàN.

Partiremos tu pan, signo de comunión,
beberemos tu vino de amor;
y a la vez sellarás con nosotros Señor
una alianza que viene de Dios.

Nos amaste Señor como nadie jamás
nos da fuerza tu fidelidad;
en la mesa de Dios hoy nos transformarás
En fermento de comunidad.



521 - Mi lámpara encendida
Señor aquí tienes
mi lámpara encendida
enséñame a llevarla
por toda mi vida,
para que cuando vengas
a mi puerta golpear
yo pueda tu rostro contemplar.



522 - Cinco panes y dos peces
Yo soy un mendigo de tu gracia,
soy sólo un ladrón de tu amor.
Perderte sería mi desgracia,
no te vayas nunca mi Señor.

Señor tengo cinco panes y dos peces.
Y veo tanto hambre a mi alrededor.
Lo pongo en tus manos,
dale de comer a mis hermanos,
aquí está, tu siervo mi Señor.

Y cuando te pierdo, pierdo la calma,
soy un débil que se protege en Dios.
En tu amor se limpia toda mi alma,
soy un ambicioso lléname de Vos.



523 - A ti, María
Qué difícil se me hace amarte,
si supieras lo difícil
que es escucharte.
Qué difícil se me hace entregarme.
Si supieras lo difícil que es imitarte.

A pesar de todo,
siempre estás.
De todas mis caídas
siempre me levantás.
Entre tus brazos
yo sé que estoy.

Te agradezco por ser mi estrella,
que guías mi camino.
Aunque a veces me pierda,
siempre estás conmigo.

Tú eres mi Madre,
la que me cuida.
Quisiera saber ver
con tus ojos.
Quisiera saber amar
con tu amor.
Algún día sabré imitarte,
sabré dar sin recibir,
ser tu apóstol
por amor a Dios.
Y así, entregarme a Dios.



524 - Siempre me amaste
Puedo construir
un muro imponente alrededor.
O ignorar tu voz
que pronuncia mi Señor.

Pero aunque me olvide de ti,
Tú no te olvidas de mí,
y vendrás.
Y me gritarás,
que siempre me amarás,
que siempre me has amado,
que siempre has estado 
a mi lado.
Y que jamás,
quedaré separado,
porque mi pecado
con tu sangre y tu cruz,
has pagado.

Puede hacerme creer el orgullo,
que me pertenezco y no soy tuyo.



525 - Esto que soy, eso te doy
A veces me pregunto ¨por qué yo?
y sólo me respondes
porque quiero
es un misterio grande
que nos llames
así, tal como somos a tu encuentro.

Entonces, redescubro una verdad,
mi vida, nuestra vida es un tesoro
se trata, entonces,
sólo de ofrecerte
con todo el corazón,
esto que somos.

¨Qué te daré?
¨Qué te daremos?
Si todo, todo, es un regalo.
Te ofreceré, te ofrecemos,
esto que somos,
esto que soy, eso te doy.

Esto que soy esto es lo que te doy,
eso que somos, es lo que te damos.
Tú no desprecias
nuestra vida humilde
se trata de poner
todo en tus manos.

Aquí van, mis trabajos y mi fe,
mi vida, mis temores y mis sueños
y todas las personas que me diste 
desde mi corazón, te las ofrezco.

Vi tanta gente un domingo de sol,
me conmovió el latir de tanta vida
y adiviné tu abrazo gigantesco,
que desde mi corazón les ofrecías.

Por eso, hoy, tu altar,
luce vino y pan,
son signos y homenajes de tu vida
misterio de brindarte y ofrecernos
humanidad que Cristo diviniza.



526 - Tu mirada
Una mañana me miraste,
estaba solo y me invitaste,
a seguirte en tu camino,
Había algo en Ti que me atraía,
aunque tus palabras no entendía,
y era lento de corazón.

Y con tu mirada comprendí
que algo había cambiado en mí,
y que ya no iba a poder vivir si ti.

Junto a la barca me encontraba,
cuando escuché que me llamabas,
y no me pude resistir.
Y me viste junto a la higuera,
donde prometí que fueras
quien fueras, yo te iba a seguir.



527 - Abrazada a ti
Me arrodillo a tus pies
mi adorado Rey.
Y con mis perfumes los ungiré.
Con el ardor de mi amor,
yo los rociaré,
y con mis cabellos los secaré.

Abrazada a Ti en tu cruz,
quiero por amor permanecer,
eres el amor de mi vida
hacia Ti tiende mi ser. [bis]

Eterna alianza de amor,
entre Tú y yo
un solo vivir, una sola pasión.
Y todo el amor que yo pude tener,
no se compara con tu querer.



528 - Cristo y yo
Señor, si me pasa como a Pedro.
Y soy  cobarde y me niego.
Dame también como a Pedro
decir: "Señor tu sabes que te quiero".

Señor, si me pasa como a Santiago.
Y con mi odio prometo fuego.
Dame también como a Santiago
ante tu cáliz decir que puedo.

Si estás conmigo Señor,
no temo.
Y aunque me peleen lo bastante
gritaré.
Desde mi traicionero amarte
Cristo y yo mayoría aplastante.

Señor, si me pasa como a Tomás.
Y quiero ver para creerte.
Dame también como a Tomás
querer seguirte hasta la muerte.














529 - Oh Jesús
Oh, Jesús
sé que estás vivo.
Si vos vivís,
yo también estoy vivo.



530 - Victoria
­Victoria, Tú reinarás!
­Oh Cruz Tú nos salvarás!

Sobre esta tierra oscura
derrama tu claridad
oh Cruz, fuente fecunda
de amor y libertad.

­Victoria, Tú reinarás!
­Oh Cruz Tú nos salvarás!

Tus brazos nos reúnan
en ronda de caridad
con todos los hermanos
que buscan en ti la paz.



531 - Un solo Señor
Un solo Señor, una sola fe,
un solo Bautismo,
un solo Dios y Padre.

Llamados a guardar
la unidad del Espíritu
por el vínculo de la paz,
cantamos y proclamamos.

Llamados a formar
un solo cuerpo
en un mismo Espíritu
cantamos y proclamamos.

Llamados a compartir
una misma esperanza
en Cristo,
cantamos y proclamamos.



532 - Hoy la Iglesia victoriosa
Hoy la Iglesia victoriosa, canta y goza,
Cristo surge bello y fuerte, de la muerte,
hoy es día de victoria, y de gloria,
todos juntos celebremos, y cantemos:
­Aleluia! ­Aleluia! ­Aleluia!

Sobre el tronco desechado, del pecado,
nueva savia reverdece, y florece,
por Jesús es redimida, nuestra vida,
El redime con su suerte,
nuestra muerte.
­Aleluia! ­Aleluia! ­Aleluia!

Renaciendo a nueva vida, nos convida,
a vivir ya desde el suelo, para el cielo,
es la gloria del Maestro, triunfo nuestro,
surgiremos jubilosos, y gloriosos.
­Aleluia! ­Aleluia! ­Aleluia!



533 - Recibe oh Dios el pan
Recibe, oh Dios, el pan que te ofrecemos.
Luego será el Cuerpo de Jesús.
También acepta nuestros sacrificios,
nuestra oración y nuestro corazón.

Recibe, oh Dios, el vino que ofrecemos.
Luego será la Sangre de Jesús.
También acepta nuestros sacrificios,
nuestra oración y nuestro corazón.

Recíbelos, Señor, por nuestras faltas,
por los que están aquí, junto al altar,
por los cristianos vivos y difuntos,
por todo el mundo, por su salvación.



534 - Brazos rígidos
Brazos rígidos y yertos			
Por dos garfios traspasados		
Que aquí estáis por mis pecados	
Para recibirme abiertos			
Para esperarme clavados		

Cuerpo llagado de amores
Yo Te adoro y yo Te sigo
Yo, Señor de los Señores, 
Quiero partir Tus dolores
Subiendo a la cruz contigo

Quiero en la vida seguirte		
Y por Tus caminos irte			
Alabando y bendiciéndote		
Y bendecirte sufriendo			
Y muriendo bendecirte			

Que no ame la poquedad
De cosas que van y vienen
Que adore la austeridad 
De esos sentires que tienen 
Sabores de eternidad

Que sienta una dulce herida
De ansia de amor desmedida
Que ame Tu ciencia y Tu luz
Que vaya, en fin, por la vida
Como Tú estás en la cruz

De sangre los pies cubiertos
Llagadas de amor las manos
Los ojos al mundo muertos
Y los dos brazos abiertos
Para todos mis hermanos



535 - Hazme pobre
Hazme pobre, siempre pobre				
Por favor jamás permitas				
Que me sienta tan seguro				
De mí mismo						

Y mantenme como lo que soy				
Una pobre y frágil vasija de barro			
Y hazme dócil en Tus manos				
Señor, en Tus manos					

Hazme vulnerable					
Frente a Ti y a mis hermanos				
Y mantén, mantén mis manos			
Siempre abiertas para pedir				
Y nunca tan seguras para sólo dar			

Hazme Tu pequeño 
Cántaro de barro
Muy contento de llevar
Un gran tesoro dentro de mí
Mi gran tesoro, Tú, Jesús


Porque es Tu grandeza 
Que habita en mi pobreza
Y en mi pequeñez, Señor
Brilla aún más Tu fuerza
Cuando soy débil, Eres mi firmeza

Mándame hermanos 
Que me recuerden mi flaqueza
Cantaré así Tu gloria y Tu poder
Por siempre
En mi debilidad, Sé fuerte



536 - Baja hasta lo más hondo
Baja hasta lo más hondo		
De nuestra condición			
Hasta lo más profundo			
Baja nuestro Señor			
Sos el Rey					
Hijo de Dios				
Señor Jesús				

Libera...
Ama...



537 - Sabes
Sabes que de Ti me hablaron			
Hoy Te vengo a conocer			
Con desconfianza busqué tal vez		
Algo grande llenó mi ser.			

Sabes yo no sé Tu nombre
Se dice que es Amor
No sé rezar con palabras grandes
Sólo Te digo lo que soy.

Hoy Te encontré aquí				
Hoy vuelvo a nacer				
Quiero vivir como Tú
De Tu mano, hasta el fin
Te seguiré.

Sabes cuando estoy contigo
Puedo hablarte sin temor
Siento que late mi corazón
Con más fuerzas me siento hoy.



538 - Espíritu Santo
Espíritu Santo, 				
Espíritu Santo				
Muévete, en este lugar... (BIS)	
Que haya paz...
Que haya amor...



539 - Quiero alabarte
Quiero alabarte, más y más aun,		
Quiero alabarte, más y más aun.		
Buscar Tu voluntad, Tu gracia conocer,	
Quiero alabarte.					
Quiero seguirte...
Quiero abrazarte...
Quiero amarte...



540 - Quién soy yo
No sé cómo pero tengo esperanza			  
No sé cómo pero sé que soy feliz			  
He tratado tantas veces de encontrar una razón  
Que justifique el por qué de tanto amor		   

No sé cómo pero sé que soy distinto
No sé cómo pero l me transformó 
Y no fue mi propio esfuerzo lo que me hizo ver la luz
Fue Su sangre derramada en la cruz

Otra vez ante Ti, en humilde oración			
Ni siquiera me contestes, sólo mírame Señor	
Ya no sé qué pensar, no sé cómo expresar		
El temor y el asombro que hay en mí			

Todavía no lo sé, no me has dicho aún		
Qué fue lo que viste en mí para quererme		
Y es que no encuentro la razón 				
De tanto amor derrochado					
¨Quien soy yo para que Tú me hayas amado? 
	
No sé cómo pero hay gozo en mi alma
No sé cómo pero Tú me has dado paz
Y soy libre como el sol, como la luna, como el mar
Nada puede detener Tu libertad

Ya no intento comprender esta locura
Palpitando al son del sol y de la luna
Sólo puedo darte gracias, repetírtelo otra vez:
Toma el agradecimiento de mi ser



541 - Tu Mirada
No tengo palabras que puedan formar una oración
 que me salga entera. 
Bebo tu silencio de a sorbos pequeños para llenar
 mi aljibe solitario. 
Pedirte dones no me ocupa la intención, sino sentirme
 estando bien amado. 
Sólo Vos y yo, y tu mirada, que traspasa, que me acaba
 sacudiendo el corazón. 

Como te despiertas sol de primavera, mi Jesús, cuando
 a Vos me dispongo. 
Que suave es tu aliento, tu respiración del corazón,
 rezando de tu mano. 
Y siento que en esto de la contemplación no miro yo
 tanto como me miras Vos. 

En mi soledad yo y tu mirada que traspasa, que me
acaba sacudiendo el corazón.
Pedirte dones no me ocupa la intención, sino sentirme
 estando bien amado. 
En mi soledad yo y tu mirada que traspasa, que me acaba
 sacudiendo el corazón 



542 - El pastor
En busca de hierbas más frescas y dulces corrí del rebaño, 
dejé atrás al pastor 
Ya se hizo de noche, que oscura mi alma, 
me acechan las fieras y sombras, el  terror 

El pastor me vio partir y por una sola oveja, 
l se decidió a venir 
l me alzó cuando caí y a pesar de mis heridas supe que
estando en sus  hombros soy feliz. 

Recorres mis sendas, difícil, confusa, 
que suaves tus pasos, y claro tu clamor 

Señor poderoso, riqueza infinita, me muestras 
tu gloria sufriendo por amor. 



543 - Dame más almas
Acá estoy Jesús, dispuesto a seguir 
De la mano de María el camino de amor que escribís. 
Quiero ser santo, Señor, pero no lo quiero sólo para mí, 
Quiero llevarte a dónde nadie te lleve 
Y que no sea a mí a quien vean sino a Ti. 
Por eso quiero gritar como San Francisco Javier alguna vez: 
Señor, dame más almas, Señor, dame más almas. 
Porque mi vida no tiene sentido si no es hablando de Vos 
Porque no puedo encontrar el camino si no es viviendo Tu amor.



544 - Oración a Madre Admirable
Madre Admirable, que muestras a tus hijos el camino 
del progreso interior, al mirarte, un deseo santo 
nos invade: entrar en ese mundo de amor y de gracia 
en donde vives.

¨Quién como tú, puede enseñarnos esa vida interior?
¨Quién, como tú, puede abrirnos a la vida de Jesús 
y formar en nosotros sus rasgos divinos?

­Oh Madre! Deja que te miremos.

Tú, Virgen silenciosa, ayúdanos a vivir ese silencio
capaz de recibir y mantener adentro nuestro, en medio
del barullo de todos los días, la presencia de Cristo.
Custodia, Madre, esa silenciosa serenidad y llévanos a
preservar nuestro corazón, cada minuto, como morada
de Jesús.

Tú, Virgen humilde, enséñanos, en este ambiente donde
todos quieren ser más que el otro, esa pequeñez que
excluye toda pretensión, que sabe ser dócil y que
quiere servir y desaparecer. Tu humildad subió hasta
Dios y conquistó su Corazón; que la nuestra lo
incline hacia nosotros.

Tú, Virgen fiel, respondiste siempre al menor deseo
de Dios, sin que hubiera una sombra de vacilación,
entre el llamado de la gracia y tu respuesta. Danos
el imitarte en esa prontitud del amor y ese entusiasmo
lleno de fe que tuviste para cumplir con Su palabra.
Que jamás nos detengan las dificultades; sino que,
con esa alegría que centuplica el don, respondamos a
cualquier cosa que nos reclame Dios, con tu misma
frase:"Yo soy la servidora del Señor".

Madre Admirable, ruega por nosotros y, después de
este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito
de tu vientre. Amén.



545 - La torre
Yo vivía buscando alegrías y 
soñando quería escapar.
El mundo no me gustaba y
yo prefería fugar.

Pero un día me caí de mi torre
y con el golpe aprendí a mirar.
Me di cuenta que mi misión era otra
aprender para poder enseñar

Sí, hay que reir, hay que jugar,
hay que soñar, pero hay algo más
que es aprender para enseñar 
con el ejemplo a la humanidad 
qué es el amor, qué es la humildad
quién es Jesús y cuál es su verdad.






546 - Ven y sígueme
Ven y sígueme, 
y mar adentro echa ya tus redes.
Ven y yo te haré 
pescador de hombres.

En tu palabra echaré mis redes 
dejo mi barca y donde quieras iré. 
Tú me llamaste Señor por mi nombre 
y solo a ti Señor, te seguiré.


547 - El Espíritu Santo nos hace vivir
Para ser un buen testigo y la esperanza sembrar
busca otros corazones, lleva fuerza y voluntad.
Mas la única receta que al mundo renovará
es el Espíritu Santo, que todo renovará. 

Que un nacimiento hoy ocurra en ti,
nazca la esperanza, puedas ser feliz.
Que sea contagioso y puedas decir
que el Espíritu Santo nos hace vivir.

Pídele Sabiduría para poder comprender
por dónde pasa la vida, qué es lo que debemos ver.
Hacia el rostro de los hombres ella te hará descender 
a buscar en sus miradas los ojos dulces de l.

Que un nacimiento...

Pídele humildemente que te llene de Piedad
para que sea de rodillas donde encuentres la Verdad.
Pídele Entendimiento y Consejo para dar,
se te aclararán las cosas y podrás iluminar.

Que un nacimiento...

Pídele ese Temor santo que te incline siempre a Dios,
que haga nuevo tu canto, sea fuerte adoración.
Pídele la Fortaleza que no te deje caer,
y aunque digan lo contrario, con Jesús vas a vencer.

Que un nacimiento...

Pídele esa Ciencia nueva, ésa que te hará saber
dónde es que está lo bueno, dónde es que está el hacer.
No la ciencia de los hombres, que busca éxito y poder,
sino la de los sencillos, la que puede darte l.

Que un nacimiento...

Pero pide sobre todo que sea una realidad
la unidad de los hermanos formando comunidad.
Que no sea una añoranza, que la concretemos ya,
y que venga la Esperanza que el Espíritu nos da.



548 - Ven y danos Vida
Nos juntamos en tu Nombre,
mendigamos de ese Pan que Vos nos das.
Es tu Cuerpo el que se entrega
y que une a tu Iglesia a comulgar.

Es tu presencia
la que nos va a salvar.
Por eso juntos pedimos,
ven y danos Vida, la alegría
de tu Amor.
Es que sos, Jesús Dios vivo,
el Pan de Vida que se nos dio.

Anunciamos tu venida,
proclamamos tu Palabra de Verdad.
Queremos saciar el hambre
que tienen todos los hombres de amar.

Jesús, Hijo del Padre,
que podamos permanecer siempre en Vos.
Que seamos luz del mundo
y que nuestra vida sea un canto a Dios.



549 - Gracias
Señor, vengo hasta Ti para decirte gracias.
Gracias por una y mil ocasiones de servirte.
Gracias, Señor, te doy, por la Mujer que a Ti se entregó,
la cual me enseñó con su vida a ser mejor.

Gracias, Señor, te doy por todo aquél que de Ti me habló,
con su ejemplo, su ayuda, con su alegría o con su palabra.

Señor, gracias te doy por la fe que me diste.
Señor, gracias te doy por los padres que me escogiste.
Gracias, Señor, te doy, porque entre mil me elegiste a mí
para que por doquier yo te lleve a Ti.
Gracias, Señor, te doy por mis hermanos, por mis amigos.
Bendícelos, Señor, para que también gocen contigo.



550 - Puer et Pater
Soy un niño aún, 
apenas yo te veo.
Ni siquiera puedo pensar
en decir si quiero.

Me tomas de la mano,
me guías en mi llanto,
levantas Tú mi frente,
me enseñas a mirar...

Que al final del camino 
hay un Padre con su Hijo 
y la Madre desde el Cielo 
cuida ya del mundo entero,
y que mis obras no son nada
si no son del corazón...
Del Amor de un Padre a un hijo,
del Amor que me da Dios.

Me meto al camino,
tus huellas yo he de seguir.
Y donde has metido mano
ahí he de construir,
y cantaré al mundo entero 
lo que aprendí de Ti... 




551 - Cántaro de Barro
Amasar con cariño mi tierra,
aceptando el fracaso parcial,
entregar a la historia mi barro,
hecho cántaro, pleno y total.

Lo que siento tapera en mi vida
para Dios es etapa tal vez,
provisorio proyecto de barro,
que cacharro algún día ha de ser.

Cha que es duro creer en la historia
y aceptar los proyectos de Dios,
esperar en silencio su fuego,
el que l para mí destinó.

En sus manos mi greda se afina, 
se hace pasta capaz de moldear,
va creciendo despacio por dentro,
va dejando proyectos detrás.

Desde el fuego final de la muerte,
hecho cántaro regresaré,
en vasija, silencio y servicio
para el Pueblo que habrá de nacer.



552 - Al corazón benigno
Al corazón benigno de María
ven sin tardar, oh pobre pecador.
En tu bondad aquel que se confía,
perdón y paz alcanza del Señor.

­Santa María, Madre de Dios, 
en este día ruega por nos!

Tu corazón, espejo de pureza
no lo empañó la culpa original.
Dios te colmó de gracia y de belleza
para salvar la triste humanidad.

Tu corazón es arca de la alianza
donde habitó el Verbo Redentor.
Todo el que a Ti acude con confianza
encontrará la gracia del Señor.





553 - Pastores de la montaña
Pastores de la montaña,
oíd el célico fervor,
que en los aires acompaña
de la brisa el murmurar.

Gloria in excelsis Deo.

Llena toda la campaña,
cántico angelical.
Resonando en la montaña
este eco celestial.

Noche buena, noche hermosa,
de clemencia y de perdón.
Gloria canta el Firmamento,
y la tierra canta amor.

Todos a cenar rendidos,
prestémosle adoración,
y con corazón contrito,
pidámosle bendición.





554 - Ha nacido el Rey del Cielo
Ha nacido el Rey del Cielo,
ha nacido nuestro Dios.
Elevemos nuestros cantos
a Jesús el Salvador.

Aleluia, cante el Cielo.
Aleluia, cante el suelo.
Gloria a Cristo, nuestro Rey.
Gloria al niño de Belén.
En la Tierra, paz y amor.
Y en el Cielo, gloria a Dios.

Con los ángeles del Cielo,
celebremos Navidad.
Con sus voces anunciemos,
gloria a Dios y al hombre de paz.

El Señor de los señores,
el Ungido celestial,
a salvar los pecadores,
vino al seno Virginal.

Es la noche prometida,
es la noche del perdón.
Hoy el Cielo se concilia,
con el mundo pecador.



555 - Entonen tiernos cánticos
Entonen tiernos cánticos
la tierra, el cielo, el mar.
Los cantos que celebren
la santa Navidad.

Cantando están los ángeles
la Gloria del Señor,
y anuncian a los hombres:
Nació el Salvador.

La estrella se detiene
mirando al Niño Dios;
los ojos del niñito
alumbran más que el sol.

Ya llegan los pastores
trayendo su canción:
uniendo nuestras voces
cantemos al Señor.




556 - Custodio de Jesús
Custodio de Jesús
en su divina infancia,
protege la niñez,
la vida de la Gracia.
Cantemos a José,
guardián de nuestra fe,
el mismo Redentor 
por padre lo eligió.

Modelo en hogar 
de amor sincero y casto;
que reine el puro amor
en el hogar cristiano.

Humilde San José,
paciente en la pobreza,
aumenta nuestro amor 
y fe en la providencia.

Obrero del taller 
y obrero de las almas,
ayuda en su labor
al hombre que trabaja.

Protege, San José,
la Iglesia a ti confiada;
defiéndela del mal,
condúcela a la Patria.



557 - Mar Adentro
Es hora de de partir 
mar adentro 
y no voy a esperar.
El vendrá 
para ir mar adentro 
y lo voy a esperar.

El ya está junto a mí
y sus ojos
derraman ternura.
El espera mi sí
y yo no 
quiero hacerlo esperar.

Quiero sentir tu amor
y volver a nacer
quiero decirte:
­Ven, mi barca es tuya!
Es tan inmenso el mar
pero yo voy con vos.
No temo navegar
si está mi Dios.

Quiero ser como vos
y ser pan
que se deja comer.
Quiero que los demás
vean en mí
tu sonrisa, Señor

Quiero ser manantial
que da vida
donde quiera que vaya.
Quiero llevar tu luz
a ese mundo
que no habla de Dios.


558 - Madre Admirable
Madre Admirable.
lirio entre espinas.
Madre Admirable,
consuelo de aflijidos.
Madre Admirable,
modelo de virtudes.
Ruega oh ruega,
ruega por mí.

Mi lengua te invoca,
mi alma te implora.
Atiende mis ruegos,
oh Virgen sin par.

Yo quiero ser tuya/o,
yo quiero ser fiel.
Sostén mi flaqueza.
Piedad, piedad.
[bis]





559 - A buen tiempo
Aquí siempre es "a buen tiempo" 
cuando es hora de comer 
porque así nos enseñaron 
y lo tenemos por ley. 
Donde comen dos, seguro 
que pueden sentarse tres, 
y con más razón si es Dios 
el que te invita a comer.

­A buen tiempo, hermanos, 
pasen a comer, 
nuestro Dios invita 
cenemos con él! (bis)

El que tome de este Vino 
y el que coma de este Pan 
ha de seguir el camino 
del que nos vino a salvar. 
Por eso vale la pena 
juntarnos para cenar 
en honor de nuestro Dios 
y en favor de los demás.



560 - Al señor del cielo
Al Señor del cielo vamos a ofrecer. 
Al Señor del cielo vamos a ofrecer.  
toda nuestra vida y todo nuestro ser.
toda nuestra vida y todo nuestro ser

Este pan sencillo signo de amistad.
Este pan sencillo signo de amistad.
En el pan de vida se convertir. 
En el pan de vida se convertir. 

Vino le traemos al Señor también.
Vino le traemos al Señor también.
Y su misma sangre vamos a beber.
Y su misma sangre vamos a beber.

Cristo nos enseña que hay que perdonar.
Cristo nos enseña que hay que perdonar.
Para que esta ofrenda sea de verdad.
Para que esta ofrenda sea de verdad.

Compartamos siempre lo que Dios nos da.
Compartamos siempre lo que Dios nos da.
Y que a los más pobres no les falte el pan.
Y que  a los más pobres no les falte el pan.



561 - Alegrate María
Alégrate, María, ­Aleluya!
la Pascua está cumplida, ­Aleluya!

Oye, Madre, nuestra voz,
por nosotros ruega a Dios.
Salve, salve, salve María.

Resucitó tu Hijo, ­Aleluya!
según El lo predijo, ­Aleluya!

Sufriste con tu Hijo, ­Aleluya!
hoy gozas de su triunfo, ­Aleluya!








562 - Alégrense, no tengan miedo
No tengan miedo, 
no tengan miedo,
Jesús murió,
pero está vivo, 
pero está vivo, 
resucitó.
Vayan y cuenten, 
vayan y cuenten,
celébrenlo
murió la muerte, 
murió la muerte,
triunfó el amor.

Alégrense, dice el Señor,
yo estaba muerto y aquí estoy,
alégrense, y de corazón 
demos gracias a Dios.

No tengan miedo, 
no tengan miedo,
si ustedes son
por bautizados, 
por bautizados,
hijos de Dios.
Vayan y cuenten, 
vayan y cuenten, 
celébrenlo
que Jesucristo, 
que Jesucristo
es Hombre y Dios.



563 - Aleluya Dios es nuestro Padre
Aleluya, aleluya, aleluya (bis)
Dios es nuestro Padre, 
Jesús nuestro hermano
su Espíritu nos une 
para el servicio de todos.

(Navidad)
Cristo ha nacido, 
la tierra se abre, el cielo desciende 
Dios para siempre ya es hombre.

(Epifanía)
Dios llama a los hombres, 
convoca a los pueblos,
señala el camino 
con el fulgor de su estrella.

(Pascua)
­Ha resucitado, Jesús el Señor!
con l surgiremos para la vida eterna.

(Ascensión)
Vayan por el mundo, anuncien mi Reino,
serán mis testigos 
hasta el final de los tiempos.

(Pentecostés)
Dios da a los hombres su Espíritu Santo
congrega en su Iglesia 
a las naciones del mundo.

(Asunción de María)
Hoy triunfa María al lado de Cristo,
y anuncia a la tierra la esperanza del cielo.

(Corpus Christi)
Quien come este pan y bebe este vino,
anunciará mi muerte 
hasta que Yo vuelva al mundo.

(Todos los Santos)
Reinan junto a Cristo sus santos y amigos
irradia sobre el mundo el esplendor de su gloria.

(Virgen María)
Tú llena de gracia, bendita entre todas,
alégrate, María, porque el Señor te eligió.



564 - Amor es servicio
Unidos todos cantamos
y alabemos al Señor,
porque l ha puesto en los hombres
la semilla del amor.

Amor es servicio,
Amor es perdón,
Amor es justicia
y es liberación.
Un nuevo hogar va a formarse,
dos seres hoy se unirán,
para realizar la vida
para encarnar la verdad.

Símbolo nuevo de Cristo,
que por servir se entregó
y que, en su muerte, ha pagado
precio por nuestro perdón.

Estos hermanos queridos
juntos para siempre están
y mostrarán con sus vidas
a toda la humanidad:
que amor es servicio.



565 - Aquí estoy Señor
Señor Jesús, quémanos con tu fuego, 
queremos dar tu luz a los demás, 
viviendo así alegres tu evangelio 
sin que el dolor nos haga claudicar. 

Aquí estoy Señor, dispuesto a todo 
para cumplir tu voluntad, 
imprime en mi el sello de tu fuego 
y mándame a dar tu paz. 

Señor Jesús, bríndanos mansedumbre 
y un corazón templado y fraternal; 
que pueda así servir a los que sufren 
y caminar por siempre en la verdad. 

Señor Jesús, unidos en tu Iglesia, 
confianza y paz hallemos en la Fe; 
su bendición nos dé la Virgen bella 
y vuelva hoy a ser Pentecostés. 
 


566 - Arriba los corazones
Arriba los corazones
cerca está la salvación
el tiempo ya ha madurado
es la hora del Señor
hoy el mundo te reclama
ven, Señor Jesús.
Que venga tu Reino,
tu Reino de amor.

Sin Ti los hombres perecen
por el hambre y la opresión;
sin Ti los pueblos se hunden,
en la guerra y la ambición.
Hoy los pueblos te reclaman:
ven, Señor Jesús.
Que venga tu Reino,
tu Reino de amor.

Tú eres nuestra esperanza,
eres vida y verdad.
Libertador de los pobres,
mensajero de la paz.
Hoy los hombres te reclaman:
ven, Señor Jesús.
Que venga tu Reino,
tu Reino de amor.
 


567 - Arriba nuestros ramos
Arriba nuestros ramos 
cantando al Señor
Arriba nuestros ramos 
cantando al Señor
Bendito el que viene
en el nombre del Señor
Jesús nuestra esperanza
Jesús liberador.

Era un domingo
allá en Jerusalén
cuando en un burrito
Jesús entra a padecer
Todo el pueblo humilde
lo salió a recibir
y con entusiasmo 
comenzaron a decir.

Pero el mejor canto
que Jesús quiso escuchar
fue el canto puro
de los niños del lugar
Ellos saludaban
a Jesús liberador
Cristo el esperado
de los pobres del Señor.

Hoy también nosotros
te queremos recibir
y por tu camino
serte fieles hasta el fin
Cristo nos conduces
hacia el reino de la luz
marcas nuestra huella
con la sangre de la cruz.

Llegan ya los días
de la Pascua del señor
Cristo con su muerte
nos da vida y salvación
Juntos revivamos
el misterio de la cruz
y compartiremos
el triunfo de Jesús.



568 - Baguala de la conversión
Una voz grita en el llano
abran camino al Señor
que rellenen las quebradas
y rebajen los cerros.

La flor se marchita
se seca el cardón
convertite, hermano,
que llega el Señor.

Enderecen las picadas,
los valles allánenlos,
porque ya llega la gloria,
ya está viniendo el Señor.

Subí, mensajero, al cerro,
gritá con toda tu voz:
salgan con gozo a su encuentro, está llegando el Señor.



569 - Bienaventurados
Bienaventurado corazón de pobre, 
bienaventurado la tierra es para ti. 
Bienaventurado tú que sufres en el mundo, 
bienaventurado el Reino viene a ti.

Bienaventurado corazón paciente, 
bienaventurado pues te llaman manso. 
Bienaventurado tú que tienes hambre, 
bienaventurado que serás saciado.

Jesús es la Buena Noticia, 
feliz quien camina tras l.

Bienaventurado buscador de justicia,
bienaventurado por crear la paz.
Bienaventurado corazón que es limpio, 
bienaventurado que a tu Dios verás.

Bienaventurado hombre perseguido,
bienaventurado si luchas por amor. 
Bienaventurado si hoy día te calumnian, 
bienaventurado por causa del Señor.



570 - Canción a Nuestra Señora del Rosario
Si este mundo nuestro
carece de unión 
es porque ha olvidado 
hacer oración.

Virgen del Rosario 
Madre del Señor
Virgen del Rosario 
Guíanos a Dios

En tu amor dijiste:
oren con fervor
Familia que reza 
vive en santa unión
  
Siempre nos brindaste
tu creciente amor
Madre de esperanza 
Perdonándonos



571 - Canción a San Cayetano
Vengo a tu altar, San Cayetano
llego hasta con vos con devoción
traigo en mi alma una plegaria
traigo en mis labios tu canción.

quiero confiarte mis problemas
quiero pedirte protección
vengo buscando tu consejo
vengo a llevar tu bendición

Nuestro San Cayetano, 
modelo de hombre, varón de Dios 
fuiste el sacerdote, 
el fiel ministro del Salvador
que en nuestra casa reine la paz,
que no nos falte trabajo y pan!
y que sepamos vivir con Dios
en la justicia y en el amor.

Fuiste el padre de los pobres
fuiste amigo en el dolor
con tu palabra y con tu ejemplo
guiaste al pueblo hacia Dios
nos enseñaste a ser hermanos
nos enseñaste a perdonar
nos enseñaste a confiar siempre
en nuestro Padre celestial.

Llevas en brazos al Dios Niño
muestras al pueblo al salvador
gritas tu nombre ante nosotros
solo en Jesús hay salvación
junto con vos hoy nos sentimos
hijos del Padre celestial
hijos de nuestra santa iglesia
fieles cristianos de verdad.



572 - Canción del testigo
Por ti, mi Dios, 
cantando voy 
la alegría de ser 
tu testigo, Señor.

Es fuego tu Palabra que mi boca quemó, 
mis labios ya son llamas y cenizas mi voz. 
Da miedo proclamarla, pero Tú me dices: 
No temas, contigo estoy.

Tu Palabra es una carga que mi espalda dobló,
es brasa tu mensaje que mi lengua secó.
Déjate quemar, si quieres alumbrar, 
no temas, contigo estoy.

Me mandas que cante con toda mi voz,
no sé cómo cantar tu mensaje de amor;
los hombres me preguntan cuál es mi misión,
les digo: tu testigo soy.



573 - Cansado estoy del camino
Cansado estoy del camino, 
vuelvo a tu casa, Señor.  
Sin ti no tiene sentido.
Padre del cielo, pequé contra ti.

A ti dirijo mis pasos,
vuelvo a tu casa, Señor.
Quiero sentirme en tus brazos. 
Padre del cielo, pequé contra ti.

Mira Señor mi desdicha,
vuelvo a tu casa, Señor.
Dame tu paz y alegría.
Padre del cielo, pequé contra ti.

Quiero sentir tu presencia,
vuelvo a tu casa, Señor.
Quiero sentarme a tu mesa.
Padre de cielo, pequé contra ti.



574 - Cante la iglesia
Cante la Iglesia, cante todo el cielo
Cante la tierra jubilosos salmos
hoy Jesucristo, nuestro Rey eterno,
triunfa en sus santos.

Ellos marcharon por la dura tierra
puestos sus ojos fijos en el cielo; 
ellos señalan para nuestros pasos, 
limpio sendero.

Todo lo dieron por amor de Cristo; 
fieles soldados fueron en la vida; 
ya coronados, con amor fraterno, 
hoy nos invitan.

Firmes sigamos su segura senda; 
Cristo nos llama a su eterna dicha.
l nos espera, en su amor vivamos 
toda la vida.




575 - Canto de Aspersión
Oh, Señor de la Historia, te pedimos perdón.
Porque fuimos injustos, te pedimos perdón.
Por amar el dinero, te pedimos perdón.
Por causar divisiones, te pedimos perdón.

Agua del bautismo, agua de Dios,
fuerza del Espíritu del Señor:
purifica a la Iglesia con el perdón,
purifica a la Iglesia con el perdón,

Oh, Señor de la Vida, te pedimos perdón;
por no ser solidarios, te pedimos perdón.
Por no verte en los pobres, te pedimos perdón,
por haber traicionado, te pedimos perdón.

Cristo, nuestra esperanza, te pedimos perdón;
Para ser más hermanos, te pedimos perdón
y vivir tu Evangelio, te pedimos perdón;
que tu Gracia nos lave, te pedimos perdón.



576 - Canto del hijo pródigo
Por los largos caminos
hoy vuelvo a la casa
cargado de sombras
la muerte en el alma.

Señor tu ternura
me da nueva vida
si borras mis culpas
si tu las olvidas.

Tu amor he olvidado
por sendas lejanas
dejé en cada piedra
jirones de gracia.

No ocultes tu rostro
que es luz que ilumina
será así mi canto
del alma sonrisa.   



577 - Comemos del mismo pan
Comemos del mismo Pan 
bebemos del mismo Vino,  
bebemos del mismo vino
somos el Cuerpo de Cristo 
para la gloria del Padre. 
para la gloria del Padre. 

Y así será, en vos Señor, 
el cielo y la tierra nueva en comunión. (bis)

Señor, Vos has trabajado 
con tus manos paternales (bis)
el barro de nuestra carne 
formándonos a tu imagen. (bis)

Señor, Vos nos diste vida, 
tu misma vida divina, (bis)
haciéndonos hijos tuyos 
y entre nosotros hermanos. (bis)

Nacimos de tu costado 
en el agua y en la sangre (bis)
haciéndonos hombres nuevos, 
herederos de tu Reino. (bis)

Del nuevo Adán que dormía 
en el sueño de la cruz, (bis)
formaste tu Santa Iglesia 
Cuerpo y Sangre de Jesús. (bis)

Tu Sangre nos ha lavado 
de todos nuestros pecados, (bis)
vistiéndonos con tu luz 
para la Pascua eterna. (bis)

Si en tu mesa compartimos 
las riquezas celestiales, (bis)
nuestros bienes temporales 
queremos hoy compartir. (bis)



578 - Como brotes de olivo
Como brotes de olivo
en torno a tu mesa, Señor,
así son los hijos de la Iglesia.

El que ama al Señor será feliz:
Feliz el que sigue su ruta.

Del trabajo de tus manos comerás;
a ti la alegría, el gozo.

Y tu esposa en el medio de tu hogar
Será como viña fecunda.

Como brotes de un olivo, reunirás
los hijos en torno a tu mesa.

A los hijos de tus hijos los verás,
la gloria al Señor por los siglos.

El señor bendecirá al hombre fiel
con esta abundancia de bienes.



579 - Como en Emaús
Nos acercamos con alegría
A recibirte Señor Jesús
Con tu presencia nos iluminas
Como lo hiciste en Emaús.

Necesitados de tu consuelo 
vamos en busca del mismo pan 
que nos dejaste como alimento 
en nuestro diario peregrinar

Tomen y coman, este es mi cuerpo 
Tomen y beban, mi sangre es
que por ustedes hoy yo me entrego ,
y con ustedes me quedaré (bis)

­Qué gran misterio, la Eucaristía! 
Principio y fuente de la unidad 
que nos enseña a gustar la vida 
y a compartirla con los demás.

Gracias, Señor, por el pan del cielo 
que recibimos de tu bondad 
la iglesia vive en tu mismo cuerpo 
al celebrar este Memorial.

Dale, Señor,  a tu pueblo Santo 
tu compañía y tu bendición 
que en las tristezas y en el cansancio 
se fortalece la Comunión.

Que seamos uno y el mundo crea 
al ver creyentes de corazón 
que sin medida su vida entregan 
como aprendimos de vos, Señor.



580 - Como María
Señor, queremos amar
como lo hizo María,
guardando Tu Palabra
que en ella era vida.
Un "sí" que pierde todo
para hacer tu voluntad.

Si quieres ser el amor,
si quieres ser Jesús,
como María, como María,
conserva su Palabra,
medítala en tu corazón. (bis)








581 - Como vos María
Quiero decir que sí
como vos María, 
como vos un día
como vos María
Quiero decir que sí...
Quiero decir que sí...
Quiero decir que sí...

Yo voy a serle fiel...

Quiero seguirlo a El...

Quiero abrazar su cruz...



582 - Con amor
Con amor y con fe
voy a hacer mi comunión;
Cristo en mí, yo en l,
­qué feliz me sentiré!

­Qué contentos nos sentimos
porque l tanto nos amó,
que nos da por amor
su persona en comunión!

­Qué unidos nos sentimos
al comer el mismo Pan,
que l nos da para ser
instrumento de su paz!

­Qué valientes nos sentimos
con la Sangre del Señor,
que l nos da para ser
mensajeros de su amor!



583 - Cristo está aquí
Cristo está aquí, Cristo está aquí
él vive en mí, él vive en mí
yo vivo en él, yo vivo en él 
y soy feliz así.
Cristo está aquí, Cristo está aquí
él vive en mí, él vive en mí
yo vivo en él, yo vivo en él 
y soy feliz.

Nos acercamos con alegría
a recibirte, Señor Jesús,
tu Cuerpo y Sangre nos dan la vida
nos dan la fuerza, nos dan tu Luz.

Al despedirte nos entregaste
la Nueva Alianza de tu Amistad
Señor lo hiciste para quedarte
con tus amigos hasta el final.

Que no nos falte tu amor sincero
vivamos todos en comunión,
que no se apague todo ese fuego
que está muy dentro del corazón.





584 - Cristo obrero
Un hombre trabaja
con manos maestras
la dura madera
de la humanidad,
construyendo hombres
que se le parezcan
para que sean dignos
de la eternidad.

Es Cristo el obrero
hijo de José,
aquel carpintero
que fue en Nazareth.
Es Cristo el obrero,
que en Belén nació,
Hijo de María,
el hijo de Dios.

Hombres que en silencio
también son obreros
sencillos labriegos
del reino de Dios,
que empuñan la pala,
los libros, la vida,
sembrando la tierna
semilla de amor.

Hombres que en silencio
construyen con Cristo
el mundo distinto
que quiere el Señor,
contra la justicia,
contra la miseria,
contra la violencia,
contra el desamor.



585 - Cristo te necesita
Cristo te necesita para amar, para amar,
Cristo te necesita para amar. (bis)

No te importen las razas ni el color de la piel
ama a todos como hermanos y haz el bien. (bis)

Al que sufre y al triste dale amor, dale amor,
al humilde y al pobre dale amor.

Al que vive a tu lado dale amor, dale amor, 
al que viene de lejos dale amor.

Al amigo de siempre dale amor, dale amor
al que piensa distinto dale amor.






586 - Cuántas gracias te debemos
Cuántas gracias te debemos
por tu mesa de amistad,
sacrificio y banquete
sacramento de unidad,
porque juntos compartimos
el festín de eternidad.

­Gracias te damos, Señor Jesús!

Hoy bebimos en tus fuentes
con gran gozo espiritual,
escuchamos tu Palabra,
tu Evangelio que da paz,
recibimos hoy tu Cuerpo
verdadero vivo pan.

El ejemplo de María
que vivió en fidelidad,
nos enseña y nos inspira
con su gracia maternal
a comer el Pan de vida
y a cumplir tu voluntad.

Así ya reconfortados
volveremos al hogar,
viviremos siempre libres
en justicia y caridad
para ser los instrumentos
de tu amor y de tu paz.



587 - Danos siempre de este pan
Danos siempre de este pan
que nos une en comunión
pan de vida y esperanza
verdadero pan de Dios
pan de vida y esperanza
verdadero pan de Dios

Somos todos invitados
a la Mesa del Señor
donde El mismo se ha entregado 
para darse en comunión.
Comeremos de su carne
que nos une en amistad
beberemos de su sangre
con sabor de eternidad.

Como granos de la espiga
que se ha hecho un solo pan
estrechemos nuestras vidas
y busquemos la unidad.
Todos nuestros sentimientos
sean sólo para Dios,
que seamos instrumentos
en las manos del Señor.

Este pan que compartimos
y este Cáliz de amistad
son también un anticipo
del Banquete celestial
mientras tanto como iglesia
caminamos hacia Dios
esperando la venida
que Jesús nos prometió.

El Señor nos ha elegido
y en la cruz nos redimió
con los brazos extendidos
por nosotros se entregó
Ojalá que en este vida
no perdamos la ilusión
de entregarnos sin medida
como Dios nos enseñó.



588 - Danos un corazón
Danos un corazón grande para amar,
Danos un corazón, fuerte para luchar.

Hombres nuevos creadores de la historia
constructores de nueva humanidad;
Hombres nuevos que viven la existencia
como riesgo de un largo caminar.

Hombres nuevos luchando en esperanzas,
caminantes sedientos de verdad;
Hombres nuevos sin frenos ni cadenas,
Hombres nuevos que exigen libertad.







589 - Dios va en nuestro caminar
Cuando el pobre nada tiene y aún reparte,
cuando un hombre pasa sed y agua nos da,
cuando el débil a su hermano fortalece.
Va Dios mismo en nuestro mismo caminar.(bis)

Cuando sufre un hombre y logra la esperanza,
cuando espera y no se cansa de esperar,
cuando amamos, aunque el odio nos rodee:
Va Dios mismo en nuestro mismo caminar.(bis)

Cuando crece la alegría y nos inunda,
cuando dicen nuestros labios la verdad,
cuando amamos el sentir de los sencillos:
Va Dios mismo en nuestro mismo caminar.(bis)

Cuando abunda el bien y todos los comparten,
cuando el hombre donde hay guerra pone paz,
cuando "hermano" le decimos al extraño:
Va Dios mismo en nuestro mismo caminar.(bis)



590 - El Día del Señor
Llegamos a la casa de nuestro Padre Dios (bis)
en su Hijo nos abraza el Espíritu de amor (bis)

Al Dios de la Palabra venimos a escuchar. (bis)
Sabemos que l nos ama y nos dice la verdad. (bis)

Ya todo está dispuesto, la misa comenzó.
Cristianos celebremos el día del señor.
Cristianos celebremos el día del señor.

Jesús, el pan de vida, es fuente de unidad. (bis)
Su Cuerpo nos invita a ser comunidad. (bis)

La Sangre de la Alianza renueva el corazón (bis)
y es signo de la Pascua que celebramos hoy. (bis) 




591 - El espíritu nos lanza sobre el mundo
El Espíritu nos lanza sobre el mundo
como semillas de una nueva vida
como palomas que llevan un mensaje
como instrumentos de liberación.

Somos testigos de Cristo
mensajeros del Reino del Señor 
heraldos de su obra salvadora 
anunciamos la liberación.

Somos la iglesia de Cristo
el cuerpo del cual el es cabeza  
las manos que cumplen sus designios
y realizan su liberación.

Somos el Pueblo de Cristo
nacidos con El en el 
bautismo el pueblo elegido 
para ser la  semilla de la liberación.



592 - El espíritu y los sacramentos
Ven, Espíritu Santo,
y reúne a tu Iglesia
para que nuestra vida
se convierta en ofrenda.

(Bautismo)
Tú fecundas el agua
que nos da nueva vida
y nos hace cristianos
cuando nos purifica.

(Confirmación)
Tú nos unges por dentro
cuando el óleo sagrado
al marcar nuestra frente
nos confirma cristianos.

(Eucaristía)
Tú consagras la ofrenda
hecha de pan y vino
para que así sean
Cuerpo y Sangre de Cristo.



593 - El llamado
Cuando era pequeño Jesús me llamó
y, por el bautismo, su amistad me dio.
Hoy que soy más grande me vuelve a llamar
para regalarme toda su bondad.

Yo quiero decirte 
Aquí estoy, Señor,
porque me llamaste 
y escuché tu voz.

Quiero darte gracias, querido Jesús, 
y amar este mundo como lo amas Tú; 
y tu voz amiga me hará comprender
toda la alegría que me da la fe.



594 - El pueblo de dios
El Pueblo de Dios lento caminaba y, 
por el desierto, su Dios lo guiaba.
El Pueblo de Dios era rico de nada, 
tenía esperanza y así caminaba.

Hoy somos tu pueblo, Señor, 
y estamos en marcha.
Solamente tu gracia 
nos basta y alcanza.

El Pueblo de Dios también vacilaba, 
a veces costaba creer en su amor.
El Pueblo de Dios llorando rezaba, 
pedía perdón y recomenzaba.

El Pueblo de Dios a lo lejos miraba, 
la tierra querida que su amor preparó.
El Pueblo de Dios sonreía y cantaba y, 
en sus trabajos, su amor proclamaba.

El Pueblo de Dios también tuvo hambre 
y Tú le mandaste el Pan de la Vida.
El Pueblo de Dios cantó dando gracias, 
probó tu amor, tu amor que no pasa.



595 - El Señor nos da su amor
El Señor nos da su amor
como nadie nos lo dio
El conduce nuestros pasos
con su fuerza y con su luz
al partir juntos el pan
El nos llena de su amor
es el pan de la amistad 
el pan de Dios.

Es mi cuerpo vengan a comer,
es mi sangre vengan a beber
porque soy la vida yo soy el amor
a tu amor eterno llévanos señor!

El Señor nos da su amor
como nadie nos lo dio
fue un humilde carpintero
para los de Nazareth
con sus manos trabajó
como todos los demás
conoció los sufrimientos 
y el dolor.

El Señor nos da su amor
como nadie nos lo dio
Y su amor era tan grande
que en la Cruz llegó a morir
pero más pudo el amor
que la muerte y el dolor
de la tumba resucita vencedor.

El Señor nos da su amor
como nadie nos lo dio.
El reúne  a sus amigos
en la mesa del altar
al comer del mismo pan
El nos une en amistad
nada puede separarnos de 
su amor.



596 - En el portal de Belén (II)
En el portal de Belén
hay estrella, sol y luna
la Virgen y San José y el 
Niño que está en la cuna.

Bailad pastorcitos,
bailad en Belén
que dios ha nacido
para nuestro bien

En el portal de Belén
hay un arca chiquitita
donde se viste el Señor
para salir de visita.

En el portal de Belén
hay un espejo cuadrado
donde se mira el Señor
con la Virgen a su lado.

En el portal de Belén
hay un clavel encarnado
que por redimir al mundo 
se ha vuelto lirio morado



597 - En la mesa del Señor
Llegamos a tu mesa 
amado Señor, 
trayendo en nuestros labios
un canto de amor.
Para que nos alumbren
tu gracia y tu bondad
y así podamos siempre
tu amor reflejar.

El pan que es tu cuerpo
nos confortará.
El vino que es tu sangre
valor nos dará 
para enfrentar la vida
con fe y con amor
confiando plenamente 
en tu gracia Señor.

Bendito seas Señor 
por todo el bien que nos das!
Bendito porque quieres estar hoy aquí 
brindándonos tu vida en vino y pan!

El pan que compartimos
es trigo de Dios, 
es fruto de la tierra
en trabajo y dolor
en nuestros corazones
semillas se hará
para una nueva siembra
de paz y amistad.

La copa que tomamos 
es vino de Dios
la sangre derramada
por Cristo en la cruz
se hará en nuestras venas
latido de amor
para entregar la vida
en unión con Jesús.









598 - Enlacemos las manos
Vamos a tu altar
en busca del amor,
convertido en pan
por la gracia de Dios.
Que este recibir 
el Cuerpo del Señor,
nos haga vivir
en santa comunión.

Enlacemos las manos
unidos en amor,
ese amor que acrecienta
la gloria del Señor.
Que este fuego divino
nos queme el corazón
y germine en sus brazas
capullos de amor.
Vamos a tu altar
en busca del amor
el Señor nos manda
vivir en santa unión.

Junto a los hermanos
que Cristo hoy nos da
vayamos buscando
vivir en la unidad.
Que esta vida nueva
nos traiga claridad
para hallar la senda
del Padre celestial.



599 - Es este el corazón
Es este el corazón de donde brota 
la gracia de los siete sacramentos, 
es este el manantial en que bebemos 
el agua que nos salva de la muerte

­Infunde Señor en nuestras almas 
el fuego divino de tu amor!

El Padre reveló su santo rostro 
al darnos en su hijo Jesucristo 
la prueba de su amor que nos invita 
a entrar en la alegría de su reino.

Fue abierto por la lanza del soldado 
la tarde de su muerte en el calvario 
y allí se derramó en sangre y agua,
testigo el discípulo que amaba.

Unamos nuestra voz en alabanza 
al padre por su Hijo Jesucristo 
la Iglesia con su Espíritu le canta 
la gloria por los siglos de los siglos.



600 - Espíritu Santo ven
Espíritu Santo ven, ven,
Espíritu Santo ven, ven
Espíritu Santo ven, ven,
en el Nombre del Señor.

Acompáñame, 
ilumíname toma mi vida, 
acompáñame, 
ilumíname Espíritu Santo ven.

Santifícame y transfórmame, 
Tú cada día santifícame y 
transfórmame 
Espíritu Santo ven.



601 - Esta es el agua
Esta es el agua pura
que el Creador nos dio
Esta es el agua nueva
que de la cruz brotó

Del agua y del Espíritu
la vida comenzó
por el agua del bautismo
la nueva creación

El agua de nuestros ríos
vida y salud nos da
y las aguas del bautismo
vida eterna dan.

Por el paso del Mar Rojo
Dios a Israel libró
en el agua del bautismo
vida eterna dan.

Jesús recibió el Espíritu
en el río Jordán
nuestro pueblo en el bautismo
nace a la libertad.

Del pecho abierto de Cristo
sangre y agua brotó
es el agua del bautismo
que da la salvación.



602 - Esta noche es nochebuena
Esta noche es Nochebuena
noche de felicidad 
esta noche es Nochebuena 
y mañana es Navidad.

La Nochebuena se viene
la Nochebuena se va 
la alegría de esta noche 
nadie nos la quitar 

Esta noche es Nochebuena
noche de poco dormir
que ya el sol está naciendo
y a las doce ha de salir.



603 - Estamos de fiesta
­Buen día familia! ­Buen día Señor!
Estamos de Fiesta en la Casa de Dios.
Vinimos con ganas de participar,
lo hacemos cantando y en comunidad.

Estamos de fiesta,  
Cristo nos salvó
murió por nosotros y resucitó.
que lindo es sentirnos 
familia de Dios!

La Buena Noticia nos recordará
que Dios está vivo y nos vino a salvar.
Seremos testigos, si con humildad
prestamos oídos al Dios de la paz.

En torno a su Mesa, Jesús nos dará
el Pan de la Vida y de nuestra Amistad.
Domingo a domingo la Misa será
como un adelanto de la eternidad.



604 - Este pan que compartimos
Este pan que compartimos
es el Cuerpo del Señor,
Cristo mismo nos convida
y se da en Comunión,
en memoria de su muerte
y de su resurrección.

­Qué dichosos nos llegamos
a la cena del Señor!
Con un canto agradecemos
su divina invitación.

Este cáliz que bebemos
es la Sangre del Señor,
derramada por el mundo
como prenda del perdón;
ella borra nuestras culpas
y nos da la Salvación.

Esta mesa que rodeamos
es la Cena del Señor,
anticipo del banquete
que en el cielo dará Dios
para aquellos que esperaron
su Venida de amor.



605 - Felices los que anuncian
Benditos son los pies de los que llegan
para anunciar la paz que el mundo espera
Apóstoles de Dios que Cristo envía
voceros de su voz, grito de vida.

Felices los que anuncian con su vida
la venida del Reino del Señor!

De pie en la encrucijada del camino
del hombre peregrino y de los pueblos
es el fuego de Dios el que los lleva
como Cristos vivientes a su encuentro.

Dichosos los que oyendo la llamada
de la fe y del amor en sus vidas
creen que la vida les es dada
para darla en amor y con fe viva.

Dichosos del amor dispensadores
Dichosos de los tristes el consuelo
Dichosos de los hombres servidores
Dichosos pregoneros de los cielos



606 - Feliz pascua
Acudamos con traje inocencia 
al glorioso banquete del cordero 
celebremos a Cristo rey de vida

Feliz pascua cantemos con el pueblo 
celebrando el banquete del Señor 
Feliz pascua digamos con la Iglesia 
al brindar con el vino de su amor.

Nacimiento triunfal de la mañana 
floración jubilosa de esperanza 
en la carne de Dios resucitado

Feliz Pascua comienzo del gran Día 
en que todos los hombres beban juntos 
de la sangre divina que los une.



607 - Fiesta del Señor
Fiesta, fiesta, fiesta del Señor
Fiesta, fiesta, fiesta del Señor

Dios nos ha invitado
para compartir (bis)
su alegría inmensa 
y su amor sin fin
La Palabra eterna
vamos a escuchar(bis)
nos irá enseñando
toda la verdad.

En el pan del cielo
vamos a encontrar (bis) 
esa vida nueva
que Jesús nos da

Gracias muchas gracias 
a papá y mamá (bis)
por haber venido hoy a celebrar



608 - Gloria a Dios en el cielo
Gloria a Dios en el cielo
y en la tierra paz 
a los hombres que ama El Señor

Gloria al Padre Creador, 
que con gran amor, 
nos ha hecho dueños 
de la Creación

Gloria a Jesucristo Rey, 
nuestro buen pastor, 
que para salvarnos 
en la cruz murió

Gloria al Espíritu, 
que con su calor, 
nos hace testigos 
del amor de Dios



609 - Gloria
­Gloria a Dios en el cielo
y en la tierra paz a los hombres!

Te alabamos, te bendecimos,
te damos gracias, Señor.

Te adoramos, te glorificamos,
por tu inmensa gloria, Señor.

Gloria al Padre, gloria al Hijo,
gloria al Espíritu Santo.

­Gloria a Dios en el cielo
y en la tierra paz a los hombres!
­Amén, amén!






610 - Gloria al Señor ha llegado la Pascua
­Gloria al Señor ha llegado la Pascua!
Paso de Dios la Fiesta universal
Cristo Jesús es nuestra Pascua eterna 
que se inmoló por nuestra libertad.

­Gracias Señor por esta noche santa
que hiciste para mostrar tu amor!

­Gloria al Señor ha llegado la Pascua!
Pascua Feliz, la Fiesta de la Luz
despierta tú que duermes en la sombra
te alumbrará la gloria de Jesús.

­Gloria al Señor ha llegado la pascua
Paso de Dios la noche bautismal
por su poder del seno de las aguas
nacimos hoy al Reino celestial

­Gloria al Señor ha llegado la Pascua!
Pascua feliz eterna novedad
dejando ya la antigua injusticia
vistámonos de amor y de verdad.

­Gloria al Señor ha llegado la Pascua!
Paso de Dios banquete celestial
Cristo Jesús la víctima inmolada
se ofrece aquí por nuestra libertad.

­Gloria al Señor ha llegado la Pascua!
Pascua feliz, la fiesta fraternal
la humanidad está hoy invitada
a compartir la mesa del altar.



611 - Grande misterio
Grande misterio de amor,
misterio de Dios,
el que a los dos los unió
y ya no son dos.

Un solo canto entonarán,
la misma senda pisarán
y el mismo pan los unirá
en comunión de hogar.

Como una Alianza de luz
que viene de Dios,
serán los dos, de los dos,
misterio de amor.

Con alegría y dolor
los dos rezarán
una plegaria de amor
y fidelidad.



612 - Haces nuevas todas las cosas
Hoy, que haces nuevas todas las cosas
Que haces nuevas todas las cosas,
que haces nuevas todas las cosas. (bis)

Es vida que brota en la vida
Es fruto que crece en amor
es vida que vence a la muerte
es vida que trae el Señor (bis)
Dejaste el sepulcro vacío,
la muerte no te derrotó,
la piedra que te detenía,
el día tercero cayó. (bis)

Me ofreces una nueva vida
renuevo en ti mi amor
me das una nueva esperanza
ya todo lo viejo pasó (bis)



613 - Ha nacido el Rey del cielo
­Ha nacido el Rey del cielo!
­ha nacido el Rey del cielo!
elevemos nuestros cantos a
Jesús el Salvador.

­Aleluya cante el cielo!
­Aleluya cante el suelo!
­Gloria a Cristo nuestro rey!
­Gloria al niño de Belén!
en la tierra paz y amor
y en los cielos gloria a Dios

Con los ángeles del cielo
celebremos Navidad:
con sus voces anunciemos:
Gloria a Dios y al hombre paz

El Señor de los señores
el Ungido celestial
a salvar los pecadores
vino al seno virginal.

Es la noche prometida
es la noche del perdón
hoy el cielo se concilia
con el mundo pecador



614 - Hermanos en el amor
Venimos hoy a buscar
el pan que da nueva vida
que sana las heridas
que nuestras miserias dan
para poder caminar
con el corazón contento
y este claro sentimiento
de amor  hacia los demás.

Abramos el corazón,
brindemos amor profundo
que los hombres de este mundo
son todos hijos de Dios
porque quien no brinda hoy
a otro hermano su techo,
con Cristo no lo habrá hecho
claramente lo anunció.

Alcemos la voz por esta hermandad, 
brindemos amor, vivamos en paz,
que se ha de agrandar la gloria de Dios
siendo hermanos en el amor.

Donde haya pena y dolor
sembremos flor de esperanza
porque su gracia nos manda
sublime rayo de sol.

Aquel que abrigue rencor
que perdone a sus hermanos
para que Dios con su mano
le mande su bendición.

Este mundo pecador
valora sólo la ciencia
peor tal vez su conciencia
tiene hambre de Dios.

Por eso es que esta canción
nos invita a la aventura:
rompamos las ataduras
glorificando al Señor!



615 - Himno a la cruz
Que nuestras voces proclamen:
Gloria eterna a Jesús,
que nos salvó de la muerte
por su victoria en la cruz

Tu santa cruz adoramos Señor
y proclamamos tu resurrección
toda la tierra se alegra
en tu redención!

En una cruz fue inmolado
desde una cruz l triunfó
este es el  árbol de vida
que nuestro Padre plantó.

Cumplido el tiempo previsto
Dios a su hijo  envió
l asumió nuestra carne
y de la Virgen nació

El se entregó libremente
para sufrir su pasión
como un cordero inocente
sobre su cruz se inmoló.

De su costado abierto
agua y sangre brotó
que borran nuestros pecados
y lavan la creación

Signo de Alianza eterna
arca de la Salvación
sólo tu cruz fuiste digna
de sostener al Señor.

Gloria al Padre eterno
gloria a Jesús, el Señor
gloria al Espíritu Santo
eternamente. Amén.



616 - Iglesia Comunión
Sean uno, sean uno
para que el mundo crea.
Sean uno, sean uno 
para que el mundo crea.

Queremos ser esa Iglesia
Que Cristo soñó al fundar
representación y espejo 
de la eterna Trinidad.
Queremos ser por lo tanto 
una Iglesia Comunión 
Como Cristo nos pedía
La noche de su pasión.

Queremos ser esa Iglesia
Dónde todos por igual
los bautizados gozamos
de la misma dignidad.
Queremos ser por lo tanto 
Cuerpo de Cristo Pastor
Como Jesús nos pedía 
la noche de su pasión



617 - Ilumina
Mi plegaria de padre 
es por ver a mis hijos felices.
Mi plegaria de madre 
es por ver a mis hijos en paz. 
Que ellos sepan hallar sus caminos, 
amen y sean amados, vivan iluminados.

Nuestro ruego es plegaria de hijos 
que siempre agradecen. 
Es plegaria de hijos 
que quieren sus padres en paz. 
Puedan ser como dos luceros, 
amen y sean amados, sean recompensados.

Ilumina, ilumina, 
a los padres, Señor, y a sus hijos. 
Ilumina, ilumina, cada paso de cada familia.

Mi plegaria Señor es también 
por mis otros parientes.
Mi plegaria Señor es por quien 
lleva un poco de mí.
Que ellos sepan hallar sus caminos, 
amen y sean amados, vivan iluminados.



618 - Jesucristo es el pan de la vida
Jesucristo es el Pan de vida
que conforta al hombre en su historia. 
Proclamemos al mundo sin miedo
quien comparte, reparte y le sobra. 
Proclamemos al mundo sin miedo
quien comparte, reparte y le sobra.

La montaña se colma de gente
cinco mil a Jesús lo seguían
El reparte los panes y peces
que un muchacho gustoso ofrecía
Le dio gracias al Padre del cielo
y después que ya todos comieron
les pidió que recojan las sobras
doce cestos repletos trajeron.

Sólo el Padre da el pan verdadero 
que da vida y sentido a este mundo
Pan de Dios que se torna fecundo
es el pan de que desciende del cielo
danos siempre este pan-le dijeron
Yo soy el pan que ha bajado del cielo
a colmar al hambriento que crea
y saciar apara siempre su anhelo.

Esta Cena que es Mesa de Vida
puede ser también de condena
cuando unos padecen el hambre
y otros solos aparte se llenan
No desprecien hermanos queridos
no dividan así la asamblea
quien comulga con este pecado
es al mismo Jesús que desprecia



619 - Jesucristo me dejo inquieto
Jesucristo me dejó inquieto
porque su mensaje me llegó,
nunca más podré mirar al mundo
sin sentir en mí lo que Jesús sintió.

Yo vivía muy tranquilo y descansado
y pensaba solamente para mí,
muchas veces proclamaba extasiado
que con lo que yo tenía era feliz.
Pero un día el Señor pasó
y mi vida por completo transformó.

Y mi vida que creía realizada
fue semilla que no hacía producir.
Me encontré así en una encrucijada
me di cuenta que ya no podía seguir.
Más después que el Señor pasó
mi ilusión y conformismo se acabó.

Y ahora voy andando por la vida
y descubro que me esperan al final.
No me canso ni me quejo en la subida
porque entiendo que yo debo caminar.
El que tiene fe en su corazón
va tan lejos cuanto llegue su amor.

Es el amor nos acompaña al caminar
con su ternura a nuestro lado siempre va
si los peligros nos acechan sin cesar
Nuestro Amigo Jesús nos salvará.



620 - Jesús eucaristía
Jesucristo, Señor de la Historia,
que estuviste, que estás y estarás...
sos Presencia, Esperanza y Memoria,
sos el Dios de la Vida hecho Pan...

Sos el mismo Jesús que estuviste
junto al Lago de Genesaret,
y ante el hambre del pueblo exigiste:
­Denle ustedes, por Dios, de comer!

­Quédate con nosotros, Jesús,
que da miedo tanta oscuridad...!
no es posible, morirse de hambre
en la patria bendita del pan...!

­Quédate con nosotros, Señor,
que hace falta un nuevo Emaús!
­la propuesta será: compartir
como vos, y en tu nombre, Jesús!

Primitivo ritual de pastores
que fue luego banquete pascual,
homenaje de nuestros mayores
al Dios vivo de su Libertad...

Cena santa, signo y profecía;
memorial de Jesús Servidor;
Nueva Alianza de la Eucaristía
que es Misterio de Fe y Comunión.

Sacrificio de la propia vida
que se ofrece y se da a los demás;
Cuerpo y Sangre, comida y bebida,
Que hace y nutre la Comunidad.

Sos la Fiesta de cada semana
que resume y celebra el Amor,
el amor que perdona y hermana
y es sincera Reconciliación.

Jesucristo, Señor de la Historia,
que pusiste en el Vino y el Pan
tu Presencia real, tu Victoria
sobre el Tiempo, la Muerte y el Mal.

Que tu Madre, la Virgen Morena,
siga estando junto a Nuestra Cruz,
y nos muestre que vale la pena
entregarse por el Bien Común.

Somos hijos del Dios Padre y Madre
que es ternura y ayuda eficaz:
­desde la Compasión y el Coraje,
reinventemos Nuestra Caridad!

Somos Rostro de un Dios Trinitario
que aparece cuando hay Comunión,
cuando somos todos solidarios,
cuando el pobre es sujeto y señor.
(al estribillo)




621 - Jesús naciente
Devorando distancias de noche y día 
cabalgando un burrito José y María
el ángel le había dicho en aquel día 
por madre del Mesías fuiste elegida.
Ella lleva en su vientre el fruto santo 
el futuro maestro de los milagros.

Una tarde de tantas en el camino ella 
siente seguro que llega el niño y 
apurando el burrito buscan abrigo.

La noche los sorprende sin un amparo 
tan sólo la tibieza de un pobre establo 
humildemente nace el Rey de los reyes 
aquel que en el futuro nos redimiese.
Mientras tanto a distancia y con certeza 
cabalgan los tres Reyes tras una estrella.

Incienso y mirra traen desde el oriente
oro y joyas preciosas que humildemente
ofrecen al niñito Jesús naciente.



622 - José Carpintero
José carpintero, modelo de obrero, 
modelo de amor,
de amor a maría, de amor al señor,
bendecí a tu pueblo y llevalo hacia Dios.

Viviste del fecundo trabajo de tus manos
obrero silencioso, humilde y buen José
en tu jardín florece y crece con cuidado
Jesús de Nazareth.

Creíste en el silencio sublime de María
misterio de Dios hombre, que ella iba a dar a luz
como lo dijo el ángel: "Tú mismo le pondrás
el nombre de Jesús".

Tu corazón de padre proteja nuestra iglesia
y traiga a las familias el don de la unidad.
Que todos los que viven de su trabajo 
obtengan la justicia y el pan.



623 - Jóvenes de Jesucristo
Jesucristo es el camino,
Jesucristo es la verdad
esperanza de los hombres
pan de vida y unidad

Hoy los jóvenes venimos, 
juntos para proclamar 
que Jesús presente y vivo
acompaña nuestro andar.
Hoy los jóvenes venimos,
para juntos asumir
la misión que es compromiso 
de anunciar y de servir.

Hoy los jóvenes queremos
por la fuerza del amor
construir un mundo nuevo
donde todo sea mejor,
hoy los jóvenes unidos
en la iglesia de Jesús
caminamos peregrinos
bajo el signo de la cruz.

Hoy los jóvenes pedimos 
a Jesús el Salvador
que bendiga nuestra patria
y que escuche su clamor
Hoy los jóvenes vivimos 
al cuidado maternal
de María nuestra Madre
que hacia Dios nos llevará.



624 - Junto a ti
Junto a ti al caer la tarde
y cansados de nuestra labor
te ofrecemos con todos los hombres 
el trabajo, el descanso, el amor.

Con la noche las sombras nos cercan, 
y regresa la alondra a su hogar 
nuestro hogar son tus manos Oh Padre 
y tu amor nuestro nido será.

Cuando al fin nos recoja tu mano 
para hacernos gozar de tu paz, 
reunidos en torno a la mesa 
nos darás la perfecta hermandad.



625 - Junto al Señor
Junto al Señor nos reunimos
para expresar nuestra fe
y recibir en el alma
la alegría inmensa de estar junto a El. (bis)

La misa va a comenzar
y su Palabra vendrá,
esa Palabra que salva
y que trae al hombre el perdón y la paz. (bis)

Por eso siento alegría
junto a mis hermanos me siento feliz
y en Vos, Señor, encontramos
la fe y el amor que nos hace vivir.(bis)

Nos sentarás a tu mesa
para brindarnos, Señor,
tu Cuerpo y Sangre vivientes
en el pan y vino de la comunión.(bis)

Y al estrecharnos la mano
para desearnos la paz,
Vos nos irás hermanando
en tu fuego vivo de amor y unidad. (bis)



626 - La gran noticia
Esta es la gran noticia
que Jesús resucitó,
que no hay muerte
solo hay vida,
vida plena nos da Dios.

Por la Pascua Dios nos llama 
a  vivir en plenitud
el camino está marcado
es el paso de Jesús
por la muerte a la vida
de la sombra a su luz

Alegría en el cielo
y en la tierra gozo y paz
porque Cristo ha vencido
para siempre todo mal
con su gracia caminamos
a la fiesta celestial.



627 - La mesa está puesta
El andar del hombre triste y oscuro
sólo la promesa pudo alumbrar,
el tiempo maduro engendró la paz
irrumpió el mundo con el sol nuevo de Navidad.

La mesa está puesta, es la Navidad
y todos los hombres tienen su lugar
brindemos hermanos
por este anuncio de libertad.

Dios brinda a los hombres su amor profundo
el misterio vivo de Redención,
Cristo viene al mundo, es la Salvación,
la Palabra eterna que se hace Hombre 
por nuestro amor.

Cristo nos invita a una nueva vida,
a luchar nos llama su Encarnación,
contra la injusticia, contra la opresión,
luchar porque todos puedan entrar
al Reino de Dios.

Este es el banquete de nuestras vida.
Dios se da a los hombres de igual a igual,
con amor fraterno partamos el pan
bebamos la sangre que nos engendra 
a la libertad.



628 - La virgen María nos reúne
La Virgen María nos reúne
en nombre del Señor,
del Señor Jesús, 
Dios nuestro señor

Venimos a buscar
el pan de la Palabra
Palabra del señor
que reconforta el alma

Venimos a comer
el pan sacramentado
el Cuerpo del Señor
Jesús resucitado

Venimos a llevar
el pan de la alegría
mensaje que nos dio
el hijo de María.



629 - Lucerito del Señor
Un ángel vino del cielo
para decirle a María
que el mismo Dios la elegía
por Madre del Redentor.

Alegrate Virgen María
lucerito del Señor,
dichosa vos que creíste 
en la promesa de Dios.

Aquí está la servidora
del Señor y su palabra
el Espíritu me ampara
hágase su voluntad.

Y el Hijo haciéndose hombre
vino a vivir a esta casa
se hizo de nuestra raza
sufriendo nuestro dolor.



630 - Madre de los pobres
Madre de los pobres
los humildes y los sencillos,
de los tristes y de los niños
que confían siempre en Dios.

Tú la más pobre porque nada ambicionaste,
Tú perseguida vas huyendo de Belén.
Tú que en un pesebre ofreciste al Rey del cielo,
toda tu riqueza fue tenerlo sólo a l.

Tú que en sus manos sin temor te abandonaste,
Tú que aceptaste ser la esclava del Señor,
vas entonando un poema de alegría
canta alma mía porque Dios me engrandeció.

Tú que has vivido el dolor y la pobreza,
Tú que has sufrido la noche larga sin hogar,
Tú que eres Madre de los pobres y olvidados,
eres el consuelo del que reza en su llorar.



631 - Madre de nuestro pueblo
Fuiste una chica humilde, creyente y pura
fuiste la que esperaba al Salvador
fuiste el surco abierto, 
fuiste el sí a Dios 
cuándo el amor divino te fecundó.

Santa María, Madre de Dios
junto a tu Hijo reúnenos;
Madre y Patrona de nuestro pueblo
Virgen María bendícenos
Virgen María bendícenos.

Fuiste la que llevaste con tu visita 
esa feliz noticia del Salvador.
Fuiste la que anunciaste la nueva creación
cuando a tu voz, la vida se estremeció.

Fuiste el canto nuevo del mundo nuevo
a toda voz gritaste: ­Dios es amor!
levanta a los humildes, derriba al poderoso, 
El salva a los que esperan liberación.

Fuiste a Belén madura del fruto Santo 
y por ser de los pobres nadie te abrió,
fuiste la que alumbraste nuestra noche y dolor
cuando la luz del mundo de Ti nació.

Fuiste a ofrecer al Niño en el Templo Santo, 
Dios te confió el destino del Salvador:
Luz para las naciones, signo de división, 
y el filo de una espada en tu corazón.

Fuiste la que comiste el pan del destierro, 
la que buscaste al Niño en Jerusalén.
Fuiste la que guardaste todo en tu corazón;
fuiste la que creíste sin comprender.

Fuiste la dulce esposa del carpintero 
fuiste trabajadora, mujer de hogar, 
Madre y educadora, ejemplo de piedad, 
la amiga, la vecina más servicial.

Fuiste la que estuviste junto a los novios, 
tú la que les brindaste gracia y amor,
tú la que adelantaste la "hora del Señor" 
cuando el agua en vino Jesús cambió.

Fuiste la que subiste hasta el calvario 
la que, de pie, estuviste junto a Jesús.
Tú, la que aceptando nueva fecundidad, 
te hiciste Madre nuestra al pie de la cruz.

Fuiste la que estuviste con los Apóstoles 
esperando al Espíritu en oración, 
fuiste la que animaste la evangelización 
cuando la Iglesia al mundo se propagó.



632 - María Itatí
Te Coronaron con las estrellas, 
tuya es la luna, Madre del sol. 
de ojitos negros y tez morena, 
correntinita, Madre de Dios. 

Azul el manto como tu río, 
blanca mantilla de ñandutí. 
Reina y Señora por cuatro siglos, 
sos pura y limpia, María Itatí.

Carita de nogal, manitos de timbó, 
che sy de los avá, del viejo yaguarón. 
vos sos tierra sin mal, y estás llena de Dios; 
mira nuestra orfandad, cura nuestro dolor. 
mostranos a Jesús, danos tu bendición.

Como los indios en otros tiempos, 
necesitamos saber que estás, 
curando el alma de nuestro pueblo, 
que se desangra en su identidad.

En tu silencio y entre tus manos, 
caben las penas del poriahú. 
Vivimos todos crucificados, 
quedate cerca de nuestra cruz.



633 - Murga de los santitos
Todos podemos ser santos
y llegar hasta el Señor
todos podemos ser santos
el secreto es el amor.

Esta murga candombera,
no es una murga cualquiera
es la murga de los santos
que vinieron a esta tierra

Siempre estamos muy contentos
en América Latina
porque vamos 
de la mano de María.

Enganchate de la mano
del trencito candombero 
que comienza acá en la tierra
y termina allá en el cielo.

Dios nos llama cada día
a vivir en su amistad
es un padre que nos guía
con ternura y bondad

En las cosas chiquititas
que vivís todos los días
vos también podés ser santo
regalando tu alegría
	


634 - Nuestro Dios
Nuestro Dios hizo el cielo y la tierra, 
nuestro Dios hizo el agua y el sol, 
nuestro Dios inventó la semilla,
y mantiene tu respiración.

Nuestro Dios hizo al hombre a su imagen, 
y varón y mujer los creó, 
y les puso la vida en sus manos 
dándoles su poder creador.

Y ese Dios ¥amandú, Dios Yahvé 
es el Dios de Jesús el Señor, 
Y ese Dios será hoy como ayer, 
Padre Dios, nuestro Consolador.

Para l, Padre Dios, para l,
cante y baile nuestro corazón
Para l, Padre Dios, para l,
cante y baile el pueblo de Dios.

Nuestro Dios inventó el arco iris 
y su vuelo le dio el picaflor
nuestro Dios hizo la primavera
su obra cumbre es la resurrección.

Nuestro Dios es ternura y paciencia, 
nuestro Dios tiene un gran corazón, 
es el Dios defensor de los pobres
providencia, justicia y perdón.



635 - Oración de la mañana
La alegría renace en los campos
Al sentir que los baña tu luz.
Cada ser recupera su sombra,
Cada hombre retoma su cruz.

Padre nuestro, 
en tus manos ponemos
la alegría y las penas
de este día.

Sobre buenos y malos derramas
La mirada radiante del sol
Porque quieres que todos acepten
Tu paciencia de Padre y tu amor.

Te pedimos que hoy acompañes
Al hermano que busca su pan
Y regales al hombre que lucha
La alegría de estar en su paz.



636 - Perdónanos Señor
Perdónanos Señor 
y muéstranos tu amor (2 veces)

Porque a veces no escuchamos
lo que piensan los demás
Porque a veces nos peleamos
y nos cuesta perdonar.

Porque desobedecemos
y hasta nos portamos mal
despreciando los consejos
que nos dan papá y mamá.

Porque somos egoístas
no sabemos compartir
porque a veces la mentira
no nos deja ser feliz.



637 - Perdona una vez más
Dios, Padre de los hombres,
Te faltamos, ten piedad,
Olvida nuestro olvido,
Te rogamos, ten piedad.
reconocerte hermano, 
no quisimos, ten piedad.

Por todo lo que hicimos
de daño a los demás
Y por lo que no hicimos
de bien y de verdad; 
por tantas injusticias
y por tanta maldad
escucha nuestro ruego:
­perdona una vez más!









638 - Plegaria a Cristo
Señor sácanos de las tinieblas
que tu luz ilumine nuestro andar
que tu ejemplo nos inunde la conciencia 
con el bien, El perdón la caridad.

Que cantemos Señor, entre nosotros 
un poema de amor y de igualdad, 
que los muros y cadenas ya no existan 
que tu pan comamos en la paz

Que tu sangre que lavó nuestros pecados 
no se pierda inútilmente porque sí
que tu excelso sacrificio no sea en vano
y que el mundo no se aleje más de ti. (bis)



639 - Plegaria de niños 1
a) Llenos están el cielo 
y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo.

b) Bendito el que viene 
en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.

c) Santo, Santo, Santo es el Señor,
Dios del universo.
Hosanna en el cielo.

d) Cristo murió por nosotros.
Cristo ha resucitado.
Cristo vendrá de nuevo.
Te esperamos, Señor Jesús.



640 - Plegaria de niños 2 (Catena)
a) Gloria a ti Señor porque nos amas. (4 Veces)

b) Santo, santo, santo, santo es el Señor
Dios del universo, santo es el Señor.
Bendito el que viene en nombre del Señor
Hosanna en el cielo, hosanna en el cielo.

c) Bendito el que viene en nombre del Señor
Hosanna en el cielo, hosanna en el cielo.

d) Señor Jesús, entregado por nosotros (2 veces)

e) Te alabamos, te bendecimos, te damos gracias Señor

f) Que todos seamos una familia para gloria tuya. 
(3 veces)

g) Por él Con él y en él
a Ti, Dios padre omnipotente
en la unidad del Espíritu Santo
todo honor y toda gloria
por los siglos de los siglos.



641 - Plegaria de niños 3 (Bevilacqua)
Señor tú eres bueno, 
te alabamos, te damos gracias



642 - Porque de mí te acordaste
Porque de mí te acordaste
cuando moriste en la cruz
y mi pecado borraste
cuando moriste en la cruz
porque en tu muerte lavaste
con sangre roja de amor
el mundo que había manchado 
con mi pecado.

Por eso yo te doy gracias
en este instante Señor
y me dispongo a ayudarte
en la obra de salvación
hoy me arrepiento de todo
lo malo que cometí
y me propongo amar tanto
como Tú a mí.



643 - Pregón pascual
Que se alegren los ángeles del cielo
y resuene con fuerza nuestra voz,
porque Cristo, el Señor, venció la muerte,
destruyó las tinieblas con su amor.
Que se alegre la tierra iluminada
por la luz que a los pueblos se les dio,
y que cante la Iglesia peregrina
la alegría de la Resurrección.

Brilla tu luz, Dios vencedor,
Cristo Jesús resucitó.

En Egipto, una noche como esta,
liberaste a tu pueblo del dolor;
esta noche se desatan las cadenas,
se libera la fuerza del amor.
Esta noche, tan radiante como el día,
nos anuncia la inocencia y al perdón,
a los tristes les devuelve la alegría,
nos impulsa a buscar liberación.



644 - Pueblo de Dios
Pueblo de Dios,
pueblo elegido y consagrado
para cantar
las maravillas del Señor.
    
Glorifiquemos a nuestro Dios
y celebremos su gran amor
aleluya, aleluya.

Es el Señor
quien nos anuncia su palabra
es el Señor
quien nos invita a la oración.

Es el Señor
quien alimenta nuestras vidas;
es el Señor
quien se nos da en comunión.



645 - Qué contentos
Qué contentos estamos 
de venir la casa de Dios 
porque aquí encontramos 
su alegría, su paz y su amor.

Porque aquí Jesús nos espera 
para unirnos a su alrededor, 
porque aquí Jesús nos enseña 
la Palabra Santa de Dios.

Porque aquí Jesús nos convida 
al banquete de la comunión, 
porque aquí Jesús nos invita 
a ofrecernos con l al Señor.

Nuestra Madre la Virgen María, 
los Santos y amigos del Señor 
desde el cielo celebran con nosotros 
esta fiesta del Pueblo de Dios.



646 - Qué dichosos
­Qué dichosos son aquellos
que mueren en el Señor,
porque el premio a sus trabajos
en el cielo les da Dios!.

El Señor te ha llamado
a premiar tu vida hoy,
hasta pronto te decimos,
no te decimos "adiós".

Con tu partida se agranda
la Familia Celestial,
hasta que en el cielo todos
nos volvamos a encontrar.

Por eso "adiós" no decimos
sino "hasta pronto" no más;
y por los que aquí vivimos
tú en el Cielo rogarás.

Entretanto que nos llega
nuestra hora de partir
vivamos de tal manera
que al cielo podamos ir.



647 - Qué triste y qué lindo
­Qué triste  debe ser llegar a viejo
con el alma y las manos sin gastar
qué triste integridad la del pellejo
que nunca se jugó por los demás!
­Qué triste debe ser tener de todo
si hay tantos que se venden por un pan
qué triste soledad de cualquier modo
la que nace de la desigualdad!

Por eso estoy aquí cantando,
por eso estoy aquí soñando
con el hombre feliz, el hombre nuevo,
el hombre que te debo, mi país. (bis)

­Qué lindo que es tender siempre la mano
y saber que es posible la amistad!
­Qué  lindo procurar para mi hermano
lo mismo que procuro yo alcanzar!
­Qué lindo que es morirse con los otros
detrás de lo inhumano de un jornal!
­Qué lindo que es perderse en el "nosotros"
y juntos desde el pueblo trabajar.



648 - Quiero ser sembrador
Un sembrador yo quiero ser
Un sembrador para el Señor
Y todas mi semillas
Lanzarlas por el mundo.
Para sembrar amor, amor 
Un sembrador yo quiero ser, 
un sembrador para el señor, 
y todas mis semillas 
yo quiero esparcirlas 
para un mundo mejor.

Yo quiero convertirme 
en alguien puro y santo, 
llevarte con mi canto 
y ser tu mensajero. 
A todo yo prefiero 
servirte con amor 
por eso yo te pido 
me hagas sembrador.

Yo quiero que mi vida 
prolongue tu presencia, 
y viva mi existencia 
uniéndome a tu causa. 
Yo quiero que mi vida 
prolongue tu misión, 
por eso hoy te pido 
que me hagas sembrador.

Yo quiero dar a todos 
la luz de tu Palabra, 
que el corazón transforme 
y las conciencias abra; 
y compartir con otros 
el gozo y la misión 
de ser en todas partes, 
Señor, tu sembrador.



649 - Rumbo a Belén
Porque fuiste pobre
te ha mirado Dios,
y en tus ojos mansos  
anidó su amor.
Entre las mujeres, 
El te prefirió,
Por eso su Hijo 
en ti se encarnó.

Preñada de historia
vas rumbo a Belén
nosotros tus hijos
nos vamos también (bis)   

Te fuiste a los cerros
camino del sur
llevando en tu seno
guardada la luz
sintiendo el saludo,
el niñito Juan
saltó de alegría 
al verte llegar.

Por ser de los pobres 
nadie te alojó 
y en una tapera
tu hijo nació.
Andando los años
Tu hijo Jesús
Te tuvo a su lado 
al pie de la cruz



650 - Santa María del amén
Madre de todos los hombres
enséñanos a decir amén.

Cuando la noche se acerca
y se oscurece la fe.

Cuando el dolor nos oprime
y la ilusión ya no brilla.

Cuando aparece la luz
y nos sentimos felices.

Cuando nos llegue la muerte
y Tú nos lleves al cielo.



651 - Santo (Gallego)
Santo, Santo, Santo es el Señor,
Dios del universo.
Santo, Santo, Santo es el Señor,
Dios del universo.

Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria,
Hosanna en el cielo, hosanna en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor
Hosanna en el cielo, hosanna en el cielo.



652 - Santo (Dikes)
Santo, santo, Santo, 
Dios y Señor nuestro,
canta tu grandeza
la hermosa Creación.
Junto con sus voces
suba nuestro canto.

Hosanna, hosanna
hosanna a nuestro dios.

Santo, Santo, Santo,
Dios y Padre nuestro,
Hoy la Iglesia canta
La obra de tu amor.
Canten con nosotros
µngeles y santos.



653 - Santo (Los Toldos)
Santo, Santo, Santo, Santo es el Señor, 
Dios del Universo, Santo es el Señor. (bis)
Hosanna en el cielo, hosanna en las alturas,
Bendito el que viene en nombre del Señor. (bis)



654 - Santo (Serra)
Santo, Santo, Santo, Santo es el Señor,
Dios del universo, Santo es el Señor,
Hosanna en el cielo, Santo es el Señor,
Bendito el que viene Jesús Salvador. (bis)



655 - Santo (Zini)
Santo, Santo, Santo dice la alborada
y es un canto de alabanza la creación.
Santo, santo, santo dice la noche estrellada
y el silencio se transforma en oración .

Santo, santo, santo Dios dice la gente
y se alivia su desgracia y su aflicción.
Santo, santo, santo, dice todo el continente
que despierta soñando liberación.

Tanto en la vida como en la muerte 
ahora y siempre Santo Señor.
Lo dicen todos, lo canta el pueblo
y es un inmenso canto de amor.



656 - Señor Jesús
Señor Jesús, mi Maestro y Amigo, 
quiero aprender la lección de tu cruz.

Quiero mirar con tus ojos la vida 
y así luchar por tu Reino, Señor.

Quiero aprender a salir de mí mismo, 
para servir a tu causa, Señor.

Quiero poner en tus pasos mis pasos 
y revivir tu Evangelio, Señor.

Quiero entregar mi persona y mis cosas 
en comunión con tu ofrenda, Señor.

Quiero seguirte en la pena y la gloria
y que mi premio seas Tú, mi Señor.



657 - Si el grano de trigo no muere
Llora el trigal en el campo
por sus tronchadas cabezas,
cuando el campesino canta
el gozo de las cosechas.

Llora la vid su racimo
cuando el trapiche lo traga,
para convertir en vino
la riqueza de su sabia.

Y las mesas de los hombres
se alegran de pan y vino
con las espigas molidas
y los granos exprimidos.

Por eso Dios está noche
pobre semilla en el surco
como el trigal y las viñas
llora su destino oscuro.

Triturada por desprecios
será alimento su carne
y exigida por la espada 
será alegría su sangre.

Y sabrá el hombre de nuevo
aunque resulte muy duro
que debe morir el grano
si pretende ser fecundo.



658 - Si vienes conmigo
Si vienes conmigo y alientas mi fe
si estás a mi lado, ¨a quién temeré? (bis)

A nada tengo miedo, a nadie he te temer,
Señor si me protegen tu amor y tu poder.
Me llevas de la mano, me ofreces todo bien;
Señor, Tú me levantas si vuelvo a caer.

­Qué largo mi camino! ­Qué hondo mi dolor!
Ni un árbol me da sombra, no escucho una canción.
¨Será que a nadie puedo mirar ni sonreír?
Señor, Tú solo quedas, Tú sólo junto a mí.

En cosas que se mueren yo puse el corazón.
Fue tierra mi tesoro, fue vana mi ilusión.
En cosas que se mueren me voy muriendo yo.
Tú sólo vives siempre, Tú sólo mi Señor.



659 - Suenen Cantos de Alegría (Pascua)
Suenen cantos de alegría, 
Este día
Hoy Jesús al cielo sube
en la nube.
Cristo lleva hacia la gloria 
su victoria
Cristo lleva hacia los cielos 
nuestro anhelo.
Aleluya, aleluya, aleluya

Ya completa desde el cielo 
nuestro suelo.
Avivemos con confianza 
la esperanza.

Reina en Dios, cual soberano 
nuestro hermano.
En la gloria donde impera 
nos espera.

Aleluya, aleluya, aleluya



660 - Te alabamos Virgen Madre
Te alabamos Virgen Madre,
pues nos diste al Redentor,
que alcanzó para los hombres
toda gracia y salvación.
Eres Tú el gran prodigio
que creó Dios por bondad,
la promesa de victoria
nuestro triunfo sobre el mal.

Nuestro pueblo peregrino,
buscador de eternidad,
halle un signo de esperanza
en tu imagen virginal.

Fuiste, Oh Madre de la Iglesia,
forjadora de la fe
de esta tierra americana
en los tiempo del nacer.
Y le diste a la Argentina
vocación de amor y paz,
sus "espadas son arados"
con que afirma la hermandad.

Tu grandeza proclamamos:
Oh modelo de virtud,
te pedimos que Argentina
muestre el rostro de Jesús.
El Señor nos dio este suelo
de belleza singular
al que Tú siempre proteges
con tu mano maternal.



661 - Te amaré Señor
Me llamaste para caminar la vida contigo.
Decidí para siempre seguirte, no volver atrás.
Me pusiste una brasa en el pecho, una flecha en el alma
es difícil ahora vivir si me olvido de Ti.

Te amaré Señor; Te amaré, Señor.
Yo solo encuentro paz y alegría
muy cerca de Ti

Yo pensé muchas veces callar y no responderte;
yo pensé en huir y esconderme, ir lejos de Ti.
Mas tu fuerza venció y al final yo quedé seducido;
Es difícil ahora vivir si me olvido de Ti

Oh Jesús, no me dejes jamás caminar solitario.
Tu conoces las fragilidades de mi corazón.
Ven y ayúdame a vivir la vida en tu presencia,
junto a mis hermanos, en paz, alegría y unión




662 - Tiempo de esperanza
Levantemos la mirada 
que hoy es tiempo de esperanza.
Jesucristo en su palabra,
vida eterna nos regala

Con el siglo que comienza 
nos visita el Redentor.
Cristo vive, Cristo reina,
Cristo el mismo ayer y hoy.
Cristo vive, Cristo reina,
Cristo el mismo ayer y hoy. 

La Palabra se hizo carne
en el mundo se quedó.
Demos gracias a Dios Padre
que en su hijo nos salvó.

Escuchemos al Maestro
que nos habla al corazón
y salgamos a su encuentro
con las obras del amor.

El trabajo de los hombres 
y la solidaridad
sean ofrendas que transformen
este mundo en un altar.



663 - Toda de Dios
Toda de Dios sos María
toda nuestra y del Señor
toda santa Inmaculada
pura y limpia concepción 
pura y limpia concepción

Desde el principio fuiste elegida
para ser madre del Salvador
fuiste formada por el Espíritu
en la justicia y en el amor.
Y Dios te hizo la mujer nueva
la prometida para vencer
la muerte misma nuestro pecado
por ese Hijo que iba a nacer.

Desde el principio, llena de gracia 
fuiste el lucero que anuncia el Sol
Hija del pueblo de la promesa
de quién saldría la Salvación
Desde el principio fuiste
pensada la más cercana 
junto a nosotros, madre del
nuevo Pueblo de Dios.



664 - Toda la tierra levante su voz
Aleluya, aleluya, aleluya

Toda la tierra levante su voz
cante la gloria del Liberador
Cristo Jesús resucitó: aleluya!

El gran destierro del hombre acabó
por fin la casa del padre se abrió 
sobre la muerte la vida triunfó: aleluya!

Ya no tengamos tristeza y dolor 
resucitó para siempre el Señor
nuestra esperanza de vida y perdón:
Aleluya!

Cantemos todos los hijos de Dios 
las maravillas que hizo el Señor
a El por siempre la gloria y honor: 
aleluya!



665 - Tu paz Navidad
Si los hombres del mundo
somos todos hermanos
si al nacer se nos dio
corazón para amarnos

Tu paz abre
un surco de luz
que nos llama a vivir
con los brazos en cruz
si Dios nos creó y nos dio
a los dos corazón 
para amarnos tú y yo.

Si tu Dios es mi Dios
por qué vivir enfrentados?
si tu cruz es mi cruz
por qué no darnos la mano?

Si el color de tu piel
es distinto del mío
sólo Dios da el color
pero todos son hijos.



666 - Tus manos Señor
Vos, Señor, viniste al mundo,
Hijo único de Dios,
y en tus manos redentoras
nos trajiste su amor.

Tus manos, Señor,
en la Santa Unción
nos den la salud y el perdón. (bis)

Con tus manos trabajaste
por el pan de tu hogar
y en tus manos florecieron
el amor y la amistad.

Con tus manos derramaste
el consuelo y el perdón
sobre todas las heridas
del pecado y del dolor.

En las llagas de tus manos,
nos mostraste tu amor,
esas llagas que nos curan
y nos dan la salvación.

Con tus manos realizaste
los milagros de tu amor,
levantaste a los enfermos,
diste vida al pecador.




667 - Vamos con alegría
Vamos con alegría, Señor, 
cantando vamos con alegría, Señor, 
los que marchamos por la vida, Señor, 
sembrando tu paz y amor

Vamos trayendo la esperanza
a un mundo cargado de ansiedad 
a un mundo que busca y que no alcanza 
caminos de amor y de amistad.

Vamos trayendo entre las manos 
esfuerzos de hermanos por la paz
deseos de un mundo más humano 
que nace del bien y la verdad.



668 - Vamos todos a recibir
Vamos todos a recibir
al Hijo de Dios resucitado.

Al hijo de Dios que nació de Santa María 
una noche de luz en la gruta de Belén.

Al Hijo de Dios que anunció la estrella en el cielo
nuestro Rey y Señor, gloria de Jerusalén.

Al hijo de Dios que encontró María Magdalena
el amor del Señor convirtió su corazón.

Al hijo de Dios que sanó a tantos enfermos 
devolviendo su paz, la alegría de su luz.

Al hijo de Dios que habló a la samaritana 
el Señor le ofreció agua viva a su sed.

Al hijo de Dios que entregó su vida por el mundo 
que borró en la cruz el pecado y el mal. 

Al hijo de Dios que surgió del seno de la tierra 
revestido de luz para siempre Rey, Señor.

Al hijo de Dios que vendrá un día en la gloria, 
cambiará por su Amor nuestra vida de dolor.



669 - Vayan y anuncien
Si en Jesucristo confiamos
no hay nada más que decir.
El Evangelio es la vida 
que todos los días nos toca vivir.
El Evangelio es la vida 
que todos los días nos toca vivir.

Vayan y anuncien de dos en dos
la buena nueva del reino de Dios
no tengan miedo, Cristo el Señor
guía los pasos del Pueblo de Dios.

Rumbo a lo definitivo
vamos sembrando el amor.
Somos vasijas de barro
que dentro llevamos tesoros de Dios.
Que Dios bendiga esta tierra
y nos conceda la paz.
Que su presencia nos guíe
por nuevos caminos de amor y unidad.

Que la Santísima Virgen
Madre del Hijo de Dios,
nos acompañe en la espera
y nos muestre el camino de la salvación



670 - Ven espíritu santo
Ven Espíritu Santo
ven a iluminar
nuestras inteligencias
y a defendernos del mal

Tú promesa del Padre
don de Cristo Jesús
ven y danos tu fuerza
para llevar nuestra cruz

Tú llamado abogado
nuestro consolador
ven y habita en nosotros
por la fe y por el amor

Haz que cada cristiano 
bajo tu inspiración
sea testigo de Cristo
con la palabra y la acción

Guiados por el Espíritu 
hacia Cristo Jesús,
caminemos con júbilo 
a la Ciudad de la luz.






671 - Ven sígueme
Ven, sígueme, deja todo y sígueme,
oye la voz y el desafío del amor.
con alegría cantará el pueblo de Dios
que vale la pena ser testigo del Señor,
que vale la pena ser testigo del Señor,

Es mucha la cosecha, mucho el grano por sembrar,
son pocos nuestros brazos y tan pobres para arar.
Pon tu mano firme en el arado,
marcha alegre y sin mirar atrás,
y ven.

El grano que se entierra fruto bueno debe dar,
no tiene miedo al surco, un buen día brotará.
Muere que la muerte engendra vida,
muere que tu trigo será pan,
Y ven.



672 - Visitación
A casa de Zacarías,
María se encaminó
camino de montaña
y en sus entrañas
el mismo Dios.
Isabel oyó el saludo
su seno se estremeció
y el Espíritu Santo
cantando en ella habló

Llena de gracia ha venido a mí
la mamacita del Salvador
dichosa sea la que creyó
en la promesa de su Señor

María llena de gozo
cantó con todo su amor
Dios puso en mí la 
mirada, su humilde
esclava de corazón
Fortaleció a los humildes
al poderoso lo echó
por la misericordia
que en nuestra historia
él derramó.



673 - Volverás
Eres el  Hijo de Dios vivo,
viniste a este mundo 
trayéndonos su amor.
Mueres en una cruz clavado,
Te matan tus hermanos 
entre ellos estoy yo.

Pero sé que un día volverás,
vendrás a compartir
tu Reino con los pobres.
Pero sé que un día volverás,
vendrás para reinar,
trayéndonos tu paz.

Sigues muriendo cada día 
en todos los hermanos 
que sufren opresión.
Vives en medio de nosotros
en cada gesto nuevo 
de amor liberador.

Porque sé que un día volverás
vendrás a compartir 
Tu reino con los pobres.
Porque sé que un día volverás
vendrás para reinar trayéndonos tu paz



674 - Ya llegó la Nochebuena
Ya llegó la Nochebuena
ya llegó la Navidad
cantaremos alabanzas 
para el niño que vendrá.

Vamos todos a esperarlo
Vamos todos a Belén
que Jesús en un pesebre
para todos va a nacer!

Llevaremos para el niño
lo mejor del corazón,
el deseo de encontrarlo
la esperanza del perdón

Recibamos la enseñanza
que este niño hoy nos da
siendo rico se hizo pobre
por amor a los demás.



675 - Yo creo en Cristo
Para que viva Jesucristo entre nosotros
y que rescate al ser humano del dolor
y que su pan no falte nunca y llegue a todos
y deje firmes los cimientos del amor.
Para alejar por siempre el hambre y la mentira,
y construir la nueva civilización,
para vivir en paz y esa alegría,
que nos da estar en comunión con el buen Dios.

Yo creo en Cristo
yo creo en Cristo
con él hacemos la historia hoy,
y es este encuentro, mi compromiso
con nuestro hermano, con nuestro Dios.

Para sembrar el evangelio y su semilla,
nos de la vida y nos renueve el corazón,
ser solidarios con quien más nos necesita, 
y el bien común reemplace así la corrupción.
Y ser libres de aquello que nos esclaviza,
para que nada mate nuestra juventud,
y que encontremos el sentido de la vida,
el que Jesús nos entregó desde la cruz.

Para que no perdamos nunca la esperanza
y el desaliento no nos quite la ilusión
para lograr la dignidad en el trabajo,
y un horizonte donde ver salir el sol.
Por todo eso, en Argentina nuestra tierra,
la juventud está de pie para luchar
para oponerse a la injusticia, a la violencia
dame la mano que con vos ya somos más.



676 - Yo creo en las promesas
Yo creo en las promesas de Dios
Yo creo en las promesas de Dios 
Yo creo en las promesas de mi Señor.

Si soy fiel en lo poco 
él me confiará más, 
si soy fiel en lo poco, 
mis pasos guiará.

Yo creo en la misericordia...
Yo creo en el amor...
	


677 - A El la Gloria
Que todos se postren ante Dios nuestro Señor.
que todas las almas lo adoren
en la Eucaristía fuente viva de amor,
Pan de vida nueva que desciende por vos.

Rey de reyes creador del hombre,
Todopoderoso en tu majestad
Santo Cristo que entregaste al mundo
Todo tu amor profundo para darnos tu vida

­Gloria, gloria!
A l la gloria, gloria.

Luz que alumbra siempre donde hay oscuridad,
Buen Pastor que a todos nos socorre.
Cordero inmolado que se ofrece en el altar
para darle vida eterna al hombre



678 - Angeles de Dios
Si sentís un murmullo muy cerca de ti,
un ángel llegando para recibir
todas tus oraciones y llevarlas al Cielo.
Así, abre el corazón y comienza a alabar,
el gozo del Cielo todo sobre el altar.
Hay un ángel llegando y bendición en sus manos.

Hay ángeles volando en este lugar,
en medio del pueblo y junto al altar,
subiendo y bajando en todas las direcciones.
No sé si la Iglesia subió o si el Cielo bajó,
sí sé que está lleno de ángeles de Dios
porque el mismo Dios está aquí.

Cuando los ángeles bajan la Iglesia se alegra,
ella canta, ella llora, ella ríe y congrega,
aleja el infierno, disipa el mal.
Siente la brisa del vuelo de tu ángel ahora,
confía hermano que ésta es tu hora,
la bendición llegó y te la vas a llevar.




679 - Canción para el manso Rey
Largo camino por detrás, 
tu hora acaba de llegar
Jerusalén está cerca.

Junto a los tuyos entrarás, 
brillan tu gloria y tu humildad. 
¨Oyes cantar la gente?

Hosanna a mi Señor, 
Gloria a mi Señor,
Bendito el Reino que viene.
Hosanna a nuestro Rey,
Gloria al manso Rey,
Que viene en nombre del Señor.

Mantos que son alfombra real, 
ramos, cortejos sin igual.
­Tú eres el esperado!
Si alguno los quiere acallar,
hasta las piedras gritarán
que Cristo ha llegado.

Es de los jóvenes la voz, 
de los sencillos el clamor,
ellos te han reconocido.
Otros planean la traición 
y cambiarán esta canción, 
­pedirán muerte a gritos!

Sabes que te rechazarán,
y lloras hoy por la ciudad.
­Si oyeran hoy tu mensaje!
Habrá un Cordero que inmolar, 
habrá una Pascua que velar 
­hasta que el canto estalle! 




680 - Gloria a Dios (I)
Gloria a Dios, Padre Creador,

Canten santos y ángeles del Cielo,
Gloria a nuestro Dios.

Y a Jesús, nuestro Salvador...

Y al Espíritu Santo del amor...




681 - Gloria a Dios (II)
Gloria a Dios, Gloria a Dios, Gloria al Padre.

A l sea la Gloria.
Aleluya, Amén.

Gloria a Dios, Gloria a Dios, Gloria al Hijo.

Gloria a Dios, Gloria a Dios, Espíritu Santo.


682 - Imágenes
No conocía a Dios, lo creía lejos.
Su ser un reflejo oscuro y vacío 
que no sabía de mí.
No conocía a Dios creía que El se daba
sólo sí pagaba sus mil exigencias
con toda precisión.
Y lo encontré, y comprendí
yo estaba ciego, como no lo vi.
Y pude entender, Dios no es así,
y fue en ese encuentro
que lo conocí

Aprendo a vivir.
Es El mi maestro
la luz que me guía, mi eterna alegría
su humilde canción.
Me atrevo a vivir.
En El me refugio.
Descansa mi alma y siento su abrazo.
Me hace tan feliz.
Y lo encontré, y comprendí
yo estaba ciego, como no lo vi.
Y pude entender, Dios no es así,
y fue en ese encuentro
que lo conocí.
Dios es amor, Dios es amor, Dios es amor.




683 - Jesús Amigo
Hoy te quiero contar Jesús amigo
que contigo soy feliz.
Si tengo tu amistad lo tengo todo,
pues estás dentro de mí.
Después de comulgar me haces como Tú
Me llenas con tu paz.
En cada pedacito de este pan,
completo estás y así te das.
Estás aquí porque conoces
que sin Ti pequeño soy.
De ahora en adelante nada nos separará.
Ya lo verás.

Te escondes en el Pan
y aunque no te puedo ver
te puedo acompañar
es mi lugar preferido.
Hoy quiero comulgar
y abrirte mi corazón
así de par en par
eres mi mejor amigo.

Dos mil años atrás a tus amigos
invitaste a cenar,
y ahí les prometiste que con ellos
por siempre vas a estar.
Y ahora cada vez  que el sacerdote
eleva el pan en el altar,
me pongo de rodillas porque sé
que en esa Hostia Tú estás.




684 - María del Rosario de San Nicolás
Ella es un sol,
un amanecer muy junto al Paraná;
una bendición presente,
que Jesús nos regaló
desde la Cruz.

Ella es así,
la simpleza, la ternura y el amor;
es la brisa que me envuelve
y está siempre junto a mí
como Madre.

María del Rosario de San Nicolás,
sé nuestra estrella siempre.
María del Rosario de San Nicolás,
llévanos hasta Jesús.

Dulce primavera,
que florece en nuestras almas como flor,
que en cada mensaje riegas
el jardín de nuestra fe
sedienta.

Reina, siempre fiel,
coronada por su hijo con estrellas,
una nube como manto
y una luna como estrado
refulgente.



685 - Oración por la Patria (Argentina)
Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos.
Nos sentimos heridos y agobiados.
Precisamos tu alivio y fortaleza.
Queremos ser nación,
una nación cuya identidad
sea la pasión por la verdad
y el compromiso por el bien común.
Danos la valentía de la libertad
de los hijos de Dios
para amar a todos sin excluir a nadie,
privilegiando a los pobres
y perdonando a los que nos ofenden,
aborreciendo el odio y construyendo la paz.
Concédenos la sabiduría del diálogo
y la alegría de la esperanza que no defrauda.
Tú nos convocas. Aquí estamos, Señor,
cercanos a María, que desde Luján nos dice:
­Argentina! ­Canta y camina!
Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos.
Amén.




686 - Sigue aún confiando
Sigue aún confiando me dice Jesús, 
no te desalientes si te falta luz.
Para que amanezca hay un tiempo que esperar,
que pase la noche y nada más.
Siempre soy el mismo, no debes dudar, 
Yo soy el que calma toda tempestad. 
Si estás afanoso no te dejes arrastrar, 
ven a Mí y descarga tu ansiedad.

Porque no miras lo que hice allá en la Cruz,
cuando hasta el cielo para Mí se oscureció.
Dije a mi Padre "Hágase tu voluntad" y amaneció.

Tienes que esforzarte y ser valiente aquí,
que Yo a tu lado estaré hasta el fin. 
Tengo que probarte solo por la adversidad, 
este es el camino a mi ciudad.




687 - Te transformaré
Miras, no entiendes nada
sientes que te traspasa
ven amigo y entrégamelo a Mí 
que te transformaré

Sientes que es muy lejano
trata de encontrarlo
ven amigo y ofrécemelo a Mí
que te transformaré

Confía en Mí, recibe de Mí
tienes que vivir la vida
transformando al mundo entero
pero deja que te transforme yo a ti

Cuentas que estás perdido
oyes tan sólo gritos
ven amigo y pelea por Mí
que te transformaré

Guardas todos contigo
vamos a compartirlo
ven amigo y dámelo a Mí
que te transformaré




688 - Unción
Hay una unción aquí,
cayendo sobre mí,
llenándome,
cambiando mi ser.

Mi espíritu y mi alma,
se están llenando,
con el Poder de tu Espíritu Santo,
mi vida nunca más,
será igual.




689 - Y si me amas sígueme
Te he encontrado en aquel lugar
triste pecador.
No temas mi buen amigo
te he venido a buscar
y te mostraré lo hermoso que es amar.
Tu alma busca donde caminar
y refugio encontrar.
Si te caes al vacío
Yo, te voy a salvar
solo toma mi mano y déjate llevar.


Déjame amarte,
déjame entrar.
Y si me amas sígueme
soy Yo Jesús tu reino de paz.
Ama tu cruz no mires atrás.
Déjame entrar en tu existir
y así tu vida transformaré.
Olvida el odio y el rencor
Y si me amas
Y si me amas sígueme.




690 - Salmo 99 (Cantad alegres II)
Cantad alegres, cantad a Dios
habitantes de toda la tierra.
Servid a Dios con alegría,
venid a El con regocijo.

     Aleluya, gloria Aleluya [4 veces]

Reconoced que Yahvé es Dios,
El nos hizo y no nosotros mismos.
Pueblo suyo, suyo somos
y ovejas de su prado.

Entrad por sus puertas
con acción de gracias
por sus atrios con alabanzas
alabadle, bendecid su nombre.

Porque el Señor, el Señor es bueno
y para siempre su misericordia
y su Verdad, su Verdad por todas
por todas las generaciones. 




691 - Vale la pena II
Señor ahora que estás aquí
quisiera hablarte de frente
contarte lo que viví
dejar llorar al silencio
tenerte cerca de mí
pues necesito tu ayuda
por eso quédate aquí.

Señor no encuentro la solución
que no me traiga problemas
me invade la indecisión
quisiera hallar las palabras
que siempre tenga razón
pues necesito tu ayuda
por eso quédate aquí.

Señor vale la pena seguir
vale la pena jugarse
vale la pena sentirse vivo.
Señor, nunca te apartes de mí
que este momento sea eterno
para que vivan aquí en mí.

Señor yo quiero un mundo mejor
quiero un mundo diferente
un mundo sin depresión
un mundo lleno de puentes
lleno de cartas de amor
pues necesito tu ayuda
por eso quédate aquí.





692 - Tantum Ergo
Tantum ergo Sacramentum
Veneremur cernui:
Et antiquum documentum
Novo cedat ritui:
Praestet fides supplementum
Sensuum defectui. 
Genitori, Genitoque
Laus et iubilatio,
Salus, honor, virtus quoque
Sit et benedictio:
Procedenti ab utroque
Compar sit laudatio.
Amen. 



693 - Oh Jesús
Oh, Jesús
sé que estás vivo.
Si vos vivís,
yo también estoy vivo.



694 - Cristo Jesús
Cristo Jesús, en Ti la Patria espera,
gloria buscando con intenso ardor,
guíala Tú, bendice su bandera 
dando a su faz, magnífico esplendor.

­Salve divino, foco de Amor,
salva al pueblo argentino, escucha su clamor,
salva al pueblo argentino, Sagrado Corazón!

­Oh Corazón!, de  caridad venero,
lejos de Ti no espera salvación;
salva su honor, arroja a su sendero
luz inmortal, destello de tu Amor.

Siempre jamás, nuestra Nación creyente,
jura ante Dios, su pabellón seguir;
sólo ante Ti la pudorosa frente
inclinará sus votos al cumplir.

Brille la paz en su bendito suelo,
brille tu Amor, en su virgínea faz
Marche, a tu Luz, a conquistar el Cielo,
­Patria feliz, que jura a Dios amar!

Dicha y honor disfruten los hogares
donde la imagen de tu pecho esté:
digna piedad circunde los altares,
flor celestial de la cristiana fe.

Dulce Jesús, poblados y desiertos
piden, al par, tu santa bendición:
duerman en paz nuestros queridos muertos,
salva el hogar, la Patria y religión.



695 - Perdona a tu pueblo Señor
PERDONA A TU PUEBLO SEÑOR
PERDONA A TU PUEBLO
PERDÓNALE SEÑOR
 
No estés eternamente enojado
No estés eternamente enojado
Perdónale Señor.
 
Por tus profundas llagas crueles
Por tus salivas y por tus hieles
Perdónale Señor
 
Por tus heridas de pies y manos
Por los azotes tan inhumanos
Perdónale Señor
 
Por los tres clavos que te clavaron
Por las espinas que te punzaron
Perdónale Señor
 
Por las tres horas de agonía
En que por madre diste a María
Perdónale Señor
 
Por la abertura de tu costado
No estés eternamente enojado
Perdónale Señor


696 - María
Cuántas veces siendo niño te recé
y en mis versos te decía que te amaba,
poco a poco con el tiempo alejándome de Ti
por caminos que se alejan te perdí (2).

HOY HE VUELTO MADRE A RECORDAR 
CUANTAS COSAS DIJE ANTE TU ALTAR
Y AL REZARTE PUEDO COMPRENDER
QUE UN MADRE NO SE CANSA DE ESPERAR (2).

Al regreso yo sentía su valor, 
sonriendo desde lejos me esperabas.
En la mesa la comida aun caliente y el mantel
y tu abrazo es mi alegría de volver (2).

Aunque el hijo se alejara del hogar,
una madre siempre espera su regreso.
Qué regalo más hermoso que los hijos dio el Señor,
es su Madre y el milagro de su amor.




697 - Amar es entregarse
Amar es entregarse 
olvidándose de sí,
buscando lo que al otro, 
pueda hacerle feliz (2).

QUÉ LINDO ES VIVIR PARA AMAR,
QUÉ GRANDE ES TENER PARA DAR,
DAR ALEGRÍA, FELICIDAD,
DARSE UNO MISMO ESO ES AMAR (2).

Si amas como a ti mismo, 
y te entregas a los demás, 
verás que no hay egoísmo 
que no puedas superar (2). 




698 - Yo te alabo con el corazón
YO TE ALABO CON EL CORAZÓN,   
YO TE ALABO CON MI VOZ (BIS).

Y si me falta la voz, yo te alabo con las manos...           
y si me faltan las manos, yo te alabo con los pies...
y si me faltan los pies, yo te alabo con el alma...
y si me faltara el alma es que me ido con Vos.




699 - Angeles de Dios
Si sentís un murmullo muy cerca de ti
un ángel llegando para recibir 
todas tus oraciones y llevarlas al cielo.

Así, abre el corazón y comienza a alabar 
el gozo del cielo todo sobre el altar 
hay un ángel llegando y bendición en sus manos.

HAY ÁNGELES VOLANDO EN ESTE LUGAR
EN MEDIO DEL PUEBLO Y JUNTO AL ALTAR
SUBIENDO Y BAJANDO EN TODAS LAS DIRECCIONES.
NO SE SI LA IGLESIA SUBIÓ O SI EL CIELO BAJÓ
SI SÉ QUE ESTÁ LLENO DE ÁNGELES DE DIOS
PORQUE EL MISMO DIOS ESTÁ AQUÍ.

Cuando los ángeles pasan la Iglesia se alegra
ella canta, ella llora ella ríe congrega 
enfrenta el Infierno disipa el mal.

Siente la brisa del vuelo de tu ángel ahora
confía hermano pues esta es tu hora 
la bendición llegó y te la vas a llevar.




700 - Custodio de Jesús
Custodio de Jesús
en su divina infancia,
protege la niñez,
la vida de la Gracia.

Cantemos a José,
guardián de nuestra fe,
el mismo Redentor 
por padre lo eligió.

Modelo en el hogar 
de amor sincero y casto;
que reine el puro amor
en el hogar cristiano.

Humilde San José,
paciente en la pobreza,
aumenta nuestro amor 
y fe en la providencia.

Obrero del taller 
y obrero de las almas,
ayuda en su labor
al hombre que trabaja.

Protege, San José,
la Iglesia a ti confiada;
defiéndela del mal,
condúcela a la Patria.


Indice Numérico

1 - Bendito seas, Señor
2 - Vendrá tu Cruz
3 - Profecías
4 - Quiero mirarme en tus ojos
5 - Virgen de la esperanza
6 - Quédate con nosotros, Señor
7 - Antes que te formaras
8 - Mírame Señor
9 - Oh noble Jesús
10 - Padre
11 - Dios está aquí
12 - Magnificat
13 - Oh Santo altar
14 - Quédate con nosotros
15 - Salmo 130
16 - Oh Señor
17 - Salmo 17
18 - Jesús está entre nosotros
19 - Brilló la luz siendo día
20 - Lo importante es amar
21 - María música de Dios
22 - Padre Nuestro (I)
23 - Vuelve a casa
24 - Magnificat
25 - Creo
26 - El Peregrino (I)
27 - Salmo 115
28 - Oración simple
29 - Gloria de Dios (nt3)
30 - Canción del Sea
31 - Me imagino
32 - María de Nazareth
33 - Si yo no tengo amor
34 - Cartas de San Pablo
35 - Despertemos llega Cristo
36 - Toma mi vida
37 - Ofrenda
38 - Crucifixión
39 - Tú, que puedes cantar
40 - La mañana siguiente
41 - Tus ojos color miel
42 - El niño perdido
43 - Hermano Sol , Hermana Luna
44 - Me pongo en tus manos
45 - Zamba de Navidad
46 - Espíritu Santo ven
47 - Gracias , Señor
48 - Te ofrecemos, Padre Nuestro
49 - Salmo 33
50 - Coplas del Yaraví
51 - Si el Espíritu de Dios
52 - No hay mayor amor
53 - Es la cruz
54 - Triunfo de la vida
55 - El mensajero de la Paz
56 - Salmo 79 (Cantad alegres)
57 - Estoy pensando en Dios
58 - Me enamoraste Señor
59 - Lo llaman Jesús
60 - Desde que te descubrí
61 - Como Cristo nos amó
62 - Juntos como hermanos
63 - Al despertar
64 - Esta es la luz de Cristo
65 - Id y enseñad
66 - Una espiga
67 - Ustedes son mis amigos
68 - Angelus
69 - Marcha con fe
70 - Tú que buscas la felicidad
71 - Den gloria a Dios
72 - Himno a la Alegría
73 - María
74 - Quiero serte fiel
75 - Tú lo sabes todo
76 - Vine a alabar a Dios
77 - Canción del grano de trigo
78 - Padre mío
79 - Háblame
80 - Somos un pueblo que camina
81 - Cristo nuestro amigo
82 - Tuyo Soy
83 - Sencillamente Dios
84 - Salmo de la Palabra
85 - Canción de meditación
86 - Callemos Hermanos
87 - Zamba del grano de Trigo
88 - No tengamos miedo a nada
89 - Zamba del perdón
90 - Alma de Cristo
91 - Si cada día es Navidad
92 - Ven a mi casa esta Navidad
93 - Llegamos a Ti
94 - Recíbeme Señor
95 - Nueva Jerusalén
96 - Misión de Apóstol
97 - El puente
98 - Vienen con alegría
99 - Suenen campanas
100 - Ven Hermano
101 - Nuestra Ofrenda
102 - Saber que vendrás
103 - Toma Señor
104 - Padre me pongo en tus manos
105 - El Huerto
106 - No hay espinas sin rosas
107 - Tengo un ideal
108 - Gloria correntino
109 - Marcha de Pentecostés
110 - El Peregrino de Emaús
111 - Jesucristo, danos el Pan
112 - Iglesia peregrina
113 - La canción de la Alianza
114 - Gloria, gloria, Aleluya (nt2)
115 - Ven
116 - Canción de Jota
117 - Un nuevo Sol
118 - María, Madre de Dios
119 - Ave María
120 - La peregrinación
121 - Jesús te seguiré
122 - Dulce Doncella
123 - Mi alma glorifica (Magnificat)
124 - Señor de Galilea
125 - El Peregrino (II)
126 - Noche de Paz
127 - Como busca la cierva
128 - El rocío de la mañana
129 - Yo tengo un gozo en el alma
130 - Si pide María
131 - Virgen Madre del Amor
132 - Un día de bodas
133 - Aunque marche por la oscuridad (salmo 22)
134 - Tan cerca de mí
135 - Canción del Sí
136 - Los Reyes Magos
137 - Este es el tiempo de América
138 - Este es nuestro pan
139 - Yo conocí
140 - Jesús es el Señor
141 - Feliz de Ti, María
142 - Sin Ti
143 - Secuencia del Espíritu Santo
144 - El Alfarero
145 - Qué quiero mi Jesús
146 - Mas allá de este Sol
147 - Al altar del Señor
148 - Abre tus brazos
149 - Canción del Misterio y de la Paz
150 - Cueca de los ramos
151 - Una canción de la Navidad
152 - Esa voz me dijo paz
153 - Quiero oír tu voz
154 - Quiero hablarte
155 - El viñador
156 - Jesús
157 - Hay que encender una luz
158 - Consagración de una alma Joven
159 - Te ofrecemos Señor
160 - Bienaventurados
161 - El cazador
162 - Dios me dio a mi hermano
163 - Moveremos las montañas
164 - Una vez más rezaré
165 - Volved a mí
166 - Señor, Tú lo sabes todo
167 - Los frutos de la tierra
168 - Pescador
169 - Qué alegría
170 - Quédate Señor
171 - Quédate Señor conmigo
172 - Cristo vale la pena
173 - Salmo
174 - Salmo 139
175 - En memoria tuya
176 - Yo soy el camino
177 - Noche anunciada
178 - No pongáis los ojos
179 - Virgen Nazarena
180 - Junto a ti María
181 - Gracias
182 - Recíbeme
183 - El Tabernáculo
184 - Señora de la Paz
185 - Aleluya (I)
186 - Santo (I)
187 - Aleluya (II)
188 - El Martillero
189 - Cordero (I)
190 - Padre Nuestro (II)
191 - María , Criatura Bella
192 - Mi Reino
193 - El puerto
194 - Amigos míos (II)
195 - Vamos, qué esperamos.
196 - Alianza
197 - Vale la pena
198 - Madre
199 - Rendid a Yahvé (Salmo 29)
200 - Getsemaní
201 - Todo en esta vida
202 - Servidor de Yahvé
203 - Quiero ser tu amigo
204 - Perdón Señor
205 - Consagración a la Virgen (chamamé)
206 - Canción de la juventud
207 - Vamos Pastorcillos
208 - María (II)
209 - El amor es nuestro canto
210 - Las bodas de Caná
211 - Si amo mi vida
212 - Oración Simple
213 - Hombre
214 - ­Hola Jesús!
215 - Hay un río de vida
216 - La casa
217 - Este es el día del Señor
218 - Canten todos
219 - El sermón de la montaña
220 - Papá del cielo
221 - Gloria (II)
222 - Salmo 50
223 - Salmo 15
224 - Salmo 129
225 - Salmo 65
226 - Salmo 117
227 - Tu palabra me da vida
228 - Aleluya (IV)
229 - Aleluya (III)
230 - Mira nuestra ofrenda
231 - Servidores de verdad
232 - Bendito seas, Señor (2)
233 - Te ofrecemos
234 - Te ofrecemos, oh, Señor
235 - Te presentamos
236 - Ofrenda de amor
237 - Comienza el sacrificio
238 - Te ofrecemos, Padre nuestro II
239 - Padre nuestro recibid
240 - Te ofrecemos, Señor
241 - Jesús que perdonas mis faltas
242 - Hambre de Dios
243 - ­Qué lindo es ser cristiano!
244 - ¨De qué color es la piel de Dios?
245 - Pescador de hombres
246 - Cristo Jesús
247 - ­Oh, Padre Nuestro!
248 - Tenemos un amigo que nos ama
249 - La Biblia lo dice
250 - Queremos ser tuyos
251 - Un mandamiento nuevo
252 - Cuerpo y Sangre de Jesús
253 - Oh, Buen Jesús
254 - Bendigamos al señor
255 - Los caminos de este mundo
256 - Lleguemos hasta el Señor
257 - Hagan todo lo que El les diga
258 - Si la alegría
259 - Virgencita de Luján
260 - María de Nazareth
261 - Mis dos mamás
262 - Mirad y ved los que andan por el camino
263 - Cantad a María
264 - ­Oh, María!, Madre mía
265 - Los cielos, la tierra
266 - Ven Espíritu desde el Cielo
267 - Soy peregrino
268 - Pueblo de Reyes
269 - En la postrera Cena
270 - Oh, Víctima inmolada
271 - Vuélvenos tu rostro
272 - Te adoramos Hostia divina
273 - Cantemos al amor de los amores
274 - Toma mi mano , hermano
275 - Oh Santísima
276 - Cristianos Vayamos
277 - Niñito de Belén
278 - En el Portal de Belén
279 - Ven Jesús mi Salvador
280 - El Bautismo
281 - Hoy lo predicaré
282 - Oración al Espíritu Santo
283 - Dios esta aquí (II)
284 - Soplo de Dios viviente
285 - En medio de los pueblos
286 - Anunciamos a Jesús
287 - Al corazón
288 - Acuérdate de Jesucristo
289 - Anunciaremos tu reino
290 - Cantemos hermanos
291 - Cántico a la Virgen María
292 - Oh Señor, envía tu Espíritu
293 - Perdón, oh Dios mío
294 - Por Ti, mi Dios.
295 - Dios es fiel
296 - Recibe, oh Dios eterno
297 - Rey de reyes
298 - Salve, oh Reina
299 - Santa María del Camino
300 - Señor, a Ti clamamos
301 - Señor danos tu luz.
302 - Sí, me levantaré
303 - Somos la familia de Jesús
304 - Es mi Padre
305 - Es nuestra ofrenda
306 - Jesús la imagen de Dios Padre.
307 - Los rosales en flor
308 - Madre de la esperanza
309 - Todos unidos bendigamos.
310 - Tu eres , Señor , el Pan de Vida
311 - Un día la veré
312 - Un solo Señor
313 - Vayamos a la mesa
314 - Vuélvete a Dios.
315 - Vayan amigos por el mundo
316 - Reina del Cielo
317 - Credo Niceno
318 - Alabado sea el Santísimo
319 - Te adoro con fervor
320 - Tan sublime sacramento
321 - Es imposible no creer en ti.
322 - Junto a la cruz
323 - Mirarte sólo a Ti, Señor.
324 - María la Madre Buena
325 - Vino y Pan
326 - Virgen Misionera
327 - Bendita sea tu pureza
328 - Ven , Espíritu Santo Creador
329 - El Señor es mi Pastor (Salmo 22)
330 - Comenzaste a hacerte pan
331 - El Sí a María
332 - Mil consejos
333 - Resurrección II
334 - Estate
335 - Consolad
336 - Escúchame Dios
337 - Vive Jesús
338 - Tu fidelidad
339 - Gloria al Rey
340 - Te Alabo
341 - Aleluya por esa Gente
342 - Nadie te ama como yo
343 - Contigo va el Señor
344 - Transparencia
345 - Evangelio
346 - Sos Camino, Verdad, y Vida
347 - Vive el Señor
348 - Oigo una voz
349 - Invitación a la Alabanza
350 - Esperamos contra toda esperanza
351 - Hasta dar la vida
352 - Tres cosas tiene el amor
353 - La paz es posible
354 - María de América
355 - Más allá de las fronteras
356 - Dios te salve María
357 - Los peregrinos
358 - Virgen de la esperanza
359 - Qué hermoso sueño soñé
360 - Ave María te quiero
361 - Alzad las manos
362 - Cristo te está llamando
363 - Cristo te llama
364 - Alégrate pueblo de Dios
365 - Tú, Señor
366 - Constructores
367 - Levántate
368 - Pensamiento loco
369 - Qué lindo es llegar cantando
370 - Mano abierta y tendida
371 - Gloria (I)
372 - Tu bendición
373 - Al altar nos acercamos
374 - Vals de ofrenda
375 - Santo (II)
376 - Padre Nuestro
377 - Cordero (III)
378 - Jesucristo, Pan de Vida
379 - Signo de Esperanza
380 - Escondido
381 - Yo soy de los dos
382 - Vamos a hacer la comunión
383 - Zamba para que te quedes
384 - Consuelen a mi pueblo
385 - Hace tiempo
386 - Chacarera de la Virgen
387 - Toda la Tierra espera
388 - Consagración a la Virgen
389 - Nada te turbe
390 - Santo (típico)
391 - Santo (carnavalito)
392 - Cordero (V)
393 - Te presentamos nuestras obras
394 - María es esa mujer
395 - Yo cantaré
396 - Madre feliz
397 - María de Nazareth (II)
398 - Este pan
399 - Quédate con nosotros
400 - La casa (2v)
401 - Himno de la caridad (o Carta de San Pablo)
402 - Más cerca, oh Dios
403 - Recibe, oh Dios
404 - Gracias
405 - Aleluya, el Señor resucitó
406 - Espíritu Santo, ven
407 - Buenas y malas
408 - El Sembrador
409 - El Amor de Dios es maravilloso
410 - Madre (II)
411 - Déjame nacer
412 - Hoy te vuelvo a encontrar
413 - Si quieres ser feliz
414 - Madre del Salvador
415 - Con el alma en la palma
416 - Cristo calla
417 - Antífona ("Te adoramos, Cristo...")
418 - Padre Nuestro
419 - Santo (III)
420 - Zaqueo
421 - Gloria (nt1)
422 - Yo sé que al final
423 - Quiero ser santo
424 - A Jesús Crucificado
425 - Ven, Señor
426 - Ven, Espíritu de Dios
427 - Gracias, María
428 - Santo (Tin)
429 - Virgen India
430 - Corazón Inquieto
431 - Tan pobre y tan rico
432 - Envíanos, Padre
433 - Santo (MyB)
434 - Cordero (VI)
435 - Dejar en Ti mi corazón
436 - Es el Señor
437 - Mi regalo
438 - Nos hiciste para Ti
439 - Si rasgaras
440 - Cordero (IV)
441 - El hijo del mercader
442 - Cántico de las criaturas
443 - La Virgen de Guadalupe
444 - Somos gente nueva
445 - Los yuyos de mi tierra
446 - Aleluya (múltiple)
447 - El Dios de la Vida
448 - No me dejes caer (o Salmo 140)
449 - Oración por la Patria (Argentina)
450 - Me quieres amar
451 - Hay una fuente en mí
452 - Ejemplo
453 - Santa María de la Estrella
454 - María de la Alianza
455 - Virgen del Pilar
456 - Qué te puedo dar
457 - Cordero (II)
458 - Si conocieras el Don de Dios
459 - Nada es imposible para Ti
460 - El que pierde su vida la encuentra
461 - Como Tú, María
462 - Parábola del sembrador
463 - Porque es tarde, Dios mío
464 - Enciende una luz
465 - Señor, quiero caminar
466 - Me diste la vida
467 - Las siete palabras
468 - Padre tierno
469 - Aquí estoy
470 - El corazón de Jesús
471 - Te adoro
472 - María mírame
473 - Canción a María
474 - Me tocaste Jesús
475 - Canción al Corazón de Jesús
476 - Dame de beber
477 - Reconstrúyeme
478 - Vive Dios
479 - Gracias Padre
480 - Amarte a ti, Señor
481 - Ama totalmente
482 - María mírame
483 - Amame Señor
484 - Porque es tarde Dios mío
485 - Consagración
486 - Tengan los sentimientos de Jesús
487 - Torrentes de vida
488 - Debes amar
489 - Señor tu me conoces
490 - Jesús estoy aquí
491 - Madre del Señor
492 - Jesús de dulcísima memoria
493 - Cara a cara
494 - Tú me has seducido
495 - El Señor es mi fortaleza
496 - Salmo 139 (II)
497 - Jesus Christ, you are my life.
498 - LumiŠre du monde / Light of the World
499 - Regina caeli
500 - Tantum Ergo
501 - Salve Regina
502 - Santo (IV)
503 - Santo (V)
504 - Gloria (Misa Criolla)
505 - Gloria (Catena)
506 - Antífonas
507 - Rezo del Rosario
508 - La señal de la Cruz
509 - Gloria (oración)
510 - Ave María (oración)
511 - Salve (oración)
512 - Consagración (oración)
513 - Pésame
514 - Santo (VI)
515 - Gloria (III)
516 - Quiero ser pan
517 - Resucitó
518 - Sopla
519 - Venimos aquí
520 - En el nombre de Dios
521 - Mi lámpara encendida
522 - Cinco panes y dos peces
523 - A ti, María
524 - Siempre me amaste
525 - Esto que soy, eso te doy
526 - Tu mirada
527 - Abrazada a ti
528 - Cristo y yo
529 - Oh Jesús
530 - Victoria
531 - Un solo Señor
532 - Hoy la Iglesia victoriosa
533 - Recibe oh Dios el pan
534 - Brazos rígidos
535 - Hazme pobre
536 - Baja hasta lo más hondo
537 - Sabes
538 - Espíritu Santo
539 - Quiero alabarte
540 - Quién soy yo
541 - Tu Mirada
542 - El pastor
543 - Dame más almas
544 - Oración a Madre Admirable
545 - La torre
546 - Ven y sígueme
547 - El Espíritu Santo nos hace vivir
548 - Ven y danos Vida
549 - Gracias
550 - Puer et Pater
551 - Cántaro de Barro
552 - Al corazón benigno
553 - Pastores de la montaña
554 - Ha nacido el Rey del Cielo
555 - Entonen tiernos cánticos
556 - Custodio de Jesús
557 - Mar Adentro
558 - Madre Admirable
559 - A buen tiempo
560 - Al señor del cielo
561 - Alegrate María
562 - Alégrense, no tengan miedo
563 - Aleluya Dios es nuestro Padre
564 - Amor es servicio
565 - Aquí estoy Señor
566 - Arriba los corazones
567 - Arriba nuestros ramos
568 - Baguala de la conversión
569 - Bienaventurados
570 - Canción a Nuestra Señora del Rosario
571 - Canción a San Cayetano
572 - Canción del testigo
573 - Cansado estoy del camino
574 - Cante la iglesia
575 - Canto de Aspersión
576 - Canto del hijo pródigo
577 - Comemos del mismo pan
578 - Como brotes de olivo
579 - Como en Emaús
580 - Como María
581 - Como vos María
582 - Con amor
583 - Cristo está aquí
584 - Cristo obrero
585 - Cristo te necesita
586 - Cuántas gracias te debemos
587 - Danos siempre de este pan
588 - Danos un corazón
589 - Dios va en nuestro caminar
590 - El Día del Señor
591 - El espíritu nos lanza sobre el mundo
592 - El espíritu y los sacramentos
593 - El llamado
594 - El pueblo de dios
595 - El Señor nos da su amor
596 - En el portal de Belén (II)
597 - En la mesa del Señor
598 - Enlacemos las manos
599 - Es este el corazón
600 - Espíritu Santo ven
601 - Esta es el agua
602 - Esta noche es nochebuena
603 - Estamos de fiesta
604 - Este pan que compartimos
605 - Felices los que anuncian
606 - Feliz pascua
607 - Fiesta del Señor
608 - Gloria a Dios en el cielo
609 - Gloria
610 - Gloria al Señor ha llegado la Pascua
611 - Grande misterio
612 - Haces nuevas todas las cosas
613 - Ha nacido el Rey del cielo
614 - Hermanos en el amor
615 - Himno a la cruz
616 - Iglesia Comunión
617 - Ilumina
618 - Jesucristo es el pan de la vida
619 - Jesucristo me dejo inquieto
620 - Jesús eucaristía
621 - Jesús naciente
622 - José Carpintero
623 - Jóvenes de Jesucristo
624 - Junto a ti
625 - Junto al Señor
626 - La gran noticia
627 - La mesa está puesta
628 - La virgen María nos reúne
629 - Lucerito del Señor
630 - Madre de los pobres
631 - Madre de nuestro pueblo
632 - María Itatí
633 - Murga de los santitos
634 - Nuestro Dios
635 - Oración de la mañana
636 - Perdónanos Señor
637 - Perdona una vez más
638 - Plegaria a Cristo
639 - Plegaria de niños 1
640 - Plegaria de niños 2 (Catena)
641 - Plegaria de niños 3 (Bevilacqua)
642 - Porque de mí te acordaste
643 - Pregón pascual
644 - Pueblo de Dios
645 - Qué contentos
646 - Qué dichosos
647 - Qué triste y qué lindo
648 - Quiero ser sembrador
649 - Rumbo a Belén
650 - Santa María del amén
651 - Santo (Gallego)
652 - Santo (Dikes)
653 - Santo (Los Toldos)
654 - Santo (Serra)
655 - Santo (Zini)
656 - Señor Jesús
657 - Si el grano de trigo no muere
658 - Si vienes conmigo
659 - Suenen Cantos de Alegría (Pascua)
660 - Te alabamos Virgen Madre
661 - Te amaré Señor
662 - Tiempo de esperanza
663 - Toda de Dios
664 - Toda la tierra levante su voz
665 - Tu paz Navidad
666 - Tus manos Señor
667 - Vamos con alegría
668 - Vamos todos a recibir
669 - Vayan y anuncien
670 - Ven espíritu santo
671 - Ven sígueme
672 - Visitación
673 - Volverás
674 - Ya llegó la Nochebuena
675 - Yo creo en Cristo
676 - Yo creo en las promesas
677 - A El la Gloria
678 - Angeles de Dios
679 - Canción para el manso Rey
680 - Gloria a Dios (I)
681 - Gloria a Dios (II)
682 - Imágenes
683 - Jesús Amigo
684 - María del Rosario de San Nicolás
685 - Oración por la Patria (Argentina)
686 - Sigue aún confiando
687 - Te transformaré
688 - Unción
689 - Y si me amas sígueme
690 - Salmo 99 (Cantad alegres II)
691 - Vale la pena II
692 - Tantum Ergo
693 - Oh Jesús
694 - Cristo Jesús
695 - Perdona a tu pueblo Señor
696 - María
697 - Amar es entregarse
698 - Yo te alabo con el corazón
699 - Angeles de Dios
700 - Custodio de Jesús

Indice Alfabético

677 - A El la Gloria
424 - A Jesús Crucificado
559 - A buen tiempo
523 - A ti, María
527 - Abrazada a ti
148 - Abre tus brazos
288 - Acuérdate de Jesucristo
147 - Al altar del Señor
373 - Al altar nos acercamos
287 - Al corazón
552 - Al corazón benigno
63 - Al despertar
560 - Al señor del cielo
318 - Alabado sea el Santísimo
561 - Alegrate María
185 - Aleluya (I)
187 - Aleluya (II)
229 - Aleluya (III)
228 - Aleluya (IV)
446 - Aleluya (múltiple)
563 - Aleluya Dios es nuestro Padre
341 - Aleluya por esa Gente
405 - Aleluya, el Señor resucitó
196 - Alianza
90 - Alma de Cristo
361 - Alzad las manos
364 - Alégrate pueblo de Dios
562 - Alégrense, no tengan miedo
481 - Ama totalmente
483 - Amame Señor
697 - Amar es entregarse
480 - Amarte a ti, Señor
194 - Amigos míos (II)
564 - Amor es servicio
678 - Angeles de Dios
699 - Angeles de Dios
68 - Angelus
7 - Antes que te formaras
417 - Antífona ("Te adoramos, Cristo...")
506 - Antífonas
286 - Anunciamos a Jesús
289 - Anunciaremos tu reino
469 - Aquí estoy
565 - Aquí estoy Señor
566 - Arriba los corazones
567 - Arriba nuestros ramos
133 - Aunque marche por la oscuridad (salmo 22)
119 - Ave María
510 - Ave María (oración)
360 - Ave María te quiero
568 - Baguala de la conversión
536 - Baja hasta lo más hondo
254 - Bendigamos al señor
327 - Bendita sea tu pureza
1 - Bendito seas, Señor
232 - Bendito seas, Señor (2)
160 - Bienaventurados
569 - Bienaventurados
534 - Brazos rígidos
19 - Brilló la luz siendo día
407 - Buenas y malas
86 - Callemos Hermanos
473 - Canción a María
570 - Canción a Nuestra Señora del Rosario
571 - Canción a San Cayetano
475 - Canción al Corazón de Jesús
116 - Canción de Jota
206 - Canción de la juventud
85 - Canción de meditación
149 - Canción del Misterio y de la Paz
30 - Canción del Sea
135 - Canción del Sí
77 - Canción del grano de trigo
572 - Canción del testigo
679 - Canción para el manso Rey
573 - Cansado estoy del camino
263 - Cantad a María
574 - Cante la iglesia
273 - Cantemos al amor de los amores
290 - Cantemos hermanos
218 - Canten todos
575 - Canto de Aspersión
576 - Canto del hijo pródigo
493 - Cara a cara
34 - Cartas de San Pablo
386 - Chacarera de la Virgen
522 - Cinco panes y dos peces
577 - Comemos del mismo pan
330 - Comenzaste a hacerte pan
237 - Comienza el sacrificio
61 - Como Cristo nos amó
580 - Como María
461 - Como Tú, María
578 - Como brotes de olivo
127 - Como busca la cierva
579 - Como en Emaús
581 - Como vos María
582 - Con amor
415 - Con el alma en la palma
485 - Consagración
512 - Consagración (oración)
388 - Consagración a la Virgen
205 - Consagración a la Virgen (chamamé)
158 - Consagración de una alma Joven
335 - Consolad
366 - Constructores
384 - Consuelen a mi pueblo
343 - Contigo va el Señor
50 - Coplas del Yaraví
430 - Corazón Inquieto
189 - Cordero (I)
457 - Cordero (II)
377 - Cordero (III)
440 - Cordero (IV)
392 - Cordero (V)
434 - Cordero (VI)
317 - Credo Niceno
25 - Creo
276 - Cristianos Vayamos
246 - Cristo Jesús
694 - Cristo Jesús
416 - Cristo calla
583 - Cristo está aquí
81 - Cristo nuestro amigo
584 - Cristo obrero
362 - Cristo te está llamando
363 - Cristo te llama
585 - Cristo te necesita
172 - Cristo vale la pena
528 - Cristo y yo
38 - Crucifixión
150 - Cueca de los ramos
252 - Cuerpo y Sangre de Jesús
556 - Custodio de Jesús
700 - Custodio de Jesús
586 - Cuántas gracias te debemos
551 - Cántaro de Barro
291 - Cántico a la Virgen María
442 - Cántico de las criaturas
476 - Dame de beber
543 - Dame más almas
587 - Danos siempre de este pan
588 - Danos un corazón
488 - Debes amar
435 - Dejar en Ti mi corazón
71 - Den gloria a Dios
60 - Desde que te descubrí
35 - Despertemos llega Cristo
295 - Dios es fiel
283 - Dios esta aquí (II)
11 - Dios está aquí
162 - Dios me dio a mi hermano
356 - Dios te salve María
589 - Dios va en nuestro caminar
122 - Dulce Doncella
411 - Déjame nacer
452 - Ejemplo
144 - El Alfarero
409 - El Amor de Dios es maravilloso
280 - El Bautismo
447 - El Dios de la Vida
590 - El Día del Señor
547 - El Espíritu Santo nos hace vivir
105 - El Huerto
188 - El Martillero
26 - El Peregrino (I)
125 - El Peregrino (II)
110 - El Peregrino de Emaús
408 - El Sembrador
329 - El Señor es mi Pastor (Salmo 22)
495 - El Señor es mi fortaleza
595 - El Señor nos da su amor
331 - El Sí a María
183 - El Tabernáculo
209 - El amor es nuestro canto
161 - El cazador
470 - El corazón de Jesús
591 - El espíritu nos lanza sobre el mundo
592 - El espíritu y los sacramentos
441 - El hijo del mercader
593 - El llamado
55 - El mensajero de la Paz
42 - El niño perdido
542 - El pastor
594 - El pueblo de dios
97 - El puente
193 - El puerto
460 - El que pierde su vida la encuentra
128 - El rocío de la mañana
219 - El sermón de la montaña
155 - El viñador
278 - En el Portal de Belén
520 - En el nombre de Dios
596 - En el portal de Belén (II)
597 - En la mesa del Señor
269 - En la postrera Cena
285 - En medio de los pueblos
175 - En memoria tuya
464 - Enciende una luz
598 - Enlacemos las manos
555 - Entonen tiernos cánticos
432 - Envíanos, Padre
436 - Es el Señor
599 - Es este el corazón
321 - Es imposible no creer en ti.
53 - Es la cruz
304 - Es mi Padre
305 - Es nuestra ofrenda
152 - Esa voz me dijo paz
380 - Escondido
336 - Escúchame Dios
350 - Esperamos contra toda esperanza
538 - Espíritu Santo
600 - Espíritu Santo ven
46 - Espíritu Santo ven
406 - Espíritu Santo, ven
601 - Esta es el agua
64 - Esta es la luz de Cristo
602 - Esta noche es nochebuena
603 - Estamos de fiesta
334 - Estate
217 - Este es el día del Señor
137 - Este es el tiempo de América
138 - Este es nuestro pan
398 - Este pan
604 - Este pan que compartimos
525 - Esto que soy, eso te doy
57 - Estoy pensando en Dios
345 - Evangelio
605 - Felices los que anuncian
141 - Feliz de Ti, María
606 - Feliz pascua
607 - Fiesta del Señor
200 - Getsemaní
609 - Gloria
505 - Gloria (Catena)
371 - Gloria (I)
221 - Gloria (II)
515 - Gloria (III)
504 - Gloria (Misa Criolla)
421 - Gloria (nt1)
509 - Gloria (oración)
680 - Gloria a Dios (I)
681 - Gloria a Dios (II)
608 - Gloria a Dios en el cielo
339 - Gloria al Rey
610 - Gloria al Señor ha llegado la Pascua
108 - Gloria correntino
29 - Gloria de Dios (nt3)
114 - Gloria, gloria, Aleluya (nt2)
549 - Gracias
404 - Gracias
181 - Gracias
47 - Gracias , Señor
479 - Gracias Padre
427 - Gracias, María
611 - Grande misterio
554 - Ha nacido el Rey del Cielo
613 - Ha nacido el Rey del cielo
385 - Hace tiempo
612 - Haces nuevas todas las cosas
257 - Hagan todo lo que El les diga
242 - Hambre de Dios
351 - Hasta dar la vida
157 - Hay que encender una luz
215 - Hay un río de vida
451 - Hay una fuente en mí
535 - Hazme pobre
43 - Hermano Sol , Hermana Luna
614 - Hermanos en el amor
72 - Himno a la Alegría
615 - Himno a la cruz
401 - Himno de la caridad (o Carta de San Pablo)
213 - Hombre
532 - Hoy la Iglesia victoriosa
281 - Hoy lo predicaré
412 - Hoy te vuelvo a encontrar
79 - Háblame
65 - Id y enseñad
616 - Iglesia Comunión
112 - Iglesia peregrina
617 - Ilumina
682 - Imágenes
349 - Invitación a la Alabanza
618 - Jesucristo es el pan de la vida
619 - Jesucristo me dejo inquieto
378 - Jesucristo, Pan de Vida
111 - Jesucristo, danos el Pan
497 - Jesus Christ, you are my life.
156 - Jesús
683 - Jesús Amigo
492 - Jesús de dulcísima memoria
140 - Jesús es el Señor
490 - Jesús estoy aquí
18 - Jesús está entre nosotros
620 - Jesús eucaristía
306 - Jesús la imagen de Dios Padre.
621 - Jesús naciente
241 - Jesús que perdonas mis faltas
121 - Jesús te seguiré
622 - José Carpintero
322 - Junto a la cruz
624 - Junto a ti
180 - Junto a ti María
625 - Junto al Señor
62 - Juntos como hermanos
623 - Jóvenes de Jesucristo
249 - La Biblia lo dice
443 - La Virgen de Guadalupe
113 - La canción de la Alianza
216 - La casa
400 - La casa (2v)
626 - La gran noticia
40 - La mañana siguiente
627 - La mesa está puesta
353 - La paz es posible
120 - La peregrinación
508 - La señal de la Cruz
545 - La torre
628 - La virgen María nos reúne
210 - Las bodas de Caná
467 - Las siete palabras
367 - Levántate
93 - Llegamos a Ti
256 - Lleguemos hasta el Señor
20 - Lo importante es amar
59 - Lo llaman Jesús
136 - Los Reyes Magos
255 - Los caminos de este mundo
265 - Los cielos, la tierra
167 - Los frutos de la tierra
357 - Los peregrinos
307 - Los rosales en flor
445 - Los yuyos de mi tierra
629 - Lucerito del Señor
498 - LumiŠre du monde / Light of the World
198 - Madre
410 - Madre (II)
558 - Madre Admirable
308 - Madre de la esperanza
630 - Madre de los pobres
631 - Madre de nuestro pueblo
414 - Madre del Salvador
491 - Madre del Señor
396 - Madre feliz
24 - Magnificat
12 - Magnificat
370 - Mano abierta y tendida
557 - Mar Adentro
69 - Marcha con fe
109 - Marcha de Pentecostés
696 - María
73 - María
208 - María (II)
191 - María , Criatura Bella
632 - María Itatí
354 - María de América
32 - María de Nazareth
260 - María de Nazareth
397 - María de Nazareth (II)
454 - María de la Alianza
684 - María del Rosario de San Nicolás
394 - María es esa mujer
324 - María la Madre Buena
472 - María mírame
482 - María mírame
21 - María música de Dios
118 - María, Madre de Dios
146 - Mas allá de este Sol
466 - Me diste la vida
58 - Me enamoraste Señor
31 - Me imagino
44 - Me pongo en tus manos
450 - Me quieres amar
474 - Me tocaste Jesús
192 - Mi Reino
123 - Mi alma glorifica (Magnificat)
521 - Mi lámpara encendida
437 - Mi regalo
332 - Mil consejos
230 - Mira nuestra ofrenda
262 - Mirad y ved los que andan por el camino
323 - Mirarte sólo a Ti, Señor.
261 - Mis dos mamás
96 - Misión de Apóstol
163 - Moveremos las montañas
633 - Murga de los santitos
355 - Más allá de las fronteras
402 - Más cerca, oh Dios
8 - Mírame Señor
459 - Nada es imposible para Ti
389 - Nada te turbe
342 - Nadie te ama como yo
277 - Niñito de Belén
106 - No hay espinas sin rosas
52 - No hay mayor amor
448 - No me dejes caer (o Salmo 140)
178 - No pongáis los ojos
88 - No tengamos miedo a nada
177 - Noche anunciada
126 - Noche de Paz
438 - Nos hiciste para Ti
101 - Nuestra Ofrenda
634 - Nuestro Dios
95 - Nueva Jerusalén
37 - Ofrenda
236 - Ofrenda de amor
693 - Oh Jesús
529 - Oh Jesús
13 - Oh Santo altar
275 - Oh Santísima
16 - Oh Señor
292 - Oh Señor, envía tu Espíritu
9 - Oh noble Jesús
253 - Oh, Buen Jesús
270 - Oh, Víctima inmolada
348 - Oigo una voz
212 - Oración Simple
544 - Oración a Madre Admirable
282 - Oración al Espíritu Santo
635 - Oración de la mañana
449 - Oración por la Patria (Argentina)
685 - Oración por la Patria (Argentina)
28 - Oración simple
10 - Padre
418 - Padre Nuestro
376 - Padre Nuestro
22 - Padre Nuestro (I)
190 - Padre Nuestro (II)
104 - Padre me pongo en tus manos
78 - Padre mío
239 - Padre nuestro recibid
468 - Padre tierno
220 - Papá del cielo
462 - Parábola del sembrador
553 - Pastores de la montaña
368 - Pensamiento loco
695 - Perdona a tu pueblo Señor
637 - Perdona una vez más
204 - Perdón Señor
293 - Perdón, oh Dios mío
636 - Perdónanos Señor
168 - Pescador
245 - Pescador de hombres
638 - Plegaria a Cristo
639 - Plegaria de niños 1
640 - Plegaria de niños 2 (Catena)
641 - Plegaria de niños 3 (Bevilacqua)
294 - Por Ti, mi Dios.
642 - Porque de mí te acordaste
484 - Porque es tarde Dios mío
463 - Porque es tarde, Dios mío
643 - Pregón pascual
3 - Profecías
644 - Pueblo de Dios
268 - Pueblo de Reyes
550 - Puer et Pater
513 - Pésame
250 - Queremos ser tuyos
539 - Quiero alabarte
154 - Quiero hablarte
4 - Quiero mirarme en tus ojos
153 - Quiero oír tu voz
516 - Quiero ser pan
423 - Quiero ser santo
648 - Quiero ser sembrador
203 - Quiero ser tu amigo
74 - Quiero serte fiel
540 - Quién soy yo
169 - Qué alegría
645 - Qué contentos
646 - Qué dichosos
359 - Qué hermoso sueño soñé
369 - Qué lindo es llegar cantando
145 - Qué quiero mi Jesús
456 - Qué te puedo dar
647 - Qué triste y qué lindo
170 - Quédate Señor
171 - Quédate Señor conmigo
14 - Quédate con nosotros
399 - Quédate con nosotros
6 - Quédate con nosotros, Señor
533 - Recibe oh Dios el pan
403 - Recibe, oh Dios
296 - Recibe, oh Dios eterno
477 - Reconstrúyeme
182 - Recíbeme
94 - Recíbeme Señor
499 - Regina caeli
316 - Reina del Cielo
199 - Rendid a Yahvé (Salmo 29)
517 - Resucitó
333 - Resurrección II
297 - Rey de reyes
507 - Rezo del Rosario
649 - Rumbo a Belén
102 - Saber que vendrás
537 - Sabes
173 - Salmo
27 - Salmo 115
226 - Salmo 117
224 - Salmo 129
15 - Salmo 130
174 - Salmo 139
496 - Salmo 139 (II)
223 - Salmo 15
17 - Salmo 17
49 - Salmo 33
222 - Salmo 50
225 - Salmo 65
56 - Salmo 79 (Cantad alegres)
690 - Salmo 99 (Cantad alegres II)
84 - Salmo de la Palabra
511 - Salve (oración)
501 - Salve Regina
298 - Salve, oh Reina
453 - Santa María de la Estrella
299 - Santa María del Camino
650 - Santa María del amén
652 - Santo (Dikes)
651 - Santo (Gallego)
186 - Santo (I)
375 - Santo (II)
419 - Santo (III)
502 - Santo (IV)
653 - Santo (Los Toldos)
433 - Santo (MyB)
654 - Santo (Serra)
428 - Santo (Tin)
503 - Santo (V)
514 - Santo (VI)
655 - Santo (Zini)
391 - Santo (carnavalito)
390 - Santo (típico)
143 - Secuencia del Espíritu Santo
83 - Sencillamente Dios
202 - Servidor de Yahvé
231 - Servidores de verdad
656 - Señor Jesús
301 - Señor danos tu luz.
124 - Señor de Galilea
489 - Señor tu me conoces
166 - Señor, Tú lo sabes todo
300 - Señor, a Ti clamamos
465 - Señor, quiero caminar
184 - Señora de la Paz
211 - Si amo mi vida
91 - Si cada día es Navidad
458 - Si conocieras el Don de Dios
51 - Si el Espíritu de Dios
657 - Si el grano de trigo no muere
258 - Si la alegría
130 - Si pide María
413 - Si quieres ser feliz
439 - Si rasgaras
658 - Si vienes conmigo
33 - Si yo no tengo amor
524 - Siempre me amaste
379 - Signo de Esperanza
686 - Sigue aún confiando
142 - Sin Ti
444 - Somos gente nueva
303 - Somos la familia de Jesús
80 - Somos un pueblo que camina
518 - Sopla
284 - Soplo de Dios viviente
346 - Sos Camino, Verdad, y Vida
267 - Soy peregrino
659 - Suenen Cantos de Alegría (Pascua)
99 - Suenen campanas
302 - Sí, me levantaré
134 - Tan cerca de mí
431 - Tan pobre y tan rico
320 - Tan sublime sacramento
692 - Tantum Ergo
500 - Tantum Ergo
340 - Te Alabo
272 - Te adoramos Hostia divina
471 - Te adoro
319 - Te adoro con fervor
660 - Te alabamos Virgen Madre
661 - Te amaré Señor
233 - Te ofrecemos
159 - Te ofrecemos Señor
48 - Te ofrecemos, Padre Nuestro
238 - Te ofrecemos, Padre nuestro II
240 - Te ofrecemos, Señor
234 - Te ofrecemos, oh, Señor
235 - Te presentamos
393 - Te presentamos nuestras obras
687 - Te transformaré
248 - Tenemos un amigo que nos ama
486 - Tengan los sentimientos de Jesús
107 - Tengo un ideal
662 - Tiempo de esperanza
663 - Toda de Dios
387 - Toda la Tierra espera
664 - Toda la tierra levante su voz
201 - Todo en esta vida
309 - Todos unidos bendigamos.
103 - Toma Señor
274 - Toma mi mano , hermano
36 - Toma mi vida
487 - Torrentes de vida
344 - Transparencia
352 - Tres cosas tiene el amor
54 - Triunfo de la vida
541 - Tu Mirada
372 - Tu bendición
310 - Tu eres , Señor , el Pan de Vida
338 - Tu fidelidad
526 - Tu mirada
227 - Tu palabra me da vida
665 - Tu paz Navidad
666 - Tus manos Señor
41 - Tus ojos color miel
82 - Tuyo Soy
75 - Tú lo sabes todo
494 - Tú me has seducido
70 - Tú que buscas la felicidad
365 - Tú, Señor
39 - Tú, que puedes cantar
132 - Un día de bodas
311 - Un día la veré
251 - Un mandamiento nuevo
117 - Un nuevo Sol
531 - Un solo Señor
312 - Un solo Señor
151 - Una canción de la Navidad
66 - Una espiga
164 - Una vez más rezaré
688 - Unción
67 - Ustedes son mis amigos
197 - Vale la pena
691 - Vale la pena II
374 - Vals de ofrenda
207 - Vamos Pastorcillos
382 - Vamos a hacer la comunión
667 - Vamos con alegría
668 - Vamos todos a recibir
195 - Vamos, qué esperamos.
313 - Vayamos a la mesa
315 - Vayan amigos por el mundo
669 - Vayan y anuncien
115 - Ven
328 - Ven , Espíritu Santo Creador
266 - Ven Espíritu desde el Cielo
100 - Ven Hermano
279 - Ven Jesús mi Salvador
92 - Ven a mi casa esta Navidad
670 - Ven espíritu santo
671 - Ven sígueme
548 - Ven y danos Vida
546 - Ven y sígueme
426 - Ven, Espíritu de Dios
425 - Ven, Señor
2 - Vendrá tu Cruz
519 - Venimos aquí
530 - Victoria
98 - Vienen con alegría
76 - Vine a alabar a Dios
325 - Vino y Pan
429 - Virgen India
131 - Virgen Madre del Amor
326 - Virgen Misionera
179 - Virgen Nazarena
5 - Virgen de la esperanza
358 - Virgen de la esperanza
455 - Virgen del Pilar
259 - Virgencita de Luján
672 - Visitación
478 - Vive Dios
337 - Vive Jesús
347 - Vive el Señor
165 - Volved a mí
673 - Volverás
23 - Vuelve a casa
271 - Vuélvenos tu rostro
314 - Vuélvete a Dios.
689 - Y si me amas sígueme
674 - Ya llegó la Nochebuena
395 - Yo cantaré
139 - Yo conocí
675 - Yo creo en Cristo
676 - Yo creo en las promesas
381 - Yo soy de los dos
176 - Yo soy el camino
422 - Yo sé que al final
698 - Yo te alabo con el corazón
129 - Yo tengo un gozo en el alma
45 - Zamba de Navidad
87 - Zamba del grano de Trigo
89 - Zamba del perdón
383 - Zamba para que te quedes
420 - Zaqueo
244 - ¨De qué color es la piel de Dios?
214 - ­Hola Jesús!
264 - ­Oh, María!, Madre mía
247 - ­Oh, Padre Nuestro!
243 - ­Qué lindo es ser cristiano!

Cancionero Religoso Católico
generado en www.cienciayfe.com.ar

Canciones de la Iglesia Católica
Proyecto SCUA: "Super Cancionero Universitario Argentino"
Generación Automática de Cancioneros Religiosos
www.cienciayfe.com.ar